REDELA Centro de Información: Consulte la historia de la REDELA, los boletines, los países integrantes y próximos eventos internacionales.

Las Reuniones de Servicio Mundial

1. Prólogo: Antecedentes que dieron origen a la Reunión de Servicio Mundial, así como la propuesta de Bill W. para su realización. Carta de Bill dirigida a las estructuras del mundo.

2. Estructura, composición y procedimiento de la Reunión de Servicio Mundial: Cómo y cuándo se realiza la RSM, requisitos de los delegados y comités permanentes.

3. Reseñas: Cómo se realizaron las Reuniones de Servicio Mundial.

Reuniones de Servicio Mundial: 1969, 1972, 1974, 1976, 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990.

4. Recomendaciones: Organizadas por sesiones plenarias y comités, desde 1969 hasta 2008 (vínculos inferiores).

Sesiones plenarias: 1969, 1972, 1974, 1976, 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990, 1992, 1996, 2000.

Comité de Agenda: 1972, 1974, 1976, 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990, 1992, 1994, 1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2006, 2008.

Comité de Finanzas: 1972, 1974, 1976, 1978.

Comité de Literatura y Publicaciones: 1972, 1974, 1976, 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990, 1992, 1994, 1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2006, 2008.

Comité de Política: 1972, 1974, 1976.

Reunión conjunta de los Comités de Política, Admisiones y Finanzas: 1976.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas: 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990, 1992, 1994, 1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2006, 2008.

Comité Trabajando con Otros: 1978, 1980, 1982, 1984, 1986, 1988, 1990, 1992, 1994, 1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2006, 2008.

Prólogo

Alcohólicos Anónimos comenzó a expandirse hacia otros países en los años 40, no como el resultado de una decisión de ejecutivos sin rostro en una oficina general, sino gracias a un alcohólico preocupado e inquieto, sobrio en A.A., tendiendo su mano en ayuda de los alcohólicos del mundo que aún están sufriendo. En esa década, el mensaje era llevado por los miembros de A.A. en los servicios militares durante la Segunda Guerra Mundial, y después por hombres de mar o »internacionalistas«, como se los dio en llamar, y por miembros empleados de ultramar —los primitivos »solitarios«—.

Fue llevado por los medios, especialmente por un artículo sobre A.A. que apareció en 1946 en el Reader´s Digest. Cuando fue impreso en ediciones extranjeras del Digest, provocó llamadas de ayuda a la Oficina de Servicios Generales en Nueva York desde lugares tan lejanos como Sudáfrica y Nueva Zelanda.

Esta expansión de A.A. en el mundo fue muy excitante para el personal de las Oficinas Generales y una profunda gratificación para el cofundador Bill W. En mayo de 1950, Bill y Lois fueron a Europa con el expreso propósito de visitar A.A. en Noruega, Suecia, Dinamarca, Holanda, Francia, Inglaterra e Irlanda. Por el año 1955, Bill pudo declarar en la Convención de San Luis que »A.A. había establecido cabezas de playa en setenta territorios extranjeros«. En los años subsiguientes, esas »cabezas de playa« se transformaron en grupos; los grupos establecieron sus propias oficinas de servicio, sus propias operaciones para la publicación de la literatura de A.A. y eligieron sus propias juntas de servicios.

La Constitución de la Conferencia de Servicio General, redactada a fines de 1940 por Bill W. y Bernard Smith —custodio clase A, Presidente de la Junta de Servicios Generales—, y adoptada en 1955, proponía que la Conferencia de Estados Unidos y Canadá debería eventualmente tener »secciones« en países extranjeros. No obstante, cada país fue desarrollando su propia estructura autónoma de servicio. La mayoría, en mayor o menor grado, se remitió al modelo de EE.UU. y Canadá, pero todas ellas independientes.

Fue contra esta influencia que a mediado de 1960 Bill W. comenzó a pensar en una reunión mundial de servicios. A partir de sus observaciones personales durante su viaje a Europa en 1950, y de la subsiguiente correspondencia con los pioneros de A.A. en muchas otras tierras, Bill se dio cuenta de cómo las endebles estructuras de servicios estaban cediendo. Comprendió la necesidad que ellos tenían de contar con literatura de A.A. en su propio idioma; se dio cuenta de los obstáculos para su desarrollo, por la ignorancia de los profesionales en sus países; de los argumentos y controversias que surgieron dentro de sus filas y sus temores a todo tipo de calamidades. En este sentido, él vio fuertes paralelos —como escribió al Dr. Bob— »con nuestros propios inicios en Akron, Cleveland y Nueva York«. En octubre de 1967 estaba preparado para hacer la siguiente sugerencia a la Junta de Servicios Generales:

»Se sugiere que la O.S.G. realice una encuesta dirigida a todas las áreas del mundo de mayor población de A.A., preguntando si les gustaría, sobre bases tentativas y sólo con propósitos de exploración, asistir a una reunión de servicios mundiales, a realizarse en Nueva York en 1969.

»Quizá se necesitarían dos delegados de cada país o región participante. Cada país sería invitado a contribuir en una reunión de tesorería y, además, a pagar una parte —quizá los primeros $200.00 USD— de los gastos de cada delegado.

»Estos delegados —incluyendo dos delegados de nuestra propia Conferencia (EE.UU. y Canadá)— se sentarían con miembros de nuestra Junta de Custodios, además del personal y directores de nuestros servicios que sean necesarios.

»La reunión así formada mostraría en principio la evolución de nuestros servicios aquí y la parte que ellos han jugado en el desarrollo de Norteamérica. Retrospectivamente, esta evolución podrá verse como algo que fue absolutamente necesario para el funcionamiento de A.A. como un todo, particularmente en este país y en Canadá. La necesidad de conseguir un compromiso similar en otras partes será presentada como fundamental y esencial. En resumen, presentaremos esta visión de los servicios generales en ultramar como indispensable para el futuro funcionamiento mundial.

»Tomando en consideración las etapas de desarrollo en las cuales se encuentran las escasas estructuras de servicio existentes en el exterior podemos ofrecer, tentativamente, futuros pasos que cada uno deberá seguir como objetivos mundiales de larga duración.

»Usando estas sugerencias como base de nuestra discusión, deberemos entonces prever las dificultades que se puedan evitar en aquellos países que están luchando para consolidar un organismo de servicios generales. Incluso en esta primera reunión, podríamos llegar a un acuerdo sobre el orden de los mencionados pasos, que se podría comunicar a otras regiones sin representación en la reunión.

»En la próxima reunión de los custodios, quisiéramos que nos autoricen para que preguntemos a unos 15 países si querrían enviar delegados. Es decir, investigaríamos si tienen interés en una reunión de este tipo.

»Si, al celebrarse la reunión de los custodios en enero, se ha mostrado suficiente interés, prepararemos una comunicación más específica sobra esta cuestión —que se presentaría en la Conferencia de Servicios Generales de 1968 para sondear opiniones—. Si la Conferencia está a favor del proyecto, pediremos que se apruebe la asignación de los fondos necesarios.«

La Junta autorizó el proyecto y, el 15 de noviembre de 1967, se envió la carta siguiente a representantes en el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Bélgica, Alemania, Finlandia, América Central (Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador, Panamá, Nicaragua), Sudamérica, México, Noruega, Sudáfrica y Holanda:

»Queridos amigos:

»Les dirigimos esta carta a ustedes en la seguridad de que los miembros de su junta serán informados de su contenido. Gracias anticipadas por su ayuda en este asunto de suma importancia para A.A.

»En este memorándum, propongo que A.A. dé los primeros pasos hacia la formación de una conferencia de servicio mundial. Es posible que, en el futuro, la cantidad de miembros de A.A. en el extranjero exceda a la de los EE.UU. y Canadá.

»En el ›Manual del Tercer Legado‹ (ahora ›Manual de Servicios de A.A.‹) ya se enuncia el principio de que la Oficina de Servicios Generales de Norteamérica (en Nueva York) se debería convertir un día en el centro de servicio más antiguo de entre las varias oficinas nacionales y de zona establecidas por todo el mundo. Esta insinuación ya nos ha sido de gran valor para fomentar los esfuerzos de A.A. en el extranjero, porque ha desvanecido la idea de que los servicios generales en Nueva York dominarían el mundo de A.A.

»No obstante, es probable que la Conferencia de Norteamérica quiera participar en una Conferencia de Servicio Mundial, a la cual delegados acreditados serán enviados por oficinas nacionales y de zona de todas partes del mundo.

»No cabe duda de que se acerca la época en que será cada vez más necesario establecer estructuras de servicio en muchas partes del mundo —oficinas y juntas parecidas a las que ya existen en algunos países y que se van desarrollando en otros—.

»Hay muchos problemas de crecimiento y relaciones que exigen un intercambio de experiencias a nivel internacional. Los problemas de relaciones públicas, anonimato, automantenimiento, así como relaciones con la medicina y la religión, se sienten gravemente en los países en donde existe A.A. Además, el intercambio de experiencias y prácticas puede resolver de una manera óptima el problema de publicar y distribuir la literatura de A.A.

»Para empezar, proponemos que en el otoño de 1969, durante tres días se celebre una Reunión de Servicio Mundial —no una conferencia, ya que no representaría al mundo de A.A. en su totalidad—.

»Consideramos la posibilidad de efectuar esta reunión en Nueva York, para que los delegados puedan beneficiarse de la experiencia de los miembros del personal y tener la oportunidad de ver el manejo de una oficina con 30 años de existencia. A la reunión asistirán delegados de países en donde la población de A.A. ya es bastante grande y los problemas de crecimiento ya se han presentado. Es probable que menos de 15 países y/o zonas tomen parte en la Primera Reunión de Servicio Mundial.

»Dos delegados podrían asistir por cada país o zona. Uno debe ser el director principal de servicios de A.A.; el otro puede ser, por ejemplo, el coordinador de la junta o comité de servicios, y puede ser miembro de A.A. o una persona no alcohólica.

»Ambos delegados deben tener un conocimiento básico del inglés. Será necesario conducir la reunión en inglés, ya que no se pueden costear los gastos de traducción simultánea. No obstante, tendríamos intérpretes durante las entrevistas.

»La Primera Reunión de Servicio Mundial sería financiada por las contribuciones voluntarias de los países participantes (de fuentes de A.A. solamente), y cada país contribuiría a una tesorería mundial de acuerdo con su condición económica.

»¿Les sería posible tomar este programa en consideración lo más pronto posible y contestar a las siguientes preguntas?

»1. ¿Les parece este programa una buena idea?

»2. ¿Pueden ›elegir‹ a dos delegados que realmente representen a los grupos en su país o zona?

»3. ¿Con cuánto dinero puede su país contribuir a la tesorería de la reunión mundial?

»4. Además de lo anterior, solicitaríamos a cada país contribuir con los primeros $200.00 dólares de gastos ocasionados por cada delegado. ¿Consideraría práctica esta medida su grupo?

»Si es posible, les agradeceríamos responder antes del 15 de diciembre. Cuando tengamos sus respuestas —y si nuestra idea es aprobada por la gran mayoría— presentaremos el programa a la Conferencia Norteamericana, pidiendo que se apruebe la asistencia de dos delegados y una contribución para cubrir los gastos de la reunión.

»Siento que comienza un crecimiento maravilloso de A.A. en el mundo entero, incluso al pensar en unos veinte o más de nosotros reunidos, cara a cara, hablando de la gran visión de las oficinas de servicios generales establecidas en todas partes del mundo.«

Les saluda atentamente,

Bill W.

(Cofundador de A.A.)

Las ideas que Bill presentó fueron aprobadas con gran entusiasmo por los países interesados, la Junta de Custodios en Nueva York, y los delegados de la Conferencia de Servicios Generales de 1968 (de EE.UU. y Canadá).

Bill leyó el siguiente comunicado a la Junta de Servicios Generales en su reunión de enero de 1968:

»En nombre de la Conferencia de Servicios Generales Norteamericana, los custodios de la Junta de Servicios Generales de A.A., y los miembros del personal de la Oficina de Servicios Generales de Nueva York, quisiéramos presentar la que es, a mi parecer, nuestra posición sobre la cuestión del establecimiento de más servicios generales en países extranjeros y sugerir los pasos que se pueden dar para consolidar el trabajo de servicio general que ya se realiza en el extranjero, para aumentar la cantidad de centros de este tipo en países extranjeros, y para darles un plan metódico de desarrollo que se pueda adaptar a las varias necesidades de los muchos países que se vean implicados, de una u otra forma, en estas actividades.

»Primero, quisiera señalar la distinción entre los servicios locales y los servicios generales o mundiales. Aunque A.A. es una sociedad que no tiene ni una estructura inflexible ni un reglamento rígido, nos damos cuenta de que los servicios de A.A., organizados y propiamente administrados, son esenciales para asegurar que funcionen bien los grupos, las áreas locales y A.A. en su totalidad. Es la única manera en que podemos llevar nuestro mensaje al alcohólico que aún sufre. Por lo tanto, nuestros grupos comúnmente nombran comités, cuyos miembros sirven por rotación, y en los centros metropolitanos más grandes, elegimos comités locales o centrales, que se encargan de responder, en sus oficinas o por medio de servicios de contestación telefónica, a los que piden ayuda, apadrinándolos, aconsejándoles sobre la hospitalización, etc. Estos trabajos los hacemos con el objeto de responder únicamente a las necesidades locales y a los problemas de área. La mayoría de los miembros de A.A. están familiarizados con estas actividades, y se dan cuenta perfectamente de que son necesarias; muchos miembros siguen creyendo que A.A., para funcionar eficazmente, no necesita más que de los servicios de grupo y de intergrupo. Pero no es verdad.

»Ya en 1938 se reconoció que A.A. tendría que establecer una entidad directora a nivel internacional, y que dicha entidad tendría que crear aquellos servicios fundamentales que no se debían suministrar en la localidad de una manera casual. Si no hubiéramos hecho esto, la Comunidad de A.A. se habría hundido, sin duda, en un cisma, si no en la anarquía. Obstaculizado así, nuestro mensaje nunca habría podido llevarse a ninguna parte. La mayoría de nuestros miembros actuales bebería todavía, o estarían muertos.

»El primer paso fue crear una junta administradora que se llama, hoy en día, la Junta de Servicios Generales de A.A. Trabajando conjuntamente conmigo y con el Dr. Bob, esta entidad comenzó a suministrar los servicios vivificantes, beneficiosos para A.A. en su totalidad, y para aquellos innumerables alcohólicos que aún sufrían y que no sabían nada de nosotros.

»Nuestro próximo paso fue empezar a preparar una literatura uniforme. Con este fin, logramos publicar, en 1939, el libro Alcohólicos Anónimos. Este volumen y los demás libros y muchos folletos que se han escrito desde entonces pusieron a A.A. a disposición de la gente en todas las partes del mundo. Por consiguiente, no se podía desvirtuar el mensaje de A.A. Emprendimos así nuestro primer intento para asegurar la unidad de A.A. y la eficacia de sus operaciones.

»En 1940 abrimos una oficina pequeña en Nueva York. Originalmente sólo dos personas —una secretaria y yo— servimos como oficinistas. Muy pronto nos llegaron peticiones de información, a las cuales empezamos a responder. Escribimos a cada persona que nos envió una carta y, cuando fue posible, dirigimos a los que buscaban ayuda a los pocos grupos que en aquel tiempo existían. Incluso en aquellos primeros días, se comenzó a dar publicidad a nivel nacional. No podíamos dejar esta comunicación de valor inestimable en manos de cualquier alcohólico que quisiera agarrar un micrófono o publicar su nombre en la prensa precipitadamente. En 1941, con mucho cuidado arreglamos que se publicara el famoso artículo del Saturday Evening Post; como respuesta a esta publicación, nuestra oficina fue inundada con 6,000 súplicas desesperadas de ayuda. Algunas nos llegaron de países extranjeros. Así fue el comienzo de nuestro servicio de información pública; desde entonces sus experiencias valiosas han sido transmitidas a las cinco partes del mundo.

»En aquella época, nuevos grupos de A.A. brotaban por centenares. La mayoría de ellos pronto se encontraron con graves problemas —principalmente los problemas de miembros de A.A. que intentaban vivir y trabajar juntos en armonía—. Manteníamos una correspondencia consultiva con una creciente cantidad de grupos. A muchos de aquellos grupos les comunicamos las experiencias venturosas de grupos más antiguos. Así evitamos un desastre. Hoy en día, los grupos en todas partes del mundo pueden aprovecharse de esta actividad importante, que ahora se llama ›relaciones de grupos‹.

»En 1945, las lecciones de esta abundancia de experiencia de grupos fueron recopiladas en las ›Doce Tradiciones‹ de A.A. —las guías de suma importancia en que se fundamenta nuestra unidad extraordinaria—. Nuestros custodios se hicieron vigilantes de las mismas Tradiciones. La sede central en Nueva York instó a todos los miembros a que las aceptaran y adoptaran, explicando los peligros que representaba una desviación de ellas.

»Muchos otros servicios fueron creados para responder a necesidades específicas, por ejemplo: guías para los trabajos en hospitales psiquiátricos, cárceles y miembros solitarios. En 1944, nuestra revista de carácter nacional e internacional, ›The Grapevine‹, de A.A. empezó a publicarse.

»Los ejemplos anteriormente mencionados —y se pueden citar otros muchos— hacen destacar la necesidad de prestar servicios generales globales. Sin duda, se puede atribuir el crecimiento de A.A. y su armonía, en gran parte, a la administración de estos servicios esenciales, durante 30 años, por medio de nuestra oficina de Nueva York.

»Hasta 1951, la supervisión del servicio mundial en Nueva York, era la responsabilidad de nuestra junta de custodios, del personal de la oficina central y mía; nombrados por nosotros mismos, nos encargábamos de esta actividades.

»Aunque los grupos en los EE.UU. y el Canadá habían costeado los gastos de nuestra operación, no tenían ni voz ni voto en la dirección de nuestros asuntos en el exterior. Al efectuarse la Conferencia de Servicios Generales Norteamericana en 1951, la situación cambió. En este momento histórico, los custodios y yo nos hicimos responsables ante un cuerpo de delegados elegidos por los estados y provincias. Nuestros servicios generales fueron vinculados firmemente a A.A.

»También se inició otro cambio importante. El Dr. Bob había fallecido. Yo era el único cofundador sobreviviente. La pregunta se planteó: ›¿Quién asumiría mis responsabilidades?‹ Había desempeñado dos funciones. Junto con el Dr. Bob, había servido como símbolo del aspecto espiritual de A.A. Por supuesto, no se podría delegar esta función a ningún individuo o junta. En gran parte, ya se había transmitido a una multitud de miembros de A.A., quienes, por el ejemplo personal que daban de desarrollo y devoción, se habían convertido en modelos inspiradores de un liderato constructivo y espiritual.

»Fue evidente que ningún individuo nos podría reemplazar —es decir, en el sentido espiritual, al Dr. Bob y a mí—. Por lo tanto, el problema de ›sucesión espiritual‹ ya se había resuelto —la Comunidad de A.A. instintivamente había seguido el camino justo—.

»Sin embargo, en cuanto a las responsabilidades que tenía como director de servicio mundial, todavía tenía que abordar los problemas. Finalmente, me di cuenta de que yo tenía que transmitir deliberadamente esta función —no a una persona, sino a muchas personas. Tenía que delegar el cargo de director de servicio mundial a los custodios de nuestra Junta de Servicios Generales. Ellos tendrían que convertirse en los custodios mundiales del servicio de A.A. en la Oficina de Servicios Generales; tendrían que estar al frente de esta organización mundial. No había otro recurso.

»En la oficina no podía seguir sirviendo como el ›Sr. Literatura‹, el ›Sr. Información Pública‹, etc. Tendría que despedirme de mi trabajo como gerente de las oficinas centrales de A.A. Desde 1950, me he limitado al cumplimiento de algunos trabajitos en la oficina. Todas mis responsabilidades como director de servicios han sido transmitidas; el servicio mundial ahora vuela con sus propias alas. Afortunadamente, no me había quedado más tiempo del conveniente.

»Sin embargo, todavía es necesario que se desarrolle otro aspecto de nuestra estructura de servicio mundial. Tenemos que establecer otros centros de servicio mundial; además de los que han empezado a formarse en los últimos años.

»Hace mucho tiempo, nos dimos cuenta de que la oficina de Nueva York no podría prestar para siempre todos los servicios generales a todos los países de A.A. El por qué es fácil de entender: nuestra estructura centralizada se perjudicaría.

1. La centralización, si no se refrenara, tendría como resultado la creación de una ›capital‹ mundial de A.A. en Nueva York. Una centralización así, sin límite, no sería prudente, desde un punto de vista psicológico.

2. Excluiría la posibilidad de crear una dirección eficaz en el extranjero.

3. Otros países serían privados de la responsabilidad saludable de manejar sus propios servicios generales.

4. Desde un punto de vista administrativo, más centralización en Nueva York sería una inconveniencia. Por ejemplo, ¿cómo podría la oficina de Nueva York manejar y dirigir las relaciones públicas en Europa o Australia? Podemos seguir dándoles consejo si lo piden, pero nunca podríamos prestar servicios en países extranjeros, como hacemos en la región norteamericana.

5. Llegaría a ser difícil o imposible financiar una operación centralizada en Nueva York. Incluso ahora, aproximadamente el 15% de nuestro presupuesto para los servicios está destinado a las actividades de grupos en el extranjero. Solamente una pequeña parte de estos gastos se pagan con las contribuciones recibidas de países extranjeros; los grupos en los EE.UU. y el Canadá cubren la mayor parte.

»Es posible que algún día la población de A.A. en el extranjero exceda a la de Norteamérica. ¿Y entonces qué? ¿Estarían de acuerdo los grupos extranjeros —que no tienen ninguna representación en la Conferencia Norteamericana— en financiar las actividades de la O.S.G. en Nueva York en gran escala, sin poder decir nada respecto a la disposición de sus contribuciones?

»Afortunadamente, nos hemos dado cuenta de estos posibles problemas. Nuestro Manual del Tercer Legado de servicio y los Estatutos que contiene, aclaran que los EE.UU. y el Canadá —›la sección norteamericana‹— constituyen solamente una parte de la estructura eventual de servicio mundial. Esto quiere decir que, a tiempo, y de acuerdo con consideraciones de geografía, lenguaje y necesidades actuales, otros centros pueden ser creados para servicios en general.

»En esta coyuntura, se pueden hacer dos preguntas: 1) ¿Quisiera Nueva York excluirse totalmente de los servicios en el exterior? 2) ¿Debe cada país en el mundo entero mantener una oficina de servicios generales, con muchos gastos, con el solo propósito de copiar la oficina norteamericana?

»A la primera pregunta, respondemos: ›no‹. Solamente quisiéramos transferir, poco a poco, aquella parte de neustra responsabilidad en el servicio extranjero que sea posible. La Oficina de Servicios Generales en Nueva York seguiría compartiendo su experiencia con los centros nuevos; pero al mismo tiempo transferiríamos, lo más que pudiéramos, nuestros poderes administrativos a los nuevos centros de servicio en el extranjero.

»A la segunda pregunta, también respondemos: ›no‹. No creemos que los países que tienen una población pequeña de miembros de A.A. deban administrar por sí mismos todos los servicios de A.A. Por ejemplo, algunos países podrían trabajar juntos para establecer una oficina común de servicios generales. Puede que muchos países nunca necesiten más que un comité de servicios generales. Como de costumbre, los miembros de dicho comité servirían por rotación; serían nombrados por representantes de los grupos en las convenciones nacionales anuales. Sin duda, lo mejor sería elegir este comité según el ›método del Tercer Legado‹. Se podría autorizar a este comité encargarse de los asuntos de interés general y actuar de enlace con los demás centros de servicios generales.

»Esta modesta misión establecería en cada país interesado una organización rotativa nacional, e inclusive los miembros estarían mejor informados sobre los servicios de A.A. Así podrían prepararse para asumir las responsabilidades más grandes, de presentarse éstas más adelante. Un comienzo igual que éste se podría iniciar inmediatamente en muchos otros países de población pequeña, lo cual no costaría mucho. De esta manera, la evolución de un servicio ordenado sería creada.

»Naturalmente, en Nueva York estamos completamente dispuestos a animar y ayudar a los centros de servicios generales y de literatura ya existentes o que se planean en un futuro próximo —como lo hemos hecho desde hace algunos años—.«

»Aquí en Nueva York opinamos que una conferencia, compuesta de delegados extranjeros, elegidos por primera vez en aquellos países que tienen una población grande de A.A., debe convocarse para reunirse aquí con nosotros en el otoño de 1969. El propósito de la conferencia sería considerar, en todo aspecto, la evolución futura del servicio mundial. Como ensayo, hemos conducido una encuesta, con el fin de determinar la conveniencia de un proyecto exploratorio de este tipo; la idea ha sido acogida con mucho entusiasmo por los países en el extranjero.

»Antes de convocar esta conferencia, tenemos que obtener la aprobación oficial de nuestra Junta de Servicios Generales en su reunión de enero de 1968, y la de la Conferencia de Servicios Generales Norteamericana, en abril de 1968. Tengo la esperanza de que nos autoricen a efectuar esta asamblea y de que se asignen fondos adecuados para cubrir el costo de nuestra contribución en los gastos.«

La propuesta fue aprobada entusiasticamente por los custodios y por los delegados a la Conferencia de EE.UU. y Canadá de 1968.

Estructura, composición y procedimiento de la Reunión de Servicio Mundial

Dónde y cuándo

Se eligió un comité de sitio en la Segunda Reunión de Servicio Mundial y, desde aquel tiempo, dicho comité ha recomendado que se celebre una reunión cada cuatro años en Nueva York; cuando se efectúa en otra ciudad, se presentan tres posibilidades a los delegados para su consideración.

El Comité de Planificación de la Reunión de Servicio Mundial, en la Oficina de Servicios Generales en Nueva York es responsable de preparar la agenda de la Reunión de Servicio Mundial. Cuando se celebra una reunion en un país fuera de los EE.UU., el comité de la O.S.G. debe cooperar con el comité del país organizador y atenerse a las decisiones del mismo.

Delegados

1. Los delegados deben ser residentes (conforme con la ley) y, preferiblemente, ciudadanos del país que representan (adoptado en consideración a los que residen en áreas en donde se habla un solo idioma y cuando los delegados representan dos países o más).

2. Los dos delegados de un país o zona pueden ser miembros de A.A., o uno puede ser miembro de A.A. y el otro un no A.A. quien sirve como miembro de la Junta de Servicios Generales, del Comité de Servicios Generales, o del personal de la Oficina de Servicios Generales.

El Comité de Política, Admisiones y Finanzas recomendó que el otro delegado sea un miembro de la Junta de Servicios Generales o del personal de la Oficina de Servicios Generales y, además, que lleve por lo menos cinco años de sobriedad continua.

3. Los delegados deben tener un conocimiento básico de inglés o español, ya que las sesiones serán conducidas en estos dos idiomas con traducción simultanea.

4. Los delegados deben tener cualidades de líder, un interés sincero en el servicio, capacidad para organizar, un buen conocimiento de A.A. y amor a la Comunidad, y deben disponer del tiempo para asistir a las reuniones de A.A., estar ampliamente informados sobre A.A. en su país o zona. Quizá aún más importante, es que los delegados dispongan del tiempo suficiente como para informar sobre las decisiones tomadas por la R.S.M. y para llevarlas a cabo.

5. Si un país que ha participado en la Reunión de Servicio Mundial anterior no envía un delegado a la siguiente, sin previo aviso, el Comité de Política, Admisiones y Finanzas deberá hacerlo constar por escrito.

6. Se prefiere que cada país o zona envíe dos delegados a la Reunión de Servicio Mundial; no obstante, si un país decide enviar uno sólo, no se le negará la asistencia a éste.

7. Para empezar a participar ne las Reuniones de Servicio Mundial, los requisitos son los mismos que antes: el país debe tener una junta e servicios generales funcionando y/o un centro de distribución de literatura. Los delegados deben ser elegidos o nombrados por la Comunidad o por la junta del país en cuestión, no nombrados por sí mismos.

8. Una zona compuesta de tres países o más puede enviar solamente dos delegados representantes de la misma, y no pueden enviar un delegado para representar únicamente el país en donde el delegado es miembro. El delegado de una zona debe representar a todos los países de la misma. Los delegados de la Reunión de Servicio Mundial presentarán en todos los países de la zona sus informes sobre las acciones y recomendaciones tomadas durante la Reunión de Servicio Mundial.

9. Fue recomendado que no se preparara ningún formulario modelo para solicitar la admisión a la Reunión de Servicio Mundial, y que el procedimiento sea:

a. Las solicitudes deben ser enviadas a la O.S.G. de Nueva York.

b. Las solicitudes a historiales deben ser enviados por la O.S.G. al Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial.

c. Se notifica a los miembros de dicho comité si los dos tercios de los miembros del comité aprueban la solicitud por votación.

d. Los miembros nuevos se pueden presentar en la próxima reunión.

10. con el objetivo de estimular el interés en la Reunión de Servicio Mundial, se sugiere que los delegados, al regresar de la Reunión, presenten un informe a sus juntas y conferencias de servicios generales. Se espera que los delegados presenten informes a tantos grupos e intergrupos como les sea posible, a fin de mantener consciente a los miembros de su participación en los Servicios Mundiales, engendrando así un sentimiento de responsabilidad en la contribución de los gastos de los delegados.

11. El secretario de la Reunión de Servicio Mundial informará a cada país, antes de la elección de los delegados a la misma reunión, sobre la política respecto a la representación y responsabilidad económica de los países participantes, preguntando si desean o no participar en la próxima reunión y si tienen intenciones cumplir con el compromiso y responsabilidad financiera de los delegados. Si los países en cuestión no se ven en la posibilidad de cumplir con dichos compromisos, el Comité de Política, Admisiones y Finanzas considerará cada solicitud individualmente.

Cómo se mantienen las Reuniones de Servicio Mundial

Empezando con la Primera Reunión de Servicio Mundial, en 1969, se ha pedido a cada país que contribuya con los gastos de la Reunión de Servicio Mundial, aportando una cuota fija por cada delegado, y una cantidad adicional según sus posibilidades.

Se ha sugerido también, desde los comienzos, que, si la cuota del delegado no ha llegado a la O.S.G. antes de la fecha señalada, que no se permita participar a los delegados del país en cuestión en la Reunión de Servicio Mundial (esta recomendación nunca se ha puesto en efecto).

Desde los comienzos se ha enfatizado que la junta de servicios generales de cada país tiene la responsabilidad de pagar la cantidad indicada para los gastos de sus delegados, y que éstos bajo ningún concepto deberán pagar sus propios gastos.

En 1969, la cuota de los delegados fue de $200 dólares. La Quinta Reunión de Servicio Mundial, en 1978, recomendó que se aumentara a $700 dólares por delegado para la Sexta Reunión, en 1980.

Cuando se celebra una Reunión de Servicio Mundial fuera de los EE.UU., la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá ha pedido que el país organizador proporcione, con un año de anticipación, un fondo de $1,000 dólares, que será aumentado por las cuotas de los delegados y contribuciones de los otros países participantes; asegurarse que todas las personas que administrarán el dinero sean honestas; que se exijan dos firmas en los cheques, y que se contrate los servicios de un contador o auditor profesional e independiente para la preparación de los estados de cuenta de gastos e ingresos.

El informe de contabilidad de la reunión, en el cual se anotan las contribuciones y cuotas de los delegados, se pone a la disposición de los delegados lo antes posible.

Se ha acordado que todo lo referente a dinero, en relación con la Reunión de Servicio Mundial, sea en dólares americanos.

Comités de la Reunión de Servicio Mundial

Ya que la Reunión de Servicio Mundial se deriva de la experiencia de la Junta y de la Conferencia de Servicios Generales (de EE.UU. y Canadá), y de que ambas funcionan por medio del sistema de comités, la Reunión de Servicio Mundial adoptó el sistema de comités para la consideración de cuestiones de gran importancia. Los comités se reúnen, deliberan y, a veces, toman decisiones que se comunican a la sesión general. Una recomendación de comité puede ser aprobada, rechazada o enmendada después de ser considerada por la sesión general, ya que los comités no constituyen, de ninguna forma, una ›autoridad‹. Se ha notado que un comité compuesto de unas pocas personas permite a una Reunión o Conferencia de Servicio Mundial discutir muchos puntos con bastante detalle, lo que no sería posible si la asamblea, en su totalidad, tuviera que considerar cada punto individualmente.

Como se mencionó anteriormente, la Primera Reunión de Servicio Mundial, en 1969, recomendó que se formaran cuatro comités: Agenda y Admisiones; Finanzas; Literatura y Publicaciones; y Política. Éstos se han reorganizado de la siguiente manera: Agenda; Literatura y Publicaciones; Política, Admisiones y Finanzas; y Trabajando con Otros.

Comité de Agenda

El Comité de Agenda escoge, de entre muchos temas que son posibles, los que se discutirán en la Reunión de Servicio Mundial. Dicho comité sugiere que se sometan temas seis meses antes de la fecha de la Reunión, y que cualquier tema que se someta después de esta fecha límite se discuta en una sesión de compartimiento de la Reunión de Servicio Mundial.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas

Este comité desempeña varias funciones que se relacionan las unas con las otras. Por ejemplo, todas las solicitudes para admisión a la Reunión de Servicio Mundial se relacionan con asuntos económicos y de política; por lo tanto, estas solicitudes son examinadas por este comité.

Además, este comité considera asuntos de significación económica en general, por ejemplo: a) examina las recomendaciones a la Reunión de Servicio Mundial que tienen que ver con las finanzas; b) hace recomendaciones nuevas, si es necesario, durante las presentaciones de la Reunión; c) estudia los métodos para financiar la Reunión.

El Comité de Política, Admisiones y Finanzas considera todo asunto que se relacione con la política de la Reunión de Servicio Mundial y sus comités.

Comité de Literatura y Publicaciones

Ningún comité de la Reunión de Servicio Mundial está tan ocupado como éste, porque la literatura es uno de nuestros métodos principales para llevar el mensaje de A.A. al alcohólico que aún sufre. Uno de los objetivos de este comité es contribuir a la elaboración de un sistema uniforme y flexible de publicación, sin problemas, de la literatura de A.A. Antes de elaborar un sistema así, har que responder a varias preguntas que se refieren a los objetivos, las áreas geográficas, el lenguaje, las finanzas y otros asuntos. El comité de Literatura y Publicaciones discute sobre todos estos asuntos.

Comité Trabajando con Otros

Este comité, que se creó según una recomendación de la Reunión de Servicio Mundial de 1976, celebró su primera reunión en Finlandia, en 1978. Se ocupa de llevar el mensaje por medio de la información pública, el trabajo en centros de tratamiento y cárceles, y la cooperación con miembros de la comunidad profesional.

Los miembros de estos comités se eligen por sorteo; se hace todo lo posible para procurar que las distintas regiones geográficas sean representadas equitativamente, y que sirvan en cada comité delegados nuevos en proporción con los antiguos, para asegurar la continuidad. Cada comité elige un coordinador que sirve hasta la próxima Reunión de Servicio Mundial, en la que, justo al comienzo, se elige de entre los nuevos delegados un coordinador nuevo que entra en funciones inmediatamente.

Un resumen de las recomendaciones de las Reuniones de Servicio Mundial anteriores se puede obtener, a petición, en la Oficina de Servicios Generales de Nueva York: P.O. Box 459, Grand Central Station, New York, NY 10163.

Reseñas

Primera Reunión de Servicio Mundial — 1969 — Nueva York, N.Y.

La Primera Reunión Mundial de Servicios se convocó en el Salón Este del Hotel Roosevelt, en la ciudad de Nueva York, entre el 9 y el 11 de octubre de 1969. Asistieron 27 delegados de 16 países. Los delegados, algunos de los cuales fueron los fundadores de A.A. en sus respectivos países, fueron:

  1. Australia — Berenice F. y Ernest L.
  2. Bélgica — Adolph V. y Andries van Staen (no alcohólico).
  3. Colombia — Arturo E.
  4. Costa Rica — Roberto S.
  5. Inglaterra — W.D. (Wick) W. y Alan B.
  6. Finlandia — Johan T. y Veikko K.
  7. Estados Unidos y Canadá — Warren S. y Charles (Chuck) D.
  8. Europa de habla alemana — Quenter B. y Dr. Walther Lechler (no alcohólico).
  9. Europa de habla francesa — Jacques A. y Roger P.
  10. Guatemala — Gustavo E.
  11. Holanda — Piet de W. y Hans K.
  12. México — Antonio H. y Jorge M.
  13. Nueva Zelanda — Irvan T. y Ian M.
  14. Noruega — Haakon C. y Erling N.
  15. Sudáfrica — Glen B. y Andries K.

Se incluyeron para la votación a: Bill W., Dr. Jack Norris (Presidente de la Junta de Servicios Generales), Bob H. (Gerente General de la Oficina de Servicios Generales y Presidente de Alcoholics Anonymous World Services, Inc.). Midge M. (del personal de la O.S.G.) fue el secretario y coordinador de la Primera Reunión de Servicios Generales. A causa de la naturaleza informal de esta reunión inicial, participaron, así mismo, todos los miembros del personal de la O.S.G. y del Grapevine, y la mayoría de los custodios estuvieron también involucrados.

El tema de la reunión fue »Nuestro bienestar común«. Los delegados y sus esposas se reunieron para un recibimiento y registro el miércoles por la noche en el Roosevelt. A la mañana siguiente hubo una visita guiada por la O.S.G. y Grapevine, entonces sito en la 305 East 45th Street. La sesión general de apertura comenzó el jueves a las 10:45 a.m., con salutaciones del Dr. Norris. La agenda para los tres días siguientes completos fue dividida en segmentos dedicados a estructura, finanzas, publicación, servicios y juntas de servicios generales. Cada segmento comenzó con una explicación de cómo ese tema funcionaba en Norteamérica, después de lo cual cada delegado informó sobre cómo el mismo operaba en su país. Después los delegados se reunieron en pequeños grupos de mesas de trabajo para discutir y compartir sus experiencias respecto al tema. Hubo tiempo como para permitir a Bill W. algunas reminiscencias históricas y algunos intercambios de los delegados de EE.UU. y Canadá sobre actividades de servicios generales, tanto en el nivel de áreas como en el de la Conferencia.

Se realizó una comida inaugural el jueves por la noche, seguida por una reunión de A.A. presidida por Warren S. (delegado de EE.UU. y Canadá). Los oradores fueron Gustavo E., de Guatemala, seguido por Bill y Lois. en la sesión final de evaluación del sábado por la tarde, los delegados coincidieron unánimemente en que la Primera Reunión Mundial de Servicio había valido la pena y aprobaron la idea de realizar futuras reuniones. Para la próxima reunión, la elección recayó unánimemente en Nueva York, la que acordaron sería tres años después. Sin embargo, ellos estimaron que si fuese factible, deberían realizarse futuras reuniones en otras áreas del mundo. Aceptaron el principio de, en el futuro, elegir delegados en forma rotativa, pero dejando la implementación efectiva a juntas y oficinas individuales. Finalmente, los delegados recomendaron la formación de cuatro comités para conducir los aspectos de la Reunión de Servicio Mundial hasta la realización de la próxima. Estos fueron: Política y Finanzas; Agenda; Administraciones; y Literatura y Publicaciones; con miembros a ser elegidos por sorteo, con énfasis en la distribución geográfica.

Todos los procedimientos de la Primera Reunión de Servicio Mundial (presentaciones, informes y charlas) fueron preservados en forma mimeografiada —una valiosa fuente histórica—. El único informe impreso, no obstante, fue la edición de aniversario de 1969 del Box 4-5-9, bajo el epígrafe general »El lenguaje del corazón escuchando alrededor del mundo«. Midge M., escribiendo a los delegados en noviembre, decía: »No es posible expresar adecuadamente con palabras el maravilloso sentimiento de amor y unidad que existió entre todos nosotros«.

Segunda Reunión de Servicio Mundial — 1972 — Nueva York, N.Y.

Cuando se realizó la 2ª R.S.M., entre el 5 y el 7 de octubre de 1972, nuevamente en el Hotel Roosevelt, Bill W., quien había originado el concepto, ya no estaba presente: había fallecido 20 meses antes. Sin embargo, con el tema »Nuestro propósito fundamental«, este conjunto de 29 delegados de 16 países siguió el mismo formato original de la Primera Reunión, con los mismos participantes de la O.S.G. de Nueva York; la secretaria y coordinadora fue Beth K. Además de compartir el mismo tema de áreas que sus predecesores, los delegados a la 2a. R.S.M. se remitieron a la organización y procedimientos de la Primera Reunión de Servicios. Desde entonces las recomendaciones resultantes han sido seguidas con algunas modificaciones.

Se determinó, por ejemplo, que la R.S.M. debía realizarse cada dos años, que los delegados sirvan por un término de cuatro años (previendo que aproximadamente la mitad serían siempre experimentados, mientras que la otra mitad serían nuevos); y que los observadores no participarían. Las funciones y responsabilidades de los nuevos comités de la R.S.M. fueron escritas y se estableció un procedimiento de futuras reuniones rotativas. Fue seleccionado un comité local y su recomendación fue que Inglaterra debía ser el lugar de encuentro para 1974, con »…México y Finlandia como segunda y tercera opciones«. La Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá reafirmó su deseo de suscribir la 3ª R.S.M., prescindiendo del lugar, y continuaría proveyendo entre reuniones trabajo del personal, así como asistencia administrativa en el lugar, si fuera solicitada por el país invitado. Los países participantes continúan siendo responsables de las cuotas de los delegados (además de contribuciones adicionales directas en lo posible).

Los puntos nuevos de la agenda incluían una presentación y discusión sobre las relaciones con profesionales y una presentación y mesa de trabajo sobre el anonimato. Una vez terminada la 2ª R.S.M., tuvieron lugar tres actividades que hicieron memorable el evento, especialmente para los delegados. Sucedió que la »Cena del cumpleaños de Bill W.«, patrocinada por el Intregrupo de Nueva York, se realizó el 7 de octubre, de modo que los delegados fueron invitados a sentarse en las gradas con las banderas de su país delante de ellos, en el magnífico salón de baile del Hotel Hilton. Para muchos de los delegados, ésta fue una de las reuniones más grandes a que asistieron en A.A. Lois W. estuvo presente para leer el último mensaje de Bill y dirigió la ceremonia de las velas. Al delegado de Irlanda se le pidió que leyera el preámbulo en Galés, y los delegados de Australia, Inglaterra, Suecia y Colombia compartieron brevemente sus historias personales. Para la audiencia de casi 2,000 miembros y amigos de A.A., como para los participantes, fue profundamente conmovedor.

Al día siguiente, domingo, los custodios de la junta de EE.UU. y Canadá ofrecieron un almuerzo en el Hotel Roosevelt para los delegados a la R.S.M. —la única ocasión en que los dos grupos tuvieron oportunidad de encontrarse e intercambiar ideas—. Inmediatamente después, una vagoneta colmada de delegados y de sus esposas viajaron a Steeping Stones, la casa de Bill y Lois en Bedford Hills, Nueva York, para verla con Lois y disfrutar de un refresco de media tarde. Los visitantes se conmovieron con la experiencia de ver el ›escondite‹ de Bill conocido como Wit‹s End, el estudio donde elaboró muchos de sus pensamientos y escritos, y la colección de sus recuerdos. La última experiencia conjunta de los delegados fue juntar manos y voces, mientras Lois los dirigía, en la Oración de la Serenidad.

Los países representados en la 2ª R.S.M. fueron los mismos de la primera (excepto que participó Irlanda; no lo hizo Holanda; y Nicaragua representó a Centroamérica en lugar de Guatemala y Costa Rica). Los delegados fueron:

  1. Australia — Edward (Ted) G. y Berenice F.
  2. Bélgica — André M. y Andries van S.
  3. Colombia — Héctor T. y Alberto C.
  4. Inglaterra — Gordon W. y Bill S.
  5. Finlandia — Veikko K. y Kalervo S.
  6. Estados Unidos y Canadá — Shirley S. y Ben P.
  7. Europa de habla alemana — Margret K. y Dr. Walther Lechler (no alcohólico).
  8. Europa de habla francesa — Charles A. y Mireille R.
  9. Irlanda — Frank McA. y Anthony (Tony) B.
  10. México — Jorge M. y Adalberto L.
  11. Nueva Zelanda — Tom P. y H. A. (Snow) C.
  12. Nicaragua — Juan D.
  13. Noruega — Arne P. y Hans K.
  14. Sudáfrica — Geoff R. y Bill S.
  15. Suecia — Inga-Britt S. y Karl N.

Tercera Reunión de Servicio Mundial — 1974 — Londres, Inglaterra

La 3ª R.S.M. se llevó a cabo en el Hotel Gloucester, en Londres, Inglaterra, desde el martes 16 de octubre hasta el viernes 18 de octubre de 1974. Aunque Waneta N. —miembro del personal de la O.S.G. de Nueva York— fue secretaria de la reunión y coordinó la planificación y la organización, la Junta de Servicios Generales para el Reino Unido fue la anfitriona y la Oficina de Servicios Generales en 11 Redcliffe Gardens, supervisado por Bill S., proveyó la taquígrafa local y el apoyo administrativo. Se proveyó personal adicional para Waneta, Betty L. y Niles P. (ayudante del Gerente General de la O.S.G., quien ha hecho varios viajes en nombre de A.A. a muchos países). Estos tres fueron a Londres dos semanas antes, y Niles P. permaneció para colaborar con la O.S.G. del Reino Unido en el informe final de la 3ª R.S.M.

Alcohólicos Anónimos en 19 países fue representado por 33 delegados. Argentina estuvo presente por primera vez. Para las R.S.M. de 1969 y 1972, la Conferencia de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá seleccionó nombres entre sus miembros delegados por sorteo para actuar como delegados de la R.S.M. En 1974, conforme a una recomendación de que los delegados sean de las Juntas de Servicios Generales o de las O.S.G. de cada país, se decidió enviar dos custodios.

Los delegados reunidos en Londres fueron:

  1. Argentina — María Marta L. y Héctor G.
  2. Australia — Dr. Bill Spence (no alcohólico) y Edward (Ted) G.
  3. Bélgica — Jeroom B. y Dr. Andre Masschelein (no alcohólico).
  4. Colombia — Héctor T. y Dr. Guillermo Zuleta (no alcohólico).
  5. Estados Unidos y Canadá — Dr. John Norris (no alcohólico) y Don A.
  6. Europa de habla alemana — Rev. Rolf Schreiter (no alcohólico) y Margret K.
  7. Europa de habla francesa — Finn Rolf P. y Mireille R.
  8. Finlandia — Niilo T. y Kalervo S.
  9. Guatemala — Humberto R.
  10. Honduras — Rodolfo M.
  11. Inglaterra — Roonie H. y Gordon W.
  12. Irlanda — E.R. (Ted) G. y Anthony (Tony) B.
  13. México — Raymundo C. y Adalberto L.
  14. Nicaragua — Juan D.
  15. Noruega — Hans F. y Hans K.
  16. Nueva Zelanda — Tom Pullar y Hugh (Monty) M.
  17. Sudáfrica — Anton S. y Mike T.
  18. Suecia — Ulf T. e Inga-Britt S.

Roonie H., Presidente de la Junta de Servicios Generales del Reino Unido, actuó también como Presidente de la 3ª R.S.M., dando la charla de bienvenida y de despedida al grupo. Inga-Britt dio una conmovedora charla en la que también remarcó el hecho de que los anfitriones ingleses habían solicitado cortesmente a Suecia un orador para la primera R.S.M. a realizarse fuera de los Estados Unidos. Con el tema »Compartiendo«, la agenda de la reunión dedicó un tiempo considerable a las comunicaciones. En un segmento sobre comunicaciones internas, Roonie H. hizo una presentación sobre el valor de las revistas de A.A., tales como The A.A. Grapevine en los EE.UU., Share en Inglaterra; Héctor T., de Colombia, lo hizo en el sentido de que las oficinas de servicios generales buscaban comunicación con los grupos; y Margret K., de Europa de habla alemana, habló sobre las conferencias y convenciones como medios de comunicación. En las mesas de trabajo que siguieron, en pequeños grupos, los delegados trataron estos tópicos. En un segmento sobre comunicaciones externas, hicieron presentaciones Andre M., de Bélgica, sobre cómo trabajar con la comunidad profesional; por Australia, Ted G. habló sobre información pública y el trabajo en hospitales e instituciones; el Dr. Norris habló sobre cómo A.A. puede cooperar con el programa ocupacional del alcoholismo. Esto también fue seguido por mesas de trabajo para discutir los temas con mayor profundidad.

Finalmente, las comunicaciones entre países fue el tema de tres mesas de trabajo especiales, formadas según el idioma y/o consideraciones geográficas: una para países europeos, una segunda para los países de habla española y una tercera para todos los países de habla inglesa. Este plan dio pruebas de ser tan productivo que fue el distintivo de todas las R.S.M. futuras.

También repetida en todas las R.S.M. siguientes es la »Declaración de propósitos«, un significativo logro de la 3ª R.S.M.

»El principio fundamental de la Reunión Mundial de Servicios es la misma que la de toda actividad de A.A.: llevar el mensaje a todo alcohólico que todavía sufre, cualquiera sea la parte del mundo en que esté, sea cual fuere su idioma. La Reunión de Servicios Mundiales busca maneras y medios para lograr este fin, sirviendo como un foro para compartir la experiencia, fortaleza y esperanza de los delegados que se reúnen cada dos años de todas partes del mundo. Puede también representar una expresión de la conciencia del grupo sobre bases mundiales.

»La experiencia nos enseñó que organizarnos en una estructura sana nos permite desarrollar y transmitir nuestros servicios más eficazmente. La Reunión de Servicios Mundiales estimula la planificación de estructuras de servicios sanas acorde con las necesidades y capacidades de varios países y de las exploraciones para expandir el servicio de A.A. para llegar al alcohólico a través de la comunicación interna, distribución de literatura, apadrinamiento, información pública, relaciones comunitarias y trabajo institucional.«

Los delegados acordaron unánimemente que de manera alternada la Reunión de Servicio Mundial debería ser en Nueva York. Esto daría a cada delegado una oportunidad de visitar al personal y las oficinas de Nueva York, así como visitar al personal y las oficinas en otro país del mundo. No obstante, observaron que dado que las acciones de una R.S.M. no están limitadas a la siguiente, cada reunión futura continuará con la elección de la sede para la sucesiva.

Tanto en el Comité de Literatura y Publicación como en la reunión plenaria se discutió el problema de la literatura para Centroamérica; especialmente seis países con un idioma común tratando de establecer operaciones para la publicación, pero sin los recursos financieros; los miembros de A.A. deberán hacerse cargo de tales operaciones. Los delegados de Escandinavia manifestaron que sus O.S.G. cooperan combinando sus órdenes de impresión para ahorrar. Luego cada O.S.G. paga el mismo precio unitario e igualmente vende al mismo precio unitario a los grupos en su propia área de distribución. Los delegados centroamericanos explicaron que los sentimientos nacionalistas en sus territorios, aún entre los A.A., es un obstáculo pero ellos tratarían de lograr los medios para una mayor cooperación en asuntos de literatura.

El viernes al mediodía, siguiendo los comentarios de clausura del presidente, Gordon W. —el delegado saliente del Reino Unido— cedió simbólicamente su responsabilidad a María Marta, de Argentina, el país de admisión más reciente. María Marta respondió en parte a la emotiva despedida de Gordon:

»Estamos viviendo en un mundo lleno de odio, violencia, miedo y egoísmo. Sin embargo hemos triunfado olvidando todo esto. Durante dos días hemos trabajado en un atmósfera de paz, tratando con generosidad de resolver nuestros problemas y aquellos de otros con el verdadero espíritu de A.A. Pueda Dios, como cada uno de nosotros lo entiende, ayudarnos a mantener siempre con nosotros este don precioso.«

El viernes, después del almuerzo, la mayoría de los delegados fueron a Selsey-on-Sea, donde se reunieron con alrededor de 800 alcohólicos y sus familias, en la 19ª Convención Anual de Inglaterra y Gales. El fin de semana incluyó una sesión de sábado por la tarde, durante la cual seis de los delegados contaron sus historias personales. En esta convención, los delegados de la R.S.M. fueron los huéspedes de la Junta de Servicios Generales del Reino Unido.

Cuarta Reunión de Servicio Mundial — 1976 — Nueva York, N.Y.

Entre el 7 y el 10 de octubre de 1976 se llevó a cabo la 4ª Reunión de Servicio Mundial en el Hotel Statler-Hilton de la ciudad de Nueva York. El tema »Trabajando con otros« fue tratado elocuentemente en la exposición hecha por Hug M., delgado de Nueva Zelanda, quien enfatizó la confianza de A.A., desde los principios, en la cooperación y asistencia de profesionales no alcohólicos. El tema fue también tratado en relación con presentaciones de A.A. en hospitales y en centros de rehabilitación e institutos correccionales; también fue tratado en las mesas de trabajo.

»Grupos de interés especial«, fue el tópico de tres presentaciones, en pro y en contra, por el Dr. Jack Norris, Presidente de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, y por los delegados de Noruega y Nueva Zelanda.

Una recomendación de la R.S.M. de 1976 fue que se formara un comité sobre el tema »Trabajando con otros«, y que para mantener el número de cuatro comités, el Comité de Finanzas actuaría con el Comité de Política y Admisiones, ya que las cuestiones relacionadas con los tres temas están íntimamente conectadas.

La influencia benéfica de las R.S.M. fue ejemplificada dramáticamente en un informe de los delegados centroamericanos sobre la formación de un comité de literatura centroamericano, para resolver los problemas tratados en la 3ª R.S.M. La necesidad de literatura superó las diferencias políticas entre los países que en forma conjunta mancomunaron sus necesidades y establecieron un inventario común impreso en Costa Rica y financiado por A.A.W.S. en Nueva York. Las O.S.G. de los países participantes (Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá) ordenaron sus necesidades desde Nueva York, remitiendo también el pago allí. Entonces Nueva York cablegrafió autorización para la impresión en Costa Rica para despachar la orden. Todo esto ha sido elaborado entre el nuevo Comité de Literatura Centroamericano y A.A.W.S. como resultado del impulso recibido de la 3ª R.S.M.

En una sesión compartida, los delegados sugirieron que a esta altura debería escribirse una biografía del Dr. Bob. Ellos sentían que »se había hecho suficiente sobre Bill W. y sobre lo que hizo y dijo«, pero sentían la necesidad de una historia sobre la vida del Dr. Bob (esta recomendación de la R.S.M. fue trasladada a la Conferencia General de Servicio de EE.UU. y Canadá de 1977, que recomendó un procedimiento escrito sobre »una biografía paralela del Dr. Bob y Bill«, y la Conferencia aprobó que fuera publicado en dos libros separados. »El Dr. Bob y los bueno veteranos« fue completado y publicado en 1980. »Transmítelo: La historia de Bill Wilson y cómo el mensaje de A.A. llegó al mundo« fue publicado en 1984).

En la misma sesión de compartimiento fue informado que los custodios de EE.UU. y Canadá del Comité de Literatura habían sugerido que »una historia definitiva de los primeros 50 años de Alcohólicos sería escrita y publicada, separadamente de »Alcohólicos Anónimos llega a la mayoría de edad«, y los delegados expresaron su aprobación a tal proyecto (esto también fue emprendido una década después).

El enfoque del servicio y las historias de países enviadas a la 4ª R.S.M. demostraron un gran adelanto y un excitante desarrollo de A.A. en los países representados —especialmente cuando se comparan con los informes de la 1a. R.S.M., nueve años antes—. Los delegados dirigieron ahora su preocupación a la forma de ayudar a los países donde A.A. no se ha desarrollado lo suficiente como para estar calificados para asistir a la R.S.M.

Helsinki, Finlandia, fue seleccionada como sede de la R.S.M. de 1978. También se sugirió que la 6ª R.S.M., en 1980, se realizara a fines de junio o a principios de julio en Nueva York, inmediatamente antes de la próxima convención internacional, en Nueva Orleans, Louisiana.

Muy pocos podrán jamás olvidar la inspirada y elevada charla de clausura de Bob H., Presidente de los Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, quien tuvo un rol importante en la organización de las dos primeras R.S.M. Él también recordó a los delegados de A.A. la deuda para con los amigos no alcohólicos en los comienzos. Él continuó: »Los no alcohólicos ayudaron en nuestras juntas y comités, y cooperaron con nuestros miembros en todos los niveles, tanto en los sectores de gobierno como en los privados. El suyo ha sido un rol primario en nuestra reciente etapa de crecimiento acelerado […] ¿Cooperar con esta encantadora gente? Debemos y podemos […] pero ¿qué hay acerca de la cooperación mutua, ›trabajando con otros‹, dentro de A.A.? ¿Trabajamos juntos como debiéramos? Yo creo que la mayoría de ustedes están de acuerdo; podemos hacer lo mejor seguramente«. Y más adelante dijo: »Hemos compartido una esperiencia única aquí, que ha sido compartida por algo menos de 150 de nuestros más de 1 000 000 de miembros alrededor del mundo. Un vínculo se ha establecido entre nosotros y se crearon recuerdos que durarán hasta donde los hagamos durar. Esto no es porque ›hemos estado‹ juntos, sino por lo que ›hemos hecho‹ juntos«.

Como había sucedido cuatro años atrás, los delegados de la 4ª R.S.M fueron invitados a participar de la Cena Anual del Cumpleaños de Bill W., en el New York Hilton. Allí se sentaron en las gradas bajo las banderas de su país frente a ellos, y delegados seleccionados hablaron sobre el programa. Otra vez, el domingo, asistieron a un refrigerio, seguido de un paseo a Stepping Stones como invitados de los custodios de EE.UU. y Canadá.

En la 4ª R.S.M., Brasil fue representado por primera vez. Un total de 21 países fueron representados por 32 delegados como sigue:

  1. Argentina — María Marta L. y Elsa P.
  2. Australia — Dr. Bill Spence (no alcohólico) y Roy H.
  3. Bélgica — Jeroom B. y Bob van H.
  4. Brasil — Joaquín Inacio L. y Don L.
  5. Colombia — David P.
  6. Escocia — Tom H.
  7. Estados Unidos y Canadá — Dr. John L. Norris (no alcohólico) y N. M. »Mac« C. (Manitoba).
  8. Europa de habla alemana — REv. Rolf Schreiter (no alcohólico) y Friedel H.
  9. Europa de habla francesa — Finn Rolf P. (Francia) y Paul S. (Bélgica).
  10. Finlandia — Niilo T. y Valter L.
  11. Guatemala — Humberto R.
  12. Honduras — Rodolfo L.
  13. Inglaterra — Ronnie H.
  14. Irlanda — Frank McA.
  15. México — Roberto M. y Raymundo C.
  16. Nicaragua — Juan P.
  17. Noruega — Hans F. y Oskar H.
  18. Nueva Zelanda — Hugh (Monty) M. y Pat M.
  19. Sudáfrica — Mike T. y John B.
  20. Suecia — Ulf T.

Betty L. fue la secretaria y coordinadora de la 4ª R.S.M., y el presidente y oficial principal fue Bob P., gerente general de la O.S.G. de Nueva York, quien iba a actuar en el mismo nivel durante cuatro años más en las reuniones de servicio mundial.

Quinta Reunión de Servicio Mundial — 1978 — Helsinki, Finlandia

June R., secretaria y coordinadora de la 5ª R.S.M. informó a la Junta de A.A.W.S., en noviembre de 1978: »El Centro Cultural Sueco-Finés Hanasaari«, en Helsinki, Finlandia, es el lugar más hermoso que jamás haya visto. Es un refugio insular que sirvió como sede de nuestra 5ª R.S.M., llevada a cabo entre el 5 y el 7 de octubre. La experiencia fue beneficiosa emocional, espiritual y mentalmente, y yo siento que he subido un escalón en la escalera de la vida«. Su sentimiento fue compartido por muchos de los delgados, incluído »Mac« G., quien dijo: »Nunca seré el mismo otra vez«. Parte de la magia fue la ubicación aislada y serena, alejada de las distracciones de la ciudad. El servicio fue prístino y escandinavo de estilo. Los soleados comedores mostraban muchos ›amorgasbords‹ y el salón de reunión era un pequeño anfiteatro con palcos altos, con escritorios móviles y con micrófonos, lo que tuvo un efecto de participación estimulante«.

Un contigente anticipado de la O.S.G. de Nueva York llegó con una semana de anticipación a la reunión para trabajar en la O.S.G. de Helsinki, reproduciendo y preparando los manuales de los delegados en inglés y ayudando con otros preparativos. Incluía a June R., Bob P., los miembros del personal Phyllis S. y Mary Ellen W. (de habla hispana), y Dorothy McGinity (un portento de secretaria no alcohólica de la O.S.G. de Nueva York, quien terminó por realizar todas las funciones de secretaria y estenografa de la reunión, trabajando hasta altas horas de la noche para preparar y producir los informes del comité y de otros materiales). Los miembros del personal de Nueva York actuaron como secretarios de comité; Bob P., presidente, fue quien presidió.

En esta reunión, El Salvador, representando la Zona Norte de Centroamérica, estuvo presente por primera vez. Los 34 delegados vinieron de 20 países, como a continuación se indica:

  1. Alemania — Ferdinand B. y Friedel H.
  2. Australia — Anne O´C. y Bob McC.
  3. Bélgica — Adolphe V. y Bob van H.
  4. Brasil — Joaquín Inacio L. y Benedito Eloy V.
  5. Colombia — David P. y John A.
  6. El Salvador — Humberto M.
  7. Estados Unidos y Canadá — Virginia H. y N. M. »AC« C. (Manitoba).
  8. Europa de habla francesa — Annie C. (Francia) y Paul S. (Bélgica).
  9. Finlandia — Pentti K. y Valter L.
  10. Holanda — Eric V. y Sip O.
  11. Honduras — José C.
  12. Inglaterra — Joyce C. y Bill S.
  13. Irlanda — Frank McA. y Ambrose M.
  14. México — Roberto M. y Francisco C.
  15. Nicaragua — Juan P.
  16. Noruega — Dr. Oscar Olsen (no alcohólico) y Oskar H.
  17. Nueva Zelanda — Dr. Fraser McDonald (no alcohólico) y Pat M.
  18. Sudáfrica — John B. y Graham S.
  19. Suecia — Lennart R.

El Dr. John L. Norris había hablado en el 32º Congreso Internacional Anual sobre Alcoholismo, en Varsovia, Polonia, el 3 de septiembre, de modo que invitado a participar en la R.S.M. de Helsinki. Compartió con los delegados (como lo hizo en el Congreso de Varsovia) los resultados del análisis social de A.A. de 1977. El estudio se realiza cada tres años en EE.UU. y Canadá, pero en este caso incluía datos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Finlandia, México y Alemania Occidental. Más de 19 000 miembros mundiales de A.A. participaron. Los resultados fueron de considerable interés para los delegados, quienes también expresaron su aprecio por la presencia del Dr. Jack.

El tema de la 5ª R.S.M., »Recuperación, unidad y servicio mundial«, fue tratado. La charla principal sobre el tema la hizo David P., delegado de Colombia; no sólo fue aclamada por su audiencia inmediata en Helsinki, sino que fue reproducida y distribuida ampliamente en la Comunidad. Por esta razón se la reproduce completa aquí:

»El evento que ahora empezamos es realmente maravilloso. Nos hemos reunido porque a pesar de nuestras diferencias, tenemos algo en común que nos ata con fuertes lazos. Hemos conocido el proceso de una penosa enfermedad. Nosotros hemos adquirido, por la gracia de Dios, una recuperación que ahora nos permite vivir y amar otra vez. Estamos envueltos en el espíritu de unidad que nos da fortaleza. Estamos impulsados por un deseo de hacer servicio. Nosotros somos los herederos de los Legados de A.A.

»Los astrónomos hablan acerca de ciertos cuerpos del espacio exterior, los cuales, habiendo perdido su función generadora, se estrechan lenta e inexorablemente, concentrándose en sí mismo de tal manera que se estrechan en una medida infinitesimal, pero adquieren una impresionante gravedad. Ellos son los así llamados »agujeros negros«, de pequeñísimo volume, con tremendo peso. Su densidad se centra de tal manera que un vértice de gravedad se forma a su alrededor, un agujero fantasmal y catastrófico que devora todo lo que pasa por delante; luz y radio y ondas de energía son absorbidas y arrastradas por esa vorágine irresistible.

»Lo mismo sucedió en nuestra vida alcohólica. La sobrecarga emocional nos llevó a estrechar nuestra mentalidad. un vacío sombrío nos envolvió. Un tremendo depósito de energía negativa tomó su lugar acompañado de nuestra propia culpa y sufrimiento. Cuanto mayor es nuestra carga emocional, más pequeña es nuestra dimensión espiritual. Cuanto mayor es la densidad de nuestro egoísmo, más cortos son los objetivos de nuestros horizontes. Los agujeros negros en el espacio de nuestras vidas se están hundiendo y paralizan nuestras fuerzas de voluntad, nuestras capacidades, nuestros sueños, nuestras ambiciones, metas y perspectivas.

»A diferencia de estos cuerpos siderales, nosotros tuvimos una salida de nuestras condiciones. El mensaje de salvación de A.A. vino hacia nosotros. Y el diminuto universo que nos confinó comenzó a expandirse otra vez. Empezamos a desatar nuestra imaginación, nuestra mente y nuestra buena voluntad. Estábamos listos para vivir y dejar vivir. La vida espiritual había renacido. Encontramos armonía con nosotros mismos, con nuestros hermanos y con Dios. Y a esto nosotros lo llamamos ›Recuperación‹.

»¿Qué es entonces ›recuperación‹ para mí?

No es perfección, sino la búsqueda de ella.

No es letargo, sino un estado de alerta.

Es darse cuenta que hay un lugar para nosotros en el mundo.

Es reconocer que nosotros solos no podemos hacer nada, pero con la ayuda de Dios podemos lograr todo.

Es estar seguros de que caminamos a lo largo del sendero, aún cuando hacemos nuestro sendero mientras lo recorremos.

Es vivir hoy como nos hubiera gustado vivir ayer y como nos gustaría vivir mañana.

Es saber que nuestro viaje tiene un sentido, una razón de ser.

Es un constante despertar espiritual.

Y, sobre todo, recuperación es un trabajo de fe.

»Nosotros los alcohólicos ya hemos sufrido en las manos de un enemigo poderoso. No queremos pelear contra nadie, ni siquiera contra el alcohol. Hemos llevado nuestra enfermedad física, mental y moralmente. Cuando despertamos a la realidad, nos paramos entre las ruinas de una vida frustrada, de una moralidad destruída y de una dignidad pisoteada.

»Por la gracia de Dios, no obstante, hemos sobrevivido, uniéndonos a una sociedad de iguales. Nos necesitamos los unos a los otros en un medio ambiente armonioso, con el fin de sobrevivir. Necesitamos ›Unidad‹.

»¿Qué es ›unidad‹ para mí?

No es una monodia, sino una sinfonía de voces individuales.

No es una ley compacta, sino una mezcla de opiniones diferentes.

Es saber que nuestro hermano o hermana alcohólico tiene el mismo derecho de vivir, de ser feliz y de tener paz, como la tenemos nosotros.

Es sentir que la palabra »nosotros« figura antes que la palabra »yo«.

Es admitir que todos somos iguales ante Dios.

Es aceptar que diferentes senderos nos pueden llevar a nuestro destino final.

Es un desprendimiento de nuestro orgullo para no sentirnos mejores o peores que nuestros comparñeros.

Es no hacer a los demás lo que no quisiéramos que nos hagan a nosotros.

»Y, sobre todo, unidad es trabajar humildemente —humildemente para aceptar la autoridad última que se expresa a sí misma en la conciencia del grupo—; humildad para dar la bienvenida a quien desea ser un miembro de A.A.; humildad para comprender que nuestra tarea como servidores no nos garantiza poder, mando o autoridad; humildad para mantener el anonimato que nos recuerda que los principios están antes que las personalidades.

»En nuestra época de bebedores, cuando el mundo era sólo una enorme »tierra de nadie«, nosotros teníamos como brújula el egoísmo y nuestra propia satisfacción como programa. El dinero, la inteligencia, la imaginación y la iniciativa eran usados solamente como herramientas para construir un mundo hecho a nuestra medida. Cuando nuestros castillos construídos con cartas se derrumbaban sobre nuestras propias cabezas, algún otro venía a rescatarnos, a comprendernos y a transmitirnos el mensaje que nos salvaría. Mucha más era puesto a nuestra disposición: literatura para leer, experiencia dada libre y alegremente y un lugar de reunión donde una taza de café nos estaba esperando.

»Al principio recibíamos y usábamos estos servicios, tomándolos como dádivas. Pero gradualmente empezamos a sentir que se nos estaba entregando un tesoro que no teníamos derecho a esconder. Teníamos que llevar a alguien más la luz de la esperanza que había iluminado nuestra oscuridad. No era justo que dejáramos los frutos que habíamos cosechado pudriéndonos en los graneros de nuestra pereza. Y así nos volcamos al Servicio.

»¿Qué es el servicio para mí?

No es altruísmo, sino la necesidad de sobrevivir.

No es caridad, sino una expresión de gratitud.

Es la responsabilidad de prestar una mano a nuestro hermano o hermana que se está ahogando.

Es reconocer que brindándonos nosotros mismos a otros podremos encontrar nuestras propias almas.

Es aprender que aquellos que dan lo máximo reciben lo máximo.

Es llevar a otros alcohólicos la sobriedad que a nosotros nos fue concedida.

Es trabajar para que otros logren un lugar permanente en el nuevo mundo que hemos descubierto.

Es recordar las palabras de Bill W.: ›Debemos llevar el mensaje de A.A.; de otra manera podemos caer en la decadencia y aquellos a quienes todavía no les ha llegado la verdad pueden morir‹.

Y, sobre todo, servicio es un trabajo de amor.

Es el amor el que trabaja sin egoísmo, paciente, tolerante, amor anónimo, amor que no tiene valor monetario. Amor que no tiene envidia y que soporta todo.

»En el nombre John, mi compañero delegado, y en el de todos los A.A. de Colombia, me gustaría agradecerles por su amable invitación de ofrecer esta charla. Pueda Dios ayudar a todos los participantes de esta reunión para que seamos capaces de encontrar nuevos y mejores acercamientos para llevar a todos los alcohólicos del mundo nuestros legados de Recuperación con Unidad a través del Servicio.

»Finalmente, quisiéramos felicitar a nuestros hermanos fineses por haber llevado a cabo la organización de esta reunión en una forma tan brillante, responsable y efectiva.

»Muchísimas gracias.«

El Comité de Política, Admisiones y Finanzas informó que habían acordado que la discusión sobre el carácter y el rol futuro de la Reunión de Servicio Mundial había sido el tema más importante en su agenda, y que dedicaron la mayor parte de su tiempo a él. Una sugerencia fue que la Junta de Servicios Generales y la Conferencia de EE.UU. y Canadá sean expandidas y reestructuradas para que se incorpore A.A. mundial, pero esta opción fue rechazada por el comité. Un miembro dijo: »La R.S.M., entre 1969 y 1978, debería haber crecido más allá de la adolescencia y haber sumido una responsabilidad adicional«. En este sentido el comité recomendó unánimemente que la R.S.M. llenaría su propósito de conseguir la unidad mundial de A.A. y prácticas comunes entre todos los países. Se propuso que este tema fuera retomado y tratado en profundidad por los delegados en sus respectivas conferencias o juntas nacionales, y que sería prominente en la agenda de la R.S.M. de 1980. Esta propuesta fue aprobada unánimemente.

Aparte de las mesas de trabajo sobre »Comunicaciones entre países«, para Europa hubo dos recomendaciones que despertaron la excitación entre todos los delegados, y que tuvieron impacto duradero en los servicios mundiales:

Se recomendó el establecimiento de un Centro de Información Europeo. La responsabilidad para implementar esta recomendación fue aceptada por los delegados del Reino Unido, con el centro operativo fuera de la Oficina de Servicios Generales, en Londres. El propósito del Centro es recibir información de los países participantes para diseminarla hacia otros países europeos y O.S.G. Tal información incluiría futuras convenciones y otros eventos para evitar conflictos de fechas, así como el intercambio de experiencias sobre distintos temas del servicio y de estructura.

Fue también fuertemente recomendado que aquellos otros países europeos todavía no representados en el nivel del servicio mundial serían estimulados para compartir sus experiencias con nosotros. España, Islandia, Portugal, Austria, Italia y Grecia fueron especialmente mencionados.

Nuestra visión del futuro es el establecimiento de alguna forma de Reunión de Servicio Europeo, cuyo principal objetivo será el mismo de todas las reuniones de servicios dentro de la Comunidad mundial de A.A.

Mientras tanto, en esta primera reunión del Comité de Política, Admisiones y Finanzas fue honestamente discutida la preocupación relacionada con lo informado más arriba. Mientras fue acordado que el concepto de un cuerpo mundial de A.A. es esencial, se tuvo la sensación de que sería más beneficioso para A.A. que de los países participantes se adquiriera más información de los delgados y más actividad entre reuniones. También se sintió que habían pocos beneficios para los países no participantes, quienes eran los que realmente necesitaban ayuda principalmente en el desarrollo de la estructura de servicio.

Una solución específica que deberá ser explorada desde ahora hasta 1980 será una reorganización de la R.S.M. para proveer de asambleas de servicio regional, conforme a afinidades idiomáticas, donde sea posible, o conforme a consideraciones geográficas.

El resultado directo de estas recomendaciones fue el establecimiento propuesto primeramente, de manera informal, en la 2ª R.S.M., y discutido en mayor detalle en la 3ª y en la 4ª sobre reuniones de servicio interinas o ›zonales‹, a realizarse en los años intermedios entre reuniones de A.A. de servicios generales. Principalmente, reuniones de servicio europeas e iberoamericanas.

En una sesión completa, la 5ª R.S.M. reafirmó la sugerencia de que las reuniones se realizaran alternadamente en Nueva York, y se reafirmó la sugerencia hecha por la 4ª R.S.M. respecto a que la reunión de 1980 se realizaría precediendo en forma inmediata a la próxima convención internacional de A.A.

Al finalizar la R.S.M. de 1978, los delegados fueron huéspedes de la Junta finesa, haciendo un recorrido turístico de Helsinki en autobús. Dos incidentes del tour fueron especialmente recordados. Sip O., el interesante joven delegado de Holanda, tuvo que decir adiós a la mitad del viaje para alcanzar el avión de regreso a casa y, mientras su pequeña figura desaparecía por la calle con emocionados adioses siguiéndole desde el autobús, muchos ojos se humedecieron. Y en una parada en el magnífico Centro de Actuaciones Artísticas, Ellie Norris (esposa del Dr. Jack) comprobó la acústica del vasto salón de conciertos cantando una canción en su encantadora voz de soprano. Ellie cantó »Sin una canción« (Without a song), cambiando las palabras en »sin A.A.« (without A.A.)

El tour terminó en la Convención del 30º Aniversario de A.A. en Finlandia, en el Centro Ferial de Helsinki, el domingo por la tarde, el 8 de octubre. Con una multitud de miles llenando la amplia arena, los delegados escucharon charlas de profesionales y autoridades no alcohólicas alabando a A.A., y participaron del honor rendido a Veikko K., antiguo delegado de la R.S.M., gerente de la O.S.G., y lo que es más importante, fundador de A.A. en Finlandia.

Sexta Reunión de Servicio Mundial – 1980 – Glen Cove, L.I., N.Y.

Inspirados parcialmente por el éxito como lugar de la reunión de la Isla Hanasaari de Finlandia, la 6ª R.S.M. se realizó en el Centro de Conferencias Harrison, en Glen Cove, Long Island, Nueva York, entre el 27 y el 30 de junio de 1980, con la misma entusiasta reacción. Islandia fue admitida por primera vez, revelando en su informe que tenía alrededor de 2000 miembros A.A., una junta de custodios, una conferencia de servicio nacional y un floreciente operativo en publicaciones.

Veintidós países fueron representados por 34 delegados:

  1. Argentina — Tomás E. Walter B.
  2. Australia — Anne O´C. y Bob McC.
  3. Bélgica — Urbain W. y Romain B.
  4. Brasil — Benedito V. y Roy P.
  5. El Salvador — Uzziel M.
  6. Escocia — Angus M.
  7. Estados Unidos y Canadá — Virginia H. y Stan Cameron (Saskatchewan).
  8. Europa de habla alemana — Ferdinand B. (Alemania) y Walter K. (Suiza).
  9. Europa de habla francesa — Annie C. (Francia) y Philippe de B. (Bélgica).
  10. Finlandia — Pentii K. y Lloyd S.
  11. Holanda — Reginald B. y Sip O.
  12. Honduras — José C.
  13. Inglaterra — Joyce C.
  14. Irlanda — Denis O´D.
  15. Islandia — Tomas T. y Johannes M.
  16. México — Roberto C. y Francisco Cheves (no alcohólico).
  17. Noruega — Oscar Olsen (no alcohólico) y Oivind S.
  18. Nueva Zelanda — Ken P. y Neil P.
  19. Sudáfrica — Suliman E.
  20. Suecia — Lennart R. y Curt L.

También estuvo presente en la 6ª R.S.M. Marty M., fundadora del Concilio Nacional sobre Alcoholismo. Marty, tres semanas antes de su muerte, compartió sus experiencias como una de las primeras mujeres en Alcohólicos Anónimos.

El Dr. Milton Maxwell (no alcohólico), Presidente de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, presidió la reunión, pronunciando las palabras de apertura y de clausura. Bob P. presidió; Beth K. fue secretaria y coordinadora.

Las palabras de bienvenida del Dr. Maxwell fueron especialmente interesantes como expresiones de un sociólogo profesional respecto a Alcohólicos Anónimos. En su primera exposición a un grupo de A.A., dijo: »Yo experimenté el poder de una convivencia honesta donde los miembros ya no tenían nada qué esconder […] De modo que me sentí en mi hogar […] Sentí que yo mismo cambiaba y no deseaba irme«. Se maravilló con las Tradiciones: »Las Tradiciones nos previenen contra la tendencia común en las organizaciones humanas de olvidar que el dinero y las propiedades y la sociedad son solamente ›medios‹, que caen de su legítimo lugar cuando terminan; el ›propósito‹ es mantenido visiblemente en la mira«. Él expresó su admiración por la forma en que la Conferencia no legisla o gobierna, pero desarrolla consenso ›por unanimidad sustancial‹. Concluyó:

»La unidad de A.A. no está basada en la autoridad, sino en la aceptación de la diferencia, permitiendo la libertad y manteniendo nuestra mira en el propósito primario de ayudar a otro a conseguir y mantener la sobriedad.

»Básicamente el aspecto espiritual del programa significa un desinteresado acercamiento a todo, no insistiendo en imponer nuestro propio criterio, sino aceptando lo que es mejor para A.A. como un todo. El camino de A.A. es dar a cada uno su dignidad y su libertad. Nuestra experiencia en EE.UU. y Canadá es no poner limitaciones a cada uno de nosotros, sino juntarnos en esta Reunión de Servicio Mundial para compartir nuestra experiencia y vuestra experiencia y, a través de este intercambio, cooperar con el crecimiento de A.A. en todas partes del mundo.«

Después de una conmovedora exposición de Anne O´C., de Australia, sobre el tema »Servicio: el corazón de A.A.«, el primer punto significativo de la agenda, tal como había sido recomendado en la 5ª R.S.M., fue una discusión general de fondo sobre »la posibilidad de reorganización de la R.S.M. para servir mejor en su función«. La sesión fue animada y marcada por un consenso general de que a esta altura no se necesitan mayores cambios. El progreso hecho respecto a tener dos reuniones regulares de zona —una en Europa y otra en Latinoamérica— fue destacado como una buena manera de mantener las relaciones iniciadas en la R.S.M. y para la inclusión de países que aún no están calificados para participar de la R.S.M. El sentido unánime de la reunión fue »que la Reunión de Servicio Mundial, en su forma presente, debería ser continuada, y que las reuniones interinas de zona continúen siendo estimuladas, y los delegados cumplan con sus responsabilidades de llevar el mensaje de las R.S.M. a sus propios países y a los países de aquellas partes del mundo que necesitan ayuda«.

Relacionadas con los puntos de la agenda fueron las presentaciones »El futuro de A.A. en el mundo«, y los informes sobre las reuniones de servicio de zonas interinas. Se informó que tal reunión había sido realizada en Bogotá, Colombia, el pasado noviembre, y que las reuniones de planificación, incluyendo varios países, había sido efectuada en Gran Bretaña, apuntando a la 1ª Reunión de Servicio Europea, en 1981.

Fue el sentimiento de la reunión que México fuera la sede de la 7ª R.S.M. en 1982, y se recomendó que se proveyera a esta reunión de traducción simultánea español-inglés.

El Comité de Política, Admisiones y Finanzas formalizó el sentido primario de la discusión de fondo de la reunión. »En respuesta a la pregunta de la posible reorganización de la R.S.M., el Comité recomendó que la R.S.M. debía continuar en su forma presente y estimular la continuación y expansión de reuniones zonales en los años intermedios. Y que por el momento tales reuniones serían complementarias, no una parte de la estructura de la R.S.M., pero en los intereses de la continuidad, los delegados de primer término de la R.S.M. deberían, cuando fuera apropiado, ser miembros de las reuniones zonales. El Comité, además, recomendó que no sería apropiado para los observadores de los países sin una estructura nacional participar de las futuras R.S.M., pero recomendó que más países podían invitar a observadores a sus conferencias nacionales para compartir sus experiencias.

El Comité Trabajando con Otros manifestó que puesto que el tema de la drogadicción aparece frecuentemente ne las reuniones de información pública, sería importante que A.A. ofrezca un programa de recuperación desde el alcoholismo. La gente que es alcohólica y también adicta a las drogas es bienvenida a nuestra Comunidad. El único requisito para ser miembros de A.A. es el deseo de dejar de beber.

Los delegados escucharon dos conmovedoras y memorables charlas de clausura. Tomas T., de Islandia, dijo en parte:

»La Reunión de Servicio Mundial de Alcohólicos Anónimos se ha convertido en el pilar de la cooperación y de las relaciones internacionales dentro de la Comunidad. Para nosotros, por ser la primera vez que Islandia participa, esta reunión es lo que la Meca para Mohamed; las experiencia del infante sentado sobre las rodillas de sus mayores, absorbiendo de sus labios el conocimiento adquirido a través de victorias duramente ganadas durante una vida, salpicadas con la conciencia de nuestro fracaso, que no necesitan ser repetidos por aquellos que siguen en sus pasos. Nosotros hemos venido aquí con la mente abierta para aprender, un deseo de compartir cualquier pequeña experiencia que podamos tener, y dejamos todo lo más preciado en comprensión —una palabra clave— de verdad, como el problema que podíamos haber pensado existía sólo para nosotros los del norte, era el mismo para nuestros compañeros de A.A. que viven en el sur, oeste y este, y que podemos resolver a través del intercambio. Una vez en casa, informaremos que esta Comunidad es una dentro de ella: no existen fronteras.«

El Dr. Maxwell ofreció nuevamente su experiencia, su perspectiva como profesional no alcohólico, y su extraordinaria comprensión. Sus palabras de clausura incluyeron lo siguiente:

»Lo que Bill y el Dr. Bob —y algunos otros pioneros— ayudaron a diseñar, difiere de la mayoría de las organizaciones en muchos aspectos. Con todo, yo creo que aquí tenemos el secreto de la efectividad y de la supervivencia de A.A. Para repetirme: en una sociedad más amplia, caracterizada por las disputas competitivas para conseguir el status, el reconocimiento, el poder y las cosas materiales, A.A. tiene un programa de recuperación basado en los valores de crecimiento opuestos, que conducen a una forma de vida centrada en la no individualidad. Básicamente es así. Además, A.A. tiene una vida colectiva —su vida en grupos, sus Tradiciones, su estructura—, lo que está marcadamente en armonía con su vida centrada en la no individualidad. Nuestras Tradiciones y la estructura apoyan el programa básico de recuperación. No hay confusión sobre objetivos y medios. Hay sencillez de propósitos. Hay una armonía interna del programa, de los principios y de las práctica que se mantienen en notable contraste con las operaciones de la mayoría de las organizaciones y agencias de nuestra sociedad.

»La gente a veces se pregunta si A.A. sobrevivirá —una pregunta que ha sido hecha cada década—. Bueno, es verdad que los miembros individuales y los grupos de A.A. a menudo malogran su propósito. Es igualmente cierto que ninguna organización humana es inmune al abatimiento y al fracaso. Sin embargo, a mí me parece que Alcohólicos Anónimos tiene algunos aciertos inusuales en sus Tradiciones, en su estructura y en la naturaleza de su programa de recuperación, que ayudará a A.A. en el curso del futuro previsto.«

Tan pronto como la reunión concluyó, los delegados partieron hacia Nueva Orleans, donde fueron los huéspedes de la Junta General de Servicios de EE.UU. y Canadá en la Convención Internacional de A.A. Muchos de ellos participaron en espacions sobre el programa y allí, por primera vez, se llevó a cabo un almuerzo de nuevos y antiguos delegados a la R.S.M.

Séptima Reunión de Servicio Mundial – 1982 – San Juan del Río, México

La 7ª R.S.M. tuvo lugar entre el 14 y el 17 de octubre de 1982 en el hermoso y simpático hotel La Mansión, un centro de convenciones en San Juan del Río, México, a unos 115 kilómetros al norte de la ciudad de México. Los 38 delegados (un número récord), y el personal de la O.S.G. de Nueva York y México se reunieron en la capital y fueron transportados al lugar de reunión en autobús. Los delegados fueron:

  1. Alemania — Ferdinand B. y Manfred W.
  2. Australia — Vonnie E. y Bob McC.
  3. Bélgica — Urbain W. y Romain B.
  4. Brasil — Saulo P. y Roy P.
  5. El Salvador — José M.
  6. Europa de habla francesa — Jean-Max B. (Francia) y Philippe de B. (Bélgica).
  7. Escocia — Angus M.
  8. Estados Unidos y Canadá — David A. y Stan C. (Saskatchewan).
  9. Finlandia — Karl H. y Lloyd S.
  10. Guatemala — Walter S.
  11. Holanda — Hans B.
  12. Inglaterra — Dr. David Robinson (no alcohólico).
  13. Irlanda — Dennis O´D.
  14. Islandia — Valberg H. y Johannes M.
  15. Italia — Roberto C.
  16. México — Roberto C. y Juan B.
  17. Noruega — Bjorn O. y Oivind S.
  18. Nueva Zelanda — Ken P. y Neil P.
  19. Sudáfrica — Suliman E. y John H.
  20. Suecia — Curt L. y Eva H.
  21. Trinidad y Tobago — Andrew B. y Ramnath B.
  22. Uruguay — Dr. Fernando C. y Carlos G.

Esta fue la primera R.S.M. para Italia, Trinidad y Tobago, y Uruguay.

Phyllis M., secretaria y coordinadora, y Bob P. constituyeron las fuerzas de avanzada del trabajo con la O.S.G. de México para organizar la reunión. Se incluyeron como colaboradores de la citada oficina a: Genaro S., gerente general; Juan B., custodio, así como delegado a la R.S.M.; y José G., un hombre de negocios bilingüe voluntario de la O.S.G., quien fue designado el principal contacto para la planificación y dirección de la R.S.M., incluyendo el manejo de los fondos. Además, Consuelo D., custodio, fue anfitriona y trabajadora —primariamente para las familias e invitados de los delegados—, pero en general durante su desarrollo.

La impresión predominante de la reunión mexicana fue la hospitalidad, no sólo de los ya mencionados arriba, sino también de los miembros locales de A.A. Cuando los autobuses llegaron a La Mansión, el jueves, ellos se encontraron con una delegación de grupos cercanos a San Juan del Río que se presentaron a los delegados con un enorme y hermoso arreglo floral, y ofrecieron una charla, diciendo cuán orgullosos se sentían porque esta importante reunión se estaba desarrollando en su ciudad, y pidiendo la bendición de Dios para las actuaciones. El arreglo florar se expuso en el recibidor del hotel durante los cuatro días de la reunión.

Como era la primera reunión que contaba con facilidades de traducción simultánea, esto fue evaluado por el Comité de Política, Admisiones y Finanzas como muy beneficioso. Se recomendó que se proveyeran traducciones simultáneas inglés-español en la 8ª R.S.M. y así en adelante.

Así mismo, el Comité de Literatura y Publicaciones evaluó el valor de la Comisión Latinoamericana de Traducciones. Ellos indicaron que la comisión cubre una función necesaria y recomendaron que su continuación se incluyera en la agenda para ser discutida en la siguiente reunión zonal latinoamericana.

Después de una amplia discusión sobre los problemas que varios países estuvieron experimentando con la literatura no aprobada por la Conferencia, el consenso del Comité de Publicaciones fue que los países que venden sólo literatura de A.A. experimentan poca o ninguna dificultad, y que los países que venden literatura no aprobada por A.A. están teniendo problemas. El Comité sugirió que los miembros fueran informados sobre la literatura aprobada por la Conferencia, la que refleja el punto de vista de A.A. como un todo, en tanto que la literatura no aprobada por la Conferencia, a menudo representa los pensamientos de un sector y no el de la consciencia colectiva de los grupos de A.A.

El tema de la 7ª R.S.M., »Llevando el mensaje de A.A.«, fue enfatizado y prolongado en detalle en los fundamentos expresados por Lloyd S. en Finlandia. El tema fue desarrollado a lo largo de las presentaciones en las mesas de trabajo y en la agenda del Comité Trabajando con Otros, que desarrolló aspectos tales como información pública, cooperación con la comunidad profesional y trabajo con centros de tratamiento e instituciones correccionales. En el informe del Comité se remarcó el valor del intercambio entre países en estas áreas. Además, para que los delegados tuvieran información de la R.S.M. y de las reuniones zonales, se sugirió que fueran intercambiados boletines y gacetillas sobre estos temas y después traducidas cuando fuera necesario y distribuídas. Se destacó también que debían ser invitados a la Conferencia de Servicios Generales delegados de diferentes países como observadores, para adquirir experiencia y conocimiento sobre estos aspectos. El Comité enfatizó que las mesas de trabajo sobre estos temas se llevaran a cabo en las convenciones y conferencias en distintos países.

En México, las mesas de trabajo fueron especialmente invitadas a ser útiles para incentivar el intercambio de información pública entre países, en las mujeres en A.A., y en los Doce Conceptos donde el interés era muy grande. Una parte importante de la agenda fue los informes de la 1ª Reunión Europea de Servicios y el 2o. Encuentro Iberoamericano.

En su charla de clausura, Fernando Gutiérrez Herrera, distinguido no alcohólico y Presidente de la Junta de Servicios Generales Mexicana, comparó cada vida humana con los vitrales de una catedral —una obra maestra, cuando la relación entre los elementos es armoniosa—. Pero el alcoholismo destruye la integridad del ser humano y afecta a sus familias y sus relaciones sociales, y el ›vitral‹ se rompe. Alcohólicos Anónimos restaura la obra maravillosa que es la vida humana, y aquellos en el servicio de A.A. —como los delegados de la R.S.M.— son el andamiaje anónimo que restaura la integridad, la armonía y la belleza.

Octava Reunión de Servicio Mundial – 1984 – Nueva York, N.Y.

Apropiadamente, la 8ª R.S.M. se llevó a cabo en la sede de la 1ª R.S.M., el Hotel Roosevelt, en la ciudad de Nueva York. Igualmente apropiado fue su tema: »La Reunión de Servicio Mundial hace su inventario«. Quizá a causa de su ubicación, los cuatro días entre el 21 y 25 de octubre de 1984 parecieron especialmente ricos y productivos. En las sesiones generales nuevamente se proveyó de traducción simultánea inglés-español.

Asistieron un total de 38 delegados de 24 países:

  1. Alemania — Ingeborg C.
  2. Argentina — Carlos C. y Juan R.
  3. Australia — Vonnie E. y James S.
  4. Bélgica — Marcel V. y Gilbert C.
  5. Brasil — Saulo P. y Nilton F.
  6. Colombia — Iván C. y Hugo C.
  7. El Salvador — José M.
  8. Escocia — Raymond McC.
  9. Estados Unidos y Canadá — David A. y Helen H. (Manitoba).
  10. Europa de habla francesa — Jean-Max B. (Francia) y Maurice L. (Bélgica).
  11. Finlandia — Kari H. y Raimo S.
  12. Inglaterra — James H.
  13. Italia — Roberto C. y Carlo E.
  14. México — Juan B. y Rafael R.
  15. Noruega — Erik U.
  16. Nueva Zelanda — Ken P. y Jack de G.
  17. Sudáfrica — Pieter du T. y John H.
  18. Suecia — Eva H.
  19. Trinidad y Tobago — Ramnath R. y Kapoor R.
  20. Uruguay — Dr. Fernando C.

Continuando la recepción de apertura del domingo por la tarde, los delegados vieron una nueva película sobre información pública, producida por la O.S.G. de Gran Bretaña, una conmovedora presentación del alcoholismo y de la recuperación en A.A., intitulada »Un día a la vez«. La 8ª R.S.M. fue inaugurada por Gordon Patrick, Presidente de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá. Después de pasar lista, John H., de Sudáfrica, dirigió un mensaje fortificante y tremendamente conmovedor. Después de compartir algo de su propia recuperación y de revisar lúcidamente el objetivo de la R.S.M., John sugirió una serie de preguntas importantes para el acceso de cada delegado en la semana venidera: »¿Tengo valores? ¿Sé hacia dónde voy? ¿Soy capaz de distinguir entre pensamiento y acción? ¿Cómo me comunico? Las comunicaciones incluyen preguntas, expresiones, escuchar y comprender. ¿Estoy alcanzando el ›objetivo‹ de nuestros principios espirituales? ¿Hablamos verdaderamente el lenguaje de nuestro corazón? Lo que la gente ›siente‹ acerca de las cosas es a menudo tan importante como lo que ellos ›saben‹ acerca de ellas […]«

Para que la R.S.M. haga su propio inventario, dijo él, primero tenemos que tratar de responder algunas preguntas probatorias:

De la Reunión de Servicio Mundial:

1. ¿La Reunión de Servicio Mundial ha logrado alcanzar sus expectativas? ¿Ha conseguido los objetivos propuestos originalmente?

2. ¿Qué se propone actualmente la Reunión de Servicio Mundial y qué se espera conseguir en el futuro? ¿Se ha recuperado de sus dolores de crecimiento, o yo estoy ayudando a prolongarlos?

Nosotros mismos como personas:

1. ¿Se comprende en mi país la importancia de la Reunión de Servicio Mundial?

2. ¿Qué he hecho yo para comunicar apropiadamente a los miembros de A.A. de mi país las recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial?

3. ¿Me dedico lo suficiente? ¿Estoy verdaderamente comprometido? ¿He hecho tanto como podía haber hecho?

De la Comunidad de A.A. como un todo:

1. ¿Estamos compartiendo sólo ›historias felices‹, cuando podemos en realidad aprender de los hechos que pueden ser vistos como ›fracasos‹?

2. ¿Nuestras recomendaciones cumplen alguna función en las decisiones y actuaciones de los procedimientos de A.A.?

3. ¿Podríamos pedirle a la Conferencia de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, a la Junta de Servicios Generales y a Alcoholics Anonymous World Services, Inc., como los cuerpos de mayor experiencia, que sean más explícitos respecto a lo que se espera de nosotros?

4. ¿Vemos a otras asociaciones en el campo del alcoholismo como una ›amenaza‹? »Seamos amigables con nuestros amigos«, ¿quiénes son nuestros amigos?

5. ¿Cuál es nuestra experiencia, fortaleza y esperanza?

El lunes por la mañana, Bob P., quien presidió, dirigió una charla de apertura improvisada en la cual compartió la perspectiva histórica de llevar el mensaje de A.A. Él dijo: »Nosotros somos propensos a pensar que los comienzos de A.A. fueron en el momento que Bill le llevó el mensaje al Dr. Bob y el Dr. Bob dejó de tomar. Realmente comenzó allí, pero a Bill le gustaba remontar los comienzos a 1932, en Zurich, Suiza, y al Dr. Carl Jung, el gran psiquiatra«. Él entonces relató cómo el Dr. Jung le había dicho a un paciente, Rowland H., que su única esperanza para la recuperación del alcoholismo era tener una »experiencia transformadora del espíritu«. Rowland fue capaz de experimentar esa transformación a través de los grupos Oxford, y de llevar el mensaje a un compañero alcohólico, Ebby T., quien a su vez lo llevó a Bill. Bob concluyó:

»Por supuesto que este es el mensaje que aún transmitimos a los alcohólicos que sufren actualmente. Sin embargo, ¿estamos nosotros llevando el mensaje a todos los países? Quizá el mensaje, de alguna manera, se ha perdido en el camino. ¿Creemos que sólo relatando nuestras historias y cómo hemos adquirido sobriedad en A.A. es suficiente? A veces es suficiente, pero no es el mensaje que le fue transmitido a Bill, el que él transmitió una y otra vez. Es sólo a través de la experiencia transformadora del espíritu que nos podemos recuperar. De modo que cuando hagamos nuestro inventario de la Reunión de Servicio Mundial, quizá tendríamos que ver si estamos llevando a todos los países el mensaje a través del esfuerzo de nuestra estructura de servicio, de la literatura y de los Doce Pasos.«

Durante lo día que siguieron, los delegados, a través de presentaciones y discusiones, de mesas de trabajo y de acciones del comité, informaron sobre las responsabilidades que se le había impuesto sobre el tema de la Reunión y otros temas de la agenda. De inusual interés fue la presentación y discusión sobre »Comunicación a través de la literatura«, moderada por el delegado de Inglaterra, con presentadores de México, Italia y Finlandia. En los cuatro países virtualmente toda la literatura es publicada en sus respectivos idiomas, y el resultante incremento de sus miembros ha sido dramático. La historia de Italia fue especialmente inspiradora, ya que hasta 1980 no existía la literatura en Italia, y ahora hay una gran cantidad de libros y panfletos, y A.A. ha crecido de siete grupos a ciento veinte en sólo cuatro años. Otra sesión extremadamente popular fue dedicada a »Volver a los fundamentos«, especialmente una presentación hecha por David A., delegado de EE.UU. y Canadá.

También se entregaron informes de las reuniones interinas de servicios de Europa e Iberoamérica.

Después de la 8ª R.S.M., clausurada el jueves por la tarde, los delegados disfrutaron de dos días más de actividades programadas. El viernes por la mañana visitaron la O.S.G. de Nueva York y almorzaron allí. Más tarde, en una reunión informal en el Roosevelt, ellos se reunieron con la Junta General de Servicios de EE.UU. y Canadá. Después de la cena, tres custodios no alcohólicos —Dr. Jack Norris, Joan Jackson y Mike Alexander— compartieron sus experiencias y el custodio Dr. Bill Flynn moderó una sesión sobre el papel de los custodios no alcohólicos. El sábado, los delegados visitaron Stepping Stones, y esa noche fueron huéspedes de honor en la Cena del Cumpleaños de Bill. Jack de G., de Nueva Zelanda, y Fernando C., de Uruguay, fueron los oradores. Los otros delegados se sentaron en las gradas, dominando visualmente la multitud de más de 2000 asistentes.

Susan D. actuó como secretaria y coordinadora de esta 8ª R.S.M. El único pero excelente informe del evento apareció en el New York Daily News del 28 de octubre de 1984. El columnista había pedido permiso para asistir a algunas de las reuniones que los delegados habían acordado y esta narración fue la resultante:

»La vida más allá de la botella«

»La semana pasada, una coincidencia: El alcoholismo produjo novedades que asustan cuando un estudio reveló que un increíble 11% de los chicos de la escuela secundaria del Estado de Nueva York dependen del alcohol […] y ex bebedores de ds docenas de países se reúnen aquí, en el Hotel Roosevelt, para compartir sus experiencias, fortaleza y esperanza en una convención internacional de Alcohólicos Anónimos.

» ›Yo era el peor bebedor de mi pueblo cuando tenía 17 años‹, comentó un pequeño hombre de suave voz de Trinidad. Él dijo que se había unido a A.A. a los 20 años, en 1973, y que desde entonces estaba sobrio.

»Un hombrón de Sudáfrica, de encantadora sonrisa, dijo: ›Mi esposa acostumbraba mandarme al café de la esquina por un poco de pan y yo volvía dos días después«. Dijo que A.A. lo había mantenido sobrio desde hacía 14 años.

»Un neozelandés alabó a A.A. por ser un equipo de gran corazón, ›en el cual un convicto por desfalco había sido invitado a servir como tesorero‹.

»El delegado de EE.UU., Dave, de Dallas, preguntó: ›¿Alguno sabe cuánto cuesta a una aerolínea hacer una parada no programada y arrojar a un bebedor? Cuesta $6,000 dólares. Yo lo sé porque fui arrojado tres veces de diferentes aerolíneas‹.

»Dave recibió una sonrisa de comprensión de los compañeros delegados cuando definió a un alcohólico bien balanceado como uno que tiene una brizna en los hombros.

»Hubo cantidad de risas felices y unas pocas lágrimas de gratitud durante la ajetreada semana de discusiones dedicadas a cómo A.A., con más de un millón de miembros concurriendo a más de 56 000 grupos alrededor del mundo —30 000 de ellos en los EE.UU.—, puede muy bien alcanzar a las víctimas de la enfermedad universal del alcoholismo.

»Aquí hubo esperanza para los jóvenes alcohólicos: Cuando una presentación revelo que el 27% de los miembros de A.A. en Brasil están por debajo de los 30, una mujer de la oficina mundial de A.A. en Nueva York, quien hace un seguimiento de los miembros nacionales, comentó que el porcentaje es casi el mismo en EE.UU.

» ›Hace diez años, ¿cuántos miembros estaban por debajo de los 30?‹ —se preguntó.

» ›Habían tan pocos que volvían en esa época que no nos molestábamos en incluir el tema en el estudio‹ —dijo ella—, ›pero ha habido una explosión de gente joven entrando en A.A. en años recientes‹.

»A.A. comenzó en Akron, Ohio, en 1935, cuando un agente de bolsa de Nueva York, quien tenía negocios ahí, buscó y ayudó a otro alcohólico, un médico local. De allí nació una amistad. Se mantienen con sus propios medios y rehusan las contribuciones de fuera. A.A. dio un gran salto en número de miembros como consecuencia de la publicación del libro Alcohólicos Anónimos, en 1939, que bosquejaba principios de recuperación de la enfermedad. Han sido vendidos más de cuatro millones de copias del libro. Llevó 34 años vender el primer millón; cinco, para vender el segundo millón; tres, para vender el tercer millón; y dos, para vender el cuarto millón.

»La semana pasada, en el Roosevelt, la cooperación entre países fue evidente en las mesas de trabajo y en los comités. Se intercambiaron ideas sobre cuestiones internas, tales como comunicación, estructura de servicio, distribución de literatura y similares.

»La gratitud por la sobriedad predominó en la plática. Carlos, de Argentina, agradeciendo a A.A. por su victoria sobre el alcoholismo, habló con voz ronca por la emoción a una audiencia que incluyó, entre otros ex bebedores, a Vonnie, de Australia; Marcel, de Bélgica; Nilton, de Brasil; José, de El Salvador; Walter, de Guatemala; Hugo, de Colombia; Kari, de Finlandia; Jean-Max, de Francia; Ingelborg, de Alemania Occidental; Raymond, de Inglaterra; Olafur, de Islandia; Cecil, de Irlanda; Carlo, de Italia; Rafael, de México; Erik, de Noruega; Eva, de Suecia; Helen, de Canadá; Fernando, de Uruguay. Les dijo: ›No soy un buen orador, pero estoy muy entusiasmado con A.A. Estoy profundamente conmovido de estar aquí. Cuando hablo, como hoy, comienzo a llorar‹.«

Novena Reunión de Servicio Mundial – 1986 – Guatemala, Guatemala

Del 19 al 23 de octubre de 1986, 35 delegados, representando a 27 países, se reunieron en el Hotel Camino Real, en la ciudad de Guatemala, Guatemala, para la 9ª R.S.M. de Alcohólicos Anónimos. El tema elegido, »Servicio a través del amor y la humildad«, expresó fehacientemente el espíritu de los miembros de la R.S.M., quienes se reunieron para fomentar el desarrollo de una profunda y adecuada estructura autónoma de servicios a través del mundo, compartiendo experiencias, fortaleza y esperanza, demostró vívidamente la dedicación hacia nuestro servicio, el Tercer Legado. Como en las reuniones anteriores se empleó traducción simultánea inglés-español, con excelentes resultados. Participaron:

  1. Argentina — Juan Carlos R. e Ignacio D.
  2. Australia — Jim S. y Lorraine Yudaeff (no alcohólica).
  3. Bélgica — Marcel V. y Willy Marcellis (no alcohólico).
  4. Brasil — Nilton F. y Walter C.
  5. Colombia — Jaime H.
  6. Costa Rica — José Ch.
  7. Estados Unidos y Canadá — Helen H. y Don P.
  8. Europa de habla alemana — Ingeborg Z. y Pierre B.
  9. Europa de habla francesa — Jacqueline B. y Louis A.
  10. Finlandia — Raimo S. y Sten G.
  11. Gran Bretaña — Raymond McC. y James H.
  12. Guatemala — Walter S.
  13. Honduras — Guillermo S.
  14. Irlanda — Cecil C. y Tom C.
  15. Islandia — Olafit O. y Margeir M.
  16. Italia — Jean S.
  17. Japón — Takayushi H.
  18. México — Rafael P.
  19. Nueva Zelanda — Jack de G. y Elsie T.
  20. Sudáfrica — Pieter de T. y Bill M.
  21. Suecia — Monica M.
  22. Trinidad y Tobago — Kapoor R. y Barenda R.

Helen T., miembro del personal de la O.S.G., asignada como anfitriona, actuó como secretaria y coordinadora del evento, y John B., gerente general de la O.S.G. de Nueva York, presidió todas las reuniones generales.

Los delegados y huéspedes fueron inmediatamente acomodados por sus atentos anfitriones. A la llegada al aeropuerto le dio a cada participante la bienvenida un sonriente participante del país anfitrión, llevando un enorme cartel con un saludo personalizado con las palabras »Bienvenidos a Guatemala«, seguido de su nombre en letras de 7.5 cm. de alto.

Muchos de los delegados que llegaron con unos días de anticipación se familiarizaron con el terreno y se sintieron felices de asistir a la XIX Convención Anual de Guatemala, llevada a cabo el 18 y el 19 de octubre, en la ciudad de Colan, a tres horas en auto, a través de un magnífico y variado paisaje. Esta feliz coincidencia aportó un doble de placer a los primeros visitantes, permitiéndoles verificar la estructura local de servicios en acción, y proporcionar algo de espectáculo en la ruta.

La evidencia del bien pensado plan del comité de recepción podía apreciarse en los dos estandartes que fueron desplegados en el salón de conferencias del hotel. En vez de las usuales palabras, bordadas sobre un fondo de fieltro, los estandartes eran escenas estilizadas artísticamente, entrelazadas en hermosos colores y enmarcadas en elaboradas fajas con borlas. Dos jóvenes mujeres de una pequeña villa montañosa, hábiles en el tradicional arte del telar, necesitaron tres meses completos para completar el trabajo.

El domingo por la tarde, los representantes registrados intercambiaron saludos de mano y cálidos abrazos de presentación en un corredor decorado festivamente, y la vivaz charla de los delegados, dialogando con copas de ponche frutal, provocó, una vez más, expeditiva y conclusivamente, que las diferencias de idioma y cultura no fueran obstáculo para comunicarse en A.A.

Luego de la cena del domingo por la noche, la primera sesión general de la 9ª R.S.M. fue oficialmente emplazada por Jorge Roca y Roca (no alcohólico), custodio y Presidente de la Junta General de Servicios de Guatemala, quien dio la bienvenida en nombre de su país y de la Comunidad de A.A. en Guatemala a los delegados reunidos.

Walter S., de Guatemala, leyó la Declaración de Propósito de la Reunión de Servicio Mundial, y Joh B. leyó la nómina. El discurso principal fue hecho por Raymond McC., de Gran Bretaña, quien describió la Reunión de Servicio Mundial como »lo último en comunicación en la Comunidad«, un foro para compartir, en el cual los delegados no inspirados por ambiciones personales, sino sólo por la fe, la esperanza y el amor, funcionaron como alumnos y maestros en una y otra forma. »Es de desear —dijo— que el resultado final de esta reunión sea el éxito de nuestro principio de servicio, y el estímulo de las actividades dirigidas a la ayuda de los alcohólicos que aún sufren a lo largo del mundo«.

El lunes por la mañana se leyó a los delegados una carta de salutación de la Junta de Servicio Nacional polaca, que había deseado enviar un delegado a la reunión, pero que en el último momento había sido incapaz de hacerlo. Inmediatamente se sugirió y se aprobó contundentemente que se redactara en la semana una carta de respuesta en nombre de la última R.S.M.; la sugerencia fue debidamente llevada a cabo: una carta firmada por todos los delegados asistentes fue enviada a Polonia, a los ausentes —pero profundamente recordados— compañeros.

En el transcurso de los cinco días de reunión, los delegados participaron de variadas mesas de trabajo y de sesiones de presentación y discusión, cada uno enfocando el tema principal desde distintos ángulos. De especial interés para todos los participantes fueron las presentaciones sobre »¿Cómo podemos hacer que los servicios fueran más interesantes?« Los oradores remarcaron la necesidad en el servicio de un efectivo apadrinamiento, de la importancia de enseñar y motivar por medio del ejemplo y de mostrar que la gratitud debe ser demostrada a través del amor y de la acción.

Los cuatro comités de la R.S.M. se reunieron dos veces, el lunes y el martes por la mañana. El Comité de Literatura informó sobre los esfuerzos para familiarizar a los miembros con la importancia de observar las normas del derecho de autor, para asegurar que el mensaje de A.A. sea transmitido sin distorsión. El Comité de Política, Admisiones y Finanzas, después de revisar las cualidades de los delegados de servicio mundial, como se destacó en la »Historia de la Reunión de Servicio Mundial«, hizo varias sugerencias para una posible simplificación.

El Comité Trabajando con Otros recomendó que las líneas de comunicación entre países fueran establecidas para compartir experiencias relacionadas con la información pública, cooperación con la comunidad profesional y llevando el mensaje a instituciones. Aunque reconociendo las dificultades basadas en las barrera del idioma, el Comité recomendó que los países desarrollaran e intercambiaran panfletos y boletines.

Se informó sobre la 3ª Reunión de Servicio Europea y el 4o. Encuentro Iberoamericano, ambos realizados en 1985.

En dos sesiones —la primera el martes, la segunda el jueves por la mañana— los delegados tuvieron la oportunidad de intercambiar notas sobre una multitud de tópicos; lo más importante, aprender cómo otros países han alcanzado y han triunfado al superar los problemas que sus propias estructuras ahora tendrían que confrontar. Durante estas discusiones fue evidente cuán valioso puede ser el intercambio entre países, cuánta información útil, que de otra forma requeriría un tiempo considerable y problemas para conseguirla, puede rápida y efectivamente ser comunicada. Una de las principales ventajas de tales sesiones, es que permiten a toda una Comunidad beneficiarse con las experiencias de países individuales y disminuir la probabilidad de una repetición de errores innecesarios.

Muchas de las respuestas al cuestionario distribuído a los delegados, reflejaron una intensa necesidad de fomentar la participación de países todavía no representados en la R.S.M. El entusiasme para reunirse y compartir con los compañeros delegados se elevó y una imponente mayoría de participantes favoreció las mesas de trabajo en general, y en particular las mesas de trabajo no estructuradas como sesiones de gran valor.

A última hora del jueves por la tarde, después de que José Roca y Roca dirigiera sus comentarios de clausura, la 9ª R.S.M. levantó su sesión oficialmente, mientras los miembros reunidos recitaron al unísono la Oración de la Serenidad en todos los idiomas representados en la reunión, unidos en esta expresión final de fe, fortaleza y aceptación. Los delegados sintieron más profundamente que nunca que, mientras la reunión estaba ahora terminando, el verdadero trabajo recién comenzaba, el trabajo de llevar a casa las lecciones de la R.S.M., de modo que el mensaje de recuperación y esperanza de A.A. pudiera continuar con más efectividad para alcanzar a los alcohólicos que aún sufren, dondequiera que estén.

Décima Reunión de Servicio Mundial – 1988 – Nueva York, N.Y.

En las últimas horas de la tarde del 23 de octubre de 1988, un domingo de otoño brillante y templado en la ciudad de Nueva York, el ambiente en el Salón Oval del Roosevelt era eléctrico, murmurante y transtornado por la expetativa, mientras los delegados se preparaban en conjunto para la reunión inaugural de la 10ª Reunión de Servicio Mundial. La mayoría de los delegados había llegado recién; otros, hacía apenas un día, y a miles de kilómetros de casa. Para muchos era su primera visita a la agitada metrópoli. Aunque si bien para algunos las circunstancias podían haber sido nuevas y extrañas, no había en realidad extraños en el salón, sino una recepción de amigos unidos por el amor y el servicio, decididos a contribuir en el crecimiento mundial de A.A. y a enriquecer con lo mejor de sus habilidades sus propias estructuras autónomas de servicio, mediante la experiencia e información compartida sobre el tema de la reunión: »A.A. y sus responsabilidades«.

Estaban presentes 39 delegados representando a 25 países:

  1. Argentina — Silvio L. e Ignacio Carlos D.
  2. Australia — John S. y Lorraine Yudaeff (no alcohólica).
  3. Bélgica — Pierre F. y Willy Marcellis (no alcohólico).
  4. Brasil — Walter A.
  5. Colombia — Jaime H.
  6. El Salvador — Julio César S.
  7. Estados Unidos y Canadá — Webb J. y Don P.
  8. Europa de habla alemana — Manfred M. y Pierre B.
  9. Europa de habla francesa — Jacqueline S. y Louis A.
  10. Finlandia — Marjatta P. y Erkki N.
  11. Gran Bretaña — Peter M. y Jack G.
  12. Honduras — Guillermo S.
  13. Irlanda — Michael S. y Tom S.
  14. Islandia — Einar T. y Margeir M.
  15. Italia — Carlo E. y Jean S.
  16. Japón — Toshisada S. y Takayuki H.
  17. México — Moisés J. M.
  18. Noruega — Dr. Arnold Kverme (no alcohólico).
  19. Nueva Zelanda — Don M. y Elsie T.
  20. Polonia — Zbigniew S.
  21. Sudáfrica — Paul W. y Bill M.
  22. Suecia — Ove R. y Monica M.
  23. Trinidad y Tobago — Kelvin D. y Vernon P.

Mientras se procedió con el registro, los participantes se reunieron en grupos de tres y cuatro, conversando cómodamente, intercambiando impresiones en por lo menos media docena de idiomas. Aún los dos idiomas ›oficiales‹ de la R.S.M., el inglés y el español, fueron hablados con una marcada variedad de entonaciones y acentos, testimonio de cuan lejos y extensamente ha viajado el mensaje de A.A. en los últimos 50 años. Además del personal de la O.S.G. de Nueva York, que trabaja como secretarios de los cuatro comités permanentes de la R.S.M., otro personal y grupo de colaboradores de la O.S.G. —muchos de ellos bilingües— estaban disponibles para recibir a los delegados y para contestar a sus preguntas.

Después que el registro fue completado —y luego de una quizá prematura, pero sobre todo apropiada cena de agradecimiento, en el tradicional estilo americano: pavo y todas las guarniciones— los delegados volvieron a reunirse en el salón terraza, donde Michael Alexander (no alcohólico), custodio clase A y Presidente de la junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, dio la bienvenida y convocó formalmente a la reunión. Mike comenzó su charla haciendo notar las inmensas distancias que A.A. había atravesado desde que Bill W. por primera vez había percibido la necesidad de una reunión de servicio mundial. Él dijo:

»En nuestros primeros años, principalmente estábamos comprometidos formalmente en mantener la sobriedad y en mantener un poco de compañerismo que nos permitía que así fuera. No había llegado el momento en el que pudiéramos extender las manos a otros alcohólicos que aún sufrían en los lejanos rincones del mundo.

»Ahora, sin embargo, nosotros, la Sociedad de Alcohólicos Anónimos, menos limitados por magros recursos, podemos y enviamos el mensaje de A.A. por todo el mundo, y a causa de la armonía y de la unidad que nosotros, por la gracia de Dios hoy disfrutamos, podemos acceder al lujo de hacer nuestro propio inventario, podemos perseverar con el tema de esta reunión para determinar qué más podemos hacer en el desempeño de nuestras responsabilidades.

»El alcoholismo no respeta fronteras, razas, credos o clases. Por eso es que nosotros, los que nos reunimos aquí esta semana para apoyar el trabajo de Alcohólicos Anónimos, venimos de todas partes del mundo. Somos tan diferentes los unos de los otros como lo son las fuentes de las cuales provenimos. Pero estamos unidos por Alcohólicos Anónimos en un maravilloso lazo de camaradería que puede conferir tanto la sobriedad como una base espiritual para una mejor forma de vida.

Más tarde, en el transcurso de su charla, Mike hizo una pausa para reflexionar en el fallecimiento reciente de Lois Wilson, esposa y compañera del co fundador de A.A., Bill W., siendo ella misma una co fundadora de Al-Anon. En particular remarcó la casi sin igual modestia, la sincera humildad de esta mujer de profunda convicción y devoción, quien contribuyó en forma tan importante al crecimiento de dos comunidades.

John B., gerente general de la O.S.G. de Nueva York, siguió a Mike en el podio y habló brevemente a los delegados acerca del trabajo que tenían por delante, y de los procedimientos que deberían ser observados durante sus deliberaciones. Después pasó lista, dando la bienvenida por primera vez entre los integrantes de la R.S.M. a los representantes de A.A. de Polonia. La Declaración de Propósito de la R.S.M. fue leída después por Ove R., delegado de primer término de Suecia.

La charla principal fue hecha por Jaime H., de Colombia, quien dedicó atención especial a la necesidad de estructurar los servicios en forma simple, enfatizando que nuestro interés nunca es con el aparato y adornos de nuestras organizaciones de servicio, sino con el trabajo curativo que tal maquinaria puede permitir desarrollar más efectivamente. La estructura de A.A., como él la describió, »tiene los componentes mínimos indispensables. Provee adecuados conductos para el flujo de la correspondiente autoridad y responsabilidad […] tiene excelentes canales de comunicación que permiten el intercambio apropiado y la información actual. Descansa en el sano apoyo del comité de consejeros […] experimentados en distintos campos, cuidadosamente elegidos y en capaces comités de oficiales que rotan a intervalos especificados […] Tiene un sólo propósito: llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre […] Con la ayuda de esta estructura, A.A. es responsable del cuidado perpetuo y prudente, y del manejo de nuestros tres legados de Recuperación, Unidad y Servicio, que nos fueron transmitidos por los A.A. que estuvieron antes que nosotros, y nosotros, a su tiempo, debemos transmitirlo, en las mejores condiciones posibles, a los que vengan después«.

El domingo por la mañana, después de una breve revisión de los acontecimientos del día siguiente, los delegados se separaron en la formación de varios comités conforme a sus agendas. El resto del día y los tres días siguientes fueron plenos de reuniones de comités de trabajo, informes, presentación, discusión, sesiones de intercambio y mesas de trabajo.

La presentación del martes encaró el uso y la efectividad de la literatura de A.A. para llevar el mensaje. Una presentadora, Jacqueline S., de Europa de habla francesa, habló sobre »el magnífico poder de las palabras y de su habilidad para revelarnos nuevas facetas en todo nivel de nuestro progreso en el programa«. Considerando un tema afín, Walter A., de Brasil, llamó a la literatura de A.A. »la principal arteria a través de la cual circula la sangre vital de A.A.« Una presentación informativa de los derechos de autor de A.A. y del uso del sello »Aprobado por la Conferencia« fue ofrecida, una decisión que el Comité de Literatura trató extensamente.

Las presentaciones finales del jueves por la mañana expresaron la importancia de la rotación en los servicios y generaron una respuesta entusiasta y vital de los delegados. »Nuestras Doce Tradiciones —dijo Elsie T., de Nueva Zelanda— nos dicen que el anonimato es la base espiritual de todas nuestras Tradiciones […] de nuestro Segundo Legado, Unidad. Creo que la rotación es el principio básico que garantiza a los miembros de Alcohólicos Anónimos que nuestros servidores custodios nunca puedan atrincherarse en los sitiales del poder y convertirse en autoridades para nuestra Comunidad«. Tom C., de Irlanda, observo que »la rotación no es el final de nuestra participación en los servicios de A.A. El trabajo del Paso Doce, siempre es una parte de nuestros miembros de A.A. Debemos también estar disponibles, si se nos requiere, para cumplir otros roles en el área del intergrupo o en los niveles de la Conferencia«. Don P., de EE.UU. y Canadá, en forma elocuente y concisa expresó la esencia del servicio: »No creo que la rotación signifique que he cumplido mi tiempo, ahora es el turno. Creo que la rotación significa ›¿he hecho mi contribución en este aspecto? ¿Dónde podré ser útil después?‹ «.

En respuesta al cuestionario de evaluación de la R.S.M., aproximadamente la mitad de los delegados expresó su satisfacción con la R.S.M. en la forma presente. Incluídos entre unas dos docenas de comentarios individuales y sugerencias estuvieron:

Trabajo para adquirir un completo soporte individual para la R.S.M. y para llevar el mensaje a casas y una más profunda preparación de futuros delegados para su participación en la R.S.M. Otras respuestas reflejaron interés acerca de la limitación de tiempo. Algunos delegados sugirieron que la reunión fuera extendida para permitir un mayor intercambio. Otras sugerencias, con un objetivo similar, incluyeron la distribución de mayor tiempo para las mesas de trabajo y un más estricto control del tiempo durante las sesiones de las mesas de trabajo.

El jueves, después de las presentaciones finales, los delegados rotativos de segundo término, expusieron sus comentario finales. Hablaron de la determinación de llevar a casa y de poner en práctica las lecciones de la R.S.M., su gratitud por haber servido como representantes mundiales y por la oportunidad de ser testigos y tomar parte en una única expresión de la unidad de A.A. en la escala mundial. Un agradecimiento especial fue dado al personal de la O.S.G. de Nueva York, y en particular a Sarah P., secretaria y coordinadora de la 10ª R.S.M.

Undécima Reunión de Servicio Mundial – 1990 – Munich, Alemania

La 11ª Reunión de Servicio Mundial de Servicios de Alcohólicos Anónimos se realizó en el imponente Bayerrischer Hof München Hotel, en Munich, entre el 14 y el 18 de octubre de 1990. El comité para la selección de las sedes de la 10ª R.S.M. originalmente había elegido a Cartagena, Colombia, como ciudad anfitriona de la reunión, pero una serie de eventos inesperados en los meses siguientes forzaron un cambio de zona. Dado que Munich había sido seleccionada como sede alterna, fue allí, en la capital de Bavaria, que los delegados se reunieron para compartir sus experiencias personales de sobreidad y cambios, y las experiencias de sus estructuras de servicio, sus proyectos, problemas y logros —cada uno deseando contribuir al desarrollo de A.A. en su propio país a través del intercambio de información y de ideas finalmente al crecimiento de la comunidad a través del mundo—. Especialmente apto a su propósito fue el tema que habían elegido — »Los Doce Conceptos para el Servicios Mundial« —, el cual, en las palabras de nuestro co fundador, Bill W., »apunta a registrar el ›por qué‹ de nuestra estructura de servicio mundial en tal forma que la altamente valiosa experiencia del pasado, y las lecciones que hemos extraído de esa experiencia, nunca podrían ser olvidadas o perdidas«.

Los siguientes 36 delegados, que representaron a 25 países, participaron en la reunión:

  1. Argentina — Silvio L.
  2. Australia — John B. y John S.
  3. Bélgica — Filip W. y Pierre F.
  4. Centroamérica Zona Norte — Guillermo E.
  5. Colombia — Luis D.
  6. Estados Unidos y Canadá — John W. y Webb W.
  7. Europa de habla alemana — Sissi L. y Alfredo W.
  8. Europa de habla francesa — Guy F. y Jacqueline S.
  9. Finlandia — Martti K. y Marjatta P.
  10. Gran Bretaña — Duncan M. y Charles M.
  11. Irlanda — Colm McD. y Michael S.
  12. Islandia — Magnus J. y Einar T.
  13. Italia — Nico P. y Sneder S.
  14. Japón — Yukie Yamamoto (no alcohólico) y Toshisada S.
  15. México — Roberto A. L. y Moisés J. M.
  16. Noruega — Bjorn M. y Dr. Arnold Kverme (no alcohólico).
  17. Nueva Zelanda — Alan N. y Don M.
  18. Polonia — Rajmund F.
  19. Sudáfrica — George C. y Paul W.
  20. Suecia — Bruno H. y Ove R.

El domingo 14 de octubre, temprano por la tarde, los delegados, muchos de los cuales habían llegado el día anterior, se reunieron en el salón de recepción para registrarse. A la entrada del recibidor, sentados al escritorio de su recepción, estaban Hans P., gerente general de la O.S.G. de Munich; Maxi K., secretaria de la O.S.G. de Munich; e Ivy Rivera, un empleado no alcohólico de la O.S.G. de Nueva York, entregando formularios y manuales a los delegados y contestando preguntas en inglés, alemán o español, según fuera necesario.

Los esfuerzos del Comité de Recepción fueron evidentes en todas partes. La exhibición de la literatura, por ejemplo, siempre una atracción en las R.S.M. aparecían, según un participante, »como una muestra de un museo de Bellas Artes«. Todos los integrantes de la Oficina de Servicios Generales habían contribuido con los preparativos, y a través de los procedimientos estuvieron disponibles para cubrir todas las contingencias. Cada pequeño tropiezo o inconveniente menor que pudiera surgir parecían asumirlo como una invitación para demostrar su eficiencia y sus capacidades de inventiva.

Inmediatamente después de la recepción continuaron las presentaciones en una reunión de ›bola roja‹, en el salón principal de conferencias. Aquí muchos delegados tuvieron su primera oportunidad de percibir el objetivo y el grado de importancia de la estructura de servicio de A.A., mientras sus compañeros representantes de todas partes del mundo iban uno a uno hacia el podio a compartir brevemente su experiencia, fortaleza y esperanza. A pesar de las diferencias en costumbres y convicciones, en idiomas y localismos, fue claro que había un hilo que los conectaba, una sociedad unánime, y que un mensaje expresado en cualquier tipo de idioma llevaba recuperación y esperanza. Un delegado dijo: »El pensamiento, el darme cuenta de que yo —quien no hace mucho era un bebedor sin rumbo— estuviese aquí, sentado, sobrio entre servidores mundiales de todo el globo, trabajando en unidad para el futuro bienestar de la Comunidad, me llenó, inexplicablemente, de asombro«.

Esa misma noche, después de la comida, los delegados volvieron al ›Clubraum‹ para la sesión inaugural de la 11ª R.S.M. El presidente de la Junta de Servicios Generales de Alemania dio la bienvenida a los delegados, y en sus palabras de apertura resumió algunos de los sorprendentes eventos mundiales de los años anteriores: »El conocimiento, dijo, de que hoy la gente de Oriente y Occidente, bajo distintos sistemas, están trabajando con el mismo programa para recuperar sus problemas y permanecer sobrios me conmueve profundamente«. La charla de apertura intitulada »Indiferencia y visión« fue desarrollada por John S., delegado de 2o. término de Australia: »La indiferencia —remarcó John— raramente aflige a aquellos que han aprendido que el valor de nuestra participación es su contribución a nuestra sobriedad a largo plazo. Es —sugirió— nuestra tarea de desarrollar el aprecio de este valor entre los miembros menos familiarizados con la recompensa de los servicios. La visión —dijo, citando el Concepto Nueve— debería ser comprendida como ›nuestro poder de cálculo profundo‹, y ser separada de la ociosa fantasía y del pensamiento ansioso«. Al final de la charla de John, algunos

El lunes por la mañana, a las 9:15, después de una revisión de los eventos programados para el día, los delegados participaron en la primera de cinco presentaciones programadas y sesiones de intercambio. Después se dividieron conforme a las asignaciones para comenzar el trabajo de los cuatro comités en funciones de la Reunión de Servicio Mundial. Para el resto del día, y de los tres días siguientes, el ritmo de trabajo disminuyó muy poco. Hubo que atender reuniones de comité y que preparar informes, presentaciones, discusiones y sesiones de intercambio, mesas de trabajo y asambleas plenarias, y la consideración de los informes del comité.

Entre los muchos hechos destacados de la 11ª R.S.M. tuvo especial interés la Tribuna Abierto de A.A. en Europa del Este del miércoles por la noche. La tribuna empezó con una presentación dada por el delegado de Alemania, Alfred W., haciendo una revisión de los orígenes y el desarrollo de las actividades de A.A. en esta región. La discusión que siguió llevó a lo que puede ser considerado como la nota más valiosa de la reunión: un acuerdo unánime de parte de los delegados de la R.S.M. para concertar el establecimiento de un fondo mundial de ayuda a los países comúnmente incapaces de financiar la traducción, publicación y distribución de la literatura de A.A. También se consideró cómo podría administrarse este fondo. Eventualmente se decidió que el coordinador de la R.S.M. escribiría a todos los países participantes para comentarles sobre el acuerdo y para solicitar sugerencias respecto a la administración del fondo. Dadas las circunstancias, la decisión a tener en cuenta en la creación de este fondo fue no sólo un reconocimiento de las realidades económicas y de la necesidad práctica de expandir la carga económica, sino también una expresión de solidaridad espiritual, de un deseo de participar proporcionalmente en la responsabilidad de llevar el mensaje a través de la literatura a países donde se necesita urgentemente ser oído.

El jueves por la mañana, siguiendo las presentaciones finales del tema »La gratitud expresada a través de la acción«, y el último informe de las mesas de trabajo, los delegados sintetizaron su discusión de la noche anterior sobre A.A. en Europa del Este en una reunión general de compartimiento. Hubo estimulantes informes sobre nuevos y sostenidos contactos con grupos de A.A. en la región báltica y en otras regiones de la Unión Soviética, sobre una convención de A.A. a ser realizada en Lituania en junio de 1991 y sobre nueve traducciones completas en proceso. Los participantes también compartieron experiencias sobre proyectos y problemas relacionados con la provisión de literatura de A.A. a todos los grupos étnicos y lingüísticos en sus respectivos países. En Sudáfrica, por ejemplo, se informó que las traducciones del Libro Grande se habían estado haciendo en cinco dialectos negros de ese país. Los delegados de Australia y de México hablaron de los problemas específicos a los que se habían enfrentado cuando trataron de llevar el mensaje a los grupos indígenas. En Irlanda los esfuerzos fueron dirigidos recientemente hacia los grupos itinerantes y hacia la población de habla gaélica. La reunión dejó poco espacio para la duda de que siempre que, y tan pronto como, una necesidad fue detectada y una oportunidad fue advertida, los A.A. han estado listos y resueltos a llevar el mensaje de esperanza.

Esa tarde, continuando con los saludos de bienvenida de los delegados rotativos de 2o. término, Inger S., quien había inaugurado los procedimientos de los cuatros memorables días previos, volvió al podio para levantar la reunión. Ella agradeció a los delegados por sus generosos y dedicados esfuerzos y por compartir »en el verdadero espíritu de amor«. Cuando la reunión concluyó, los trece delegados representando a todos los idiomas hablados en la Reunión de Servicio Mundial fueron citados en el recibidor, y uno después del otro, frente a su compañero delegado, quien permanecía en silencio, tomándose de las manos, cada uno en su propia lengua nativa, rezaron por »la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar aquello que puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia«. »Fue —dijo un delegado más tarde— como si la esencia de todo lo que habíamos experimentado durante los pocos días pasados, un significado imperfectamente comprendido o meramente intuído, pero que nunca durante el desarrollo de las actividades había sido enfocado con claridad, se hubiera condensado y cristalizado en ese momento. Fue una muestra palpable de la efectividad de A.A., del poder del mensaje que trasciende fronteras. Números y estadísticas impresionantes, como pueden aparecer, pueden sólo comenzar a darnos una idea del vasto alcance actual de nuestra Comunidad. Reunidos en ese salón con las manos juntas, unidos físicamente y en espíritu pudimos sentirlo, nos conmovió profundamente y fuimos sobrecogidos…«

Más tarde, reflexionando sobre los eventos de la Reunión de Servicio Mundial, sobre el entusiasmo y la decisión de los delegados, sobre su »profunda evaluación«, sobre su amplia preparación, sobre su ansiosa aceptación de la responsabilidad, y analizando con qué trabajo comenzar, un participante, expresando un sentimiento seguramente compartido por muchos de sus compañeros, dijo: »Me quedó una maravillosa sensación, no sólo de gratitud, sino de paz; un sentimiento de que de alguna manera, y a pesar de los tremendos desafíos que se presentaron, hemos triunfado en alcanzar nuestras metas y las necesidades de los alcohólicos en todo el mundo, porque no obstante los imponentes obstáculos, esta Comunidad tiene sin duda servidores en quien confiar, con el conocimiento, la determinación y la sabiduría para llevar adelante la tarea«.

Recomendaciones

Sesión plenaria 1969

1. La opinión de la asamblea fue que la primera Reunión de Servicio Mundial fue de gran valor, y los delegados aprobaron la idea de efectuar reuniones en el futuro.

2. La gran mayoría de los delegados aprobó la propuesta de celebrar la próxima reunión al cabo de tres años, aunque algunos estuvieron en favor de dos o cuatro años.

3. Los delegados estuvieron de acuerdo, substancialmente, en que los gasto de la próxima reunión debieran compartirse de una manera más equitativa, si fuera posible.

4. Unánimemente, los delegados escogieron Nueva York como sitio de la próxima Reunión de Servicio Mundial, aunque estuvieron de acuerdo en que se debieran efectuar reuniones futuras en otros países, cuando fuera factible.

5. Se aprobó el principio de rotación referente a la elección de los delegados de las reuniones futuras. No obstante, se indicó que cada país debe determinar el método de elegir o nombrar sus propios delegados. Se sugirió que se pudieran elegir los delegados nuevos según un sistema de rotación escalonada.

6. Los delegados aprobaron la formación de cuatro comités para manejar los asuntos de la Reunión de Servicio Mundial, hasta que se celebrara la próxima reunión: Política; Finanzas; Agenda y Admisiones; Literatura y Publicación. Los delegados acordaron que los miembros de los mencionados comités se elijan por sorteo.

Sesión plenaria 1972

1. El Comité de Sitio recomendó que se efectuara la Reunión de Servicio Mundial de 1974 en Inglaterra, otros sitios de elección fueron, en orden de preferencia, México y Finlandia. Además, se recomendó que se considerase escoger a México o Finlandia como sitio de la Cuarta Reunión de Servicio Mundial en 1976.

2. Se recomendó que se celebraran reuniones cada dos años.

3. Que los delegados sirvan por términos de cuatro años.

4. Que no se permita asistir a observadores a la Reunión de Servicio Mundial.

Sesión plenaria 1974

Sin recomendaciones.

Sesión plenaria 1976

Sin recomendaciones.

Sesión plenaria 1978

1. Se acordó que la Sexta Reunión de Servicio Mundial se celebrase en Nueva York a fines de junio de 1980, a fin de que los delegados pudieran participar en la Convención Internacional en New Orleans, Louisiana.

Sesión plenaria 1980

1. Aunque uno de los países de Centroamérica (Zona Norte) no había enviado la cuota de su delegado, fue la opinión del Comité de Política, Admisiones y Finanzas que se permitiese a los dos representantes de la Zona Norte participar en la Sexta Reunión de Servicio Mundial.

2. Fue la opinión de la asamblea que no se cambie la forma de la Reunión de Servicio Mundial por ahora, que se siga fomentando las reuniones de zona, y que los delegados cumplan sus responsabilidades de llevar el mensaje de las Reuniones de Servicio Mundial a sus propios países y a los países cercanos que necesitan ayuda.

3. Respecto a la sugerencia de México de que se añada el derecho tradicional de »Apelación y Petición« de los estatutos de la Conferencia de EE.UU. y Canadá (V Concepto), se recomendó que se añada una nota al »Manual de Servicio de A.A.«, especificando que los principios en que se basan éstos son resumidos en los Doce Conceptos y que éstos deben ser leídos; y que la recomendación sea remitida al Comité de Estatutos e Informe de la Conferencia de los EE.UU. y Canadá.

4. Se recomendó suministrar traducción simultánea, inglés-español, en la Séptima Reunión de Servicio Mundial.

5. Fue la opinión de la asamblea que se celebrara la Séptima R.S.M. en México, los días 14 al 18 de octubre de 1982.

6. Se recomendó que recordáramos a los muchos países que no participaban en la Reunión de Servicio Mundial, que dicha reunión no es un comienzo sólo para los países presentes, sino también para los demás.

7. Se recomendó que presentáramos un informe sobre la Sexta Reunión de Servicio Mundial a alguna agencia de información internacional.

Sesión plenaria 1982

1. Los delegados votaron en favor de grabar la Séptima Reunión de Servicio Mundial.

2. Los delegados votaron en favor de sacar una foto para archivo histórico.

3. Los delegados aprobaron la propuesta de hacer dibujos en la Sesión General, las mesas de trabajo y las reuniones de comité, los cuales aparecerían en el Informe Final de la Reunión de Servicio Mundial.

Sesión plenaria 1984

Sin recomendaciones.

Sesión plenaria 1986

1. Se recomendó que el formato de la cena para los delegados fuera modificado para incluir participantes que no son delegados.

Sesión plenaria 1988

1. Se recomendó que al escribir los informes de los comités, la Reunión de Servicio Mundial de 1990 considere la posibilidad de sustituir la palabra »acuerdo« por »recomendación«.

2. El comité consideró cinco diferentes ofertas hechas por Colombia, Gran Bretaña, Irlanda, Italia y Alemania Occidental, y después de deliberar, recomendó que la Undécima Reunión de Servicio Mundial tuviera lugar en: 1) Colombia; 2) Alemania Occidental, 3) Italia.

Sesión plenaria 1990

1. Se recomendó que la Reunión de Servicio Mundial dirija una carta a las juntas de servicios generales de todos los países participantes con el propósito específico de solicitar su cooperación en la tarea de recoger fondos para el problema actual de suministrar literatura básica a aquellos países que no vean la posibilidad de financiar sus propias traducciones y adquisiciones.

Sesión plenaria 1992

1. Después de oír las presentaciones de los delegados de Colombia y Suecia el Comité de Selección de Sitio recomendó que la próxima reunión se efectúe en Cartagena, Colombia. La recomendación fue aprobada unánimemente.

Sesión plenaria 1996

1. El Comité de Selección de Sitio, tras oír las presentaciones hechas por los delegados de Argentina, El Salvador, Italia, Nueva Zelanda, España y Suecia, recomendó que la 15ª Reunión de Servicio Mundial (1998) se efectuara en Auckland, Nueva Zelanda, y que el sitio alterno fuera Estocolmo, Suecia. La recomendación fue aprobada por los delegados de la 14ª Reunión de Servicio Mundial.

Sesión plenaria 2000

1. Después de oír las presentaciones de los delegados de Finlandia, Islandia, Irlanda y España, el Comité de Selección de Sitio recomendó que la Decimaséptima Reunión de Servicio Mundial se efectuara en España y que el sitio alterno fuera Irlanda. La recomendación fue aprobada unánimemente.

Comité de Agenda 1972

1. Que los siguientes requisitos para los delegados de la Reunión de Servicio Mundial fueran aprobados y remitidos al Comité de Política de la Reunión de Servicio Mundial:

a. Que los delegados sean residentes legales o, preferiblemente, ciudadanos de los países que representan.

b. Que los delegados sean miembros de A.A. o que uno sea miembro, y el otro no. Los miembros deben tener dos años de sobriedad sin recaída, por lo menos; sería deseable que tuvieran cinco.

c. Que uno de los delegados sea miembro de la Junta de Servicios Generales o de un comité de servicios generales.

d. Que el otro sea un miembro del personal, asalariado o voluntario, capaz de seguir los procedimientos y de asumir las responsabilidades sugeridas.

e. Que ambos delegados tengan un conocimiento básico del inglés, ya que éste será el idioma oficial de la reunión.

f. Que ambos delegados tengan las aptitudes para ser líder, una capacidad para organizar, un conocimiento y amor por A.A.; que se tomen un interés sincero en el servicio; y que dispongan del suficiente tiempo como para asistir a la Reunión de Servicio Mundial, bien informados sobre A.A. en su país o zona.

g. Tal vez lo más importante, que los delegados dispongan del tiempo para informar a sus países sobre acuerdos tomados por la Reunión y para llevarlos a cabo.

2. Que, si no se recibe antes de la fecha fijada, la cantidad prescrita por el delegado, no se permita a éste que participe en la Reunión de Servicio Mundial.

3. Que, en el futuro, si un país que ha participado en una reunión anterior no envía, sin previo aviso, un delegado a la reunión actual, el Comité de Agenda y Admisiones debe hacer constar este hecho por escrito.

4. Que se añada a las Guías de los Comités de la Reunión de Servicio Mundial lo siguiente:

»Los miembros del comité deben ser elegidos por sorteo, según áreas geográficas; se debe hacer todo lo posible para procurar que se guarde, en cada comité, una proporción justa entre los miembros antiguos y nuevos, para asegurar la continuidad. Se puede aplazar la selección hasta que se reciba la información sobre los nuevos delegados.«

5. Que se divida en dos partes la función del Comité de Agenda y Admisiones:

a. Agenda: escoge entre los muchos temas posibles para discusión, los que se inscribirán en la agenda de la próxima reunión.

b. Admisiones: es responsable de examinar todas las peticiones para admisión a la Reunión de Servicio Mundial.

6. En cuanto a la selección de los coordinadores del comité, el Comité de Agenda, Admisiones y Finanzas accede a la recomendación del Comité de Política de la Reunión de Servicio Mundial, que:

»El coordinador actual sirva hasta la próxima R.S.M. en 1974. La primera acción de los comités será la elección, entre los nuevos delegados, de un coordinador nuevo que entrará inmediatamente en funciones. En la reunión de 1974, el Comité de Política examinará los métodos para elegir los miembros y coordinadores del comité.«

a. Tomando en consideración la estructura actual de la Zona Norte de Centroamérica, se opinó que no se debiera permitir a Guatemala que enviase un delegado a la Reunión de Servicio Mundial.

b. No se debe cambiar en este momento la división en zonas de Centroamérica ya existente; el comité recomienda que la Zona Norte envíe dos delegados, preferiblemente de diferentes países y que la Zona Sur envíe dos delegados, preferiblemente de diferentes países.

7. Se recomendó que dos custodios, de la Junta de los EE.UU. y Canadá, sin derecho a votar, junto con los delegados votantes de los EE.UU. y Canadá, asistan a la Tercera Reunión de Servicio Mundial de 1974.

Comité de Agenda 1974

Sin recomendaciones.

Comité de Agenda 1976

1. Se recomienda que el lema de la Quinta Reunión de Servicio Mundial sea: »La recuperación, la unidad y el servicio mundial«.

2. El comité recomienda que se programe una mesa de trabajo sobre el apadrinamiento en la Quinta R.S.M.

3. El comité recomienda que se programe una mesa de trabajo sobre las Tradiciones en la Quinta R.S.M.

4. El comité recomienda que se programe una presentación y discusión general sobre »El dinero en A.A. (el valor del don espiritual)«, en la Quinta R.S.M.

5. El comité recomienda que el comité de planificación de la Reunión de Servicio Mundial en Nueva York sea el responsable de coordinar la agenda de la R.S.M. cuando se celebra la misma en países fuera de los EE.UU. —en cooperación con el país organizador y con previa aprobación del mismo—.

6. El comité recomienda que sea sometida a discusión la importancia del trabajo de información pública para llegar al alcohólico que aún sufre, y que se estudien los medios para realizar esta tarea dentro del marco de nuestras Tradiciones.

7. El comité recomienda que los »Puntos destacados de servicio« (presentados por los nuevos delegados de cada país) se titulen »Puntos destacados de Servicio Mundial«, y que se limiten a tres minutos, sin excepción.

Comité de Agenda 1978

1. El comité recomendó que los nuevos delegados presenten los puntos destacados de servicio personal, y que éstos se limiten, como antes, a tres minutos. Además, se recomendó que los nuevos delegados lean los puntos destacados personales de los delegados que están cumpliendo su segundo término en el Informe de la R.S.M. anterior.

2. El comité recomendó que en cuanto sea factible económicamente, se prolongue la R.S.M. por un día, o que consideremos la posibilidad de hacer traducciones simultáneas.

3. Se recomendó que se efectúe una reunión de A.A. durante la Reunión de Servicio Mundial, incluso si aquella tiene lugar después de la sesión de clausura.

4. El comité recomendó que sea facilitada información por la Oficina de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá en la Sexta Reunión de Servicio Mundial, sobre la posibilidad de descentralizar los servicios de A.A. (por ejemplo, las actas, los clisés, la literatura, los archivos, el personal, etc.), debido a la posibilidad de que una guerra nuclear u otro desastre pueda alterar gravemente la administración de dichos servicios.

5. El comité recomendó que se inscribieran en la Agenda de la Sexta R.S.M. las siguientes mesas de trabajo: (1) medios para estimular más participación de todos los miembros de A.A., y (2) el liderazgo en A.A.

6. El comité recomendó que se inscribieran en la agenda de la Sexta Reunión de Servicio Mundial las siguientes presentaciones: (1) el futuro de A.A. mundial, y (2) las finanzas.

7. El comité sugirió como tema »El servicio: el corazón de A.A.«

8. El comité recomendó al Comité de Política, Admisiones y Finanzas que: »Se envíen al comité puntos de la agenda seis meses antes de la fecha en que se abre la R.S.M.; las sugerencia que no lleguen antes de la fecha límite puedan ser discutidas en una sesión de compartimiento en la Reunión de Servicio Mundial.

Comité de Agenda 1980

1. Se recomendó que se incluyeran en la Séptima R.S.M. las siguientes presentaciones: »Cómo celebrar una conferencia de prensa de A.A.«, »Cómo procurar que se facilite información sobre A.A. por medio de la radio y la televisión«, »La estructura de servicio de A.A.«, y »Los jóvenes en A.A.«.

2. Se recomendó que se inscribieran en la agenda de la Séptima R.S.M. las siguientes mesas de trabajo: Información Pública; Información sobre A.A. en las escuelas; Los Doce Conceptos; Las mujeres alcohólicas en A.A.

3. Se recomendó, como tema sugerido: »Llevando el mensaje de A.A.«

4. Se recomendó que se asigne tiempo al final de la Reunión de Servicio Mundial para que los delegados con más experiencia puedan dar una charla improvisada de dos minutos sobre lo que han aprendido en calidad de delegado.

5. Se remitió al Comité de Política, Admisiones y Finanzas la recomendación »Se permite a los observadores provenientes de países que no tienen estructuras nacionales, que asistan a las Reuniones de Servicio Mundial«.

6. Se recomendó que se distribuyera el Manual de Delegado de la R.S.M. con bastante anticipación, si es posible.

7. Se recomendó que se examine la posibilidad de prolongar la Reunión de Servicio Mundial de cuatro a cinco días, para que los delegados, que no se ven entre sí durante mucho tiempo, tengan más oportunidad para cambiar impresiones e ideas.

8. Fue la opinión de la asamblea que la propuesta de intercambiar el personal de las oficinas de servicios generales en varias partes del mundo era buena, pero que este no era el momento oportuno de inscribirla en la agenda.

Comité de Agenda 1982

1. Se recomendó como tema para la Octava R.S.M. »La Reunión de Servicio Mundial hace su inventario«.

2. Se recomendó que se inscribieran en la agenda de la Octava R.S.M. las siguientes presentaciones: »La importancia de la rotación en todos los trabajos en servicio«; »Retorno a lo básico«; »Comunicación por medio de la literatura«, »El papel del suplente«; »La recuperación por medio del servicio«.

3. Se recomendó que se inscribieran en la agenda de la Octava R.S.M. los siguientes temas para mesas de trabajo: »La relación de A.A. con la profesión médica y los centros de tratamiento«; »La atracción y la promoción«; »El dinero, la propiedad y el prestigio«; »El apadrinamiento en el servicio«.

4. Se discutió si se deben programar los Puntos Destacados de Servicio Personal para los nuevos delegados de la Octava Reunión de Servicio Mundial y se recomendó seguir haciéndolo.

5. Se recomendó que sigamos asignando tiempo al final de la R.S.M. para que los delegados experimentados puedan dar una charla improvisada sobre lo que la Reunión de Servicio Mundial ha significado para ellos.

Comité de Agenda 1984

1. Se recomendó como tema de la Novena Reunión de Servicio Mundial »El servicio a través del amor y la humildad«.

2. Se recomendó que se inscribieran en la agenda de la Novena R.S.M. las siguientes presentaciones: »Los servicios telefónicos en A.A.« (ejemplo de tres regiones); »¿Qué hace a un buen líder en A.A.? (a) Pasos, (b) Tradiciones, (c) Conceptos«; »¿Cómo podemos hacer más atractivo el servicio en A.A.? (a) El apadrinamiento en el servicio, (b) A nivel de grupo, (c) A nivel de servicio general«; »Llevando el mensaje a las prisiones y los hospitales: (a) instituciones carcelarias, (b) instituciones de tratamiento«; »Los foros regionales: (a) beneficios, (b) arreglos y programación«.

3. Se recomendó que se inscribieran en la agenda de la Novena R.S.M. las siguientes mesas de trabajo: (a) »La comunicación entre los países«; (b) »Comprendiendo los Doce Conceptos«; (c) »Llevando el mensaje a las prisiones y los hospitales«; (d) mesa de trabajo no estructurada (abierta a cualquier posibilidad); (e) »A.A. en un mundo que cambia«.

4. Fue el parecer de la reunión que se siguieran presentando los puntos destacados de servicio de los nuevos delegados y las observaciones finales de los delegados veteranos, ya que éstas deparan buenas ocasiones para compartir.

5. Se aprobó la recomendación del Comité Internacional de custodios de que se efectuara una sesión de compartimiento »sólo para los delegados« durante la Novena R.S.M. para los delegados de habla hispana y de habla inglesa.

Comité de Agenda 1986

1. El comité estudió su composición, propósito y procedimiento y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que se incluyan en la agenda para la Décima Reunión de Servicio Mundial las siguientes presentaciones y discusiones:

a. El grupo de A.A. y sus responsabilidades:

  1. Como un todo.
  2. Apadrinamiento al recién llegado.
  3. La conciencia del grupo.

b. El papel del custodio clase A, o no alcohólico, miembro de la Junta:

  1. ¿Por qué los elegimos?
  2. ¿Cómo los seleccionamos?
  3. ¿Cómo nos beneficiamos de ellos?

c. Empezar, desarrollar y/o mantener una estructura de servicio general en su país:

  1. Importancia del Manual de Servicio.
  2. El papel de la Oficina de Servicios Generales.
  3. El propósito de la Conferencia.

d. Literatura aprobada por la Conferencia:

  1. ¿Por qué la tenemos y cuál es la diferencia con la literatura no aprobada por la Conferencia?
  2. ¿Cómo la usamos para llevar el mensaje?

e. La importancia de la rotación en el servicio:

  1. A nivel de grupo.
  2. A nivel de la Oficina de Servicios Generales.
  3. ¿Cómo podemos beneficiarnos de aquellos que han rotado?

3. El comité recomendó que los siguientes temas sean incluidos en la agenda de la Décima Reunión de Servicio Mundial:

a. Apadrinamiento en el servicio.

b. Comunicación dentro de la Comunidad.

c. Finanzas.

d. Comunicación entre países.

4. El comité recomendó como tema para la Décima Reunión de Servicio Mundial »A.A. y sus responsabilidades«.

5. Fue el sentir de la reunión que los informes de delegados de primer término y las exposiciones de la clausura de los delegados de segundo término sean mantenidas para la Décima Reunión de Servicio Mundial.

Comité de Agenda 1988

1. El comité recomendó que se incluyeran en la agenda de la Undécima Reunión de Servicio Mundial las siguientes presentaciones y discusiones:

a. ¿Cómo se relaciona la autoridad con la responsabilidad?: Conceptos I y II; Concepto III; Conceptos IV y V.

b. ¿Cómo se relacionan los Conceptos con los custodios y con la Conferencia?: Concepto VI; Concepto VII.

c. ¿Cómo se relacionan los Conceptos con la dirección y la administración?: Concepto VIII; Concepto IX; Concepto X; Concepto XI.

d. ¿Cómo protegen las Garantías a Alcohólicos Anónimos hoy día?: Garantías 1 y 2; Garantías 3 y 4; Garantías 5 y 6.

e. La gratitud expresada por la acción:

  1. ¿Cómo está trabajando con otros su país?
  2. ¿Qué está haciendo su país para hacer saber a otros lo que A.A. puede y no puede hacer?
  3. ¿Cómo se está presentando A.A. a los principiantes por los miembros del grupo?

2. El comité recomendó que se incluyan en la agenda de la Undécima Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas para mesas de trabajo:

a ¿Qué se está haciendo en su país para informar a la Comunidad de A.A. sobre los Conceptos y cómo aplicarlos? (Preguntas sugeridas:)

  1. ¿Se están efectuando foros?
  2. ¿Se están efectuando reuniones especiales?
  3. ¿Se habla de los Conceptos en su conferencia y convenciones?

b ¿Somos realmente automantenidos?

c Comunicación entre países.

d No estructurado.

3. El comité recomendó Los Doce Conceptos para el Servicio Mundial como tema para la Undécima Reunión de Servicio Mundial.

4. Ya que el primer día hay una reunión de A.A. que nos dará la oportunidad de escuchar los puntos sobresalientes del servicio personal, el comité recomendó que los delegados de primer término informen sobre los puntos sobresalientes de servicio de su país en lugar de los personales. También se sugirió que la reunión de A.A. inaugural sea de dos horas de duración para dar tiempo a todos a compartir.

5. Se recomendó que al Cuestionario de la Décima Reunión de Servicio Mundial se le añada lo siguiente: »¿Cree que debemos continuar planificando cenas de reunión estructuradas con presentaciones, tal como la del martes por la noche, o dejar las cenas informales, sin presentaciones?«

Comité de Agenda 1990

1. El comité recomendó que el tema de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial fuera: »El servicio: privilegio de todos«.

2. El comité recomendó que se incluyan en la agenda de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial las siguientes presentaciones y discusiones:

a. El desarrollo de los Doce Conceptos a partir del la Segunda Tradición.

  1. ¿Cómo se relacionan los Conceptos con los grupos?
  2. ¿Cómo se puede lograr que los grupos sepan de las formas en que los Conceptos pueden aplicarse al nivel de grupo?

b. Los aspectos espirituales de los Doce Conceptos.

c. ¿Cómo funciona en su país el »Yo soy responsable«.

  1. A nivel individual.
  2. A nivel de grupo.
  3. A nivel de servicio.

d. Las Doce Tradiciones.

3. El comité recomendó que se incluyan en la agenda de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas para las mesas de trabajo:

a. El valor espiritual de dar (poder de la cartera).

b. Los aspectos espirituales de los Doce Conceptos — se sugirió que las preguntas se centren en:

  1. Buen liderazgo personal a todo nivel de servicio como necesidad primordial (Concepto IX).
  2. El valor del sistema de comités a todos los niveles de servicio (Concepto VI).
  3. Comunicación entre países.
  4. Tema no definido.

4. El comité recomendó que se represente en la próxima Reunión de Servicio Mundial la obra de teatro »Traditions play«, la cual se basa en las Tradiciones y que es muy popular en los EE.UU. y Canadá.

5. El comité hizo las siguientes sugerencias en cuanto a los preparativos para la próxima Reunión de Servicio Mundial:

a. Que se informe con anticipación a los delegados de la suite de hospitalidad reservada para ellos.

b. Que se pongan en los casilleros de los delegados a la hora de su llegada anuncios con información sobre la ubicación y el horario de la suite de hospitalidad, horarios de las reuniones de A.A., restaurantes locales y otros datos y sugerencias de utilidad.

Comité de Agenda 1992

1. El comité recomendó que »Vuelta a lo básico« fuera el lema de la reunión de 1994.

2. El comité recomendó que los siguientes tópicos de presentaciones y discusiones fueran incluidos en el programa de la Decimotercera Reunión de Servicio Mundial:

a. Anonimato.

  1. A nivel de principiante.
  2. A nivel de servicio.
  3. A nivel público.

b. El apadrinamiento es el idioma del corazón.

  1. Miembros apadrinando a principiantes hacia su recuperación.
  2. Apadrinando a principiantes en el servicio.
  3. Grupos apadrinando a otros grupos.
  4. Países apadrinando a otros países.

c. Manteniendo nuestras tradiciones en un mundo cambiante.

  1. Autonomía.
  2. Propósito primordial.
  3. No afiliación.
  4. Automantenimiento.

d. Servicio.

  1. ¿Por qué se necesita el servicio?
  2. ¿Cuáles son las cualidades y responsabilidades de los servidores de confianza y sus alternos?
  3. Rotación en servicio.

e. Alcohólicos Anónimos: un programa espiritual.

  1. Las recompensas espirituales del servicio.
  2. El anonimato: nuestro fundamento espiritual.

3. El comité recomendó que los siguientes tópicos fueran incluídos en las mesas de discusión de la Decimotercera Reunión:

a. Comunicación entre países.

b. Literatura: una herramienta básica.

c. Comprendiendo el anonimato.

d. Tema libre.

4. El comité recomendó:

a. Que la obra teatral »Las Tradiciones« fuera presentada nuevamente en la reunión de 1996.

b. Como muchos delegados no tuvieron tiempo suficiente para hacer sus presentaciones, se sugirió asignar cuatro minutos para este propósito.

Comité de Agenda 1994

1. El comité revisó la composición, el alcance y los procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema para la Reunión de Servicio Mundial de 1996 fuera »Amor y gratitud en acción«.

3. El comité recomendó que los siguientes temas de presentación y discusión fueran incluidos en la agenda de la Decimocuarta Reunión de Servicio Mundial:

a. ¿Cómo nos ayudan a llevar nuestro mensaje nuestros amigos no alcohólicos?

  1. ¿Cómo atraemos a amigos no alcohólicos a servir a nuestra Comunidad?
  2. Nuestros amigos no alcohólicos, ¿deben ser sólo los profesionales?
  3. ¿Es necesario que nuestros amigos no alcohólicos estén familiarizados con nuestras Tradiciones?

b. ¿Por qué deben seguir llevando el mensaje los miembros de A.A.?

  1. Con respecto a la Recuperación.
  2. Con respecto a la Unidad.
  3. Con respecto al Servicio.

c. ¿Cómo continuamos llevando nuestro mensaje en un mundo cambiante?

  1. ¿Ha sido necesario cambiar de rumbo en la forma en que llevamos nuestro mensaje?
  2. ¿Qué nuevas cosas ha incorporado nuestra Comunidad en los últimos 20 años?
  3. Reflexiones sobre atracción versus promoción en nuestro mundo cambiante.

d. ¿Estamos atrayendo al servicio a los recién llegados por medio de nuestro ejemplo personal?

  1. ¿Qué es el servicio?
  2. ¿Es importante el servicio?
  3. ¿Cómo informo a mi Comunidad sobre los eventos a los que he asistido haciendo el servicio?

e. ¿Cómo expresamos nuestro amor y gratitud dentro del grupo y fuera de A.A.?

  1. En el grupo base.
  2. En nuestra área.
  3. Fuera de A.A.

4. El comité recomendó que se incluyan los siguientes temas para las mesas de trabajo de la Decimacuarta Reunión de Servicio Mundial:

a. Comunicación entre países.

b. Tema libre.

c. Problemas diferentes del alcohol.

d. ¿Cuáles son nuestras responsabilidades con respecto a la Cuarta Tradición?

El comité eligió a G. S. de Italia como coordinador y a J. G. L. de España como coordinador suplente.

Comité de Agenda 1996

El comité revisó la composición, el alcance y los procedimientos y no hizo ningún cambio.

1. Tras una detenida consideración el comité acordó recomendar que el lema de la XV Reunión de Servicio Mundial fuera »El servicio: básico para la Recuperación y para la Unidad de A.A.«.

2. Tras una detenida consideración, el comité recomienda que se incluyan en la agenda de la XV Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas:

a. El papel del apadrinamiento:

  1. En la recuperación.
  2. Para la unidad.
  3. En el servicio.

b. La importancia de servir:

  1. En el grupo.
  2. En el área.
  3. En la Conferencia y la Junta.

c. El principio de rotación:

  1. En el grupo.
  2. En el área.
  3. En la Conferencia y la Junta.

d. Aplicación de las Tradiciones en el diario vivir:

  1. En el trabajo.
  2. En la familia.
  3. Dentro de A.A.

e. Seguir llevando el mensaje más allá de la Comunidad por medio de cooperación con:

  1. Profesionales en todos los campos.
  2. Patrones y sindicatos.
  3. Los medios de comunicación.

3. El comité recomienda que se incluyan en la agenda de la XV Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas de mesas de trabajo:

a. Comunicación entre países.

b. Tema libre (no estructurada).

c. Utilización de nuevos medios de comunicación dentro del marco de las Tradiciones.

d. La importancia del sistema de comités.

4. El comité eligió a G. W., de Austria, Europa de habla alemana, como coordinadora, y a P. S. O., de México, como suplente.

Comité de Agenda 1998

1. El comité revisó la composición, el alcance y los procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la Decimosexta Reunión de Servicio Mundial sea: »A.A.: nuestro futuro es nuestra responsabilidad«.

3. El comité recomendó que se incluyan los siguientes temas para presentaciones y discusiones en la agenda de la Decimosexta Reunión de Servicio Mundial:

a. Flujo de información dentro de A.A.:

  1. Tratamiento del anonimato dentro de A.A.
  2. Los R.S.G.: el vínculo del grupo con la estructura de servicio.
  3. Uso eficaz de los medios de comunicación electrónicos.

b. Hacer el servicio más atractivo, mejorando la comunicación:

  1. Entre los grupos y el área.
  2. Entre el área y la Conferencia.
  3. Entre la Conferencia y la Junta.

c. ¿Cómo podemos llevar mejor el mensaje a otros países?

  1. En Asia-Oceanía.
  2. En las Américas.
  3. En Europa.
  4. En África.

d. Mensaje inmutable en un mundo cambiante:

  1. Atraer a la próxima generación.
  2. El mensaje de A.A. en el mundo electrónico.
  3. Preservar la integridad de la literatura de A.A.

e. Unidos para los que están por venir:

  1. Unicidad de propósito.
  2. Problemas diferentes del alcohol.
  3. Pasar el mensaje de servicio a los recién llegados.

4. El comité recomendó que se incluyan en la agenda de la Decimosexta Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas para las mesas de trabajo:

a. Resolver dificultades en el desarrollo de las estructuras de servicio (dar ejemplos prácticos).

b. ¿Sigue siendo A.A. atractiva?

c. Comunicación entre países.

d. Tema libre (sin estructurar).

5. El comité eligió como coordinador a K. H., de Austria, y a J. M. V., de España, como coordinador suplente.

Comité de Agenda 2000

1. El comité revisó la composición, el alcance y los procedimientos, y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la Decimoséptima Reunión de Servicio Mundial fuera »El mensaje de A.A.: un mensaje sin fronteras«.

3. El comité recomendó que se incluyeran en la agenda de la 17ª Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas para presentación y discusión:

a. El recién llegado al servicio de A.A.:

  1. Apadrinar al recién llegado(a) en el servicio de A.A.
  2. Apadrinar al custodio no alcohólico en el servicio de A.A.

b. Llevar el mensaje de A.A. a través de los medios de comunicación electrónicos:

  1. El uso de los sitios web para la información pública.
  2. El uso de los sitios web como instrumento de servicio.
  3. Creación de un sitio web conforme a las Tradiciones de A.A.

c. ¿Cómo podemos hacer accesible el mensaje de A.A. al alcohólico con impedimentos físicos?

  1. Cómo alcanzar al alcohólico enfermo con necesidades especiales.
  2. Hacer A.A. accesible al miembro con impedimentos físicos.

d. Compartimiento de experiencias referentes al apadrinamiento de otros países (por parte de un país de las siguientes zonas):

  1. Asia-Oceanía.
  2. Américas.
  3. Europa.
  4. África y otros.

e. ¿Cómo podemos llevar el mensaje con mayor eficacia en un mundo cambiante?

  1. En Asia-Oceanía.
  2. En las Américas.
  3. En Europa.
  4. En África.

4. El comité recomendó que se incluyan en la agenda de la 17ª Reunión de Servicio Mundial los siguientes temas:

a. Los veteranos en el servicio, ¿se utilizan o se desechan?

b. Problemas diferentes del alcohol.

c. Comunicación entre países.

  1. Américas.
  2. Europa.
  3. Asia-Oceanía y otros países.

d. Mesa de trabajo libre (no estructurada).

5. El comité recomendó que se incluya en el orden del día de la Decimoséptima Reunión de Servicio Mundial una presentación que trate de las revistas nacionales y estuvo de acuerdo en que se incluya este tema en la agenda de la 17ª Reunión de Servicio Mundial y futuras, si fuera posible.

6. El comité eligió como coordinador a S. P., de Nueva Zelanda, y a I. G., de Europa de habla francesa, como coordinadora suplente.

Comité de Agenda 2002

1. El comité revisó la composición, alcance y procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la 18ª Reunión de Servicio Mundial fuera: »Un mensaje; muchos idiomas; una Comunidad«.

3. El comité recomendó que se incluyeran los siguientes temas de presentación y discusión en la agenda de la 8ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Rotación en el servicio: la clave para nuestro futuro

b. Unicidad de propósito

  1. Problemas diferentes del alcoholismo
  2. Cooperación pero no afiliación

c. Alcanzar a las comunidades étnicas

  1. En las Américas
  2. En África
  3. En Europa
  4. En Asia/Oceanía

d. Concepto 5

  1. El derecho de la minoría
  2. El deber de la minoría

e. Nuestra solución espiritual: comunicar nuestro mensaje a los profesionales

4. El comité recomendó que se incluyan los siguientes temas para las mesas de trabajo en la agenda de la 18ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Los nuevos medios de comunicación y las Tradiciones

b. El automantenimiento

c. Comunicación entre países

  1. En las Américas
  2. En África
  3. En Europa
  4. En Asia/Oceanía

d. Sin estructurar (tema libre)

5. El comité sugirió que durante la Reunión de Servicio Mundial las reuniones de A.A. se celebren alternando entre la mañana y la noche.

6. El comité eligió a K. K. de Sudáfrica como coordinador y a J. A. de Gran Bretaña como coordinador suplente.

Comité de Agenda 2004

1. El comité revisó la composición, alcance y procedimientos e hizo un pequeño cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la 19ª Reunión de Servicio Mundial fuera: »Anónimos pero no invisibles«.

3. El comité recomendó que se incluyeran los siguientes temas de presentación y discusión en la agenda de la 19ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Llevar el mensaje de A.A.

  1. Cooperación con la Comunidad Profesional
  2. Información Pública
  3. Al alcohólico que aún sufre

b. El futuro de A.A.: nuestra responsabilidad

c. Los Tres Legados

  1. Recuperación
  2. Unidad
  3. Servicio

d. Unir las orillas

  1. A.A. y las instituciones de tratamiento
  2. A.A. y los jóvenes
  3. A.A. y las comunidades étnicas

e. El anonimato: nuestra base espiritual

f. Experiencia compartida: apadrinamiento de país a país

g. Revistas y boletines de A.A.

  1. Estructura, finanzas y distribución
  2. El uso de las revistas y boletines como herramientas de Paso Doce

4. El comité recomendó que se incluyeran los siguientes temas para las mesas de trabajo en la agenda de la 19ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Los nuevos medios de comunicación

b. Apadrinamiento en el servicio

c. Comunicación entre países

  1. En las Américas
  2. En Europa
  3. En Asia/Oceanía y otros países

d. Sin estructurar (tema libre)

5. El comité eligió a M. McI., de los Estados Unidos y Canadá, como coordinador, y a E. K., de Europa de habla alemana, como coordinador suplente.

Comité de Agenda 2006

1. El comité revisó la composición, alcance y procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la 20ª Reunión de Servicio Mundial fuera »Servicio: gratitud en acción«.

3. El comité recomendó que los siguientes temas de presentación y discusión se incluyeran en la agenda de la 20ª Reunión de Servicio Mundial:

a. ¿Cómo expreso mi gratitud en el servicio de A.A?

  1. Diferentes formas de hacer el servicio
  2. Liderazgo como gratitud en la estructura de A.A.

b. Formas en que los jóvenes pueden identificarse y sentirse como en casa en A.A.

c. El desarrollo y el cambio a escala mundial

  1. El desarrollo y el cambio en el servicio
  2. El desarrollo y el cambio en las estructuras
  3. Consultar la conciencia de grupo

d. Encuestas nacionales de los miembros: herramientas eficaces en el servicio de A.A.

e. La importancia de compartir la literatura de A.A.

f. Los grupos en línea: ¿Cómo están funcionando? ¿Se protege el anonimato? ¿Se observan las Tradiciones?

g. El apadrinamiento en el servicio

  1. Antes de los compromisos de servicio
  2. Durante los compromisos de servicio
  3. Después de los compromisos de servicio

4. El comité recomendó que los siguientes temas para las mesas de trabajo se incluyan en la agenda de la 20ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Los nuevos medios de comunicación y las Tradiciones

b. Cómo cumplen con las leyes de sus países las juntas y oficinas de servicios generales

c. El Concepto X: »A cada responsabilidad de servicio debe corresponder una autoridad de servicio equivalente, quedando siempre bien definido el alcance de dicha autoridad«

5. El comité eligió a R. A., de Gran Bretaña, como coordinador, y a L. G., de Sudáfrica, como coordinador suplente.

Comité de Agenda 2008

1. El comité revisó la composición, alcance y procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité recomendó que el lema de la 21ª Reunión de Servicio Mundial fuera: »El apadrinamiento: nuestra responsabilidad«.

3. El comité recomendó los siguientes temas de presentación y discusión para la 21ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Las mujeres en A.A.

  1. Cómo mejorar nuestros esfuerzos encaminados a alcanzar a las mujeres alcohólicas
  2. Cómo mejorar nuestros esfuerzos encaminados a conseguir que las mujeres se queden en A.A.
  3. La participación de las mujeres en la estructura de servicios

b. La Séptima Tradición

  1. Apoyo material de lo espiritual
  2. La pobreza colectiva
  3. La responsabilidad fiscal y la transparencia

c. Apadrinamiento

  1. Miembro a miembro
  2. Grupo a grupo
  3. País a país

d. Los jóvenes y A.A.

  1. Tratar la doble adicción
  2. Cómo lidiar con las cuestiones éticas y legales relacionadas con llevar el mensaje a las instituciones educativas para jóvenes
  3. Cómo tratar con los alcohólicos menores de edad en las reuniones

e. A.A. y la Internet

  1. El anonimato en la Internet
  2. La Séptima Tradición en la Internet

f. Los custodios de servicios generales de A.A.

  1. Papel de los custodios alcohólicos
  2. Papel de los custodios no alcohólicos
  3. Papel de los custodios generales

g. Preservar la identidad de A.A.

  1. Protección de las marcas registradas de A.A.
  2. Uso y mal uso del círculo y el triángulo
  3. Preservar nuestra identidad al cooperar con otras organizaciones

4. El comité recomendó que se incluyeran los siguientes temas para las mesas de trabajo en la agenda de la 21ª Reunión de Servicio Mundial:

a. Las Doce Tradiciones de A.A. y la autonomía de grupo — los grupos de A.A. que ejercen la autonomía y desarrollan nuevos estilos: ¿qué se puede hacer?

b. Los procedimientos de la Junta de Servicios Generales

  1. Cómo atraer a miembros de A.A. o a no alcohólicos al servicio en la Junta de Servicios Generales
  2. Comités de Nombramientos y procedimientos de elección: ¿Cómo funcionan?
  3. Comunicación entre las Juntas

c. Los miembros de A.A. que trabajan en el campo del alcoholismo: ¿Cuál es la experiencia?

5. El comité eligió a J. N., de Nueva Zelanda, como coordinador, y a U. D., de Letonia, como suplente.

Comité de Finanzas 1972

1. Se recomienda que, para garantizar la responsabilidad económica, se pida al país organizador que provea un fondo operante de $1,000 por lo menos con un año de anticipación, que será aumentado por las cuotas de inscripción de los delegados y las contribuciones de los demás países participantes; y, además, que todas las personas que manejen el dinero tengan fianza o seguro; que se requieran dos firmas en cada cheque que se relacione con las finanzas de la Reunión de Servicio Mundial; y que se contrate a un auditor profesional independiente o contador para preparar la cuenta de gastos e ingresos.

2. Las juntas de los diversos países son responsable de pagar la cantidad requerida para sus delegados respectivos a la Reunión de Servicio Mundial; bajo ninguna circunstancia un individuo debe pagar su propia cuota.

3. Que no se permita a un delegado que participe en la Reunión de Servicio Mundial, si la cantidad requerida por delegado no se recibe antes de una fecha fija.

4. El propósito y función del Comité de Finanzas es:

  1. Examinar todas las recomendaciones que se refieren a las finanzas que se han hecho durante la Reunión de Servicio Mundial.
  2. Examinar todas las recomendaciones que se dirigen específicamente a dicho comité.
  3. Entablar recomendaciones nuevas, cuando sea necesario, durante las presentaciones de la Reunión de Servicio Mundial.
  4. Analizar la financiación de la Reunión de Servicio Mundial.

5. Que la cuota de cada delegado a la Reunión de Servicio Mundial sea aumentada de $300 a $400 dólares.

6. El informe final sobre las finanzas de la Segunda Reunión de Servicio Mundial, incluidas las contribuciones además de las cuotas de los delegados sea puesto a la disposición de los delegados lo antes posible.

Comité de Finanzas 1974

1. Se recomendó que la cuota de los delgados siga siendo $400, con el objeto de conseguir que la Reunión de Servicio Mundial sea económicamente independiente; no obstante, se añadió que los países que quisieran y pudieran hacer contribuciones adicionales, debieran hacerlas.

2. Se sugirió a la Junta de Servicios Generales de Nueva York que los fondos operantes para futuras Reuniones de Servicio Mundial se ingresen en una cuenta en Nueva York, que produzca intereses.

3. Se recomendó que, respecto a la Reunión de Servicio Mundial, toda referencia al dinero sea hecha en dólares americanos.

4. Se sugirió que se publique periódicamente un boletín de Servicio Mundial para que los delegados puedan compartir entre sí experiencias relacionadas con las finanzas.

5. Se instó a los delegados a que se esfuercen personalmente, a todo nivel, por interesar a los miembros en la financiación de Oficinas de Servicios Generales locales.

6. Se hizo notar que las convenciones anuales ofrecen buenas oportunidades a las oficinas de servicios generales de reunir fondos adicionales para suministrar servicios en sus países.

7. Se sugirió que los centros de servicio e intergrupos locales no mantengan fondos que excedan de una cantidad prudente que les permita cubrir gastos durante dos meses. Cualquier dinero restante, debe ser remitido a la respectiva Oficina de Servicios Generales.

Comité de Finanzas 1976

1. Se discutió la posibilidad de unificar el Comité de Finanzas con el Comité de Política y Admisiones, y de establecer un comité de información pública, cooperación con la comunidad profesional e instituciones.

Después de haberlo discutido detenidamente, se acordó unánimemente que el Comité de Finanzas fuera unificado con el Comité de Política y Admisiones, y que se formara un comité nuevo, »Trabajando con Otros«, que incluya información pública, cooperación con la comunidad profesional e instituciones.

2. Se revisó la cuota de $400 del delegado y se recomendó que se aumentara a $500 dólares, debido a la inflación. Ayudaría mucho a la Reunión de Servicio Mundial a hacerse económicamente independiente si los países que pudieran hacer contribuciones adicionales las hicieran.

  1. a. Se sugirió que los delegados, al regresar a sus países respectivos, presenten un informe a su junta o conferencia de servicios generales. Además, se espera que los delegados presenten informes a tantos grupos e intergrupos como les sea posible, haciendo que los miembros se den cuenta de su participación en el servicio mundial, propiciando así un sentimiento de responsabilidad de contribuir a pagar la cuota al delegado.
  2. b. En un principio, el Comité de Finanzas recomienda que el dinero para los delegados a la Reunión de Servicio Mundial provenga de un fondo general. No obstante, para este propósito se pueden aceptar contribuciones especiales hechas por miembros, grupos e intergrupos.

Comité de Finanzas 1978

Véase Política, Admisiones y Finanzas.

Comité de Literatura y Publicaciones 1972

1. Se recomendó que cada país prepare un Manual de Servicio de A.A., que puede ser una traducción del Manual aprobado por la Conferencia, o una versión del mismo revisada ligeramente de manera que se adapte a las necesidades particulares del país interesado.

2. Toda literatura de A.A. sea aprobada por el Comité de Literatura y Publicaciones de la Conferencia de Servicio Mundial de la manera siguiente:

Que cada publicación nueva sea aprobada por la Conferencia de Servicios Generales del país en cuestión y luego enviada directamente al Comité de Literatura de los Custodios de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, que serviría como junta consultiva. Luego, se remitiría al Comité de Literatura y Publicaciones de la Reunión de Servicio Mundial para su aprobación.

3. La decisión de vender o no material además de la literatura de A.A. protegida por la propiedad literaria esté en manos de cada centro de distribución de literatura y junta de servicios generales.

Comité de Literatura y Publicaciones 1974

1. Se recomendó como procedimiento que »Toda publicación nueva de A.A. sea aprobada, en primer lugar, por la Conferencia de Servicios Generales del país en que se publica, y luego enviada por los delegados de servicio mundial del mismo a los miembros del Comité de Literatura y Publicaciones de la Reunión de Servicio Mundial para su consideración. Dichos miembros individuales deben enviar sus observaciones lo antes posible directamente al Comité de Custodios de Literatura de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, la cual tomará las medidas apropiadas según su juicio«.

2. Se hizo observar que, en cuanto a Centroamérica, sería conveniente que se estableciera una casa editorial en la Zona Norte, otra en la Zona Sur y, con tal de que las condiciones locales lo permitan, las juntas de servicios generales respectivas debieran trabajar en colaboración para el establecimiento de centros de imprenta y distribución, con respecto a la traducción, propiedad literaria, organización, etc.

3. Se sugirió como procedimiento que, cuando un área sienta la necesidad de una operación editorial, debe elaborar un plan formal y someterlo a A.A. World Services, Inc., asegurándose al mismo tiempo de que cada miembro del Comité de Literatura y Publicaciones de la Reunión de Servicio Mundial esté bien informado sobre el plan.

Comité de Literatura y Publicaciones 1976

1. Se recomendó que se sigan enviando las redacciones de nuevos textos a los miembros del Comité de Literatura y Publicación de la R.S.M., fomentando así la creación de ideas nuevas en los países individuales.

2. Se recomendó que se envíen dichas redacciones a todas las oficinas de servicios generales en todas partes del mundo. Se debe avisar a las mismas que se les envían las redacciones para que puedan hacer comentarios y sugerencias y no para traducirlas en aquel momento; y que las oficinas deben devolver el material a los autores por medio del delegado a la Reunión de Servicio Mundial. De esta manera, podemos seguir compartiendo ideas antes de preparar nueva literatura.

3. Se recomendó a A.A.W.S. que avise con seis meses de anticipación a los demás países si se está preparando una redacción nueva o revisada de un libro, librillo o folleto. Así los demás países podrán más fácilmente reducir sus inventarios de las versiones anticuadas, si es posible.

4. Se sugirió a A.A.W.S. que, cuando reciba de un miembro individual de otro país una petición especial para reimprimir un texto, la oficina de servicios generales del país en cuestión sea avisada.

5. Traducciones.

  1. Se sugirió que se envíen inmediatamente a A.A.W.S. las traducciones hechas en cada país para conseguir permiso de derechos de autor para que no se atrase la producción. Respecto a los libros y librillos, la traducción y aprobación de los cuales lleva más tiempo, quizá se pueda someter cada capítulo en cuanto se termine para su aprobación.
  2. Se sugirió que todas las traducciones sean hechas por miembros de A.A.
  3. Se recomendó que los países en los cuales se habla el mismo idioma se comuniquen más frecuentemente entre sí, a fin de no duplicar las traducciones. Avise a A.A.W.S. y a los países que hablan el mismo idioma cuando empieza una nueva traducción (por ejemplo, Centroamérica, Zona Norte, está empezando a traducir »Do you think you are different?«)

Comité de Literatura y Publicaciones 1978

1. El comité discutió los procedimientos para revisar las traducciones y para obtener el permiso de derechos de autor.

2. El comité discutió y aprobó el permiso de derechos de autor con efecto retroactivo, y recomendó además que no se publique ninguna literatura aprobada por la Conferencia antes de obtener el permiso de derechos de autor de A.A.W.S., Inc.

3. La mayoría de los miembros de los comités no encontraron difícil traducir la literatura de A.A. a otros idiomas, y se sugirió que las traducciones sean hechas directamente de las versiones en inglés. Algunos países han tenido dificultades para traducir ciertas palabras y expresiones inglesas, pero todos opinaron que sus traducciones conservaban el espíritu del mensaje de A.A.

4. El comité reafirmó la recomendación de la Reunión de Servicio Mundial de 1976 de seguir enviando borradores de literatura nueva de A.A. a los miembros del Comité de Literatura y Publicaciones de la R.S.M., para que se puedan compartir nuevas ideas.

5. Se recomendó que un ejemplar o modelo de la Solicitud de Permiso para Reimprimir se envíe a todas las oficinas de servicios generales y a todos los centros de distribución de literatura, a fin de que todos se den cuenta de la importancia de los derechos de autor de A.A.

6. Se recomendó que la junta o conferencia de servicios generales de cada país haga todo lo posible por obtener y distribuir solamente la literatura aprobada y publicada por su conferencia. Después de compartir información, el comité hizo notar, con sumo gusto, que en todas partes del mundo se estaban haciendo esfuerzos por cumplir con este punto.

7. El comité recomendó que el punto 4 del »Informe de la Cuarta Reunión de Servicio Mundial« sea revisado de manera que diga: »Recomendó que se notifiquen las reducciones del costo de la literatura en los EE.UU. y el Canadá (es decir, los libros y la estructura de descuentos de literatura) a las demás oficinas de servicio seis meses antes de publicarlas en los boletines de servicio. Así podemos evitar los malos entendidos y las pérdidas económicas respecto a la literatura en otros países«.

8. Además se recomendó que el punto 6 del »Informe de la Cuarta Reunión de Servicio Mundial« sea revisado de manera que diga: »Se sugirió a A.A.W.S., Inc., que, cuando reciba de un miembro individual una petición especial para reimprimir, se pida a la oficina de servicio general del país en cuestión que haga comentarios sobre dicha petición«.

9. El comité hizo la siguiente sugerencia a A.A.W.S.: »Se investigue la posibilidad de preparar un folleto acerca de la historia de la producción original del Libro Grande, sacando material histórico de A.A. llega a su mayoría de edad, los Archivos Históricos de A.A. y otras fuentes de información seguras.

10. El comité además sugirió que se considere preparar un folleto para el principiante.

11. El comité recomendó que el asunto de la propiedad literaria de A.A. (derechos de autor) sea definido claramente; es decir, la propiedad literaria no es una mera formalidad legal; también conserva la unidad de A.A. por medio de nuestra literatura y su traducción a otros idiomas.

Comité de Literatura y Publicaciones 1980

1. Se recomendó que se apruebe la Historia de la Reunión de Servicio Mundial, y que ésta se envíe a todos los delegados recién elegidos y a la oficina de servicios generales de cada país, y también a los países que no participan en la R.S.M.

2. Se recomendó que se actualice la Historia de la Reunión de Servicio Mundial cada dos años y que se envíen las revisiones a todos los anteriormente mencionados.

3. Fue la opinión del comité que, si los países autónomos escribieran y publicaran literatura basada en sus propias experiencias, esto podría abrir la puerta a toda clase de literatura.

Se recomendó que cada país haga todo lo posible para establecer un sistema de revisión y aprobación de literatura, dentro de la estructura de su conferencia, para salvaguardar el espíritu del mensaje de A.A.

Se recomendó además que, cuando se exhiba o se venda literatura, se haga todo lo posible para distinguir entre las publicaciones que no son de A.A. y la literatura de A.A. aprobada por la Conferencia.

4. Fue la opinión del comité que necesitamos un Centro de Coordinación Internacional para ayudarnos a dar a conocer a los países las publicaciones que se pueden obtener traducidas a otros idiomas. Se sugirió que nos dirijamos a la Oficina de Servicios Generales de Londres para averiguar si se interesan en esta tarea.

5. Se recomendó que todas las traducciones sean hechas por miembros de A.A. o, según lo requiera el caso, por traductores profesionales, supervisados por miembros de A.A.

6. Se aprobó la sugerencia de que los delegados de la R.S.M. busquen, por medio de boletines en sus propios países, a miembros de A.A. que hablen otros idiomas y que puedan ofrecerse para revisar las traducciones. Luego, se enviarían sus nombres a la O.S.G. de Nueva York para su información.

Comité de Literatura y Publicaciones 1982

1. El comité examinó las Guías de A.A. World Services, Inc., respecto a la Publicación, Producción y Distribución de Literatura Aprobada por la Conferencia, y las encontró adecuadas e informativas. El comité sugirió que los países que necesitan orientación en su empresa editorial consulten las Guías de A.A.W.S. y, si es necesario, que las traduzcan al idioma del país.

(Las Guías de A.A., publicadas por A.A.W.S., Inc., pueden descargarse en español directamente de su sitio web en: http://aa.org/lang/sp/subpage.cfm?page=36)

2. Fue la opinión del comité que la Comisión Iberoamericana de Traducciones desempeña una función importante, y el comité recomendó que uno de los puntos principales en la agenda de la próxima Reunión de Zona Latinoamericana sea la función y la continuación de dicha Comisión, y que se envíe el informe de la misma reunión, en inglés, a cada miembro del Comité de Literatura y Publicaciones de la R.S.M.

3. Ya se ha discutido con todo detalle en las R.S.M. anteriores la cuestión de la exactitud de las traducciones de la literatura aprobada por la Conferencia; fue la opinión del comité que cada junta de servicios generales debe estudiar las recomendaciones que el Comité de Literatura y Publicaciones ha hecho en el pasado.

  1. Después de haber discutido detenidamente varios problemas relacionados con la literatura aprobada por la Conferencia, fue la opinión del comité que los países que venden solamente la literatura de A.A. tienen muy pocos problemas y los países que venden más literatura que no es de A.A. tienen bastantes problemas. El comité sugiere que los miembros sean informados de que la literatura aprobada por la Conferencia representa el punto de vista de A.A. en su totalidad, y la literatura que no está aprobada por la Conferencia a menudo representa las ideas de un solo individuo y no la consciencia de grupo colectiva de A.A.
  2. El parecer del comité fue que, a veces, la literatura aprobada por la Conferencia refleja un punto de vista demasiado »norteamericano« y, por eso, no responde a las necesidades de los demás países. Se recomendó que los países que tienen esta clase de problema pidan permiso a A.A.W.S. para que puedan hacer los cambios necesarios. El comité recomendó además que los países preparen su propia literatura para satisfacer sus necesidades particulares.

4. Fue la opinión del comité que la mayoría de los países estaban informando al Centro de Información Europeo sobre la literatura traducida. El comité sugiere que los países que no han comunicado esta información la comuniquen, a fin de que A.A. en su totalidad sepa qué publicaciones traducidas a otros idiomas se pueden obtener.

5. Se llamó la atención del comité sobre el hecho de que algunos países tienen problemas con el libro recién publicado, en que se incluyen El Manual de Servicio de A.A. y los Doce Conceptos. Después de una discusión, el comité recomendó que A.A.W.S. considere la posibilidad de seguir publicando los Doce Conceptos separadamente, puesto que muchos países ahora tienen su propio manual de servicio.

6. Debido al hecho de que, según señala el estudio de nuestros miembros, más y más mujeres se están haciendo miembros de nuestra Comunidad, el comité recomendó que los países consideren la posibilidad de hacer algunas revisiones respecto al uso de ejemplos, hasta ahora principalmente masculinos, en nuestra literatura, para que las mujeres puedan identificarse más fácilmente con los personajes. Esta recomendación no se aplica a Alcohólicos Anónimos y Doce Tradiciones.

Comité de Literatura y Publicaciones 1984

1. Se estudiaron las Guías para la publicación, impresión y distribución de literatura de A.A. aprobada por la Conferencia, preparadas por Alcoholics Anonymous World Services, Inc. El comité discutió sobre el principio de que »Se deben fijar los precios de tal manera que se permita una ganancia bruta que equivalga aproximadamente al 60% de la venta«, y acordó que fuera la responsabilidad propia de cada país establecer los precios de acuerdo a sus necesidades particulares, aunque el 60% fuese lo ideal.

2. Fue la opinión del comité que los folletos »especiales« que tratan de la recuperación, y en particular los destinados a las mujeres y los jóvenes, son necesarios para llevar el mensaje de A.A. Se hizo notar que, aunque algunos países encuentran adecuadas las traducciones editadas por A.A.W.S., otros tienen que modificar éstas para reflejar sus propias experiencias culturales.

La literatura de servicio, por ejemplo los folletos que explican el automantenimiento, representan las necesidades y actitudes de A.A. dentro de la estructura del país en cuestión. Las traducciones del material de servicio publicado en EE.UU. y Canadá no les son necesariamente útiles a los demás países.

En una discusión sobre los boletines, los miembros del comité informaron que sus juntas de servicio publican boletines que traen artículos acerca de las actividades de la Comunidad. La frecuencia con la que se publican los boletines varía desde mensual hasta anualmente. Muchos se envían gratuitamente a los grupos; también pueden subscribirse.

En espíritu de cooperación, a veces se incluye información sobre Al-Anon; sin embargo, experiencia de la mayoría de los países indica que las noticias sobre A.A. y no sobre las agencias de alcoholismo, son lo esencial para nuestro objetivo primordial.

3. Se recomendó que A.A.W.S. prepare un librillo en el que se resuma la historia y el objetivo de la Reunión de Servicio Mundial, y en el que se incluyan las recomendaciones hechas desde 1969 hasta el presente. La lista será actualizada según sea factible, y se incluirá también información sobre las reuniones interinas.

Comité de Literatura y Publicaciones 1986

1. En una discusión sobre si la literatura de A.A. es adecuada dentro de cada país, la mayoría de los miembros del comité indicaron que hay necesidad de más literatura y/o de que la literatura usada en el presente sea adaptada para reflejar las experiencias culturales de un país (donde existe esta necesidad, es debido a limitaciones presupuestarias).

2. La mayoría de los miembros del comité dijeron que sus países publican y distribuyen literatura de A.A. a escala nacional y que ésta es aprobada por la Conferencia.

En referencia al material de servicio, casi todos informaron que esta literatura es comprada por los grupos en las O.S.G. Alguna literatura es gratis. Las O.S.G. proveen literatura de información pública, sin costo y en cantidades varias, al público.

Los folletos de A.A. se compran en las O.S.G. Algunos se dan gratis a nivel de grupo. Los libros se venden.

3. Todos los miembros del comité informaron que sus juntas de servicios generales publican una revista con compartimiento de recuperación en A.A. La frecuencia con que ellas las publican es de una a cuatro veces al año. El procedimiento para seleccionar los artículos es principalmente por comité y los comités están bajo el auspicio de sus respectivas juntas de servicios generales. Hasta la fecha, ninguna de estas publicaciones se ha incorporado separadamente de la publicación de literatura. Algunos miembros del comité comunicaron sus intenciones definitivas de hacerlo así en el futuro.

Unos pocos miembros de comité pusieron de manifiesto que existe falta de interés en la revista de A.A. por parte de los miembros de A.A. Algunos compartieron que dar descuentos de grupo, o descuentos a suscriptores que la ordenan por un año o más, puede ser de ayuda para la circulación de la revista. Un miembro dijo que el uso de un tema por número, traía resultados favorables. Otro dijo que usar algunos de los artículos escritos por Bill W. o el Dr. Silkworth, tomados de las ediciones clásicas del Grapevine es siempre de mucho interés. Algunos usan compartimiento de otras revistas.

Todos dijeron que sus políticas editoriales están de acuerdo con las Tradiciones y las altas normas de A.A.

4. La mayoría de los miembros del comité dijeron que otras entidades de A.A., que no fueran las oficinas de servicios generales, publicaban boletines de A.A. Se vio que la mayoría de los editores de estos boletines de A.A. están familiarizados con nuestros derechos de autor y muchos dan el crédito debido cuando reproducen material de A.A. En un esfuerzo continuo de proteger los derechos de autor de A.A., las O.S.G. están trabajando para hacer saber a todos los miembros la importancia de dar crédito apropiado por el uso de material con derechos de autor registrados.

Algunos miembros del comité informaron que sus países tienen comités de traducción para cada libro nuevo. Otros contratan traductores profesionales y un comité de traducciones de alcohólicos anónimos es responsable de la revisión final y de su publicación. El Japón tiene un comité de traducciones separado para cada nuevo libro.

En referencia a la cooperación de unos países con otros en la publicación de literatura, los de habla española están probando un nuevo método con el libro »Pass It On«. Cada una de las oficinas de servicios generales es responsable de la traducción de uno o dos capítulos. La revisión final y su edición será hecha por la O.S.G. de Nueva York, como ha sido solicitado por los países participantes.

Un país está suministrando grabaciones de la literatura de A.A. para miembros que no pueden leer ni escribir.

Un país ha ayudado a otro con la impresión de su literatura. Todos los miembros, cuando es posible, están intentando hacer disponible la literatura para los países vecinos cuando las condiciones económicas les obstaculizan obtener su propia literatura.

5. Las juntas de servicios generales de los miembros del comité están buscando la manera de registrar los logotipos de A.A. en sus países. Dos miembros dijeron que esto ya se hacía en sus países. El comité recomendó que todas las O.S.G. mantengan informada a A.A.W.S. del progreso en este asunto de proteger los logotipos de A.A., así como de cualquier dificultad que pudieran encontrar. También se recomendó que hicieran lo mismo los países que todavía no lo hayan hecho.

6. A pesar de que algunos miembros del comité informaron que se vendía literatura ajena a A.A. en sus grupos, el sentir de la reunión fue que es preferible que los grupos de A.A. vendan y/o distribuyan solamente literatura publicada por entidades de A.A.

Se hizo resaltar además la gran necesidad que hay en la Comunidad de tener un libro de meditaciones diarias.

7. El comité recomendó que sea devuelto a A.A.W.S. el manuscrito que resalta la historia de la Reunión de Servicio Mundial, para que sea condensado, omitiendo algo o todo de las presentaciones. También se sugirió que, si es posible, el folleto se haga disponible en forma de hojas sueltas perforadas con el propósito de mantenerlo actualizado.

Además se recomendó que el título del libro fuera »Rasgos sobresalientes de la Reunión de Servicio Mundial y Reuniones Zonales, 1969–1986«, y el manuscrito condensado sea devuelto al Comité de Literatura y Publicaciones de Servicio Mundial para su consideración.

8. Asunto nuevo. Se sugirió que si cualquier junta de servicios generales está considerando vender y distribuir literatura de A.A. en el mercado abierto, busquen consejo legal antes de hacerlo, ya que las leyes varían de país a país en lo referente a corporaciones no lucrativas.

Comité de Literatura y Publicaciones 1988

1. En una discusión sobre el uso apropiado del sello que indica la aprobación de la Conferencia Norteamericana en la literatura aprobada por otros países que no haya sido aprobada por la Conferencia de EE.UU. y Canadá, algunos de los miembros del comité recalcaron el hecho de que en sus respectivos países sólo se utiliza literatura aprobada por esta Conferencia. Uno de los miembros del comité comentó que cuando la Conferencia de su área revisa la literatura de EE.UU. y Canadá para adaptarla a las necesidades locales, no se usa el sello de aprobación de la Conferencia de EE.UU. Se indica debidamente que el material es propiedad literaria, Copyright por A.A.W.S. Además, se imprime en el folleto el sello distintivo de la Conferencia del país y una nota que dice que el texto en cuestión es una adaptación de la literatura aprobada por la Conferencia Norteamericana. Añadió que cuando se publica literatura original, redactada por su Conferencia, se utiliza el sello distintivo de aprobación de la misma. En cada caso, los derechos de copyright se atribuyen a A.A. World Services, Inc.

2. Después de estudiar el resumen de los puntos sobresalientes de »Las Reuniones de Servicio Mundial y de Zona, 1969–1986«, fue el sentir de la reunión que la información es de utilidad y se deben seguir elaborando de una forma apropiada para su inclusión en librillos de hojas sueltas. Se sugirió que el material se actualice, según sea necesario, y que sea distribuido a los delegados de la Reunión de Servicio Mundial y a las oficinas, así como lo deben ser el Informe Final de cada Reunión de Servicio Mundial y »La historia y recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial«.

3. El comité consideró la posibilidad de notificar a todas las oficinas de servicios generales, la publicación de nueva o revisada literatura aprobada por la Conferencia, para que las traducciones puedan basarse en las ediciones más recientes. Fue el consenso del comité que la carta enviada dos veces al año por el Departamento de Publicaciones de la Oficina de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá, a todas las oficinas centrales e intergrupos, centros de distribución de literatura, oficinas de servicios generales y a todos los delegados de la Reunión de Servicio Mundial, responde a esta necesidad. Se sugirió además que todas las oficinas de servicios generales se mantengan informadas, unas a otras, sobre materiales nuevos revisados.

4. Esta discusión conducía a los miembros a considerar la necesidad de un centro de información que llevaría una lista de todas las traducciones disponibles de la literatura de A.A. Se sugirió que la Oficina de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá considerara la factibilidad de asumir esta responsabilidad. Si conviene en aceptarla, se instará a todos los países a que informen a dicha oficina sobre las traducciones que estén disponibles por medio de sus respectivas O.S.G. y centros de distribución de literatura.

La discusión puso de manifiesto el hecho de que en algunos países las gestiones para registrar el logo de A.A. son complicadas y requieren mucho tiempo, mientras que en otros países se han logrado registrar las marcas y los logos fácilmente o con poca dificultad. La oficina de servicios generales de un país fue informada de que no se puede registrar el logo del circulo y triángulo porque es un diseño de gran antigüedad frecuentemente usado. Algunos de los miembros del comité informaron que las juntas de sus países han recomendado que no se utilicen las marcas y los logos en bisutería y artículos de joyería. Uno de los miembros comentó que en su país los miembros consideran nuestra Comunidad como un programa espiritual y, por lo tanto, consideran innecesarios los símbolos materiales. Todos los miembros del comité expresaban su preocupación por la posible dilución y trivialización de nuestros logos y marcas.

5. Se discutió sobre la transmisión del mensaje a los alcohólicos impedidos. Los audiocasetes y los materiales en braille resultan ser instrumentos útiles para los alcohólicos impedidos de la vista. Los folletos ilustrados y los audio y videocasetes son eficaces para aquellos que tienen capacidad limitada para leer. En algunos países, se han vuelto a redactar los folletos de recuperación en un formato más fácil de leer. Hay disponibles directrices de A.A. que tratan sobre el asunto de llevar el mensaje a los alcohólicos con impedimentos auditivos. Aunque la literatura especial y los materiales audiovisuales son de utilidad, no hay nada mejor que el contacto personal entrañado por el compartimiento de un alcohólico con otro.

6. Se discutió sobre los casos en que la literatura original puede reflejar la realidad norteamericana pero no las circunstancias locales. En casi todos los casos, es necesario adaptar la literatura para que sea apropiada. Por ejemplo, los términos »county jail« e »inmate« no son apropiados en Inglaterra, donde tendría más sentido decir »prison« y »prisoner«. A los alcohólicos de muchos países les parecerían »demasiado norteamericanas« las historias personales que aparecen en la versión en inglés del Libro Grande. Estas historias a menudo se reemplazan por las de miembros del país en cuestión, para facilitar la identificación.

Se hizo notar que algunos idiomas no tienen palabras que signifiquen »alcohólico« y »alcoholismo«. En tales casos, se utilizan los términos ingleses. A veces algunas palabras, tal como »two-stepping«, son imposibles de traducir. Por ejemplo, en Afrikaans este término significaría »bailar«.

7. Debido a las diferencias entre las estructuras, los diversos países generalmente elaboran su propia literatura de servicio.

8. Para evitar la dilución del mensaje de A.A. al publicar los materiales a nivel local, el comité convino en la opinión de que la mejor protección es trabajar por medio de los comités de A.A., porque los miembros de A.A. no permitirán que el mensaje se diluya. Se comentó que debemos estar siempre alertas para que no nos extraviemos. Por ejemplo, no debemos escribir demasiado acerca del alcoholismo, sino enfocarnos en el mensaje de recuperación de A.A.

Comité de Literatura y Publicaciones 1990

1. El comité repasó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité acordó que por el momento no se incluyan en el Libro Grande nuevas historias de miembros procedentes de las instituciones de tratamiento. Fue la opinión del comité que este tema ya ha sido tratado en los folletos.

3. El comité acordó que se debe recomendar a los grupos que no vendan literatura que no haya sido aprobada por la Conferencia. No obstante, se consideró el término »Literatura no aprobada por la Conferencia« como muy restrictivo. El comité sugirió que tal vez seria más apropiado utilizar los términos »No aprobada por la Conferencia de Servicios Generales« o »Elaborada por otras entidades de A.A.«

4. El comité estudió las normas, procedimientos y directrices referentes a la traducción de la literatura de A.A., los cuales le parecieron ser satisfactorios.

5. En una discusión sobre las necesidades específicas que han impulsado a otros países a publicar literatura de A.A. nacional, la mayoría de los miembros del comité fue de la opinión que la literatura nacional se ha enfocado en los siguientes problemas: diferencias de dialectos; dificultades para leer y comunicación local. Además, algunos países han publicado libros acerca de la historia de A.A. local. En varios países se han editado nuevos folletos que tratan del »Grupo de A.A.« porque no incluyen en sus listas los grupos especializados.

6. El delegado de Estados Unidos y Canadá planteó la cuestión de un fondo internacional de A.A. para sufragar los gastos de literatura encaminada a llevar el mensaje a otros países. Después de mucha discusión, se acordó que sería una buena idea establecer un fondo de este tipo; sin embargo, sería necesario someter el asunto a una más detallada consideración.

Comité de Literatura y Publicaciones 1992

1. El comité discutió extensamente los medios de mejorar, aumentar y satisfacer la necesidad de literatura alrededor del mundo y acordó que se debe hacer un intento para evaluar la necesidad de literatura a nivel mundial. El comité decidió que la manera más efectiva es usar la información de los delegados a la R.S.M. y las Reuniones Europea e Iberoamericana. El comité recomendó que la secretaria de la R.S.M. escriba a cada oficina de servicio general y delegados a la R.S.M. solicitándoles que compartan las actividades de A.A. en sus países respectivos en lo que se refiere a llevar el mensaje a otros países; qué traducciones se han hecho dentro y fuera de sus países; qué otras traducciones en lenguas diferentes son necesarias en sus países y si necesitan ayuda monetaria del Fondo de Literatura Internacional para cumplir con dicha labor.

2. El comité acordó que el Fondo de Literatura Internacional debe estar bajo la supervisión del Comité de Literatura y Publicaciones de la Reunión de Servicio Mundial. El comité solicita que A.A.W.S. use estos fondos para sufragar los gastos incurridos en la asistencia para literatura en otros idiomas, así como para reembolsar a otras entidades de A.A. por gastos similares. A.A.W.S. debe tener la libertad de priorizar el uso de estos fondos según la necesidad expresada por cada O.S.G. o delegado. Aunque acordamos que, para propósitos legales, estos fondos no serán depositados en un fondo separado, sino que serán incluidos en los fondos de operaciones de A.A.W.S. Solicitamos que A.A.W.S. facilite a cada Reunión de Servicio Mundial un informe sobre las contribuciones recibidas y desembolsos efectuados en esta cuenta.

3. Estudiando la necesidad de literatura para la gente joven, el comité concedió que no hay historias de gente joven en el Libro Grande y que las historias deben ajustarse al paso del tiempo, y recomendó que el Comité de Literatura de Custodios de la Junta de Servicio General de EE.UU. y Canadá; considere añadir historias de jóvenes en el Libro Grande, tales como las de adolescentes y alguien salido de un centro de tratamiento.

4. El comité discutió el hecho de que la recomendación de la R.S.M. de 1978, que estableció que la A.A.W.S. »busque la posibilidad de producir un folleto acerca de la historia y de la producción original del Libro Grande, y que tal historia se sacara de ›AA Llega a su Mayoría de Edad‹, de los archivos y otras fuentes fidedignas« aparentemente no fue llevada a cabo y sugirió que A.A.W.S. considere dicha recomendación, reconociendo que un estudio investigativo pudiese ser substituido por un folleto.

5. El comité consideró la sugerencia de que se desarrollen guías sobre los comienzos y crecimiento de A.A. en nuevos países y se estuvo de acuerdo en que el compartimiento sobre la forma en que unos países apadrinan a otros es muy valioso. El comité solicitó que la secretaria del Comité de Literatura y Publicaciones escriba a todas las oficinas de servicio general pidiendo que compartan sus experiencias en el apadrinamiento de otros países y las comuniquen al Comité de Literatura y Publicaciones de la R.S.M. de 1994.

6. El comité estudió la posibilidad de que los paises paguen regalías a A.A.W.S. destinadas al Fondo Internacional de Literatura cada vez que soliciten permiso para traducir e imprimir literatura de A.A. aprobada por la Conferencia, pero consideró que esto debe ser dejado a la discreción de cada junta de servicio general ya que es un asunto de autonomía local.

7. El comité solicitó que se implemente la recomendación de la R.S.M. de 1990: »Que los grupos de A.A. sean disuadidos de vender literatura no aprobada por la conferencias de servicio general o no impresos por una entidad de A.A.«.

Comité de Literatura y Publicaciones 1994

1. El comité revisó la Composición, Alcance y los rocedimientos. Se expresó la inquietud de que había presentes representantes de Europa y EE.UU. y Canadá pero no había delegados de los países de habla hispana. El sentir de la reunión fue que la Composición, Alcance y Procedimientos se aceptaran como estaban escritos.

2. Se revisó y se habló detenidamente acerca de un informe sobre los idiomas del mundo. El sentir de la reunión fue que los delegados a la Reunión de Servicio Mundial investiguen e informen acerca de las traducciones que se están haciendo en sus áreas para ayudar a identificar las necesidades de literatura por todo el mundo, y que compartan esta información con A.A. de todo el mundo. A fin de lograr este objetivo, el comité pide que todos los delegados a la Reunión de Servicio Mundial presenten al secretario del Comité de Literatura y Publicaciones un informe por escrito acerca de las necesidades de literatura y de las traducciones que se están realizando, antes del 1° de julio de 1995.

3. El comité revisó un informe de la secretaria de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial acerca de »Llevar el mensaje a los países vecinos«. El comité expresó su agradecimiento por este excelente documento a la secretaria de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial y a los países que respondieron y sugirió que se siga haciendo un informe sobre este mismo tema en las Reuniones de Servicio Mundial para ser revisado por el Comité de Literatura y Publicaciones. El informe debe incluir compartimiento sobre las cuatro preguntas siguientes: 1. ¿Qué están haciendo sus países con respecto a llevar el mensaje a los países vecinos? 2. ¿Qué traducciones de la literatura se han hecho en sus países y en los países vecinos? 3. ¿Qué traducciones a otros idiomas se necesitan en sus países? 4. ¿Necesitan ayuda económica del Fondo Internacional de Literatura para lograr este objetivo?

4. El comité aceptó tal como estaba escrito el informe facilitado por la Junta de A.A.W.S. sobre la manera en que se ha utilizado el Fondo.

5. El comité recomendó que se siga con la costumbre de apadrinar a otros países, que se escriba una carta a cada oficina de servicios generales y a cada delegado a la Reunión de Servicio Mundial solicitando que compartan lo que sus países están haciendo para llevar el mensaje a los países vecinos y para apadrinar a otros países.

6. El comité fue del parecer que, por el momento y basado en las respuestas de las O.S.G. referentes a »Apadrinar a otros países«, es prematuro elaborar guías con compartimiento acerca de los comienzos y desarrollo de la Comunidad en nuevos países. No obstante, si se elaborara una guía en el futuro, se sugirió que se recogiera la »experiencia compartida« sobre lo que ha funcionado bien y lo que no ha funcionado en un nuevo país en desarrollo (por ejemplo, Polonia, Estonia, Rusia, etc.). El comité fue del parecer que la »historia« de cómo se ha desarrollado A.A. en un nuevo país sería más clara que unas »guías«. Se podría preparar un informe corto y conciso para la próxima Reunión de Servicio Mundial, el cual podría servir como base para una futura guía. El secretario recogerá las experiencias de los países y las someterá al Comité de Literatura y Publicaciones antes de la Reunión de Servicio Mundial de 1996.

7. En una discusión sobre los Doce Conceptos, el comité fue del parecer que, de una forma u otra, se debiera discutir sobre los Conceptos en cada Reunión de Servicio Mundial. Se hicieron las siguientes sugerencias sobre maneras de animar a los nuevos países y nuevos miembros de A.A. a familiarizarse con los Conceptos: mesas de trabajo, presentaciones y discusiones, y artículos en revistas y boletines. Como respuesta a una sugerencia que se hizo en una mesa de trabajo de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial de cambiar el título del folleto »Doce Conceptos para el Servicio Mundial« por el de »Doce Conceptos de A.A.«, el comité sugirió que no era necesario hacer ningún cambio. Los principios espirituales de los Conceptos se incluirán en la Agenda del Comité de Literatura y Publicaciones de la Decimacuarta Reunión de Servicio Mundial. Se invita a los delegados del Comité de Literatura y Publicaciones a que sometan por escrito experiencias sobre cómo se aplican los Doce Conceptos en sus países.

8. En una discusión sobre las formas en que las O.S.G. venden literatura a entidades A.A. y no A.A., con referencia especial a los descuentos, se hizo notar que algunos países solo ofrecen descuentos a los intergrupos de A.A., mientras otros ofrecen descuentos al por mayor tanto a las entidades A.A. como a las no A.A. Se sugirió que es necesario más compartimiento sobre este tema entre los delegados a la Reunión de Servicio Mundial para tener una perspectiva más amplia y más clara sobre el asunto. El comité fue del parecer que vender los libros al mismo precio a los A.A. y a los no A.A. no es una violación de la Séptima Tradición. Algunos países ofrecen descuentos al por mayor, otros regalan literatura de A.A. a entidades no A.A. (librerías y centros de tratamiento); y otros no venden ni a librerías ni a centros de tratamiento. Se sugirió que era necesario más compartimiento sobre este tema.

9. El comité discutió sobre las »solicitudes de permiso para reimprimir« extractos de la literatura de A.A. aprobada por la Conferencia y aceptó la explicación del proceso que se sigue. Se pidió al secretario que escriba a Australia para explicar dicho proceso.

10. El Comité examinó una carta de un delegado a la Reunión de Servicio Mundial en la que se expresaba la inquietud de que A.A. estaba publicando demasiada literatura. Tras mucha discusión sobre este tema, el parecer de la reunión fue que la cantidad de literatura publicada por A.A. es »más o menos la suficiente«; que cada país tiene el derecho de publicar literatura de A.A. basado en la conciencia de las estructuras de servicio de ese país y que los individuos tienen el derecho de leer todos los libros y folletos de A.A. o ninguno de ellos. La conferencia y la junta de cada país tienen el derecho de decidir cuál es la cantidad apropiada.

11. Bajo el apartado de asuntos nuevos, se planteó el tema de los copyrights. El sentir de la reunión fue que la literatura de Alcohólicos Anónimos pertenece a A.A. como un todo y que A.A.W.S., Inc. es la depositaria de los derechos de autor por todos nosotros. El comité recomendó que A.A.W.S. continúe concediendo licencias exclusivas a una sola estructura de servicio en cada país. Conceder licencias a dos entidades en un país podría debilitar la unidad de A.A. en ese país. Se sugirió que se mantengan conscientes a las futuras Reuniones de Servicio Mundial de los problemas referentes a los copyrights en A.A.

12. El comité eligió a Larry N. (EE.UU. y Canadá) como coordinador, y a Barney McC. (Irlanda), como suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 1996

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité revisó el Informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Monetario Internacional y recomendó que el nombre del Fondo, establecido en 1992 por medio del Comité de Literatura y Publicaciones, se cambie al de »Fondo Internacional de Literatura«.

3. El comité revisó y habló sobre el informe. Los miembros del Comité de Literatura informaron sobre las experiencias de sus países, las cuales se añadirán al Informe de Llevar el Mensaje Alrededor del Mundo. El comité sugiere que el secretario se mantenga en contacto con todos los delegados de la Reunión de Servicio Mundial y las O.S.G. de los países participantes con el fin de recoger información para ser revisada por el Comité de Literatura y Publicaciones de la 15ª Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité consideró la petición de incluir el Preámbulo en el Libro Grande, Alcohólicos Anónimos. El asunto era considerar si se podría incluir el Preámbulo en el Libro Grande (EE.UU. y Canadá), Alcohólicos Anónimos. Cualquier propuesto cambio al Libro Grande tiene que ser sometido a la detenida consideración de la Conferencia de Servicios Generales. Se mencionó que el Preámbulo se había sacado del »Prólogo a la Primera Edición« y el Grapevine lo había publicado muchos años después de la publicación del Libro Grande. Estas ideas se incluirán en la carpeta de materiales que se tiene lista en el caso de que la Conferencia de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá considere la posibilidad de publicar una cuarta edición del Libro Grande.

5. El comité consideró el asunto de cómo incluir las historias de miembros locales en el Libro Grande y recomendó que se fomenta la inclusión de las historias de miembros del país en que se publica el Libro Grande. Ya hace muchos años que ésta es la costumbre y esas historias son siempre bien recibidas.

6. Hubo una discusión general referente a los copyrights. Los copyrights son propiedad de A.A.W.S., Inc. (Nueva York) que los guarda en depósito para toda la Comunidad de Alcohólicos Anónimos. Cuando se concede una licencia para publicar la literatura de A.A.W.S. protegida por copyright a la junta de servicios generales de otro país, ese país asume la responsabilidad de proteger su posición como concesionario exclusivo en su área de distribución.

7. El comité consideró la cuestión de »grupos especiales«. Esta discusión puso de manifiesto las muchas formas en que los grupos y reuniones aparecen en listas en diversas partes del mundo. Algunos países no incluyen en sus listas los grupos especiales y cualquier alcohólico es bienvenido a todas las reuniones de grupo de A.A. —la Tercera Tradición sirve de guía—. Se cree que si se incluyeran en las listas, el mensaje de A.A. se difuminaría; y que el mensaje debe estar a disposición de todos los alcohólicos. Se puede acudir a los padrinos para hablar sobre asuntos íntimos. En otros lugares, hay situaciones muy parecidas con la diferencia de que se forman grupos linguísticos para satisfacer las necesidades de los miembros. Cuando un alcohólico se presenta a la puerta, es bienvenido. Se observó que hay más grupos »especiales« en las ciudades grandes. En algunos países, como consecuencia de largas discusiones, se decidió indicar en las listas que los grupos se componían »principalmente« de mujeres o »principalmente« de gente joven, etc., y que todos los alcohólicos son bienvenidos. El consenso fue que no tenían derecho a dictar lo que un grupo deba hacer —no se excluye a ningún grupo por ser »especial«. Se acepta a todas las personas que tengan un problema con el alcohol y el deseo de dejar la bebida. Alrededor del mundo hay reuniones de gente joven, de estudio de literatura, de mujeres, de hombres, de gays y lesbianas, así como reuniones en diferentes idiomas.

8. El comité eligió a Simon R., de Nueva Zelanda, como coordinador y a Svein R. H., de Islandia, como suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 1998

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité revisó y habló sobre el informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Internacional de Literatura. El comité recomendó que se envíe anualmente un informe del Fondo Internacional de Literatura a todos los delegados de la Reunión de Servicio Mundial, y si se pidiera, se facilite una copia del informe a la junta del país que lo solicite.

3. El comité revisó y habló sobre el informe referente a »Llevar el mensaje a los países vecinos«. Los miembros del comité hablaron acerca del informe y dieron cuenta de las actividades que se llevan a cabo actualmente para llevar el mensaje a los países vecinos.

4. Después de un resumen histórico acerca de los copyrights de la literatura de A.A., el comité discutió sobre asuntos referentes a copyrights, publicaciones y literatura. Se indicó que Bill W., cofundador de A.A., reconocía que A.A., por medio de las juntas de servicio responsables ante los grupos que sirven, debe ser propietaria y tener el control de su propia literatura. Desde el principio, A.A.W.S. ha tenido en fideicomiso en nombre de A.A. mundial los copyrights de los escritos de Bill W. y de toda la literatura aprobada por la Conferencia de los EE.UU. y Canadá, y ha concedido los derechos exclusivos para publicar la literatura y proteger los copyrights a una sola estructura de servicio por cada país.

5. El comité es consciente de que en varias partes del mundo están ocurriendo graves violaciones de los copyrights, y que se está llevando a cabo o se está considerando la apropiada acción legal por parte de las juntas de los países.

6. El comité reafirmó unánimemente consideraciones de anteriores Reuniones de Servicio Mundial referentes a la importancia de proteger los copyrights y las licencias para que A.A. siga controlando su propia literatura y se pueda proteger la integridad del mensaje.

7. El comité consideró las futuras necesidades de literatura y traducciones en los países asiáticos, naciones recientemente formadas y otras partes del mundo. El comité indicó que en Groenlandia hay necesidad de traducciones al idioma inuit.

8. El comité eligió como coordinador a Dean R. de EE.UU. y Canadá, y a Julio M., de Colombia, como coordinador suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 2000

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos e hizo el siguiente cambio al artículo N° 1 del Alcance, de manera que diga:

»Revisar toda recomendación hecha durante la Reunión de Servicio Mundial que tenga que ver con literatura y publicaciones, incluyendo materiales escritos, de audio, visuales y electrónicos«.

2. El comité revisó y habló acerca del informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Internacional de Literatura.

3. El comité reconoció la importancia de seguir manteniendo una postura firme referente a proteger y defender los copyrights de A.A. para asegurar que se conserve la integridad del mensaje de A.A., y recomendó por unanimidad que se reafirme la declaración de 1998 referente a los copyrights:

»Tras un resumen histórico de los copyrights de la literatura de A.A., el comité habló acerca de varias inquietudes referentes a asuntos de copyright, publicaciones y literatura. Se mencionó que Bill W., nuestro cofundador, reconocía el hecho de que A.A., por medio de sus juntas de servicios directamente responsables ante los grupos a quienes sirven, debe ser propietaria de su propia literatura y controlarla. Desde el comienzo, A.A.W.S. ha mantenido en fideicomiso para A.A. mundial los copyright de los escritos de Bill W. publicados en la literatura de A.A. aprobada por la Conferencia de los EE.UU. y Canadá, y ha concedido licencia exclusiva para publicar y proteger los copyrights a una sola estructura de servicio en cada país«.

El comité es consciente de las graves violaciones de los copyrights que están ocurriendo en diversas partes del mundo y que las juntas de los países en cuestión han emprendido las acciones legales apropiadas o están considerando emprenderlas.

El comité reafirmó por unanimidad las consideraciones de anteriores Reuniones de Servicio Mundial con respecto a la importancia de proteger los copyrights y las licencias para que A.A. pueda seguir controlando su propia literatura y protegiendo la integridad del mensaje. Además, el comité volvió a recalcar enérgicamente que cualquier uso de los materiales de A.A., ya sean escritos, de audio o visuales, por los medios electrónicos de comunicación deban estar en conformidad con las leyes de copyright y llevar las apropiadas indicaciones de procedencia relacionadas con los copyrights y marcas registradas de Alcoholics Anonymous World Services, Inc. y del Grapevine.

4. El comité habló acerca de futuras necesidades de literatura y traducciones en los países de Asia, los países emergentes y en otras partes del mundo. La discusión abarcó una variedad de asuntos desde las tentativas de Sudáfrica para empezar a organizar una Reunión Zonal en la zona al sur del Sahara, los desafíos que supone suministrar literatura a los países africanos dada la posibilidad de que en cualquiera de dichos países se pueden hablar más de 200 idiomas, la invitación que Irlanda ha hecho a los países con estructuras de servicio emergentes para asistir a su Conferencia y observarla, y la importancia de la ayuda que un país presta a otro país por medio de literatura y experiencia, por ejemplo, México y Cuba, Suecia y Estonia.

5. El comité pidió que A.A.W.S., Inc. traduzca el ensayo de Bill Wilson intitulado »El Legado de Servicio de A.A.«, para tenerlo disponible, a petición, como recurso para los países con estructuras de servicio emergentes o con problemas; el costo de traducir este ensayo correrá a cuenta de la O.S.G. de los EE.UU. y Canadá.

6. El comité eligió a Michael (Mick) W. de Gran Bretaña como coordinador y a Mariano F. S. de España como coordinador suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 2002

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité aprobó, según estaba presentado, el informe del Fondo de Literatura de la Reunión de Servicio Mundial, referente al Fondo y cómo se ha usado.

3. El comité habló sobre las necesidades futuras de literatura y de traducciones en las naciones emergentes y en otras partes del mundo. Varios miembros del comité hablaron de los trabajos y los obstáculos relacionados con suministrar literatura a algunos países sudamericanos.

4. Se mencionó que los CD, audiocasetes y vídeos son medios eficaces para llevar el mensaje de A.A. a los alcohólicos con limitada capacidad para leer y varios países ahora están produciendo literatura en una variedad de formatos.

5. El comité habló de varias maneras de compartir experiencia referente al apadrinamiento de país a país. Teniendo presente que el apadrinamiento de país a país es un fenómeno de extensión mundial y la responsabilidad de todos los países de A.A., se recomendó que A.A.W.S. considere la posibilidad de elaborar materiales que contribuyan al desarrollo de A.A. a escala mundial; por ejemplo, un folleto, o unas guías, en que aparezca experiencia compartida referente a iniciativas que salieron bien, o no salieron bien; e información sobre los recursos disponibles para ayudar a llevar el mensaje de A.A. a los países nuevos o emergentes.

6. El comité habló acerca de una solicitud presentada por Perú para revisar una deuda en que había incurrido como consecuencia de publicar o distribuir literatura. El gerente general de la O.S.G. de los EE.UU. y Canadá respondió diciendo que tras una revisión de los informes financieros, el Perú no tuvo ninguna deuda relacionada con pedidos de literatura o préstamos y que se les seguiría suministrando literatura gratis para ayudarles a llevar el mensaje en el Perú.

7. El comité eligió a Geoffrey L. de Australia como coordinador y José Antonio O. del Perú como coordinador suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 2004

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. Tras una fructífera discusión el comité aprobó tal como estaba escrito el informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Internacional de Literatura.

3. El comité revisó el borrador de un artículo de servicio sobre »El apadrinamiento de país a país«, y recomendó que se le ponga el título de »Apadrinamiento de país a país: llevar el mensaje de A.A. por todo el mundo«, y que A.A.W.S. lo imprima y que esté disponible para distribuirlo a la Comunidad de todas partes del mundo.

4. El comité revisó y habló sobre el informe de la junta de A.A.W.S. referente a su política internacional de ventas de literatura.

5. El comité eligió a Val K. de Nueva Zelanda como coordinadora y a Antonio A. de México como coordinador suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 2006

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. Tras una detenida consideración el comité aceptó el informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Internacional de Literatura. Varios miembros del comité dijeron, con gratitud, que el facilitar información adicional sobre el Fondo de Literatura Internacional a sus estructuras de servicio locales, ha servido para animar a los miembros de sus respectivos países a hacer contribuciones. El comité pidió que para la próxima Reunión de Servicio Mundial se prepare un informe más detallado como material informativo que incluya una explicación del propósito y la misión del Fondo y los proyectos finalizados más recientemente.

El comité también sugirió que la presentación sobre el Fondo de Literatura Internacional se programe al principio de futuras Reuniones de Servicio Mundial para facilitar las discusiones del Comité de Literatura y Publicaciones.

3. El comité habló acerca de una solicitud de compartir experiencia respecto a los miembros de A.A. y organizaciones ajenas que compran literatura al por mayor en las oficinas de servicio de A.A. y la venden con ganancia a instituciones y a los miembros no les parece que esto ocurre frecuentemente en sus respectivos países. Los miembros hablaron de las diversas formas en que se vende literatura en sus países y cómo se pone precio a la literatura; algunos ofrecen descuentos especiales a los grupos y miembros de A.A. Ninguno sabe de ningún caso en el que se compre literatura al por mayor en las oficinas de servicio de A.A. y se venda con ganancia a instituciones ajenas.

4. El comité habló de las diferentes maneras en las que se hacen las traducciones en los diversos países. Un miembro dijo que en su país, las traducciones las hace un comité local compuesto de voluntarios a un costo mínimo para la Comunidad local. Otro miembro dijo que en su estructura se han contratado traductores profesionales cuando era necesario porque les parecía que estos son gastos justificados.

5. El comité revisó los procedimientos de la traducción de la literatura de A.A.W.S. e hizo notar la importancia de la exactitud de las traducciones para asegurar la integridad del mensaje de A.A. Algunos miembros del comité hablaron de la experiencia de sus países con dichos procedimientos y mencionaron que la traducción de un artículo de literatura podria tardar varios años y recomendaron que los interesados se mantengan en contacto regular con la OSG de Nueva York para facilitar el proceso.

6. Los miembros del comité hablaron también de las dificultades que presentan las traducciones a los dialectos regionales de sus respectivos países. Un miembro dijo que en su país las áreas de servicio locales han formado comités de traducciones para traducir la literatura de A.A. a los dialectos locales. Estos comités también organizan reuniones de información pública en los dialectos del área. Otro miembro del comité dijo que algunas de las traducciones locales se han editado en audicasetes para alcanzar mejor a quienes no saben leer.

7. Un miembro del comité habló de lo que se está haciendo en su región para conseguir uniformidad y exactitud en las traducciones del Libro Grande y otra literatura de A.A.

8. Algunos miembros del comité relataron las experiencias de sus países de publicar literatura original (no de A.A.W.S.). En el compartimiento se vio reflejada la participación de las respectivas conferencias de servicios generales en producir literatura original. Según la experiencia compartida es beneficioso solicitar la participación de las estructuras de servicio locales en la elaboración de literatura original para así asegurar que todo se desenvuelva sin tropiezos y que se reflejen las necesidades de los grupos de A.A. locales.

9. Un miembro del comité sugirió la posibilidad de solicitar que la O.S.G. de Nueva York publique el informe de la Reunión de Servicio Mundial en inglés y en español. Algunos miembros del comité dijeron que, según su experiencia, la responsabilidad de traducir el informe al idioma de sus países le corresponde al delegado de la R.S.M. o a las estructuras de servicio locales. Otro miembro del comité dijo que sólo se traducen y se distribuyen en su estructura de servicio los puntos destacados del informe. Dada la cantidad de idiomas a los que se necesitaría traducir el informe de la R.S.M. y el hecho de que informar sobre la Reunión de Servicio Mundial siempre se ha realizado a través de las diversas estructuras de servicio locales, el comité acordó no recomendar ninguna acción.

10. El comité eligió a Gonzalo P. de Venezuela como coordinador y Jacek C. de Polonia como coordinador suplente.

Comité de Literatura y Publicaciones 2008

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. Tras una detenida consideración, el comité aceptó el informe de A.A.W.S. sobre el Fondo Internacional de Literatura. Varios miembros del comité dijeron lo agradecidos que se sienten por tener disponibles nuevas traducciones de la literatura de A.A. Un miembro del comité dijo que al volver a su país propondría la idea de ser automantenidos como país en cuanto a los copyrights y a los gastos de traducción. Dos miembros del comité esperan saber más respecto al proceso de traducción profesional utilizado por A.A.W.S. en Nueva York, ya que hay de vez en cuando desacuerdos entre los traductores contratados a nivel local y los contratados por A.A.W.S.

3. El comité tuvo una larga discusión en lo concerniente a los diversos aspectos de la venta de la literatura de A.A. El comité habló acerca de los descuentos que se ofrecen a los compradores A.A. y los compradores no A.A. La experiencia varía grandemente: algunas estructuras no ofrecen descuentos a ningún comprador, otras únicamente a las entidades de A.A., y otras más ofrecen descuentos al por mayor a ambos.

4. Los miembros del comité recalcaron el importante papel que desempeñan las oficinas de A.A. de área, de intergrupo y otras oficinas locales en la venta y distribución de la literatura de A.A. Algunas estructuras animan a los grupos a desempeñar un papel mayor en la venta y distribución de la literatura de A.A. Algunos miembros del comité dijeron que las convenciones nos ofrecen un lugar idóneo para la venta de literatura. Un par de miembros dijeron que sus estructuras ocasionalmente venden literatura a librerías, pero la mayoría de los grupos y miembros suelen comprar literatura directamente de fuentes de A.A.

5. Un miembro del comité dijo que, en su país, los miembros de otras comunidades de Doce Pasos compran una buena cantidad de literatura de A.A. La mayoría de los miembros dijeron que sus comités de Información Pública colocan libros en bibliotecas públicas o, en el caso de India, en bibliotecas universitarias. Muchas estructuras regalan o venden a precio muy reducido cualquier excedente que haya de literatura de A.A. o ediciones anticuadas y copias extras de sus revistas de A.A. Esta literatura puede ser de utilidad en relación con las actividades locales de información pública.

6. La experiencia varía mucho en cuanto al porcentaje de los ingresos totales de las oficinas provenientes de la venta de literatura (desde un 34% hasta un 83% entre las estructuras participantes). Pero todos los miembros del comité recalcaron la importancia de las ventas de la literatura de A.A. para asegurar el funcionamiento eficaz de las oficinas.

7. Cada miembro del comité tenía una historia qué contar acerca de una controversia local relacionada con el uso de literatura no aprobada por la Conferencia utilizada o distribuida por los grupos de A.A. Los presentes estaban de acuerdo en que el uso de la literatura no aprobada por la Conferencia no causaba tanta desunión como la distribución de esta literatura. Un miembro del comité dijo que el uso y venta de literatura no aprobada por la Conferencia puede quitar vigor o diluir el mensaje de A.A.

8. En algunos casos, se ofrecía para la venta literatura no aprobada por la Conferencia antes de producir una edición similar aprobada por la Conferencia, y luego los A.A. preferían la versión del libro o folleto no aprobada por la Conferencia.

9. El miembro del comité representante de Lituania pidió a sus compañeros que expresaran sus opiniones referentes a si las oficinas deben vender y distribuir literatura de Al-Anon además de la literatura de A.A. Los miembros del comité animaron a sus compañeros a considerar cada pregunta a la luz de la orientación de las Doce Tradiciones; no obstante, las situaciones locales varían y por ello es probable que las soluciones vayan a variar también.

10. Un miembro del comité dijo que se vende literatura de Al-Anon y psicológica en las convenciones de A.A. de Polonia, en mesas separadas; pero que esta venta ha ocasionado un debate.

11. La mayoría de las O.S.G. venden solamente la literatura de A.A. aprobada por la Conferencia y tal vez fichas de sobriedad y otros materiales relacionados con la recuperación.

12. Algunos países tienen disponible literatura o materiales de vídeo para los miembros de A.A. con necesidades especiales, tales como el Libro Grande en CD, en braille, libros y folletos en caracteres grandes y vídeos con subtítulos. Algunos grupos compran materiales especiales para los miembros con problemas económicos, tales como en Libro Grande en braille. Algunas estructuras recomiendan a los grupos que sus lugares de reunión sean accesibles a sillas de ruedas. Algunas convenciones de A.A. ofrecen traducción al lenguaje por señas para los sordos.

13. Los miembros también hablaron de los problemas de analfabetismo y cómo llevar el mensaje de A.A. a los principiantes que no pueden leer o escribir bien. Gran Bretaña está considerando la posibilidad de crear literatura fácil de leer para quienes tienen un bajo nivel de lectura. Un miembro recalcó la importancia del apadrinamiento y las reuniones de A.A. que se enfocan en la literatura de A.A. para ayudar a los nuevos miembros a entender la literatura y los principios de A.A. La literatura de A.A. no sólo es importante para la recuperación sino para la unidad y el servicio.

14. Todos los delegados presentes dijeron que en sus estructuras se traduce a sus idiomas o se adapta la literatura de A.A. World Services, Inc. (EE.UU. y Canadá). Muchos países producen libros y folletos originales y la mayoría producen folletos originales. No muchos países producen libros de su propia historia local de A.A., pero muchos publican folletos o librillos. Estos materiales a menudo se producen para celebrar un importante aniversario de A.A. en el país. Varios países están considerando actualmente escribir un libro sobre la historia local de A.A.

15. Hace tres años se publicó la historia de A.A. en Dinamarca. Se tardó siete años en hacerlo. Gran Bretaña ha publicado su historia en DVD. Muchos países recomiendan a los comités locales de archivos históricos que guarden las historias locales, de grupo, área o región, y algunos producen grabaciones de audio de veteranos que describen A.A. en los primeros años en su país.

16. Los miembros del comité expresaron su agradecimiento por el artículo de servicio »El apadrinamiento de país a país: llevar el mensaje de A.A. a nivel mundial«, y pidieron que se actualice el texto. Además, dieron varias sugerencias referentes al contenido al secretario para incluirlas en la versión revisada.

17. Una estructura dijo que están disminuyendo las ventas del Libro Grande de A.A., pero están aumentando las de Viviendo Sobrio. Esto parecía ser una situación poco común ya que otros miembros dijeron que las ventas del Libro Grande se han mantenido constantes o han aumentado. Una estructura está considerando actualmente poner el Libro Grande en su sitio web; se preocupan por el posible impacto en las ventas del libro.

18. El comité eligió a Jo-Anne L., de los Estados Unidos y Canadá, como coordinadora y a Pushan M., de India, como suplente.

Comité de Política 1972

1. Se recomendó que se elijan por sorteo y según área geográfica los miembros de los comités; se haga todo lo posible para procurar que se guarde en cada comité una proporción justa entre los antiguos delegados y los nuevos, para asegurar la continuidad. Se puede aplazar la selección hasta que se reciba la información sobre los nuevos delegados.

2. Que el coordinador actual del comité sirva como coordinador hasta la próxima Reunión de Servicio Mundial (1974). La primera acción de los comités sea la elección, de entre los nuevos delegados, de un coordinador nuevo, que entrará en funciones inmediatamente. En la Reunión de 1974, el Comité de Política examinará, en su reunión, los métodos para elegir los miembros y coordinadores del comité.

3. No se cambien los requisitos para ser delegado a la Reunión de Servicio Mundial.

4. Es preferible que cada país o zona envíe dos delegados a la Reunión de Servicio Mundial; no obstante, no se cierra la puerta a un solo delegado.

5. Para nuevos países, los requisitos para participar en la Reunión de Servicio Mundial son los mismos; es decir, que exista una Junta de Servicios Generales y/o un centro de distribución de literatura en funcionamiento.

6. No se cambie en este momento la división de zonas de América Central; se recomienda que la Zona Norte envíe dos delegados, preferiblemente de diferentes países, y la Zona Sur envíe dos delegados, preferiblemente de diferentes países.

7. No se permita a un país, en una zona compuesta de tres países, que envíe un delegado que representa solamente a aquel país y no a los demás países de la zona.

8. Que delegados, suplentes y la Junta de Servicios Generales se inscriban en la lista de correspondencia de Servicio Mundial. Además, el delegado informará a los miembros de su país o zona sobre la Reunión de Servicio Mundial.

9. Los miembros del Comité de Política sigan estudiando, por correo, la estructura, los objetivos y la función de la Reunión de Servicio Mundial y presenten un informe sobre los resultados de sus investigaciones en la primera reunión del Comité de Política de la Reunión de Servicio Mundial.

Comité de Política 1974

1. Se recomendó que se continúen celebrando las Reuniones de Servicio Mundial cada dos años.

2. Se sugirió que se permita que la Estructura de la Reunión de Servicio Mundial se desarrolle conforme a zonas linguísticas, según la experiencia y madurez lo indique.

3. Se recomendó que no se elabore ningún formulario estandarizado para solicitar admisión a la Reunión de Servicio Mundial y que el procedimiento sea:

  1. Las peticiones se dirijan a la O.S.G. de Nueva York.
  2. La O.S.G. de Nueva York envíe las peticiones y los historiales al Comité de Política de la Reunión de Servicio Mundial.
  3. Se informe a todos los miembros si son aprobados por los dos tercios de los votos del Comité de Política.
  4. Se permitan a los miembros nuevos que participen en la próxima reunión.

4. El comité adoptó la siguiente declaración como »Declaración del Objetivo de la Reunión de Servicio Mundial«:

Como toda actividad de A.A., la Reunión de Servicio Mundial tiene el objetivo primordial de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre —dondequiera que esté en el mundo, sea cual sea el idioma que hable—. La Reunión de Servicio Mundial busca métodos para lograr este objetivo, sirviendo como foro para el compartimiento de la experiencia, fortaleza y esperanza de los delegados provenientes de las cinco partes del mundo, que se reúnen cada dos años.

Además, puede representar una expresión de la conciencia de grupo a nivel mundial. La experiencia nos enseña que el organizamos en una estructura sólida nos permite elaborar y prestar nuestros servicios más eficazmente. La Reunión de Servicio Mundial fomenta la planificación de una estructura sólida de servicio, apropiada para las necesidades y capacidades de los varios países; y la exploración de las posibilidades de ampliar los servicios de A.A. para llegar al alcohólico por medio de la comunicación interna, la distribución de literatura, el apadrinamiento, la información pública, cooperación con la comunidad y trabajo en instituciones.

5. Se reafirmó la norma de política de no dejar participar a los observadores en las Reuniones de Servicio Mundial.

6. Se sugirió que se enmienden los »Requisitos Para Ser Delegado«, en consideración a los que residen en áreas en las cuales los delegados representan dos países o más.

7. Se reafirmó el principio de rotación cada dos reuniones (cada cuatro años) para los delegados de la Reunión de Servicio Mundial.

8. Se sugirió que se practique la rotación según el país o el área cuando se elijan los miembros de los comités.

9. Se recomendó que se efectuara una mesa de trabajo sobre los Boletines de Servicio en la Reunión de Servicio Mundial de 1974, y se sugirió que los delegados efectuaran mesas de trabajo parecidas en sus conferencias locales.

10. Se recomendó que se incluya el »Manual de Servicio« o »El Grupo de A.A.« en la literatura que se suministra gratis a los nuevos grupos.

Comité de Política 1976

1. Se recomendó que el Comité de Finanzas se una con el Comité de Política y Admisiones, debido al hecho de que todos los asuntos discutidos por el Comité de Finanzas en las Reuniones de Servicio Mundial anteriores han tenido que ver con la política respecto a la participación económica en la R.S.M. Sugerimos que, en el futuro, dichos comités unidos se nombren como el Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial.

2. Se sugirió que un comité sobre »Trabajando con Otros« (el cual puede comprender la información pública, cooperación con los profesionales y trabajo en instituciones) sea el cuarto comité de la Reunión de Servicio Mundial, reemplazando al Comité de Finanzas.

3. Suecia retiró su petición de que Suecia y Noruega enviaran una delegación conjunta compuesta por un delegado de cada país, en vez de dos delegados de cada país. Noruega sigue enviando dos delegados y Suecia tiene la intención de cumplir con la norma sugerida de dos delegados para mantener la continuidad por medio de la rotación.

Si esta práctica resulta imposible desde el punto de vista económico, se enviará una petición, con bastante anticipación, al comité, para enviar una delegación conjunta compuesta de un delegado de cada país.

Sin embargo, el comité afirma su apoyo a la recomendación de la Tercera Reunión de Servicio Mundial (1974), que la estructura de la R.S.M. se desarrolle conforme a las líneas linguísticas, según indique la experiencia y la madurez.

4. Se reafirmó la política de la Segunda Reunión de Servicio Mundial (1972) de que es preferible enviar dos delegados a la R.S.M., pero no denegar la entrada a un solo delegado, con tal de que se avise a la O.S.G. de Nueva York, con seis meses de anticipación, para que cada caso pueda ser sometido al Comité de Política y Admisiones para su consideración.

Reunión conjunta de los Comités de Política, Admisiones y Finanzas 1976

1. Se sugirió que no se cambie de ninguna manera la política respecto a la representación y responsabilidad económica de los países que participan en la R.S.M., y que el secretario notifique la política a cada país antes de la fecha en la que se eligen los delegados a la R.S.M. y pregunte a cada país si quiere formar parte de la R.S.M. de 1978 y si tiene la intención de cumplir con los compromisos del delegado y su responsabilidad económica.

Si resulta que un país no se ve en la posibilidad de cumplir con dicho compromiso, el Comité de Política y Admisiones considerará cada petición individualmente.

2. Se sugirió que se deben seguir empleando los medios actuales de financiar la R.S.M.

La responsabilidad de reunir los fondos necesarios dentro de cada país puede ser asumida por los delegados actuales. Durante los dos años entre las reuniones, los delegados pueden comunicar el entusiasmo y la importancia de participar en A.A. mundial y compartirlos con los grupos y miembros en sus países y brindarles la oportunidad de participar en esta experiencia por medio de contribuciones.

Sin embargo, la contribuciones además de las cuotas de los delegados que algunos países pueden hacer, pueden ser empleadas para ayudar a los países que tienen dificultades económicas.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1978

1. Se analizó el informe financiero de la Cuarta Reunión de Servicio Mundial, así como las cifras disponibles de gastos e ingresos de la Quinta R.S.M.

2. El comité recomendó, debido a la disminución del valor del dólar americano y la inflación, que se aumente la cuota del delegado a $700 por delegado para la Sexta R.S.M. en 1980.

3. Se destacó que la clave para fomentar el apoyo para la R.S.M. en los países participantes es la forma en que cumplimos con nuestra responsabilidad de informar a ellos sobre la R.S.M. Tenemos que demostrar la importancia de la R.S.M. para la salud y unidad de A.A. mundial a nuestros propios países.

4. El comité hizo observar que el 60% de los gastos de la Cuarta y Quinta R.S.M. ha sido pagado por la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá. El comité recomendó que se anime a todos los países que puedan hacerlo, a contribuir a la Reunión de Servicio Mundial con tanto dinero adicional como les sea posible, a fin de que se haga, eventualmente, económicamente independiente, de acuerdo a la Séptima Tradición.

5. Teniendo presente el principio de autonomía nacional en la elección de delegados a la Reunión de Servicio Mundial, el comité, no obstante, estaba a favor de atenerse a la norma de política según la cual cada delegado cumple un periodo de cuatro años en que asiste a dos Reuniones de Servicio Mundial consecutivas —para sacar el mayor provecho para sí mismo y para su país de origen de la continuidad de servicio—. Avisaron que, en general, no es aconsejable cumplir un periodo interrumpido (es decir, el delegado no debe cumplir una parte de su periodo en una reunión y, después de un intervalo de algunos años, volver para cumplir el resto en otra).

6. El comité sugirió enérgicamente que los países participantes elijan un delegado suplente para cada delegado regular, a fin de tener un representante capacitado para servir, en caso de que el delegado regular no se vea en la posibilidad de asistir a la Reunión de Servicio Mundial.

7. El comité estuvo de acuerdo en que la discusión del carácter y de la función de la R.S.M. en el futuro era el punto más importante de la agenda, y dedicó a esta cuestión la mayor parte del tiempo del que disponía. Se sugirió que se ampliase la Junta y la Conferencia de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá para comprender a A.A. mundial, pero esta sugerencia fue rechazada por el comité.

8. Se discutieron los logros y la utilidad de la Reunión de Servicio Mundial. todos los miembros opinaron que el concepto de una entidad de A.A. mundial era esencial y que los países participantes podrían sacar más provecho si los delegados presentaran más informes y si hubiera, en general, más actividad en los años intermedios. Parece que los países no participantes, que necesitan ayuda para desarrollar una estructura de servicio, se benefician poco de las R.S.M.

9. Un miembro dijo: »Tenemos que desarrollar nuestra forma actual para poder satisfacer las necesidades de A.A. mundial«. Otro dijo: »La Reunión de Servicio Mundial, entre 1969 y 1978, debiera haber superado su adolescencia y asumido más responsabilidad«.

10. Se recomendó unánimemente que la Reunión de Servicio Mundial alcance su objetivo de asegurar la unidad de A.A. mundial, y de establecer una política común de A.A. en todos los países. Se propuso que los delegados, al regresar a sus países, presentaran este asunto a su conferencia o juntas nacionales, para que pudieran discutirlo con todo detalle, y que se hiciera resaltar el mismo en la agenda de la Reunión de Servicio Mundial de 1980. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad.

11. Una solución específica que se podría estudiar entre esta fecha y 1980 sería reorganizar la Reunión de Servicio Mundial de manera que se efectúen las asambleas de servicio regionales según líneas linguísticas, cuando sea posible, o según líneas geográficas. Todos los países de una región participarían en estas asambleas de servicio regionales y discutirían sus problemas, fomentando así la creación de una conciencia de grupo. Luego, cada región podría elegir dos delegados que asistirían a la R.S.M. reconstituida. Esto tendría como resultado una Reunión de Servicio Mundial con menos delegados participantes; pero los delegados estarían mejor preparados para examinar los asuntos relacionados con la política de A.A. mundial. Además reduciría los gastos de la R.S.M. ya que la cantidad de participantes sería reducida, y sería posible aumentar la cuota de los delegados y las contribuciones de región, porque todos los países de una región podrían compartir los gastos.

12. El comité reafirmó el principio de sugerir que cada país participante envíe dos delegados a la R.S.M. de 1980, con la estipulación de que no se cierre la puerta a un país que pueda enviar solamente un delegado. Sin embargo, si un país envía un solo delegado, o si no se reemplaza a un delegado que se retira de su cargo, es importante que dicho país lo notifique al Comité de Planificación por lo menos con seis meses de anticipación.

13. El comité estuvo de acuerdo con la recomendación del Comité de Agenda de que se envíen temas para la agenda seis meses antes de la fecha en que se celebra la Reunión, y que las sugerencias que se reciban después de esta fecha límite pueden ser discutidas en una sesión de compartimiento en la Reunión de Servicio Mundial.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1980

1. El comité examinó los gastos de la Quinta R.S.M. y recomendó que se continúe la costumbre de no publicar las contribuciones de los países individuales a la R.S.M.

2. Se recomendó que »no se permita a los delegados participar en la Reunión si no recibimos la cuota por delegado prescrita, antes de la fecha límite« (R.S.M. 1972). No obstante, en caso de apuros económicos, se debe considerar cada situación individualmente y hacer todo lo posible para facilitar que los delegados debidamente elegidos participen en la R.S.M.

3. Como respuesta a la posibilidad de reorganizar la R.S.M., el comité recomienda que no se cambie la forma de la misma y que se sigan celebrando y desarrollando las reuniones de zona durante los años intermedios (los delegados en pleno habían obrado respecto a esta cuestión).

4. Se recomendó que, de momento, se consideren las reuniones de zona como complementos de la estructura de la R.S.M., no como parte de la misma; no obstante, sugirió que, para asegurar la continuidad, los delegados nuevos sean miembros de las reuniones de zona, cuando sea posible.

5. Se recomendó que los países que tienen una estructura de A.A. establecida, compartan su experiencia, según las zonas, con los países que no la tienen, y que insten a éstos a participar en las reuniones de zona.

6. Se recomendó que la cuota de los delegados de la Séptima R.S.M. sea, por lo menos, $800. Sin embargo, teniendo en cuenta la inflación en todas partes del mundo, el comité recomendó que se envíe a todos los miembros actuales del Comité con un año de anticipación, si es posible, un presupuesto aproximado de los gastos de la Séptima R.S.M., para que el comité pueda analizar la cuota del delegado.

7. Fue la opinión del comité que no sería conveniente permitir asistir a Reuniones futuras a observadores provenientes de países que no tengan una estructura nacional, pero recomendó que más países inviten a observadores a asistir a sus conferencias nacionales, para compartir sus experiencias.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1982

1. El comité analizó los gastos de la Sexta Reunión de Servicio Mundial y fue de la opinión que eran razonables. No obstante, se indicó que la Junta de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá había pagado más de la mitad de los gastos de la reunión. La Reunión de Servicio Mundial sería más económicamente independiente si los países participantes contribuyeran más que las cuotas de sus delegados, como algunos ya han hecho. El comité sugirió que se podrían reunir fondos de la siguiente manera:

  1. Venta del Informe de la R.S.M. (traducido al idioma del país en cuestión).
  2. Contribuciones de dinero hechas por individuos y grupos para el mantenimiento de la R.S.M. (digamos $1.00 cuatro veces al año).
  3. Contribuciones adicionales hechas por las Juntas de Servicios Generales nacionales.

Según el cálculo aproximado del comité, sería necesario aumentar a $1,000 la cuota de los delegados que asistirán a la Octava R.S.M.; pero, considerando la probabilidad de que la inflación vaya aumentando, se acordó que se debiera volver a examinar este cálculo un año antes de la Octava R.S.M., en caso de que fuera necesario cambiarlo. El comité recomendó que se elabore un plan por el cual los países puedan pagar a plazos las cuotas de sus delegados.

2. El comité expresó su satisfacción con la traducción simultánea que se había suministrado en la Séptima R.S.M. en México, y recomendó que se tomen disposiciones para suministrar traducción simultánea, inglés-español, en la Octava R.S.M. Se debe considerar en la Octava R.S.M. la posibilidad de seguir suministrando este servicio después de 1984. Además, se debe considerar la posibilidad de suministrar traducción simultánea, inglés-español, en las mesas de trabajo y en las reuniones de comité en la Octava R.S.M.

Fue el parecer del comité que la traducción simultánea, inglés-español, suministrada en 1982 y 1984, no sienta un precedente para la traducción a otros idiomas en las R.S.M. futuras.

3. El comité volvió a estudiar los requisitos para ser delegado de la R.S.M. y reafirmó lo que se dice en la Historia de la Reunión de Servicio Mundial.

El comité recomendó que se añadiese una frase a los requisitos para ser delegado, artículo No. 10:

»En cuanto a los nuevos países, los requisitos para participar en la Reunión de Servicio Mundial son los mismos que antes —que haya una junta de servicios generales o centro de distribución de literatura en funcionamiento—. Los delegados deben ser elegidos o nombrados por la Comunidad o Junta del país interesado, y no nombrados por sí mismos«.

4. El comité recomendó que la Reunión de Servicio Mundial siga siendo el foro principal para el intercambio de experiencia de servicios de A.A. a nivel mundial. No obstante, se deben seguir celebrando las reuniones de servicio regionales o de zona en los años intermedios, porque son oportunidades importantes de comunicación entre los países de la misma zona o región.

5. El comité recomendó que la Octava Reunión de Servicio Mundial (que tendrá lugar en Nueva York) se celebre del domingo 21 de octubre al jueves 25 de octubre de 1984. Así los delegados de la Reunión de Servicio Mundial podrán aprovechar los precios de viaje rebajados que se ofrecen después del 15 de octubre. Además, podrán conocer a la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá antes del fin de semana de la Junta, el 26 de octubre. Se invitaría a los delegados a asistir a la Cena Anual del Intergrupo de Nueva York, el 26 de octubre, en honor de Bill Wilson.

6. Se presentó al comité un breve informe sobre comunicaciones entre A.A. en Finlandia y la Unión Soviética. El comité apoyó completamente la acción de Finlandia para favorecer esta comunicación. El comité recomendó al Comité de Agenda que se presente un informe posterior sobre la marcha de este asunto en la Octava R.S.M.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1984

1. Se recomendó que se apruebe la traducción simultánea inglés-español-inglés para las futuras Reuniones de Servicio Mundial en las sesiones plenarias, las reuniones de los comités y las mesas de trabajo.

2. Se estudiaron los gastos de la Séptima R.S.M. y se recomendó, como parte de su constante esfuerzo para mantenerse completamente a sí misma, que se aumente la cuota del delegado para la Novena R.S.M. a $1,200, aunque el comité se da cuenta de que los gastos reales para enviar un delegado son probablemente el doble de esta cantidad.

3. Se consideró la sugerencia de que se base la cuota del delegado de cada país participante en el tamaño de la Comunidad dentro del país en cuestión, y decidió que esto no sería factible. Además, consideró la posibilidad de reducir los gastos de la R.S.M. buscando alojamiento menos caro, siendo el parecer del comité que así no se reducirían substancialmente los gastos totales.

4. Se consideró la posibilidad de establecer un fondo especial, bajo la administración y control de la Reunión de Servicio Mundial, para los países que no puedan cubrir los gastos de asistencia a la R.S.M. Sobre este punto fue el parecer del comité que, a este nivel de los acontecimientos, sería contrario al principio de automantenimiento de la R.S.M.

5. Para comunicar más eficazmente la importancia de la Reunión de Servicio Mundial, la participación y responsabilidades de sus delegados, y para suscitar una mayor conciencia entre los grupos de A.A. sobre la necesidad de mantener a la R.S.M. económicamente, recomendó que se compartan algunas de las siguientes sugerencias, que ya han sido puestas en práctica:

Después de que los delegados hayan presentado sus informes a su Junta y Conferencia de Servicios Generales:

  1. Que se traduzcan los informes y los envíen a todos los grupos.
  2. Que se envíe a los grupos un resumen de lo acontecido.
  3. Que se publique un resumen de la reunión en un boletín que se envía a los grupos.
  4. Que el delegado a la R.S.M. se ponga a disposición de los interesados para informar, a petición, a los grupos en las asambleas de áreas.
  5. Que los países incluyan las responsabilidades del delegado a la R.S.M. en su Manual de Servicio.
  6. Que los delegados y custodios de una conferencia tengan la responsabilidad de informar sobre la R.S.M. a cada grupo en su área.
  7. Que se informe a los grupos sobre la R.S.M. de una manera tal que la experiencia tenga para ellos una significación personal. En otras palabras, se debe darles a entender cómo nos fortalece a todos en nuestro trabajo de llevar el mensaje de esperanza de A.A., mejorando la comunicación, y manteniendo la continuidad de la Hermandad a nivel mundial.

6. En cuanto a las finanzas, algunos países piden a los grupos que contribuyan a pagar los gastos de participación en la R.S.M. Los grupos querrán saber cómo se gasta el dinero.

7. Se recomendó que se celebre la Novena Reunión de Servicio Mundial los días 19 al 23 de octubre de 1986.

8. Para lograr que los tres países de la Zona Norte de América Central se normalicen respecto a la rotación y apadrinamiento, se acordó que el delegado de Guatemala participe por tercera vez en la R.S.M. de 1986 (los otros países que conforman la Zona Norte son El Salvador y Honduras).

9. Se recomendó que se condensara y simplificara »La Historia de la Reunión de Servicio Mundial«, bajo el titular requisitos para ser delegado.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1986

1. El comité estudió los requisitos para delegados a la Reunión de Servicio Mundial —como están delineados en la »Historia de la Reunión de Servicio Mundial— para posibles simplificación y condensación, y se recomendó que:

a. El Artículo 1 permanezca sin cambio.

b. Los Artículos 2, 3 y 4 sean combinados como sigue:

Que los dos delegados de un país o zona, puedan ser ambos miembros de A.A., o uno de ellos miembro de A.A., y el otro una persona no A.A., miembro de la Junta de Servicios Generales, de un Comité de Servicios Generales, o de la Oficina de Servicios Generales.

El Comité de Política, Admisiones y Finanzas sugirió que el segundo delegado sea un miembro de la Junta de Servicios Generales o de la Oficina de Servicios Generales. El comité sugiere además que los miembros tengan por los menos cinco años de sobriedad continua.

c. El Artículo 5 será cambiado como sigue:

Los delegados deben tener un conocimiento básico del inglés o del español debido a que las reuniones se harán en inglés o español, con traducción simultánea.

d. Los Artículos 6 y 7 serán combinados para decir lo siguiente:

Los delegados deben tener cualidades de liderato, un genuino interés en el servicio, habilidades de organización, un conocimiento y amor por A.A. y tiempo para asistir a las reuniones, completamente informados de A.A. en su país o zonas. Y quizá aún más importante, ellos deben disponer de tiempo para presentar y llevar a cabo las decisiones tomadas en las reuniones.

e. Los artículos 8, 9 y 10 permanecen sin cambios.

f. El Artículo 11 se cambia de la siguiente forma:

Las zonas que consistan de tres o más países pueden enviar solamente dos delegados por esa zona, y no pueden enviar un delegado a representar solamente el país del cual dicho delegado es miembro. El delegado de una zona debe representar todos los países en esa zona. Los delegados a la Reunión de Servicio Mundial informarán a los miembros de todos los países de esa zona de las decisiones recomendables y otras recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial.

g. Los artículos 12, 13 y 14, y la enmienda de 1982 referentes a los requisitos para delegados permanecen sin cambio.

2. El comité autorizó al coordinador de la Reunión de Servicio Mundial a que escriba a Alemania y le notifique que los requisitos para admisión de delegados han sido enmendados con referencia a su pregunta y que incluya una copia del informe del Comité de Política, Admisiones y Finanzas.

3. El comité autorizó también al coordinador de la Reunión de Servicio Mundial para que escriba cartas similares a Honduras, Guatemala y El Salvador, haciéndoles notar que si ellos desearan enviar un delegado de su país solamente, deberán hacer una solicitud para ser miembro de la Reunión de Servicio Mundial, como país.

4. El comité recomendó que sea aceptada la solicitud de Ecuador para ser miembro de la Reunión de Servicio Mundial.

5. El comité analizó los gastos de la Octava Reunión de Servicio Mundial e hizo notar que el costo fue más alto en Nueva York.

6. El comité discutió sobre la cuota de los delegados a la Décima Reunión de Servicio Mundial y recomendó que sea aumentada de $1,200.00 a $1,400.00. El comité recomendó además, que las O.S.G. tomen medidas para obtener contribuciones para el fondo de la Reunión de Servicio Mundial por parte de los grupos individualmente en sus países.

7. El comité discutió la recomendación de 1972 del Comité de Finanzas en el sentido de que el país anfitrión provea un fondo de trabajo de al menos $1,000.00 un año por adelantado, y recomendó que ésta sea anulada ante el hecho de que la Junta de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá suministra un fondo de trabajo para el país anfitrión.

8. El comité recomendó que, cuando sea posible, cada país o zona pague a la Oficina de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá la cuota de su delegado presente en cuatro pagos iguales cada medio año para que el dinero pueda ser invertido a nombre de la Reunión de Servicio Mundial y que los intereses acumulados puedan ser usados para compensar algunos de los gastos.

9. El comité recomendó que la inclusión en el informe final de la Reunión de Servicio Mundial de la contribución de cada país no sea aprobada. Después de la discusión plenaria se recomendó que la suma total de contribuciones sea incluida en el informe final, y también recomendó que la cantidad pagada por la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá sea indicada en dólares, así como el porcentaje del costo total.

10. El comité recomendó que la Décima Reunión de Servicio Mundial se efectúe en el área de Nueva York del 23 al 27 de octubre de 1988; y que debido a que estas fechas coinciden con la reunión trimestral de la Junta de Servicios Generales de EE.UU. y Canadá, que comienza el 28 de octubre de 1988, el comité aprobó la solicitud de permitir como observadores a los miembros de la Junta de Servicios Generales.

11. El comité discutió la recomendación del 4° Encuentro de Servicio Iberoamericano: »Que la C.I.A.T.A.L. se reúna una vez al año, y que al cuerpo coordinador de la Reunión de Servicio Mundial se le solicite una noche de su agenda libre para este propósito«. Después de discutido, esta petición fue retirada.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1988

1. El comité revisó los requisitos de los países participantes en las Reuniones de Servicio Mundial descritos en la »Historia y Recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial« y hace las siguientes recomendaciones para una posible simplificación y resumen:

  1. Es conveniente que cada país o zona participante envíe dos delegados a las Reuniones de Servicio Mundial, pero no se negará la asistencia de sólo un delegado.
  2. Los dos delegados de un país o zona pueden ser ambos miembros de A.A., o bien un miembro de A.A. y el otro un no A.A. que sea miembro de la Junta de Servicios Generales, el Comité de Servicios Generales o la Oficina de Servicios Generales.
  3. Las zonas constituidas por tres o más países pueden enviar sólo dos delegados para representar conjuntamente a todos los países de la zona, y tales delegados deben informar a los miembros de esos países.
  4. Se considera conveniente que al seleccionar a los delegados, también se seleccionen delegados suplentes y que éstos estén preparados para asistir si fuera necesario.
  5. En un intento de estimular el interés y el apoyo de la Reunión de Servicio Mundial, se sugirió que los delegados informen a sus respectivas conferencias y juntas de servicios generales. Se espera que informen a tantos grupos e intergrupos como sea posible para así mantener a los miembros al corriente de su participación a nivel de servicio mundial, y de esta forma generar un sentimiento de responsabilidad al contribuir para las cuotas de los delegados.
  6. Antes de la fecha de la elección de los delegados de Servicio Mundial, el secretario de la Reunión de Servicio Mundial notificará a cada país de las normas referentes a la representación y responsabilidad financiera de los países participantes en la Reunión de Servicio Mundial. También le preguntará si desea o no participar en la próxima Reunión de Servicio Mundial y si tiene la intención de cumplir con el compromiso de delegado y la responsabilidad financiera. Si fuera imposible este compromiso, el Comité de Política, Admisiones y Finanzas considerará cada situación individualmente.
  7. Se recomendó que no se elabore un formulario estándar para la participación en la Reunión de Servicio Mundial y que los procedimientos sean como sigue: a) que los requisitos para la participación de los nuevos países en las Reuniones de Servicio Mundial permanezcan como están —que haya en funcionamiento una junta de servicios generales y/o un centro de distribución de literatura; b) que la solicitud sea hecha a la Oficina de Servicios Generales, la cual la enviará, junto con más información detalladas al Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial. c) que se informe a los miembros de dicho comité si la solicitud es aprobada por los votos de las 2/3 partes de los miembros del comité; d) que los nuevos miembros tomen posesión en la reunión siguiente a tal aprobación.

2. El comité revisó los requisitos para los delegados de la Reunión de Servicio Mundial descritos en la »Historia y Recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial« e hizo las siguientes recomendaciones para una posible simplificación y resumen.

Requisitos para los deleqados y suplentes a la Reunión de Servicio Mundial:

  1. El delegado debe ser residente legal y, preferiblemente, ciudadano del país al que sirve, excepto en el caso de servir a dos o más países.
  2. El delegado debe tener un buen conocimiento del inglés o del español y, en el caso de ser miembro de A.A. es conveniente, de ser posible, que tenga por lo menos cincos años de sobriedad ininterrumpida en A.A.
  3. El delegado debe tener experiencia de servicio a nivel nacional. Debe haber demostrado cualidades de liderato, verdadero interés en el servicio, habilidad organizadora, amor y conocimiento de A.A. y tiempo para asistir a la Reunión de Servicio Mundial bien informado sobre A.A. en su(s) país(es).
  4. Cuando vuelva al país o países que representa el delegado, debe disponer del tiempo para presentar e informar a la Comunidad acerca de la Reunión de Servicio Mundial.
  5. Los delegados han de ser elegidos o nombrados por la Comunidad o la junta de su país y no autonombrados.

3. Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial. El comité revisó los gastos de la Novena Reunión de Servicio Mundial y recomendó que las cuotas de los delegados se aumentaran en $300, de $1,400 a $1,700, de acuerdo con nuestra tradición de automantenimiento.

4. El comité discutió sobre si la O.S.G. de EE.UU. y Canadá debería o no traducir a otros idiomas el informe de la Reunión de Servicio Mundial. El comité recomendó que no tradujéramos a otros idiomas el informe de la Reunión de Servicio Mundial, mencionando el costo, los diferentes dialectos y el respeto por nuestra tradición de autonomía como los factores principales de su decisión.

5. El comité revisó la composición de la Reunión de Servicio Mundial y no vio la necesidad de ampliarla en este momento.

6. El comité consideró la admisión de delegados de dos oficinas de servicios generales diferentes del mismo país y del mismo idioma y tras una discusión, recomendó que admitiéramos a los delegados de una sola O.S.G. del mismo país e idioma.

7. Como »Asuntos Nuevos« el comité sugirió que el Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial de 1990 discuta los problemas de los países que no pueden costearse los gastos o que tienen dificultades para el cambio de divisas, como en el caso de Polonia.

8. El comité también sugirió que los delegados a la Reunión de Servicio Mundial de 1990 discutan sobre si hay necesidad de una norma para determinar a cuántas Reuniones de Servicio Mundial puede asistir un delegado sustituto.

9. Se recomendó que la Undécima Reunión de Servicio Mundial tenga lugar del 14 al 18 de Octubre de 1990.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1990

1. El comité se reunió en una corta sesión después de la Reunión de Bola Roja. Se acordó reconocer al Dr. Charles McKendrick, delegado suplente de Gran Bretaña, como delegado a la R.S.M., porque el delegado titular de segundo término, Jack G. no pudo asistir.

2. El comité aceptó la participación en la R.S.M. de Silvio L., delegado titular de segundo término de Argentina, a pesar de que las disposiciones administrativas necesarias todavía no se habían cumplido.

3. El comité repasó la Composición, Alcance y Procedimientos, y no hizo ningún cambio.

4. El comité estudió los requisitos para los países participantes en la R.S.M. y no vio razón para cambiarlos.

5. El comité estudió los requisitos para los delegados a la R.S.M. y no vio razón para cambiarlos.

6. En una discusión acerca de la necesidad de normas referentes al número de Reuniones de Servicio Mundial en las que un delegado puede participar, fue el consenso que se siga observando el principio de un término de cuatro años, o la asistencia a dos Reuniones de Servicio Mundial consecutivas, y que sólo en casos de gran urgencia, basada en las circunstancias nacionales, se elegiría a un individuo para asistir a más de dos R.S.M. Se acordó que sería deseable que los países preservaran el principio de rotación tanto como fuera posible.

7. El comité consideró la sugerencia de que observadores de países no participantes asistan a la reunión. Se acordó que, aunque no somos una sociedad secreta ni tenemos nada que ocultar, no es factible, por razones prácticas, permitir la asistencia de observadores a las Reuniones de Servicio Mundial. A los interesados en los asuntos allí considerados, la Sede de la Reunión les puede enviar la información pertinente en forma escrita.

8. El comité estudió los gastos de la Décima y el presupuesto de la Undécima Reunión de Servicio Mundial. Se acordó aumentar la cuota delegado para la R.S.M. de 1992 en $500.00, o sea de $1,700.00 a $2,200.00, que se puede pagar a plazos de $275.00 por trimestre. En vista de que la Reunión de Servicio Mundial está todavía substancialmente subvencionada por la Junta de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá, se urge a los países participantes a que aumenten aun más sus contribuciones al fondo de la R.S.M. si les es posible.

9. El comité discutió sobre los problemas de los países que no pueden costearse los gastos o que tienen dificultades en el cambio de divisas. Se acordó recomendar a los países que no pueden cubrir los gastos de dos delegados que envíen un delegado a la R.S.M., si es posible. Con respecto a los problemas del cambio de divisas, se acordó que cada caso se solucionaría individualmente.

10. Fue el consenso que se establezca un comité ad hoc de selección de sitio para la próxima R.S.M. antes de efectuar la reunión de 1992 en Nueva York, y que dicho comité esté compuesto por cinco delegados de segundo término, si es posible escogidos al azar, representantes de la Cuenca del Pacifico, Africa, Europa, Iberoamérica y EE.UU. y Canadá. No podrán participar en dicho comité los delegados de los países licitantes. Se acordó también que dos miembros del Comité de Selección de Sitio sean empleados de la Oficina de Servicios Generales de Nueva York. El propósito de esta recomendación es facilitar a la O.S.G. de Nueva York la distribución con antelación de la información recibida de los países licitantes con el fin de que el comité de Selección de Sitio esté bien informado cuando tome su decisión.

11. El comité acordó que la Duodécima R.S.M. se celebre en Nueva York los días 25 al 29 de octubre de 1992, para que los delegados que tienen la posibilidad de quedarse algunos días más en la ciudad puedan aprovechar la oportunidad de reunirse con los miembros de la Junta de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá.

12. Bajo »Asuntos Nuevos« se sugirió que el Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la R.S.M. de 1992 discuta sobre cómo la junta de servicios generales del país anfitrión puede desempeñar un papel importante en la R.S.M., y cómo fomentar la participación del personal de dicha O.S.G.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1992

1. El comité estudió los requisitos para la participación de países en la R.S.M. y recomendó que se añadan las palabras, »o su equivalente en ese país« a la frase del segundo párrafo. Por lo tanto, el párrafo ahora dice, »Que dos delegados de un país o zona, pueden ser ambos miembros de A.A., o uno puede ser alcohólico o miembro no alcohólico bien sea de la Junta de Servicios Generales, Comité de Servicios Generales, Oficina de Servicios Generales o de una oficina que tenga la equivalencia de éstas en un país«.

2. El comité recomendó también que se revise el párrafo 7, Sección C, añadiendo las palabras »el país solicitante« para que el párrafo diga: »se notifica a los miembros del país solicitante si los dos tercios de los miembros del comité aprueban la solicitud por votación«.

3. El comité estudió los requisitos para los delegados a la R.S.M. y recomendó que el párrafo 5 incluya las palabras, »o el equivalente en ese país«. Por lo tanto, el párrafo ahora dice, »Los delegados han de ser elegidos o nombrados por la comunidad de A.A. o Junta de Servicios Generales de un país, o la oficina que haga las veces de ésta, pero no nombrados por sí mismos«.

4. El comité estudió los gastos de la Undécima R.S.M. y acordó lo siguiente: »Notamos que los Estados Unidos y Canadá posiblemente sufragarán una quinta parte de los gastos de la Duodécima R.S.M. Por lo tanto, nosotros recomendamos enfáticamente a todos aquellos países que puedan hacer contribuciones adicionales para los gastos de la R.S.M., que piensen seriamente en la mejor manera de hacerlo«.

5. El comité revisó y aceptó el presupuesto de la Duodécima Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité examinó la cuota de los delegados a la Decimotercera Reunión de Servicio Mundial y estableció una cuota de $2,500.00 por delegado.

5. El comité estudió la práctica que tenemos de exonerar del pago de dicha cuota a países con problemas para adquirir dólares, y recomendó que cada país sea considerado individualmente.

6. El comité estudió la solicitud hecha por Rusia para ser admitida en la R.S.M. y se decidió no tomar ninguna acción hasta tanto no se reciba información adicional de parte de ellos.

7. El comité estudió los medios de aumentar la participación de la Junta de Servicios Generales del país anfitrión a la R.S.M. así como la de los empleados de la O.S.G. de ese país, y recomendó que dicha implicación sea discutida y acordada entre el país anfitrión y el Comité Agenda de la O.S.G. en Nueva York a medida que se vaya desarrollando el programa.

8. El comité estudió una sugerencia de que delegados alternos (los que no asisten a la R.S.M.) sean designados a comités a hizo una recomendación en contra de dicha sugerencia. Pero así mismo recomendó el envío a éstos de toda la información pertinente que se envía a los delegados, en caso de que por cualquier razón el delegado electo no pueda asistir a la reunión.

9. El comité consideró la fecha para la Decimotercera Reunión de Servicio Mundial y recomendó que ésta sea del 9 al 13 de octubre de 1994.

10. El comité consideró una sugerencia hecha por un viejo delegado a la R.S.M. de que el término »recomendación« sea usado en los informes que los comités hacen a la R.S.M. Después de un poco de discusión se acordó que la autonomía que tienen los comités de rendir sus informes en la manera que más les convenga no debe ser alterada.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1994

1. El comité leyó y discutió detenidamente la composición, el alcance y los procedimientos actuales del comité. No se hizo ningún cambio.

2. El comité revisó los requisitos para los países participantes en la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

3. El comité revisó los requisitos para los delegados a la Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité revisó y aceptó un informe de la O.S.G. de Nueva York sobre los gastos de la Reunión de Servicio Mundial de 1992; revisó y aprobó el presupuesto para la de 1994 y recomendó que la cuota del delegado para la de 1996 sea de $2,900.

5. El comité recomendó que cuando se nombre a un suplente para reemplazar a un delegado que no pueda asistir a la Reunión de Servicio Mundial, él o ella reemplazará a dicho delegado únicamente por el período de tiempo sin expirar del término del delegado.

6. El comité recomendó que la fecha del comienzo de los términos de los delegados a la Reunión de Servicio Mundial se cambiara del 1 de abril al 1 de enero del año de la Reunión de Servicio Mundial.

7. El comité recomendó que la fecha de la 14ª Reunión de Servicio Mundial sea del 27 al 31 de octubre de 1996.

8. Bajo el apartado de asuntos nuevos el comité discutió sobre:

  1. Una petición para tener información más detallada de la agenda y de las responsabilidades de los delegados de las siguientes Reuniones de Servicio Mundial.
  2. El asunto de responder a las solicitudes de ayuda económica por parte de los países que asisten por primera vez a la Reunión de Servicio Mundial. Se decidió que las directrices actuales son suficientes.
  3. La mejor manera de dar los informes de la Reunión de Servicio Mundial en los países participantes. Los miembros compartieron que los informes se presentan ante las reuniones de las juntas, ante las conferencias, los foros regionales y las reuniones locales, así como por medio de los boletines nacionales y otras publicaciones.
  4. Una sugerencia de que los países participantes intercambien los informes de sus conferencias de servicios generales con los demás países participantes en la Reunión de Servicio Mundial.
  5. Una petición de que el Informe Final de la Reunión de Servicio Mundial se envíe a todas las oficinas de servicios generales que existen, incluyendo a las de los países que no asistieron a la reunión.
  6. Una petición de que los delegados compartan sus informes de la Reunión de Servicio Mundial con los países vecinos, cuando sea posible.
  7. Una petición de que la descripción de la experiencia de servicio de A.A. de los delegados a la Reunión de Servicio Mundial se incluya en la correspondencia que se envía antes de la reunión, pero no en el Informe Final.

9. El comité eligió a Ciryl H. (Gran Bretaña) como coordinador y a Trevor G. (Nueva Zelanda) como suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1996

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité revisó los requisitos para los países participantes en las Reuniones de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

3. El comité revisó los requisitos para ser delegado a la Reunión de Servicio Mundial y, para evitar la exclusión a causa de la barrera linguística de delegados bien capacitados para servir, recomendó que se agregue el siguiente párrafo a los requisitos referentes al lenguaje:

»Sin embargo, si un delegado no tiene conocimientos básicos del inglés ni del español, se debe notificar al coordinador de la Reunión de Servicio Mundial para que se tomen las disposiciones apropiadas para la traducción, si fuera posible«.

4. Además se sugirió que, para mayor claridad, los »Requisitos para ser delegado o delegado suplente a la Reunión de Servicio Mundial« aparezcan en el siguiente formato.

Requisitos para ser delegado o delegado suplente a la Reunión de Servicio Mundial:

  1. Excepto en los casos en que el delegado sirve a dos países o más, el o ella debe ser residente legal y, preferiblemente, ciudadano del país al que sirve.
  2. Un delegado debe tener conocimientos básicos del inglés o del español. Sin embargo, si un delegado no tiene conocimientos básicos del inglés ni del español, se debe notificar al coordinador de la Reunión de Servicio Mundial para que se tomen las disposiciones necesarias para la traducción, si fuera posible.
  3. En el caso en que el delegado sea miembro de A.A., se considera conveniente que, si es posible, él o ella lleve un mínimo de cinco años de sobriedad ininterrumpida en A.A.
  4. El delegado debe tener experiencia de servicio a nivel nacional. El o ella debe haber demostrado cualidades de liderato, auténtico interés en el servicio, capacidad para organizar, un conocimiento de A.A. y amor para con la Comunidad, y disponer del tiempo para asistir a la Reunión de Servicio Mundial totalmente informado sobre A.A. en su país.
  5. Después de volver al país o países que representa, el delegado debe disponer del tiempo para informar a la Comunidad sobre la Reunión de Servicio Mundial.
  6. Los delegados deben ser elegidos o nombrados por la Comunidad o la junta de sus respectivos países, y no deben ser autonombrados.

5. El comité habló sobre el patrocinio económico y favorece la idea de que un país patrocine la participación de otro país en la Reunión de Servicio Mundial, con énfasis en el concepto espiritual del apadrinamiento, teniendo siempre en cuenta que el apadrinamiento es cuestión de llevar el mensaje y ayudar a otros alcohólicos.

6. El comité revisó y aceptó un informe preparado por la Oficina de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá sobre los gastos reales de la Reunión de Servicio Mundial de 1994 y el presupuesto para la Reunión de Servicio Mundial de 1996 y sugiere que la cuota de delegado siga siendo de $2,900 para la R.S.M. de 1998. La cuota se fijó en esta cantidad con el entendimiento de que se anime a los países que tengan superávit en sus fondos de reserva a que contribuyan más a sufragar los gastos de la Reunión de Servicio Mundial.

7. El comité sugirió que se efectúe la Decimaquinta Reunión de Servicio Mundial del 4 al 8 de octubre de 1998, o del 11 al 15 de octubre de 1998, dando preferencia a la primera fecha.

Nota: Los delegados de la 14ª Reunión de Servicio Mundial votaron por celebrar la 15ª Reunión de Servicio Mundial en Auckland, Nueva Zelanda, del 4 al 8 de octubre de 1998.

8. En lo referente a asuntos nuevos el comité habló de:

  1. Una creciente inquietud respecto a los miembros que quieren pagar sus propios gastos de servicio. El comité reafirmó la responsabilidad financiera de la Comunidad en asuntos de servicio.
  2. Una sugerencia de que en el Informe Final de la Reunión de Servicio Mundial se indiquen los nombres de los países representados, en las zonas participantes, agrupaciones no políticas, tales como Europa de habla alemana, y descripciones inclusivas, tales como Gran Bretaña, con el fin de animar y reconocer el apoyo y la participación de países representados por un delegado de otro país.
  3. La idea de hacer que el coordinador de la Reunión de Servicio Mundial presente un informe que resuma la comunicación que haya llegado de países interesados en participar en la Reunión de Servicio Mundial pero que, por diversos motivos, no pueden hacerlo. Se opinó que, si a los delegados se les hace conscientes de las necesidades de los países, ellos tal vez animen a sus »países de origen« a apadrinar a esos países interesados por medio de un intercambio de experiencias e información.

9. El comité eligió a Michel G., de EE.UU. y Canadá, como coordinador, y a Rodger P., de Gran Bretaña, como suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 1998

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. Se retiró la petición de Cuba de ser admitida como participante en la XV Reunión de Servicio Mundial.

3. El comité revisó los requisitos para los países participantes en las Reuniones de Servicio Mundial y recomendó agregar la siguiente frase a los requisitos de participación en la Sección 7 (a):

»[…] y, además, preferiblemente haber asistido a una reunión zonal«.

4. El comité revisó los requisitos para los delegados de la Reunión de Servicio Mundial y recomendó añadir el siguiente párrafo a la Sección 2:

»La necesidad de tener un intérprete puede limitar la capacidad del delegado de participar plenamente en todos los aspectos de la Reunión de Servicio Mundial. Los países que necesiten un intérprete deben considerar las implicaciones que los gastos de traducción pueden suponer para la Reunión de Servicio Mundial«.

5. El comité examinó la petición del Intergrupo de A.A. Online para tener la participación de un delegado en futuras Reuniones de Servicio Mundial. El comité acordó que el Intergrupo de A.A. Online no reúne en este momento los requisitos de los participantes en la Reunión de Servicio Mundial. El comité animó a los miembros de A.A. en línea a participar en sus estructuras de servicio locales, si es posible. El comité sugirió que en futuras Reuniones de Servicio Mundial se incluya en los informes de los países compartimientos de experiencia referente a las reuniones por medios electrónicos.

6. El comité revisó y aprobó un informe de la Oficina de Servicios Generales de los EE.UU. y Canadá sobre los gastos reales de las Reuniones de Servicio Mundial de 1994 y 1996, y el presupuesto para la Reunión de Servicio Mundial de 1998. Para fomentar una mayor participación de los países, el comité recomendó unánimemente que se reduzca a $2,800 la cuota del delegado para la Reunión de Servicio Mundial de 2000. Se estableció esta cuota como mínima. En espíritu de automantenimiento, se animó a los países que pueden hacerlo a contribuir a compensar los gastos de la Reunión de Servicio Mundial que no cubran las cuotas de los delegados.

7. El comité recomendó que la Decimosexta Reunión de Servicio Mundial tenga lugar en la ciudad de Nueva York los días 22 al 26 de octubre de 2000.

8. El comité recomendó unánimemente que se forme un Comité ad hoc de Selección de Sitio antes de la XVI Reunión de Servicio Mundial, en Nueva York, y que se componga de tres delegados de segundo término, si es posible, seleccionados al azar, representantes de la Zona de Asia-Oceanía, la Zona Europea y la Zona de las Américas. No se seleccionarán delegados de los países que presenten ofertas. También se acordó que dos miembros del Comité de Selección de Sitio sean de la Oficina de Servicios Generales de Nueva York. El propósito de esta recomendación es el de hacer posible que la Oficina de Servicios Generales de Nueva York distribuya con antelación información de los países que presentan ofertas para que el Comité de Selección de Sitio esté bien informado al tomar su decisión.

9. El comité eligió como coordinador a Kevin B., de Nueva Zelanda, y a Dieter H., de Alemania, como coordinador suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 2000

1. El comité se reunió brevemente después de la Reunión de Pelota Roja. Se acordó que Takayuki H., de Japón, quien reemplaza a Hiroyuki N., y Ramiro M., de México, quien reemplaza a Adrián V., sean reconocidos como delegados de la 16ª Reunión de Servicio Mundial.

2. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

3. El comité aprobó unánimemente la solicitud de Perú de participar en la 16ª Reunión de Servicio Mundial. No obstante, la solicitud de Perú fue retirada. El comité recomendó a Perú que vuelva a presentar su solicitud para participar en la 17ª Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité consideró la solicitud de Sección México para enviar un delegado a participar en futuras Reuniones de Servicio Mundial y determinó que Sección México no reúne los requisitos necesarios para participar con un delegado en la Reunión de Servicio Mundial. El comité recomendó enérgicamente que todos sigan esforzándose en pro de la unidad de A.A. en México.

5. El comité consideró la solicitud de las Naciones de Indios Nativoamericanos y determinó que las Naciones de Indios Nativoamericanos no reúne los requisitos necesarios para participar con un delegado en la Reunión de Servicio Mundial. El comité sugirió que las Naciones de Indios Nativoamericanos participen en las estructuras locales.

6. El comité revisó los requisitos para los países participantes en la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

7. El comité revisó los requisitos para ser delegado de la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

8. El comité revisó los gastos de las 14ª y 15ª Reuniones de Servicio Mundial e hizo notar el aumento de gastos y la creciente cantidad que la O.S.G. tuvo que contribuir para subvencionar la reunión. El comité consideró las gastos de hotel y estaban de acuerdo en que el sitio actual es muy satisfactorio. El comité sugirió que se investigue la posibilidad de encontrar otro lugar de reunión antes de celebrar la próxima Reunión de Servicio Mundial en Nueva York. El comité revisó el presupuesto para la 16ª Reunión de Servicio Mundial.

9. El comité recomendó que la cuota de delegado para la Reunión de Servicio Mundial de 2002 sea de $2,800. Se tomó esta decisión de mantener la cuota igual a la de la anterior R.S.M. para que más delegados y nuevos países puedan asistir a la Reunión de Servicio Mundial. Aunque los costos de la Reunión de Servicio Mundial han aumentado y algunos países todavía no se ven en la posibilidad de participar, el comité animó a los países que puedan hacerlo a contribuir con más dinero para cubrir los costos de la Reunión de Servicio Mundial.

10. El comité recomendó que la 17ª Reunión de Servicio Mundial tenga lugar en Oviedo, España, del 6 al 10 de octubre de 2002.

Nota: Los delegados de la XVI Reunión de Servicio Mundial votaron a favor de celebrar la XVII Reunión de Servicio Mundial (2002) en España.

11. El comité habló sobre una sugerencia hecha por un antiguo delegado de la Reunión de Servicio Mundial de considerar la posibilidad de que las futuras Reuniones de Servicio Mundial tengan lugar en Nueva York solamente. Esta idea no fue aceptada por el Comité de Política, Admisiones y Finanzas. El comité fue de la opinión de que organizar la Reunión de Servicio Mundial en otros países, cada cuatro años, tiene un impacto favorable en A.A. de ese país y de todo el mundo, y sigue siendo una experiencia positiva y espiritual. El comité estuvo de acuerdo en que el sistema actual de alternar el sitio de la Reunión de Servicio Mundial entre Nueva York y otro país cada dos años es satisfactorio.

12. El comité eligió como coordinador a Alex P., de Canadá, y a Marie M., de Australia, como coordinadora suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 2002

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité aprobó unánimemente la solicitud de Dinamarca de participar en la 17ª Reunión de Servicio Mundial.

3. El comité aprobó unánimemente la solicitud de Cuba de participar en la 17ª Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité aprobó unánimemente la solicitud de Perú de participar en la 17ª Reunión de Servicio Mundial.

5. El comité consideró la solicitud de la Oficina de Servicios Generales de Indios Americanos Nativos y reafirmó por unanimidad que la Oficina de Servicios Generales de Indios Americanos Nativos no reúne los requisitos necesarios para participar con un delgado en la Reunión de Servicio Mundial, basándose en el principio de unidad de A.A.

6. El comité revisó los Requisitos para los Países Participantes en la Reunión de Servicio Mundial y recomendó unánimemente que:

  1. En la Sección 7A, los requisitos para nuevos países se cambie »preferiblemente hayan asistido a una reunión zonal« a »preferiblemente hayan asistido a Reuniones Zonales«.
  2. La Sección 7B de los Requisitos para Países Participantes en la Reunión de Servicio Mundial se cambie »Se dirija la solicitud a la Oficina de Servicios Generales de Nueva York, la cual remitirá la información pertinente al Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial« a »Se dirija la solicitud aprobada por la Comunidad del nuevo país a la Oficina de Servicios Generales de Nueva York, la cual remitirá la información pertinente al Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la Reunión de Servicio Mundial«.
  3. El comité revisó los requisitos para ser delegado a la Reunión de Servicio Mundial y acordaron cambiar »en su país« a »en su(s) país(es)« en las Secciones 3 y 5.

7. El comité revisó los gastos de las 14ª, 15ª y 16ª Reuniones de Servicio Mundial e hizo notar que no había aumentado el número de delegados participantes en las anteriores Reuniones de Servicio Mundial.

8. El comité aprobó el presupuesto para la 17ª Reunión de Servicio Mundial.

9. El comité recomendó que la cuota mínima de delegado para la Reunión de Servicio Mundial de 2004 sea de $1,100, basada en un 25% de los gastos aproximados de la R.S.M. de 2002.

10. El comité expresó su agradecimiento a la Junta de Servicios Generales de los Estados Unidos y Canadá por su generosa oferta de aumentar su apoyo económico a la Reunión de Servicio Mundial. Con la reducción de la cuota de delegado, más países podrán participar y más países podrán enviar un segundo delegado. Aunque el comité ha recomendado que se reduzca la cuota de delegado, los países participantes serán informados del costo total de la Reunión de Servicio Mundial y se animará a cubrir una porción más grande del costo de su participación a los países que se vean en la posibilidad de hacerlo. Estas disposiciones siguen la línea de la tradición de A.A. de automantenimiento. Se espera que una mayor asistencia ayudará a llevar el mensaje a los países emergentes.

11. El comité recomendó que el 18ª Reunión de Servicio Mundial tenga lugar en Nueva York, Estados Unidos, del 24 al 28 de octubre del 2004.

12. El comité eligió como coordinador a Tonni P., de Dinamarca, y a Alfonso A., de México, como coordinador suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 2004

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. El comité aprobó por unanimidad la solicitud de Lituania de participar en la 18ª Reunión de Servicio Mundial.

3. El comité aprobó la solicitud de la República Dominicana de participar en la 18ª Reunión de Servicio Mundial.

4. La solicitud de Ucrania de participar en la 18ª Reunión de Servicio Mundial fue retirada.

5. El comité recomendó a Ucrania que vuelva a solicitar admisión a la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

6. Aunque se aprobó la solicitud de China de participar en la 18ª Reunión de Servicio Mundial, el delegado de China no se presentó. El comité urgió a China que vuela a solicitar admisión para la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

7. El comité recomendó unánimemente que los delegados de los países recién admitidos sean asignados a los comités de la Reunión de Servicio Mundial, excepto al Comité de Política, Admisiones y Finanzas.

8. El comité expresó su opinión de que el voto para aprobar la admisión de un nuevo país es importante ya que concede al delegado o delegados plenos derechos y plena participación en la Reunión de Servicio Mundial.

9. El comité revisó los requisitos para los países participantes en la Reunión de Servicio Mundial y recomendó unánimemente que:

En la Sección 3, la referencia a delegados de zonas se cambie »Las zonas constituidas por tres o más países pueden enviar sólo dos delegados […]« a »Las zonas constituidas por tres o más países pueden enviar no más de dos delegados«.

En la Sección 5, la frase introductoria se cambie »En un intento de estimular el interés y el apoyo de la Reunión de Servicio Mundial, se sugirió que los delegados informen a sus respectivas conferencias y juntas de servicio general […]« a »En un intento de estimular el interés y el apoyo de la Reunión de Servicio Mundial, se sugiere que los delegados informen a sus respectivas conferencias y juntas de servicio general«.

10. El comité revisó los requisitos para ser delegado de la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

11. El comité revisó la Composición del Comité de Selección de Sitio de la Reunión de Servicio Mundial y acordó por unanimidad revisar y actualizar la recomendación del Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la 15ª Reunión de Servicio Mundial que dice lo siguiente:

»El comité recomendó unánimemente que se forme un Comité ad hoc de Selección de Sitio antes de la XVI Reunión de Servicio Mundial, en Nueva York, y que se componga de tres delegados de segundo término, si es posible, seleccionados al azar, representantes de la Zona de Asia-Oceanía, la Zona Europea y la Zona de las Américas. No se seleccionarán delegados de los países que presenten ofertas. También se acordó que dos miembros del Comité de Selección de Sitio sean de la Oficina de Servicios Generales de Nueva York. El propósito de esta recomendación es el de hacer posible que la Oficina de Servicios Generales de Nueva York distribuya con antelación información de los países que presentan ofertas para que el Comité de Selección de Sitio esté bien informado al tomar su decisión«.

Para que diga:

»El comité recomendó unánimemente que se forme un Comité ad hoc de Selección de Sitio antes de la XVI Reunión de Servicio Mundial, en Nueva York, y que se componga de delegados de segundo término, si es posible, seleccionados al azar, representantes de todas las zonas asistentes. No se seleccionarán delegados de los países que presenten ofertas. También se acordó que dos miembros del Comité de Selección de Sitio sean de la Oficina de Servicios Generales de Nueva York. El propósito de esta recomendación es el de hacer posible que la Oficina de Servicios Generales de Nueva York distribuya con antelación información de los países que presentan ofertas para que el Comité de Selección de Sitio esté bien informado al tomar su decisión«.

12. El comité revisó los gastos de la 14ª, 15ª, 16ª y 17ª Reuniones de Servicio Mundial y la historia de las cuotas de delegado y de asistencia.

13. El comité aprobó el presupuesto estimado para la 18ª Reunión de Servicio Mundial.

14. El comité revisó la decisión de la 17ª Reunión de Servicio Mundial de reducir la cuota de delegado a $1,100 y no ejecutó ninguna acción.

15. El comité recomendó unánimemente que la mínima cuota de delegado para la 19ª Reunión de Servicio Mundial sea de $1,100.

16. El comité expresó su agradecimiento a la Junta de Servicios Generales de los Estados Unidos y Canadá por su generoso apoyo a la Reunión de Servicio Mundial.

17. El Comité de Política, Admisiones y Finanzas de la 17ª Reunión de Servicio Mundial tenía la esperanza que, como consecuencia de la cuota reducida, habría más solicitudes de admisión de parte de nuevos países. A este comité fue muy grato ver cuatro nuevas solicitudes de admisión a la 18ª Reunión de Servicio Mundial. El comité espera que esta cuota anime a nuevos países a presentar sus solicitudes para participar e inspire a más países a apadrinar a otros países. A los países participantes se les informará del costo total de la Reunión de Servicio Mundial.

18. El comité recomendó unánimemente que la 19ª Reunión de Servicio Mundial se celebre los días 15 al19 de octubre de 2006.

19. El comité consideró una petición de la Central Mexicana de Servicios Generales de que la Reunión de Servicio Mundial cree un logotipo mundial de A.A. en pro de la unidad y no ejecutó ninguna acción.

20. El comité eligió a Ann N., de Gran Bretaña, como coordinadora y a Ingrid D., de Holanda, como coordinadora suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 2006

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y acordó cambiar el texto del punto 6 de la Sección de Procedimientos que dice:

»El coordinador mantendrá correspondencia y se mantendrá en comunicación con el secretario del comité, así como con los demás miembros del comité, durante todo el intervalo entre las Reuniones de Servicio Mundial«.

Para que diga:

»El recién elegido coordinador mantendrá correspondencia y se mantendrá en comunicación con el secretario del comité, así como con los demás miembros del comité, durante todo el intervalo entre las Reuniones de Servicio Mundial«.

2. Aunque se aprobó la solicitud presentada por China para participar en la 19ª Reunión de Servicio Mundial, el delegado de China no se presentó. El comité recomendó a China que presente una solicitud para participar en la 20ª Reunión de Servicio Mundial.

3. El comité aprobó la solicitud presentada por India para participar en la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité aprobó la solicitud presentada por Malta para participar en la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

5. El comité aprobó la solicitud presentada por Ucrania para participar en la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

6. El comité aprobó la solicitud presentada por Venezuela para participar en la 19ª Reunión de Servicio Mundial.

7. El comité repasó la Composición del Comité de Selección de Sitio de la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

8. Las cartas referentes a la Selección de Sitio y los Cuestionarios de Propuesta de Selección de Sitios de la 21ª Reunión de Servicio Mundial en 2010 se enviarán por correo en abril de 2008. Se seleccionará el sitio de la 21ª R.S.M. en la 20ª R.S.M. en octubre de 2008.

9. El comité revisó los requisitos para participar en la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

10. El comité revisó los requisitos para ser delegado de la Reunión de Servicio Mundial y no hizo ningún cambio.

11. Se hizo notar que será necesario revisar el Punto 3 de la versión en español para que sea conforme a la versión en inglés que dice »[…] los delegados deben tener experiencia de servicio a nivel nacional«; la traducción ahora dice »nivel mundial«.

12. El comité revisó la decisión tomada por la 17ª Reunión de Servicio Mundial y reafirmó que »la cuota mínima del delegado para la R.S.M. de 2004 sea de $1,110, basada en el 25% del costo total aproximado de la R.S.M. de 2002.

13. El comité recomendó que la cuota de delegado mínima para participar en la Reunión de Servicio Mundial se calcule de la manera siguiente: calcular el 25% del costo total de la R.S.M. actual y dividir esta cantidad por el número total de delegados participantes; la cuota mínima será de $1,100.

14. El comité fue del parecer de que esta cuota es apropiada y hace posible una mayor participación en la R.S.M. No solamente pueden más países participar a este precio sino también hace posible un mayor grado de apadrinamiento de país.

15. Aunque reafirmó la cuota de delegado de $1,100, el comité anima a los países que puedan contribuir con un mayor porcentaje del costo de un delegado a la R.S.M. a que lo hagan.

16. El comité revisó los gastos de la 16ª, 17ª y 18ª Reuniones de Servicio Mundial y la historia de la cuota de delegado y contribuciones.

17. El comité recomendó que la 20ª Reunión de Servicio Mundial se celebre en la ciudad de Nueva York los días 25 al 29 de octubre de 2008.

18. El comité revisó las anteriores recomendaciones del Comité de Política, Admisiones y Finanzas en lo concerniente al número de Reuniones de Servicio Mundial a las que un delegado titular o suplente pueden asistir, y no hizo ninguna recomendación.

19. El comité hizo notar que en la Historia y Recomendaciones de la Reunión de Servicio Mundial, II Sección del Comité de Política, Admisiones y Finanzas, punto 6, en 1990, reconoce »situaciones de extrema necesidad basadas en las circunstancias del país«. El comité fue de la opinión de que la actual política es suficientemente abierta para responder a las necesidades de cada país.

20. El comité fue de la opinión de que cada país es responsable de tomar decisiones razonables referentes a la rotación de sus delegados a la Reunión de Servicio Mundial, teniendo en cuenta los principios de rotación de A.A. y los principios antepuestos a las personalidades.

21. Se hizo notar que algunos países sólo envían un delegado a la R.S.M. y otros envían dos. Lo ideal sería que cada país enviara un delegado de primer término y un delegado de segundo término. De esta manera, el delegado de segundo término podría servir como padrino en servicio del delegado de primer término.

22. El consenso del comité fue que si un país envía un solo delegado a la R.S.M., sería mejor que este delegado asistiera a dos R.S.M. en lugar de solamente a una.

23. Los miembros del comité compartieron experiencia relacionada con organizar y financiar reuniones zonales.

24. El delegado de Japón dijo que en su contabilidad tiene entradas para que los delegados japoneses puedan asistir a la Reunión de Servicio de Asia-Oceanía (A.O.S.M.) y la Reunión de Servicio Mundial. La A.O.S.M. ha establecido un fondo para ayudar a otros países a asistir a la A.O.S.M. por medio del apadrinamiento de países. Japón también contribuye a este fondo.

25. El delegado mexicano dijo que la Reunión de las Américas (REDELA) sigue el modelo de la Reunión de Servicio Mundial en cuanto a las cuotas del delegado. México también apadrina a otros países. La traducción simultánea ha resultado ser muy importante. El delegado de Centroamérica Sur dijo que los costos de transporte no están incluidos en la cuota de la REDELA.

26. España asiste a la Reunión de Servicio Europea y el delegado español dijo que en España les resulta difícil encontrar un delegado que hable inglés para asistir a la R.S.E. Actualmente no se ofrece traducción simultánea al español en la R.S.E.

27. El delegado lituano dijo que la participación en la R.S.E. ha sido muy beneficiosa para Lituania y otros países post-soviéticos, ya que la R.S.E. ahora invita a todos los países europeos donde hay presencia de A.A., sin importar si tienen estructuras de servicio. El delegado de Europa de Habla Alemana hizo notar que la R.S.E. ha evitado dividirse en dos reuniones zonales separadas, una para el Oeste y otra para el Este de Europa.

28. El delegado de Gran Bretaña dijo que Gran Bretaña se ocupa de las finanzas de la R.S.E. Gran Bretaña sirve como co-padrino de la Reunión de Servicio de África Subsahariana (R.S.A.S.S.) junto con los Estados Unidos y Canadá. Con el tiempo, las reuniones zona suelen llegar a ser automantenidas.

29. Debido a limitaciones de tiempo, el comité sugirió que el punto de la agenda »Compartir experiencia relacionada con el cumplimiento de leyes y reglamentos nacionales según se apliquen a las estructuras de servicio de A.A.« se considere en la 20ª Reunión de Servicio Mundial que tendrá lugar en la ciudad de Nueva York, en el año 2008.

30. El comité eligió a Julio P., de México, como coordinador y a lan C., de Australia, como coordinador suplente.

Comité de Política, Admisiones y Finanzas 2008

1. El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

2. Aunque se aprobó la solicitud presentada por Turquía para participar en la 20ª Reunión de Servicio Mundial, el delegado de Turquía no se presentó. El comité recomendó a Turquía que presente una solicitud para participar en la 21ª Reunión de Servicio Mundial.

3. El comité aprobó la solicitud presentada por Bielorrusia para participar en la 20ª Reunión de Servicio Mundial.

4. El comité aprobó la solicitud presentada por Letonia para participar en la 20ª Reunión de Servicio Mundial.

5. El comité revisó algunos de los requisitos para participar en la Reunión de Servicio Mundial y acordó no hacer ningún cambio.

6. El comité revisó algunos de los requisitos para ser delegado a la Reunión de Servicio Mundial y acordó no hacer ningún cambio. Tras una larga y detenida consideración de la cuestión de si las barreras linguísticas tienen impacto en la capacidad de los miembros que no hablan español o inglés para participar plenamente en la Reunión de Servicio Mundial, el comité acordó reafirmar la política actual de la Reunión de Servicio Mundial de que los delegados asistentes tengan un conocimiento básico del español o del inglés.

7. Además, el comité hizo notar que el propósito de la Reunión de Servicio Mundial es el de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre y que se debe hacer todo lo posible para ayudar a los delegados que desean participar y que no hablan español ni inglés.

8. Se presentó al comité un resumen histórico de la financiación de la Reunión de Servicio Mundial y de la manera en que la cuota de delegado ha venido aumentando a lo largo de los años. Después de escucharlo, el comité acordó no hacer ningún cambio en las normas y prácticas actuales.

9. El comité hizo notar que algunos países, según se vean en la posibilidad de hacerlo, siguen esforzándose por contribuir con una cantidad superior a la actual cuota de delegado. Además, el comité desea expresar su agradecimiento a la Junta de Servicios Generales de los Estados Unidos y Canadá por el apoyo económico que ha prestado a la R.S.M. a lo largo de los años.

10. El comité recomendó que la 21ª Reunión de Servicio Mundial se celebre del 17 al 21 de octubre de 2010.

11. El comité eligió a Luis Alberto G., de Guatemala, como coordinador y a lb B., de Dinamarca, como coordinador suplente.

Comité Trabajando con Otros 1978

Información Pública

1. Fue la opinión de la asamblea que facilitar información sobre A.A. en los boletines profesionales (de sindicatos, asociaciones médicas, jurídicas e industriales) es un buen método para llevar el mensaje.

2. Cuando las oficinas centrales (de intergrupo) reciben solicitudes de escuelas, envían oradores de A.A. para compartir su experiencia, fortaleza y esperanza. Dos delegados dijeron que se efectúan mesas de trabajo y que la literatura es muy útil (por ejemplo, »Una Breve Guía a Alcohólicos Anónimos«). Un delegado celebró entrevistas con educadores y administradores para hablar de A.A. y el alcoholismo. Todos opinaron que es importante elegir un buen representante, y que el aspecto, la edad, el sentido de humor, la madurez en sobriedad, y el conocimiento de los Pasos y de las Tradiciones son factores que se deben considerar.

3. El mejor método para trabajar con la prensa para llevar el mensaje al público es suministrar literatura, efectuar reuniones de I.P., celebrar entrevistas de prensa con miembros de A.A. responsables e invitar a miembros de la prensa a asistir a las reuniones de apertura y clausura de convenciones.

4. Según los miembros del comité, los comités de I.P. en los diversos países no se comunican mucho los unos con los otros. Se sugirió que los comités de I.P. se pongan en contacto con la Oficina de Servicio General en Nueva York y que la información que la O.S.G. recibe de esta manera sea incluida en el P.I. - C.P.C. Bulletin, el cual se envía a todas las oficinas de servicio general, centros de distribución de literatura, y delegados, antiguos y actuales, de la Reunión de Servicio Mundial.

Instituciones: Instituciones de Tratamiento y Correccionales

La mayoría de los miembros del comité, dijeron que habían tenido bastante éxito en establecer grupos de A.A. en instituciones correccionales.

5. Se recomendó que los comités institucionales se pongan en contacto con los administradores de las instituciones y se ofrezcan para explicar el programa de A.A. y organizar reuniones para llevar el mensaje de A.A. a los que están »adentro«. Siempre es importante consentir en observar el reglamento de la institución. Si no podemos entrar, no podemos llevar el mensaje de A.A. Y cuando logramos entrar, no llevamos más que el mensaje.

6. De suma importancia es la responsabilidad individual. En algunos países se acepta la idea de hacer que los expresidiarios lleven el mensaje a las instituciones correccionales. Un delegado dijo que, en su país, no se permite a los miembros de A.A. que dirijan reuniones en las instituciones correccionales; pero se permite a los A.A. escribir a los presos que tienen un problema con la bebida. En los lugares en donde los A.A. han tenido dificultad para obtener permiso para entrar en las instituciones correccionales, se sugiere que respetemos la decisión de la autoridad y que esperemos hasta el momento oportuno.

7. Algunos delegados dijeron que, en cooperación con la autoridad, los miembros de A.A., como individuos, asumen la responsabilidad de llevar a los pacientes a las reuniones de afuera. En un área, algunos antiguos pacientes están siempre listos para hacer esto. La fuerza del ejemplo de los miembros de A.A. individuales a menudo convence al personal del hospital de la utilidad de llevar a los pacientes a dichas reuniones.

8. Fue la opinión de la asamblea que no debemos dar consejo respecto a las drogas. Esto lo dejamos en las manos de los profesionales. Pero estamos dispuestos a compartir con los médicos nuestra experiencia con drogas y alcohol combinados.

Cooperación con la Comunidad Profesional

9. El comité opinó que el contacto personal, el ejemplo, y los folletos de A.A. son métodos eficaces para informar al personal del hospital sobre el valor del programa de A.A. para algunos pacientes.

10. Los miembros de A.A. trabajan más eficazmente, dentro de nuestras Tradiciones, para mejorar la eficacia de los programas de la industria para alcohólicos, por medio de los folletos y las Guías de A.A., el contacto personal y los comités de C.C.P.

11. Delegados de la Cuarta Reunión de Servicio Mundial recibieron información sobre los programas de industria, las casas de transición (las casas a medio camino) y los centros de desintoxicación, lo cual benefició a los alcohólicos en sus países o zonas respectivas.

12. El comité recomendó lo siguiente cuando estamos en contacto con los médicos, abogados, organizaciones de salud pública, educadores, etc.: Que cada miembro de A.A. comparta su experiencia con su médico; se dé cuenta de que los miembros no alcohólicos de la junta que son médicos o profesionales de otra clase pueden ser de gran ayuda; se suministre a los profesionales el folleto »A.A. de un Vistazo«; se empleen los comités de I.P.; se inviten a los médicos, clérigos y otros profesionales a asistir a las reuniones de A.A. abiertas.

Comité Trabajando con Otros 1980

1. El comité recomendó que se emplee la actividad de información pública para entrar en contacto con el público en general, por medio de prensa, la radio y la televisión; que se alcance el objetivo de cooperación con la comunidad profesional por medio del trabajo de comités y de individuos que llevan el mensaje a las asociaciones de médicos, enfermeras, educadores, clérigos y otros profesionales, y también por medio de contacto personal; que los comités y los miembros individuales trabajen con los administradores y el personal de instituciones para llevar el mensaje a los pacientes y los presos, formando grupos de A.A., ofreciéndose para dirigir reuniones, y apadrinando a los individuos después de su internamiento.

2. El comité recomendó que se celebren mesas de trabajo a todo nivel (nacional, regional, de grupo e intergrupo), para destacar el hecho de que es de suma importancia que los A.A. se interesen en el trabajo de servicio.

3. El comité recomendó los siguientes métodos para interesar a los no A.A. en el programa de Alcohólicos Anónimos:

  1. Reuniones abiertas de A.A.
  2. Reuniones de Información Pública.
  3. Presentaciones en hospitales y otras instituciones.
  4. Comunicación con los no A.A. en todas las profesiones.
  5. Destacar la Tradición de anonimato personal a nivel de la prensa, la radio, la televisión y las películas.
  6. Presentar a A.A. en relación con campañas educativas nacionales contra el alcoholismo, patrocinadas por el gobierno, en el espíritu de cooperación sin afiliación.
  7. Escribir cartas a organizaciones profesionales en las que nos ofrecemos para informar a sus miembros sobre A.A.

4. El comité recomendó que, ya que A.A. es un programa espiritual, no se ignoren los conceptos espirituales. Es importante presentar los conceptos espirituales de manera que la audiencia pueda comprenderlos, destacando que A.A. no está afiliada con ninguna secta religiosa. El Preámbulo lo explica bien. El comité recomendó además que se ponga cuidado en escoger los oradores para las reuniones de información pública.

5. Dentro de nuestra Tradición de anonimato, los A.A. emplean la televisión. Algunos países entran en este campo con cuidado y están examinando los medios para hacer uso efectivo de la televisión. Los custodios no alcohólicos miran hacia la cámara de tal manera que se pueda ver la cara, e informar al público sobre nuestro programa. Los A.A. aparecen en la televisión filmados por detrás o de una manera desenfocada, para que no se puedan identificar. Se recomienda que tengamos cuidado en esto.

6. Ya que surge frecuentemente en las reuniones de información pública el asunto de la drogadicción, el comité recomendó que se subraye el hecho de que Alcohólicos Anónimos ofrece un programa de recuperación del alcoholismo. Los alcohólicos que son también drogadictos pueden hacerse miembros de nuestra Comunidad. El solo requisito para hacerse miembro es el deseo de dejar la bebida.

7. La mayoría de los países dijeron que se estaba llevando el mensaje de A.A. a los alcohólicos jóvenes por medio de los A.A. que aparecen en las reuniones de información pública en las escuelas secundarias, pero no se había elaborado ningún programa especial para atraer a los alcohólicos jóvenes. Se recomendó que preparemos publicaciones dirigidas a los alcohólicos jóvenes; algunos miembros del comité fueron del parecer que una presentación ilustrada, como una tira cómica, sería más eficaz para atraer la juventud actual. Algunos países tienen grupos para jóvenes y puede que dichos grupos atraigan a más jóvenes.

8. Para cooperar con los programas de la comunidad contra el alcoholismo, se sugirió que empecemos por informar a los encargados de los programas sobre el programa de ayudarles, facilitando información sobre el programa de recuperación de A.A. y, habiendo dado el primer paso, enviándoles oradores y publicaciones de información pública.

9. Cuando llevamos el mensaje de A.A. a las facultades de medicina y de enfermería, es importante que, al principio, entremos en contacto con miembros del cuerpo docente. Esto se puede hacer a veces por medio de los custodios no alcohólicos que son médicos. En algunos casos, se pide a los miembros de A.A. que celebren reuniones educativas para estudiantes. Es importante escoger oradores que tengan un buen conocimiento de A.A. y que puedan expresarse bien. En algunas escuelas, se insta los estudiantes a que asistan a reuniones de A.A. como parte del programa de estudios. La literatura de A.A. también es un medio eficaz para llevar el mensaje a las facultades de medicina y de enfermería.

10. Se sugirió que se tome el tiempo necesario como para explicar la Tradición de A.A. de no afiliación, indicando, al mismo tiempo, que estamos siempre dispuestos a cooperar en todo lo posible cuando se nos pide que participemos en los consejos sobre el alcoholismo. A.A. puede mandar representantes a agencias exteriores en calidad de observadores o de enlace. Debemos explicar que A.A. no tiene opiniones sobre asuntos ajenos y no respalda ni se opone a ninguna causa. Los miembros de A.A. pueden ser miembros de juntas o consejos, pero sólo en calidad de ciudadanos; nunca se presentan como representantes de A.A. cuando cumplen sus responsabilidades cívicas.

11. Los métodos para llevar el mensaje a las prisiones varían según el reglamento de las instituciones correccionales en diferentes países. Se recomendó que se suministre la literatura a las personas encarceladas. Las Guías basadas en la experiencia concreta son útiles para los comités que hacen el trabajo institucional. Se debe animar a los miembros de la Comunidad para que lleven el mensaje a las prisiones, y la hoja volante »Llevando el Mensaje Tras de los Muros« les puede ser útil. Se sugiere que cuando hablamos a los presos lo hagamos como a iguales y no preguntemos a los presos por qué están encarcelados. En algunos países, se permite a los presos que asistan a las reuniones de afuera. Si no se pueden celebrar las reuniones de A.A. en la prisión, se pueden suministrar cintas grabadas para llevar el mensaje. En algunos países, esta clase de trabajo de Paso Doce es hecho solamente por miembros de A.A. que han cumplido condenas en prisión en el pasado. Siempre es importante acatar las reglas de la institución.

12. Se sugiere que, para empezar, entremos en contacto con el personal de los centros de tratamiento para informales que A.A. está a su disposición, como recurso de la comunidad, y que queremos ayudarles en todo lo posible. El Comité de Cooperación con la Comunidad Profesional o los miembros de un grupo local pueden ser los primeros en ponerse en contacto con el personal. Fue la opinión del comité que no importa quién hace el trabajo, con tal que se lleve el mensaje. En algunos centros, A.A. celebra reuniones para los pacientes o inicia grupos de A.A. Se puede pedir a los grupos de afuera que manden miembros para hablar personalmente con los pacientes. Se puede invitar a los pacientes a asistir a las reuniones de A.A. de afuera. Podemos apadrinar a los pacientes cuando se termina el tratamiento.

Comité Trabajando con Otros 1982

1. El comité recomendó que los países compartan experiencias que tienen que ver con la información pública, cooperación con la comunidad profesional y el trabajo de llevar el mensaje a instituciones. Aunque se dio cuenta de que la barrera lingüística presenta graves dificultades, se sugirió que los países preparen boletines para compartir sus actividades, y que se crucen estos boletines. Las convenciones, las reuniones de zona y las Reuniones de Servicio Mundial brindan oportunidades de compartir experiencia, y se debe destacar a los delegados la importancia de comunicar esta información a sus países. Además, se presentó la posibilidad de invitar a delegados de diferentes países a asistir a las conferencias de servicios generales en calidad de observadores para que puedan ampliar su experiencia y su conocimiento de la información pública, cooperación con la comunidad profesional y el trabajo en instituciones. El comité recomendó que se efectúen mesas de trabajo sobre información pública, c.c.p. y trabajo institucional en las convenciones que se celebren en los varios países.

2. Con el objetivo de compartir experiencia a nivel mundial, se sugirió que los comités que se ocupan del trabajo con otros, compartan sus experiencias y sus actividades con la O.S.G. en Nueva York, para que puedan ser incluidas en el I.P. - C.P.C. Bulletin, el cual se envía a las O.S.G. en todas partes del mundo.

3. Ya que la barrera lingüística presenta dificultades para la comunicación, se expresó la esperanza de que, algún día, las O.S.G. podrán emplear traductores. Además se presentó la posibilidad de que A.A. use un idioma universal, con el propósito de facilitar la comunicación entre los países.

4. Con respecto a llevar el mensaje y a la prevención del alcoholismo, fue la opinión del comité que la prevención del alcoholismo no está dentro del ámbito del Alcohólicos Anónimos. No tenemos experiencia en prevenir el alcoholismo, pero podemos compartir experiencia acerca de la recuperación del alcoholismo. Podemos conseguir que el público se entere de dónde la gente puede buscar ayuda.

5. El comité se dio cuenta del valor del trabajo de información pública en las escuelas para informar sobre A.A. como medio de recuperarse del alcoholismo. Así informada, la gente puede contrarrestar el alcoholismo en su juventud, poniéndose en contacto con A.A.

6. Se sugirió que los miembros, cuando llevan el mensaje a las escuelas, destaquen el hecho de que A.A. es para la gente que desea dejar la bebida. Además, los oradores de información pública deben subrayar el hecho de que A.A. no tiene opiniones en cuanto a las causas del alcoholismo o a su prevención; hablan solamente del programa de recuperación que ofrece A.A.; y deben recalcar que A.A. no es una sociedad que recomiende para todos la abstinencia de bebidas alcohólicas.

7. Para los que no son miembros de A.A. un orador de información pública simboliza la Comunidad. El comité recomendó que los comités de I.P. sigan las sugerencias de las Guías de I.P. y del folleto »Hablando en Reuniones no A.A.« Se subrayó la importancia de experiencia, conducta apropiada y buen aspecto.

8. Debido a la naturaleza delicada del trabajo del Comité de Información Pública, el comité opinó que la selección es de suma importancia. Algunos miembros están más capacitados que otros para las actividades de información pública. Aunque el comité no consideró necesario un programa de capacitación formal, recomendó que se efectúen seminarios de I.P. para comunicar información exacta y coherente sobre A.A. y para asegurarse de que los oradores de I.P. tengan buenos conocimientos de las Tradiciones. Los oradores de I.P. no deben hacerse oradores »profesionales«; no obstante, el comité recomendó que los A.A. que empiezan a hacer el trabajo de I.P. sean acompañados de servidores de I.P. experimentados —es decir, que debemos apadrinar a los A.A. en el trabajo de I.P.— Se sugirió que los miembros de los comités de I.P. se familiaricen con »A.A. Lleqa a su Mayoría de Edad«, si pueden obtenerlo, y con las Guías de A.A., el folleto »Hablando en Reuniones no A.A.« y las Tradiciones.

Se sugirió que los miembros tengan, por lo menos, dos años de sobriedad; pero se hizo notar que la calidad de sobriedad es más importante que la cantidad de tiempo que un miembro ha pasado en el programa. Los oradores de I.P. deben tener presente el hecho de que A.A. no persuade a la gente a que deje la bebida; comparten experiencia e información sobre A.A. Además, se sugirió que las charlas de I.P. se adapten a la audiencia —que se tome en cuenta la diferencia entre un grupo de estudiantes jóvenes y un grupo de profesionales en el campo de salud pública—. El comité opinó que cada miembro de A.A. puede ser, en efecto, un miembro del Comité de I.P. El ejemplo de un alcohólico sobrio en casa o en el trabajo es información pública.

9. En cuanto a aceptar dinero para cubrir los gastos de las charlas de información pública, fue la opinión del comité que se puede hacer; pero no se deben aceptar salarios o sueldos, ya que esto sería una violación de las Tradiciones de A.A.

10. Aunque el comité tenía poca experiencia qué compartir en cuanto a llevar el mensaje al alcohólico que sufre de impedimentos auditivos, fue la opinión del comité que los grupos de A.A. tengan presentes las necesidades específicas de los alcohólicos sordos o los que tienen dificultades para oír. Ya que algunos alcohólicos que tienen esta clase de problema tienen también dificultades para leer, se puede enviar a agencias e instituciones que sirven a gente con impedimentos auditivos publicaciones de A.A. escritas en una forma fácil de leer. Cuando es posible, es muy útil tener un grupo especial para los sordos, en el cual el mensaje puede ser llevado por señas, sea por un miembro de A.A. o un intérprete. Los comités de I.P. de algunos países han hecho esfuerzos para ponerse en contacto con agencias para los sordos, y se opinó que estos esfuerzos son valiosos, aunque tienen en el momento un éxito limitado.

11. En cuanto a los problemas de los miembros de A.A. empleados en el campo del alcoholismo, la opinión del comité fue que hablando de los problemas llegamos a soluciones. Se sugirió que los miembros de A.A. bien informados se entrevisten con los administradores y el personal de las agencias y los centros para el alcoholismo, con el objeto de definir y resolver los problemas; eventualmente, el miembro de A.A. que trabaja en este campo empezará a comprenderlos. Respecto a los miembros que trabajan en este campo, que cometen errores, se recomendó que tengamos paciencia. A los A.A. que »llevan dos sombreros«, debemos enseñarles que tienen que acomodarse en sus vidas y trabajos con las Tradiciones y los Pasos, comprendiendo bien cuándo deben actuar como miembros de A.A. y cuándo deben actuar como trabajadores en el campo del alcoholismo. Se opinó que no se deben hacer discriminaciones en contra de los miembros de A.A. que trabajan en el campo del alcoholismo respecto al ocupar los puestos de grupo o de servicio.

12. Respecto a la cuestión de llevar el mensaje a los centros de tratamiento y las instituciones correccionales, el compartimiento reveló que los comités establecidos para estos propósitos, están cumpliendo su función. Se recomendó que los A.A. en instituciones sean apadrinados en los grupos. Se destacó la importancia de establecer buenas relaciones con la autoridad.

13. El comité recomendó que la O.S.G. ponga a disposición de los interesados, como material de servicio, el informe del Comité Trabajando con Otros, ya que el mismo resume las guías sugeridas para la información pública, cooperación con la comunidad profesional y el trabajo institucional.

Comité Trabajando con Otros 1984

1. Se discutió sobre métodos o sistemas para llevar el mensaje a las minorías étnicas, en los países donde existan, e hizo las siguientes recomendaciones:

  1. Ayudar en la traducción de literatura al idioma del país en cuestión.
  2. Facilitar el apadrinamiento personal por miembros de A.A.
  3. Presentar al individuo a un grupo establecido de A.A. en donde podría acomodarse al ambiente A.A. y prepararse para iniciar su propio grupo.
  4. Establecer relaciones con los servicios de la comunidad, informándoles sobre lo que A.A. puede y no puede hacer.

2. Se están haciendo esfuerzos por alcanzar a alcohólicos en lugares donde existen grupos o miembros de A.A.; se cuentan entre ellos:

  1. Primer contacto con un Solitario.
  2. Cooperación con las instituciones del área.
  3. Cooperación con la comunidad profesional.
  4. Contacto con los medios de comunicación y uso de los mismos.

3. Fue el parecer de la reunión que los A.A. se dan cuenta de la diferencia que hay entre identificarse como miembros de A.A. a nivel personal y romper el anonimato ante la prensa, la radio y la televisión. Para asegurar que no se pierda esta comprensión, se sugirió que los A.A. se familiaricen con la Tradición de anonimato a nivel de grupo. Se recomendó además que Alcohólicos Anónimos informe regularmente a los medios sobre nuestra Tradición de anonimato; esto es, que se envíe una carta acerca del anonimato a la prensa cada año. Se sugirió también que se dedique un mes cada año a dar atención especial a nuestras Tradiciones.

4. Para que los países puedan informar al público en general sobre A.A. —quiénes y qué somos, dónde estamos, los servicios que prestamos— se sugirió que el comité encargado de »Trabajo con Otros« comparta experiencias y actividades relacionadas con:

  1. La literatura de información pública.
  2. Utilización de la televisión, la prensa y la radio.
  3. Reuniones de información pública.
  4. El enfoque personal para llevar a miembros del público y de las profesiones que nos ayudan a las reuniones abiertas de A.A.

Se recomendó que se considere a los miembros que tengan una buena y larga sobriedad y buenos conocimientos del programa de A.A. y las Tradiciones como los más capacitados para servir como oradores en el trabajo de I.P. Se recomendó también utilizar la radio, la televisión y la prensa en general para invitar al público a asistir a las reuniones abiertas de A.A.

Otra sugerencia para hacer la Comunidad más atractiva a los que necesitan ayuda fue la de hacer hablar a oradores de A.A. en reuniones especiales no A.A. —teniendo siempre en cuenta el anonimato personal ante los medios de comunicación—. Fue el parecer del comité que Alcohólicos Anónimos no es anónima; es el miembro individual quien lo es.

5. Los países que tienen representación en el comité están informando a médicos y a otros profesionales de las siguientes formas:

  1. Estableciendo contacto personalmente, por teléfono o por carta; es decir, ¡apadrina a tu doctor! Es importante que los médicos y otros profesionales se den cuenta de que los alcohólicos pueden recuperarse.
  2. Informando a los profesionales sobre A.A. y sobre lo que la Comunidad puede y no puede hacer.
  3. Enviando al profesional como regalo una suscripción a la revista nacional.
  4. Animando a los profesionales a que asistan a una reunión abierta de A.A.
  5. Suministrando literatura de A.A. que describa el programa de recuperación.
  6. Procurando que se publiquen artículos acerca de A.A. en revistas profesionales.
  7. Ofreciéndose para visitar y hablar a profesionales interesados, en instituciones de entrenamiento industrial, facultades de medicina etc.

Para informar a la Comunidad sobre la importancia de trabajar con personas no alcohólicos, el comité reconoció la necesidad de que más comités de C.C.P. lleven el mensaje a la comunidad profesional.

6. Reconoció el hecho de que algunos países han realizado proyectos ambiciosos para alcanzar a los profesionales, para facilitar una mejor comprensión de A.A. (médicos, personal de instituciones de tratamiento, trabajadores de programas de asistencia para empleados del gobierno y de la industria, etc.). Entre estos proyectos se cuenta el de enviar a profesionales folletos o volantes especiales, en los que se destaque el vivo deseo de A.A. de servir como recurso de la comunidad para ayudar al alcohólico a recuperarse del alcoholismo.

7. Para asegurar que sean eficaces los programas de apadrinamiento interino o temporal para los que terminan su confinamiento en instituciones de tratamiento o correccionales, es necesario, según el parecer del comité, tener un comité institucional establecido, es decir, un Comité de Instituciones de Tratamiento o de Instituciones Correccionales, que entable relación con la instalación. El comité recomendó además que:

  1. Un grupo de A.A. apadrine a una institución.
  2. Miembros individuales de A.A. sirvan como padrinos temporales, de manera personal, con el paciente o recluso.
  3. Se establezcan directrices para el apadrinamiento temporal.

8. Se consideró la posibilidad de establecer un servicio de correspondencia institucional, observando que donde existe un servicio así, ha resultado muy eficaz. Se sugirió también que, para proteger el anonimato, la correspondencia se canalice a través de la O.S.G. o intergrupo del país en cuestión.

9. Fue el parecer del comité que, para lograr la mayor eficacia al llevar el mensaje al alcohólico, sería conveniente entrevistarse con los administradores de las instituciones para obtener información sobre sus reglas y normas, así como para compartir con ellos nuestra Tradiciones en el espíritu de cooperación sin filiación. Se destacó además el hecho de que cada institución de tratamiento o correccional tiene sus propias reglas, con las que los A.A. tienen que familiarizarse para asegurar la mayor eficacia en llevar el mensaje al paciente o recluso. El comité recomendó que, donde sea posible, se inicie esta clase de cooperación, ya que los resultados son muy gratificadores, particularmente en los países en donde se permite el libre acceso. El comité reconoció también que el miembro de A.A. es un invitado de la institución, y recomendó que él o ella lleven el mensaje adentro y nada afuera.

10. Fue la opinión del comité que la forma más efectiva de conseguir que más miembros de A.A. locales participen personalmente en el trabajo de Paso Doce en los hospitales y centros de rehabilitación es el apadrinamiento —llevados de la mano—.

Comité Trabajando con Otros 1986

El comité recomendó que se establezcan líneas de comunicación entre países a fin de compartir experiencias relacionadas con información pública, cooperación con la comunidad profesional y los esfuerzos para llevar el mensaje a instituciones. Aunque se reconocen las dificultades que la barrera linguística puede presentar, el comité sugirió que los países desarrollen e intercambien noticieros y boletines. Fue el sentir de la reunión que es de vital importancia que los delegados transmitan las experiencias compartidas en la R.S.M. a sus respectivos países. El comité sugirió además que las reuniones de servicio zonales y las convenciones incluyan mesas de trabajo sobre información pública, cooperación con la comunidad profesional e instituciones.

Información Pública

1. El comité discutió las formas en que podemos mejorar la transmisión del mensaje a través de información al público en los países donde A.A. no está fuerte todavía, y reconoció que, siempre que sea posible, el mensaje debe ser llevado a través de la prensa, radio, televisión y cine.

Un país usa carteles expuestos en las estaciones de trenes, lo cual es relativamente barato y muy efectivo. Además, se sugirió que se desarrollen mensajes en »tiras dibujadas« para llevar el mensaje al público. Estos »dibujos« no solamente son anuncios de servicio público baratos, sino que llegan también al analfabeta.

2. A fin de alcanzar al alcohólico joven a través de la información a escuelas, los miembros del comité reafirmaron la importancia de enviar a las escuelas los A.A. que estén bien informados sobre nuestras Tradiciones, teniendo especial cuidado de recalcar nuestra unicidad de propósito, ya que muchos jóvenes son doblemente adictos.

Grupos de gente joven de A.A. existen en 10 países representados en la reunión. Cuatro países tienen grupos de gente joven como parte integral de la estructura. Un país tiene mucha actividad en lo concerniente a llevar el mensaje a clubes juveniles y deportivos tanto como a las escuelas.

3. El comité expresó la opinión de que al llevar el mensaje al público, los trabajadores del Paso Doce deben estar muy conscientes de que ellos simbolizan toda nuestra Comunidad. Se destacó la importancia que tienen la cortesía, la habilidad de expresión y la buena apariencia.

4. El sentir de la reunión fue que la mayoría de los A.A. entienden la importancia del anonimato a nivel público. Cuando hay una ruptura del anonimato, un servidor suele ponerse en contacto con el miembro de A.A. en cuestión, recordándole amablemente la importancia del anonimato a nivel público.

Debido a que el anonimato también se rompe por los medios de comunicación, el comité vio el valor que tiene enviar una carta anual a esos diferentes medios de comunicación, agradeciéndoles por su cooperación en el año que pasó respecto a nuestras Tradiciones de A.A. y pidiendo la misma ayuda para el año que entra. Algunos países presentes envían tales recordatorios rutinariamente.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. El comité estudió los varios esfuerzos que se han hecho en sus países para llevar el mensaje a los médicos y enfermeras. Algunas de las maneras para informar a estos profesionales de la salud, incluyen:

  1. Proveer literatura a médicos y hospitales.
  2. Informar a los profesionales de la salud sobre cómo puede ayudar A.A., qué podemos hacer y qué no podemos hacer.
  3. Proponer a escuelas de enfermería la posibilidad de incluir información sobre A.A. en cursos de estudio del alcoholismo. Un país informó que ese estudio de A.A. está automáticamente incluido como parte de los programas de escuelas de enfermería.

Se hizo ver que es vital llegar hasta las enfermeras, ya que son ellas, más que los médicos, quienes ven al paciente varias veces al día y pueden reconocer el alcoholismo con más facilidad.

2. El comité reconoció que algunos países han hecho grandes esfuerzos para llegar a la profesión jurídica, cooperando con los sistemas legales a fin de facilitar un conocimiento de lo que A.A. puede, y de lo que no puede, hacer para ayudar. Los proyectos discutidos incluyeron »apadrinamiento« de jueces respecto a A.A. y mantenimiento de reuniones de información para los profesionales en leyes, asistentes sociales y trabajadores de los tribunales. En algunos países han surgido problemas al tratar de asegurar una cooperación con estos profesionales, pero los esfuerzos continúan.

3. El comité recomendó que se hagan mayores esfuerzos para llevar el mensaje a los alcohólicos sordos y ciegos. En algunos países, los A.A. se han entrenado en lenguaje por señas para que los miembros sordos puedan asistir a las reuniones. Se mencionó que unos pocos grupos pagan un intérprete profesional del lenguaje por señas para las reuniones abiertas.

Se recomendó el uso más generalizado de cintas y material de letras grandes, incluyendo una tarjeta de este tipo tamaño billetera, así como el Libro Grande en braille. Se hizo mención del inicio de una tendencia de intercambiar por medio de computadoras de hogar entre A.A., aunque hasta la fecha estos intercambios son muy raros.

4. El comité habló de la importancia de explicar a los trabajadores de servicio A.A. la diferencia crucial entre cooperación y afiliación. Uno de los países tiene cuidado de asegurar que sus trabajadores de información pública tengan un entendimiento uniforme de esta importante Tradición antes de que se emprenda cualquier trabajo de C.C.P.

Se subrayó la necesidad de mantener separados el pertenecer a cualquier profesión y el ser miembro de A.A. Como ciudadanos particulares podemos servir como miembros de consejos sobre el alcoholismo, etc., pero Alcohólicos Anónimos no se afilia a ninguna agencia ajena.

Instituciones

1. La experiencia del comité es que en la mayoría de los países —pero no en todos— se permite a los miembros entrar en las prisiones. Los comités de A.A. establecidos para llevar el mensaje dentro de estas instalaciones suelen ser los medios para facilitar este trabajo. Hay tres países que cubren el 100% de sus prisiones.

El comité recomendó la importancia de recalcar a los miembros de A.A. que van dentro de las instituciones, el hecho de que no llevamos »nada« adentro, sino nuestro mensaje de A.A.; y tampoco llevamos nada afuera.

2. El comité recalcó la importancia de la cooperación con el personal de las instituciones y de la comprensión de sus funciones. El comité recomendó que al reunirse con los administradores de los hospitales y prisiones para conseguir la admisión a estas instalaciones, los A.A. tengan bien presente que son »invitados«, sujetos a todos los reglamentos. Sería imposible exagerar la importancia de mantener buenas relaciones con estas autoridades.

Los libros de trabajo y las Guías son muy útiles para ayudar a los A.A. a llegar al alcohólico que aún está sufriendo en prisiones, hospitales o centros de tratamiento.

3. El comité ha encontrado dificultades en los programas de correspondencia con los A.A. presos a causa de los abusos —hay un país que ya no dispone de su servicio de correspondencia institucional—. Entre las sugerencias para la protección del miembro de »afuera« se incluyen usar un apartado de correos y hacer que un grupo entero apadrine a un preso A.A.

Las sugerencias para fomentar interés en el trabajo de Paso Doce en prisiones, incluyen:

  1. Apadrinar a un miembro de A.A., lIevándolo a una reunión de A.A. de adentro.
  2. Pedir que un grupo entero de A.A. »apadrine« una reunión en la prisión.
  3. Recoger literatura para los grupos en prisiones a nivel de grupos locales.
  4. Solicitar a los Comités Institucionales de Distrito que abarcan las áreas rurales, en las que los padrinos A.A. son escasos, que establezcan un sistema rotativo.
  5. Animar a los miembros a compartir ideas y a trabajar juntos para producir directrices para el trabajo institucional.
  6. Planear visitas a las prisiones aisladas en días de fiesta especiales y días de visita.

4. El comité recomendó que se haga todo esfuerzo posible para ayudar al preso alcohólico a hacer frente a la enorme adaptación que supone hacer la transición de A.A. dentro del marco institucional a un grupo de A.A. de »afuera«. Algunos ejemplos de apadrinamiento son:

  1. Ir a recoger al preso a la puerta de la prisión el día de su puesta en libertad.
  2. Procurar que haya oficiales de enlace de prisión, así como padrinos de prisión. Estas personas serían quienes llevarían al preso a su primera reunión de A.A. de afuera.
  3. Ayudar al preso o al paciente a encontrar un grupo de A.A. localizado en el área donde va a vivir.

Comité Trabajando con Otros 1988

El comité reafirmó la siguiente recomendación de la Novena Reunión de Servicio Mundial:

El comité recomendó que se establezcan líneas de comunicación entre los países para compartir experiencia referente a información pública, cooperación con la comunidad profesional y llevar el mensaje a instituciones. Aunque reconoció las dificultades de las barreras lingüísticas, el comité sugirió que los países elaboren e intercambien hojas informativas y boletines. Fue la opinión de la reunión que es de vital importancia divulgar en cada país las experiencias aquí compartidas. Además, el comité sugirió que las reuniones y convenciones de servicio zonales incluyan mesas de trabajo sobre información pública, cooperación con la comunidad profesional e instituciones.

Información Pública

1. El comité habló sobre el uso de materiales audiovisuales para llevar el mensaje de A.A.:

  1. Hay dos países que están en fase de preparación de unas películas.
  2. Otros dos países usan para el trabajo de información pública la película hecha por Gran Bretaña »Un día a la vez«.
  3. Otros países han usado para su trabajo de información pública películas tales como las del Padre Martín, pero cuando la gente de A.A. usa estas películas en reuniones públicas o en hospitales o instituciones, explican cuidadosamente que no son películas de A.A.
  4. Se planteó la pregunta de si es apropiado vender películas acerca de A.A. a entidades ajenas a A.A., tales como hospitales, instituciones, etc. Algunos opinaron que sí lo es, pero hubo un país que no lo consideró así. En el país de este delegado, se distribuyen las películas fuera de A.A. sólo por miembros de A.A. que saben cómo van a usarse.
  5. Algunos países que todavía no tienen su propio material audiovisual han participado en programas de televisión en los que los miembros de A.A. forman parte de un panel sobre el alcoholismo. En estas ocasiones, se guarda estrictamente el anonimato.
  6. En algunos países se usan eficazmente las grabaciones.

2. El comité discutió sobre el anonimato dentro y fuera de A.A.:

  1. En algunos países no hay problema porque todos los miembros son extremadamente reacios a revelar su pertenencia a A.A. fuera de A.A. Aunque ha habido rupturas de anonimato en algunos países, los miembros del comité comunicaron que, en general, ha habido poco o ningún aumento de estas rupturas. Cuando ocurren rupturas de anonimato, a menudo las personas implicadas son políticos, figuras deportivas u otra gente famosa.
  2. A la mayoría de los miembros del comité les parecía importante recalcar a los miembros el hecho de que romper el anonimato dentro de A.A. no es romper la tradición de anonimato. Algunos opinaban que el usar solamente el nombre de pila en el podio de A.A. es un símbolo de la tradición de anonimato y que es apropiado siempre que el nombre completo esté disponible para el trabajo de Paso Doce y otro tipo de comunicación dentro de A.A.
  3. Se planteó una pregunta sobre el uso de la declaración »No hablo por A.A. en su totalidad —lo que digo es mi propia opinión de A.A.—« al dar charlas de información pública. A la mayoría de los miembros les parecía que era apropiado hacer tales declaraciones, porque en A.A. no hay portavoces.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. El comité habló sobre los esfuerzos que se están haciendo para llegar a las minorías dentro de los países:

  1. Los países participantes en este comité informaron que se están haciendo pocos esfuerzos especiales para llegar a las poblaciones minoritarias. De hecho, en varios países no hay grupos minoritarios de un tamaño considerable.
  2. Algunos países informaron que están usando los folletos de los EE.UU. y Canadá dirigidos a los jóvenes y a las mujeres, y también el folleto intitulado »¿Se cree usted diferente?« Un país informó que cuando pusieron esos folletos en su centro de distribución de literatura, no se usaron tanto como la literatura de interés general.

2. El comité discutió sobre el uso de puestos para profesionales en las convenciones y conferencias de profesionales —y otros métodos para llegar a los profesionales—:

  1. Fuera de los EE.UU. y Canadá, ningún otro país tiene un puesto para distribuir información sobre A.A. en las conferencias y convenciones de profesionales.
  2. Varios países informaron que hacen uso de miembros que son profesionales para establecer contactos dentro de la comunidad profesional. Un país informó que se pidió a los miembros de A.A. inscribirse en una lista según sus profesiones para así tener una »lista de recursos« que será de ayuda cuando se requiera establecer contactos con una determinada comunidad profesional.
  3. Varios países informaron que para llegar a los miembros de la comunidad profesional, los invitaron a las reuniones públicas y a las convenciones grandes de A.A.
  4. Un país informó que han podido dar charlas acerca de A.A. al personal de enfermería de los hospitales siquiátricos en los que hay reuniones de A.A.
  5. Un país informó que se invita a A.A. a todas las convenciones médicas sobre el alcoholismo. También, uno de los líderes de la Iglesia Católica de ese país suministra información acerca de A.A. a los miembros del clero católico por medio de los boletines eclesiásticos. En ese mismo país, los miembros han tenido la oportunidad de hablar a los estudiantes de medicina antes de que lleguen a ser residentes. En algunos países, los miembros han tenido también la oportunidad de dar charlas en las academias de policía.

Instituciones

1. El comité discutió sobre los métodos usados para llevar el mensaje de A.A. dentro de las prisiones, centros de tratamiento y otras instituciones:

  1. Algunos países informaron de la elaboración de unas directrices para llevar el mensaje de A.A. dentro de las instituciones. En la mayoría de los países, los miembros de A.A. llevan reuniones a las instituciones de una u otra forma.
  2. En los centros de tratamiento en los que la introducción a A.A. es una parte del tratamiento —o un grupo de A.A. de miembros de la comunidad lleva las reuniones a los pacientes de forma regular— se realizan las reuniones en el centro de tratamiento. En algunos países, los miembros de A.A. llevan a los pacientes a reuniones afuera del centro de tratamiento, y en un país los miembros de A.A. llevan las reuniones al pabellón cerrado de un hospital siquiátrico.
  3. Todos los miembros estaban de acuerdo en que es importante siempre tener en cuenta que los miembros de A.A. están cooperando, y no afiliándose, con los centros de tratamiento con los que trabajamos para llevar el mensaje de A.A.

2. El comité discutió sobre el problema del analfabetismo que a veces encontramos en las prisiones al llevar el mensaje de A.A.:

  1. Algunos informaron que en sus países existe poco o ningún analfabetismo, mientras que otros dijeron tener hasta un 48%. Hasta la fecha, ningún país, aparte de los EE.UU. y Canadá, ha elaborado literatura para los que tienen dificultades en leer para llevar el mensaje de A.A. a las prisiones. Para superar este problema, la mayoría de los países utilizan cintas y la palabra hablada.

3. El comité discutió sobre el problema de adicción a las drogas en A.A.:

  1. En la mayoría de los países se pide a los dobleadictos que limiten sus observaciones a su alcoholismo.
  2. En los países en los que hay reuniones de Narcóticos Anónimos, se envía a los drogadictos a N.A. Todos estuvieron de acuerdo en que es importante seguir recordando a los profesionales que A.A. es para los que sufren del alcoholismo.

4. Motivación para el trabaio de servicio:

  1. El comité discutió sobre los métodos usados para motivar a los miembros de A.A. a hacer el trabajo de servicio en todas las actividades mencionadas anteriormente. La mayoría de los países informaron que el apadrinamiento es el mejor método, y algunos países efectúan mesas de trabajo de servicio con este propósito.

Comité Trabajando con Otros 1990

El comité repasó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

Información Pública

1. La mayor parte de los delegados informó que en sus países se efectúan reuniones de información pública, la mayoría en conexión con convenciones o congresos nacionales, regionales o de área. Algunos delegados dijeron que todos los oradores participantes en esas reuniones eran miembros de A.A. Otros informaron que los miembros de Al-Anon, de Alateen y de la comunidad profesional también hablaban en las reuniones públicas.

2. Noruega informó que su recién establecido comité de información pública de custodios les había ayudado a coordinar los trabajos de los diversos comités locales ya existentes. Algunos delegados dijeron que las reuniones locales estaban organizadas en plan local y de forma autónoma, y que los comités nacionales y de área les ayudaban, facilitándoles directrices y otros materiales.

3. Se informó que se habían utilizado los medios de comunicación, carteles, contactos personales y tarjetas para invitar a los profesionales y al público en general a asistir a las reuniones de I.P.

4. México informó que muchos de los 13,000 grupos de A.A. del país celebran reuniones de I.P. el día del aniversario de su establecimiento.

5. Según la mayoría de los delegados, poca gente no A.A. asiste a sus reuniones de I.P. Se hizo notar que debemos enfocar nuestros esfuerzos en llevar el mensaje a los alcohólicos, y hacer todo lo posible para facilitar información sobre A.A. al público en general y a los profesionales que tienen trato con los alcohólicos.

6. Todos los delegados dijeron que sus estructuras disponen de oradores para participar en reuniones que tratan del alcoholismo organizadas por entidades no A.A. Noruega y Colombia recalcaron la importancia de preparar a los oradores para esta forma especial de servicio. Gran Bretaña informó del uso de los videos de A.A. Un delegado enfatizó la importancia de responder a las solicitudes por medio de comités de A.A. ya establecidos.

7. En cuanto a la cuestión de participar en programas acerca del alcoholismo junto con miembros de otras organizaciones, se comentó que, como en todos nuestros esfuerzos de I.P., debemos tratar de cooperar sin afiliarnos, y que no debemos meternos en polémicas o expresar opiniones sobre asuntos ajenos. Sólo debemos facilitar información sobre A.A. y los participantes deben explicar que no hablan en nombre de A.A. en su totalidad.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. La mayoría de los delegados informaron que sus actividades de C.C.P. formaban parte de sus trabajos de I.P. Respecto al asunto de A.A. en los lugares de trabajo, algunos delegados dijeron que sus países tenían poca o ninguna experiencia en ese tipo de actividades de C.C.P. Otros informaron que los A.A. habían cooperado con asistentes sociales en las industrias grandes. Los resultados comunicados sobre las actividades de los grupos de A.A. en las compañías varían considerablemente. Guatemala informó que se efectuaban algunas reuniones de A.A. en los lugares de trabajo pero no eran automantenidas. En México, hay en la actualidad 15 comités de C.C.P. que cooperan con diversas empresas comerciales e industriales.

2. El comité acordó que debemos dirigirnos especialmente a los asistentes sociales de las compañías, en nuestros intentos de facilitar información sobre A.A. a los profesionales.

3. El comité habló sobre la experiencia de A.A. en cooperar con los sindicatos, los gremios y programas de asistencia a los empleados. Uno de los delegados informó que algunas compañías grandes habían dirigido solicitudes de información a la O.S.G. de su país, las cuales fueron remitidas a los comités de I.P.

4. Noruega informó de una agencia que presta servicio a las compañías y que sugiere posibles recursos de ayuda a los empleados que tienen problemas.

5. Según se informó, existe más contacto con los patrones y asistentes sociales que con los sindicatos. Sin embargo, dos países dijeron que destacados oficiales de sindicatos habían sido nombrados recientemente custodios Clase A de sus juntas de servicios generales.

6. Se sugirió proporcionar libros y otra literatura de A.A. a las bibliotecas de las compañías.

Instituciones

1. Varios delegados comentaron sobre los esfuerzos que se están haciendo en los correccionales y centros de tratamiento de sus países, y estuvieron de acuerdo en que debemos esforzamos por establecer reuniones de A.A. en todas las instituciones que lo permitan; las reuniones deben ser dirigidas por miembros de A.A. que no pertenecen a la institución.

2. Varios delegados informaron que sus comités hacían uso de las guías al realizar su trabajo. En esas guías se destacaba la sugerencia de que los miembros del personal de las instituciones que son también miembros de A.A. no deben dirigir las reuniones efectuadas en las instituciones en que trabajan.

3. Se sugirió preparar guías con el fin de ayudar a aquellos miembros que experimentan dificultades en distinguir sus papeles de miembros de A.A. y de profesionales.

4. Se acordó que debemos hacer un esfuerzo constante para informar a los administradores de todas las instituciones acerca de lo que A.A. es y no es, lo que puede y no puede hacer. Se informó que a los administradores les ha parecido muy útil esta información.

5. Se informó de un problema que había surgido en algunas instituciones privadas relativamente nuevas: se estaban ofreciendo reuniones públicas y cerradas de A.A. como parte del programa de tratamiento. Un delegado recalcó la necesidad de ayudar a los nuevos miembros a entender la diferencia entre las instituciones de tratamiento y A.A., e hizo notar que no deberíamos mencionar o recomendar instituciones particulares en las reuniones de A.A.

6. Los comités discutieron sobre el hecho de que algunas instituciones envían a todos sus clientes a A.A., sean o no sean alcohólicos. Se sugirió que sería útil intensificar el contacto con el personal de las instituciones así como tener guías específicas para los miembros de A.A.

7. El delegado guatemalteco informó que la literatura de A.A. había abierto las puertas para tener más contacto con las agencias e instituciones.

8. Los delegados informaron que se efectúan numerosas reuniones en las instituciones correccionales. En México, algunos miembros de A.A. pasaron dos semanas en una prisión situada en una isla remota para ayudar a los alcohólicos a formar un grupo de A.A.

9. Aunque se han presentado problemas en la obtención de permisos o autorizaciones para que miembros de A.A. entren en las prisiones, se acordó que es necesario continuar nuestros esfuerzos.

10. Se acordó también que se deben hacer mayores esfuerzos para dirigir a los miembros que salen de las instituciones hacia los grupos de A.A. locales.

11. Finalmente, se acordó que no debemos juzgar los reglamentos y programas de cualquier institución en donde, como invitados, tratamos de llevar el mensaje de A.A. a los alcohólicos.

Comité Trabajando con Otros 1992

Instituciones de Tratamiento

1. Al discutir sobre nuestra experiencia respecto a enviar a no alcohólicos a las reuniones de A.A., en particular a reuniones abiertas por centros de tratamiento, se comentó lo siguiente:

  1. Algunos países han tenido dificultades cuando las instituciones de tratamiento han enviado individuos adictos no alcohólicos —drogadictos, glotones, etc.— a las reuniones de A.A. para obtener ayuda. En los lugares en que surgió este problema, el saber lo que A.A. es y no es ayudó considerablemente.
  2. Varios países organizan reuniones informativas para los administradores de los centros de tratamiento en las que se incluyen temas tales como nuestra Tercera Tradición y lo que A.A. hace y no hace. Algunos usan nuestro folleto »44 Preguntas« para describir el programa. Algunas veces se pide a los miembros de Al-Anon que cooperen por medio de su participación en reuniones informativas de A.A.
  3. También hay grupos de A.A. en las instituciones de tratamiento. Los miembros de A.A. que llevan el mensaje a los pacientes o clientes explican lo que somos y no somos. Los contactos de A.A. de afuera se ofrecen para llevar personalmente a las reuniones de A.A. a los que están listos para salir de la institución.
  4. Un país invita a los médicos a participar en reuniones especiales para hablar sobre la relación especial entre los profesionales de la medicina y A.A. con el fin de evitar malos entendidos.
  5. Otro país informó que los adictos no alcohólicos que asistían a sus grupos habían ocasionado una gran discordancia, pero cuando se estableció Narcóticos Anónimos, el problema se disipó.
  6. Un motivo de preocupación para algunos países era que las instituciones de tratamiento estaban contratando a miembros de A.A. sin capacidad profesional como consejeros de alcoholismo. Esto puede crear una confusión acerca de la diferencia entre el trabajo de Paso Doce que nuestros miembros ofrecen gratuitamente y el trabajo de los consejeros profesionales. Otra inquietud es que algunas instituciones de tratamiento tienen programas de terapia durante la convalecencia que recomiendan la asistencia a las reuniones de A.A. dentro de la institución. En algunas ocasiones, los miembros que asisten a las reuniones permanecen leales a la institución de tratamiento y nunca llegan a ser parte de la comunidad regular de A.A.

2. En cuanto a la terminología no A.A. en las reuniones de A.A. —en especial los términos que se refieren a las drogas— un país informó que se lee en cada reunión una descripción de las discusiones apropiadas para las reuniones abiertas y para las cerradas; otro país hace uso del folleto »Problemas Diferentes del Alcohol«.

Prisiones

1. Muchos países mencionan los grupos de instituciones en sus directorios indicando que lo son.

2. Todos los países indicaron que los grupos de sus instituciones son considerados de una »categoría especial« y no grupos regulares debido a que no son abiertos al público.

3. Al hablar de cómo los grupos de A.A. ayudan a los grupos en las prisiones, se hicieron los siguientes comentarios:

  1. Los grupos en las prisiones son patrocinados por los comités o la Junta de Servicio General. Un país informó que los alcohólicos que servían a los grupos de las prisiones eran expresidiarios. Otro país informó que los grupos de sus prisiones contribuían con estampillas de correo para mantenerse económicamente. Otro país informó que se enviaban boletines y revistas de A.A. a todos los grupos en prisiones. La mayoría de los países hace esfuerzos para facilitar literatura a los grupos que están »adentro«.
  2. Fue el consenso general que cuando se ha de apadrinar a los presos, deben ser hombres que apadrinan a hombres, y mujeres a mujeres.
  3. También se recalcó la importancia de que los alcohólicos sigan los reglamentos de las prisiones.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. La mayoría de los países organizan reuniones informativas sobre A.A. en las instituciones o proveen dicha información por medio de nuestra literatura. Hay un país que proporciona un directorio con contactos para el uso de los administradores de las instituciones, y sus intergrupos facilitan una lista con información de grupos locales, la cual se distribuye a todas las oficinas gubernamentales. El compartimiento individual con los administradores es también importante. Todos informaron que dichas reuniones informativas eran diferentes de las reuniones regulares ya que en ellas se ponía énfasis en nuestra Comunidad y no en nosotros mismos.

2. La mayoría de los países tienen experiencia en dar presentaciones a los miembros de la comunidad profesional:

  1. Las presentaciones se organizan de maneras diferentes. Algunos países o ciudades, tienen comités bien establecidos para hacer presentaciones a la comunidad profesional, mientras que en comunidades A.A. más pequeñas, las presentaciones son organizadas por los grupos. Un país informó que sus comités no estaban preparados para este servicio pero que lo prestaban individualmente a los administradores de instituciones y comunidad profesional.
  2. Un país informó que usaban miembros alcohólicos profesionales para dar información acerca de A.A. a los profesionales en el mismo campo, tal como un médico alcohólico que lleve el mensaje a la comunidad médica. Otro país informó que organizan reuniones informativas en instituciones con la ayuda de no alcohólicos que están familiarizados con A.A. y sus miembros, lo que ayuda a llegar a los profesionales interesados en oír el mensaje. También envían suscripciones gratis de sus boletines mensuales, de revistas para profesionales, y publican un boletín acerca de A.A. destinado especialmente para profesionales.
  3. Un país dijo que organizaba reuniones informativas en cooperación con otras entidades cuando celebraban la Semana del Reconocimiento del Alcoholismo, no solo para las instituciones sino también para los negocios e industria. Se recalcó la importancia de que participen miembros alcohólicos con experiencia de información pública. Otros países alcanzan la comunidad profesional por medio de anuncios de información pública.
  4. En un país se efectúan seminarios una vez al año para educar a los alcohólicos en el trabajo de I.P. y C.C.P. Una de las maneras que utilizan para demostrar las formas de ser eficaces en sus trabajos con otros en el campo de información pública es presentar una obra de teatro en la que cada miembros desempeña un papel.
  5. Varios países recalcaron que, en nuestro trabajo de I.P. y C.C.P., debemos poner muy claro que, aún cuando nos complace cooperar con entidades ajenas a A.A., en ningún sentido nos afiliamos ni queremos dar la impresión de estar afiliados a éstas.

Información Pública

1. El comité discutió nuestra experiencia cuando llevamos el mensaje a alcohólicos con dificultades auditivas y a los ciegos:

  1. Un país informó que tenía alguna literatura en braille (escritura en alto relieve para ciegos), pero que apenas han reconocido la posible necesidad de prestar servicios a los alcohólicos con dificultades auditivas y a los ciegos. Otro país informó que ya casi habían terminado una versión vídeograbada del Capitulo Quinto del Libro Grande para los alcohólicos sordos.
  2. El Libro Grande existe en braille en inglés y español. Varios países informaron tener cintas especiales para los ciegos y otro informó que graba la información de su revista mensual. En una O.S.G. hay un intérprete que habla por señas a los sordomudos dos días a la semana.
  3. Se sugirió que nuestros miembros recomienden a los sordomudos a sentarse en la primera fila en las reuniones y que cuando estemos hablando lo hagamos en voz alta y clara para ayudar a los que tienen estas dificultades.

2. El comité habló de nuestra experiencia cuando invitamos a miembros de los medios de comunicación a nuestras convenciones y conferencias:

  1. Teniendo en mente el anonimato, la mayoría de los países facilitan información por anticipado a los medios de comunicación y/o publican anuncios acerca de cómo proteger nuestro anonimato. En general no hay problemas en este sentido. En la mayoría de los casos, cuando se rompe el anonimato de un miembro, ocurre porque dicho miembro así lo ha decidido.
  2. Tampoco hay problemas con las fotos que toma la prensa. Varios países informaron que las fotos que se toman en sus reuniones son tomadas por los propios alcohólicos para uso personal. Esta práctica es tan común que sería imposible tratar de acabarla.

Comité Trabajando con Otros 1994

Instituciones de Tratamiento

1. El comité discutió acerca de formas de »unir las orillas« (contactos temporales) entre las instituciones de tratamiento y los grupos de A.A. en sus respectivos países. Un país establece redes de áreas a las que se puede contactar por teléfono, y parece que este sistema funciona muy bien. Varios países están considerando publicar un boletín de instituciones de tratamiento, o un folleto o un libro de trabajo. Un delegado indicó que el anonimato ha sido muy importante al llevar el mensaje a este nivel. Otro delegado informó que, en su país, se acaba de empezar a hacer reuniones de grupos de A.A. en instituciones de tratamiento. Varios delegados compartieron que los A.A. llevan el mensaje a los hospitales públicos, pero tienen dificultades para hacerlo en los hospitales privados. Otro delegado informó que, hasta la fecha, todos los intentos de »unir las orillas« han sido infructuosos.

Instituciones Correccionales

1. Varios países informaron que hay muy poca actividad respecto a llevar el mensaje a las prisiones. La falta de experiencia y de comités apropiados, y la escasez de miembros dispuestos a hacer este trabajo a veces obstaculiza estos esfuerzos.

2. Algunos países están esforzándose para hacer disponible la literatura por medio de sus O.S.G. Algunos países efectúan mesas de trabajo para compartir información, ideas y experiencia, y para preparar a los miembros a llevar el mensaje adentro con mayor eficacia.

3. Un país informó sobre actividades en prisiones aisladas, a las que los A.A. viajan y permanecen durante dos semanas, ya que no se les permite entrar y salir a su antojo. Algunas prisiones de alta seguridad están abriendo sus puertas a A.A. Otro país informó que las instituciones correccionales les conceden permiso para visitar cuando lo solicitan, y luego los miembros que visitan llevan la literatura y efectúan reuniones informativas acerca de A.A.

4. Otro informó que en su país se están privatizando las instituciones correccionales, por lo que las juntas mantienen el contacto por medio del nuevo programa de entrenamiento que se está creando. Se indicó que, a la hora de llevar el mensaje, el »individualismo« crea problemas.

5. Un país, en el que el 80% de los presos tienen o han tenido un problema con la bebida, informó que tienen un programa de apadrinamiento por medio de los grupos, según un sistema de rotación. Ya que la falta de información sobre lo que es A.A. crea confusión en la relación entre A.A. y los administradores y el personal de las instituciones, se les facilitó guías acerca de A.A.

6. En algunos países hay programas de contacto antes de la puesta en libertad; el contacto con el preso se hace a través de los administradores de la prisión, los cuales se ponen en contacto con el intergrupo a fin de hacer los arreglos necesarios para que un A.A. reciba al recluso el día de su puesta en libertad.

7. Con respecto al apadrinamiento, un delegado compartió que los trabajadores sociales se ponen en contacto con los A.A. de afuera para el apadrinamiento de los presos. A este respecto, existen directrices muy estrictas.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. El comité discutió sobre las formas en que se apadrina a los profesionales. Se hizo notar que en un país, el 40% de los que llegan a A.A., lo hacen como resultado de los esfuerzos de C.C.P. Por otro lado, algunos países no tienen ninguna experiencia en C.C.P.

2. Un país ha asistido a las convenciones de los sindicatos, y ha invitado a los oficiales del gobierno a asistir a algunas presentaciones acerca de A.A. En un país, los médicos envían a los borrachos a A.A. gracias a los esfuerzos realizados a través de un programa de información creado por el comité de C.C.P. de ese país. En otro país, se ha iniciado una cooperación fructífera con las oficinas de sanidad pública del gobierno por medio de enviar información acerca de A.A. a los oficiales de la agencia. Otros esfuerzos de C.C.P. se han puesto en marcha por medio de cartas y llamadas a los profesionales para invitarles a asistir a una reunión de A.A. acompañados por un miembro de la Comunidad. Un delegado recalcó la necesidad de mantener nuestra posición de cooperación sin afiliación de acuerdo a nuestras Tradiciones.

3. Se discutió sobre formas de llevar el mensaje a los impedidos. Un país está trabajando en un vídeo del »Capítulo Cinco« en lenguaje por señas. Otros países están haciendo los lugares de reunión accesibles para sillas de ruedas.

Información Pública

1. El comité discutió sobre las formas en que los comités de I.P. informan a las agencias ajenas acerca de A.A. Entre las sugerencias mencionadas se incluían: dejar tarjetas de visita en los consultorios de los médicos y dar charlas de información pública en las escuelas. Algunos países están elaborando guías de información pública para facilitar orientación a los miembros y sugerirles algunas ideas útiles sobre cómo hacer el trabajo de información al público. Un país, al expresar la importancia de un buen trabajo de I.P. para llevar el mensaje, informó que está tratando de crear un comité nacional de información pública.

2. Al compartir acerca de cómo se lleva el mensaje por medio de videos, películas y otros materiales similares, los miembros del comité mencionaron videos producidos por las áreas —los cuales, en algunos casos, sirven para informar al público sobre Alcohólicos Anónimos—; editoriales publicados en los periódicos, y carteles; se mencionó específica mente carteles producidos por los comités de I.P. dirigidos a las mujeres alcohólicas.

Comité Trabajando con Otros 1996

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

El comité habló acerca de los siguientes temas:

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. ¿Cuál es el alcance de C.C.P. en su país?

  1. Varios delegados informaron que en su país no existe ningún comité de C.C.P. Este trabajo suele hacerse por medio del comité de información pública.
  2. Un país tiene un comité de trabajo con otros y este comité se encarga de la tarea de trabajar con los profesionales.
  3. Nuestra experiencia de trabajar con profesionales la tenemos por lo que hemos aprendido en la Reunión de Servicio Mundial.
  4. Asistir a las reuniones de profesionales nos ofrece la oportunidad de encontrar gente apta para servir como custodios de Clase A.
  5. Un delegado dijo que en el trabajo de C.C.P. se tiene una relación intensa con todas las profesiones y, en particular, con la profesión médica.
  6. Un país trabaja para ampliar su alcance desde dos direcciones: una al nivel más alto del gobierno y la otra al nivel básico y popular. Puede que los dos esfuerzos nunca se crucen; a menudo hay un vacío en medio.
  7. Un delegado expresó la opinión de que el trabajo de C.C.P. no se hace de forma organizada. Cuando se nos pide, salimos para intentar hacerlo; pero puede que no sepamos cómo continuar el trabajo.
  8. Un delegado dijo que debemos ser muy cuidadosos al escoger a la persona que enviamos a hablar con los profesionales.
  9. Un país informó que tienen una muy detallada estructura de comité y que a veces había duplicación de trabajos e incluso rivalidad entre algunos comités.
  10. Un país informó que se acababa de establecer C.C.P. hacía tan solo año. El alcance es todavía muy limitado. Hay mucho trabajo qué hacer. Se ha expresado una necesidad y a nosotros nos corresponde la responsabilidad de llevar el mensaje a los profesionales.
  11. Un país al principio contaba con los miembros de A.A. que eran profesionales para hacer el trabajo de C.C.P. Se vio que hacía falta la participación de otros miembros y fue necesario ofrecer algún tipo de entrenamiento. Así que, con el apoyo de la junta, se elaboró un manual para hacer el trabajo de C.C.P.

2. ¿Se enfrenta tu país a alguna dificultad a la hora de explicar la cooperación sin afiliación a: a) los profesionales; b) los trabajadores de servicio de A.A.?

  1. Nuestra Comunidad de A.A. va cambiando. Nos habíamos aislado y no se hacían muchos esfuerzos para llevar el mensaje de A.A.
  2. A los profesionales les resulta difícil entender el aspecto espiritual de nuestro programa y sin custodios Clase A tuvimos dificultades en conseguir que los profesionales nos tomasen en serio.
  3. Un delegado informó que los jueces están empezando a enviar gente a A.A. y que han surgido algunos problemas referentes a los papeles que se han de firmar para los tribunales.
  4. Hace unos 12 años, decidimos que el trabajo de C.C.P. no era muy importante, pero nos enteramos por medio de nuestros custodios Clase A de que el comité de C.C.P. sería el que nos abriría las puertas para llegar a los profesionales.
  5. Los profesionales tienen un gran respeto a Alcohólicos Anónimos. Nuestros problemas más grandes suelen ser los que tenemos con los profesionales que son miembros de A.A.
  6. Un país informó que tenía unos cien miembros que llegaron a A.A. enviados por los tribunales de tráfico, el resultado de una forma de cooperación.
  7. Varios delegados dijeron que, en cuanto al asunto de tener problemas con »cooperación y no afiliación«, suelen ser los miembros de A.A. con quienes los tenemos y debemos recalcar nuestras Tradiciones en el trabajo de servicio.
  8. Un delegado dijo que es muy necesario explicar dentro de la Comunidad lo que es el trabajo de C.C.P. y la necesidad que hay de trabajadores de C.C.P.

3. ¿Qué sectores de la población de su país son difíciles de alcanzar? ¿Tienen folletos especiales destinados a las mujeres, a los jóvenes y a otros grupos minoritarios?

  1. En nuestro pequeño país, no tenemos muchos problemas, pero en un país vecino donde se hablan muchos idiomas diferentes, hay más dificultades.
  2. Un delegado informó que había folletos destinados a sectores de población especiales, pero no se está haciendo mucho al nivel de comité. Se ha visto recientemente una mayor conciencia de esta necesidad.
  3. Un delegado informó que había problemas para llegar al mundo del espectáculo y de la política. Aunque las mujeres y la gente joven llegan a A.A., muchos no se quedan, por no sentirse cómodos.
  4. Ha sido difícil llegar a las mujeres y a la gente joven. Algunos grupos tratan de hacer un mayor esfuerzo con respecto a apadrinar a los recién llegados.
  5. Un delegado informó que no había problemas con las sectores especiales de la población. Sigue siendo un problema la aceptación de A.A. por parte de la población en general y los profesionales.
  6. Nos ha resultado muy difícil convencer a la Comunidad de A.A. de la necesidad de cooperar con los profesionales. El folleto »Hablando en Reuniones no A.A.« ha sido útil.
  7. Un país informó que su conferencia había decidido no poner en la lista de su directorio ninguna reunión »especializada« si excluyen a cualquier sector de la población.
  8. Un delegado informó que tenían dificultades en llegar a las personas de edad avanzada ya que a algunos les resulta difícil asistir regularmente a las reuniones de A.A.
  9. Se expresó la opinión de que los contactos personales, tanto con los profesionales como con los recién llegados, era siempre lo más eficaz.
  10. Un país ha grabado en casetes los Doce Pasos y otros materiales de A.A. en los dialectos de algunas poblaciones indígenas. Se ha tardado mucho en conseguir la aprobación de folletos por parte de la Conferencia.
  11. Un país informó que tenían problemas para llegar a las mujeres a causa de las inquietudes culturales de los hombres, celos, etc.

4. ¿Llevan el mensaje los A.A. de tu país a las conferencias y convenciones de profesionales? ¿Tienen una exposición para este fin? ¿De qué otros medios se valen para alcanzar a los profesionales?

  1. Un país planea montar una exposición especial con literatura en convenciones de profesionales.
  2. Un país está considerando seriamente la posibilidad de trabajar en las conferencias de profesionales del campo de la medicina y del alcoholismo.
  3. Un delegado informó que tenían una buena exposición portátil para montar en las convenciones de profesionales, especialmente del campo de la medicina.
  4. Un país hizo recientemente un enérgico esfuerzo en un evento deportivo internacional.
  5. Si se nos invita, nos ponemos a disposición de convenciones nacionales de asociaciones profesionales al nivel local; tratamos de tener disponibles oradores para cuando se nos invite; nos damos cuenta de que los trabajos de los comités dependen de los esfuerzos de los miembros componentes.

Instituciones Correccionales

1. ¿Hay suficiente participación de A.A. en tu país para llevar el mensaje a las instituciones correccionales? ¿Cómo se fomenta la participación de los miembros de A.A.? Una vez que los A.A. empiezan a participar, ¿cómo los mantienen interesados?

  1. Escogemos cuidadosamente a la gente que lleva el mensaje y tenemos guías para evitar que se establezcan relaciones con los presos.
  2. Se efectúan reuniones en muchas instituciones, pero nos ha resultado difícil encontrar a miembros dispuestos a hacer este tipo de trabajo. Además, a veces hay prejuicios que van en contra de la participación de recién llegados en este trabajo. Muchos miembros son reacios debido a que tienen que abandonar el anonimato. Otros no están dispuestos a cooperar con el personal de las prisiones ni de acatar los reglamentos.
  3. Hay poca participación en el trabajo de prisiones porque la mayoría de los miembros trabajan y no suelen tener tiempo para este tipo de servicio.
  4. Un país informó que »acaban de empezar« el trabajo de correccionales y se hace por medio de un subcomité de la junta de servicios generales. No tenemos suficiente participación porque no sabemos cómo llevar el mensaje y a algunos miembros les asusta este tipo de trabajo.
  5. Tenemos un comité de instituciones no oficial que abarca todo el país pero que no está vinculado a la estructura de servicios generales. Muchos miembros del comité son antiguos presos.
  6. Hay que hacer saber a los miembros de A.A. que para ir a las prisiones no es necesario que sea antiguos presos. Lo único que se necesita es interés humano y un deseo de llevar el mensaje.
  7. Solo hay gran participación en las ciudades más grandes. No resulta difícil encontrar trabajadores porque no quieren ser examinados. Además las cárceles están superpobladas y pueden ser peligrosas.
  8. Un delegado dijo que no hay suficientes miembro para llevar el mensaje a las prisiones. Sienten miedo por su anonimato y por su seguridad.
  9. El trabajo de instituciones en nuestro país es muy deficiente; tenemos 23 grupos de prisiones, pero se van debilitando. Tenemos un problema con la rotación, con no cumplir con las reglas. Tenemos que hacer más para motivar.
  10. Nuestros comités de prisiones están muy bien organizados y tienen acceso a todas las instituciones. Ponemos mucho cuidado en quién sirve en este trabajo. Mantenemos interesada a la gente por medio de buen apadrinamiento. Tenemos guías y mesas de trabajo.
  11. Un delegado dijo que la estructura del comité, la rotación, el apadrinamiento, las mesas de trabajo y las guías son muy importantes en su trabajo de correccionales.
  12. Tenemos pocos problemas en conseguir que la gente hagan los trabajos.
  13. Tenemos una estructura extensa que abarca desde el grupo hasta el distrito, el área y la junta. Contamos con muchos voluntarios para el trabajo de prisiones, varios aspectos del cual son muy difíciles, incluyendo visitas a las islas prisiones que suponen viajes de 14 horas en barco y a veces quedarse dos semanas en la isla.

2. ¿Qué dificultades experimentan los voluntarios de A.A. al llevar el mensaje a las instituciones correccionales, especialmente a los centros de detención juveniles y/o a las instalaciones de máxima seguridad? ¿Cómo se mantienen abiertas las líneas de comunicación con los administradores de las prisiones?

  1. No tenemos instituciones correccionales, sino solamente prisiones. Nuestros intentos de servir a menudo se ven interrumpidos por oficiales reacios, disturbios y otras cosas.
  2. Algunos de nuestros trabajadores de correccionales suelen reunirse con los de información pública para intercambiar ideas sobre cómo lograr una mejor colaboración con los oficiales de las prisiones.
  3. Tenemos buena cooperación y hablamos con profesionales cuando surgen problemas. Se cree que la clave de nuestro trabajo es mantener buen informados a los profesionales de correccionales.
  4. Tenemos problemas en las instituciones de máxima seguridad porque a menudo se imponen limitaciones a la asistencia de los presos. Se mantiene abierta la comunicación con las autoridades por medio de visitas, literatura y correspondencia.
  5. Tenemos muchas dificultades en entablar contacto con los oficiales. No se nos permite entrar en la mayoría de las instituciones. Por razones de seguridad, el contacto entre presos y gente de afuera está estrictamente restringido. Conocen a A.A. pero no lo aceptan. Tenemos motivos de esperanza ya que se está cambiando de la política de castigo a la de educación.
  6. Teníamos algunas dificultades con las autoridades, porque en los primeros días nuestros miembros no cumplían con los reglamentos.
  7. No es fácil conseguir acceso a las prisiones porque los oficiales se muestran muy escépticos con los trabajadores de A.A. Normalmente, el contacto inicial lo hace un miembro de A.A. o del personal.
  8. No tenemos problemas con los profesionales. Todos los miembros pasan por controles de seguridad y cada semana llamamos para decirles quién va a ir. Les corresponde a los comités mantener abierta la comunicación.
  9. Tenemos que aseguramos que podemos responder a los compromisos con los medios que contamos.
  10. Tenemos que adaptamos a la administración y tenemos que informarles constantemente sobre Alcohólicos Anónimos. En algunas ocasiones, los trabajadores de servicio tienen que estar dispuestos a someterse a cacheos.

3. ¿Se ofrece en tu país a los reclusos la oportunidad de compartir la experiencia, fortaleza y esperanza de A.A. por medio de la correspondencia? Si es así, ¿hay suficientes miembros de »afuera« que estén dispuestos a intercambiar cartas con los presos? ¿Cómo se atrae a los miembros de A.A. para que participen en este tipo de trabajo de Paso Doce?

  1. Fue el consenso general de los miembros del comité que los servicios de correspondencia oficiales no forman parte del trabajo de correccionales en la mayoría de los países participantes.

Instituciones de Tratamiento

1. ¿Envían las instituciones de tratamiento de tu país a drogadictos no alcohólicos a las reuniones de A.A.? ¿Qué se hace con respecto a este problema?

  1. Un delegado dijo que esto no es un problema real. Los drogadictos vienen y les hablamos acerca de A.A. y algunos se quedan.
  2. Nos llegan algunos drogadictos. Les explicamos lo que es A.A. y les sugerimos a los que no son alcohólicos que vayan a N.A. y tratamos de ayudarles a establecer grupos de N.A. si no existe ninguno.
  3. Un delegado dijo cuando llega la gente dobleadicta, les damos una orientación para explicarles que A.A. no es lo mismo que las instituciones de tratamiento y que nuestro único propósito es la recuperación del alcoholismo.
  4. Un delegado dijo que en algunas áreas rurales en las que no hay otros grupos de Doce Pasos, normalmente se acepta a la gente que tiene otros problemas, pero a veces algunos miembros ponen reparos.
  5. Hemos intentado establecer programas para que los miembros de A.A. puedan visitar a los pacientes de los centros de tratamiento que tienen problemas con la bebida.
  6. Un país informó que tenía poca experiencia porque rara vez las instituciones de tratamiento envían a los pacientes a A.A.
  7. Un delegado dijo que se había respondido a algunos problemas referentes a los enviados por las instituciones hablando con los administradores de las instituciones de tratamiento y llevando reuniones a las instituciones de tratamiento.

2. ¿Cómo se podría llegar con más eficacia a los principiantes que salen de los centro de tratamiento para ayudarles a quedarse en A.A.?

  1. El apadrinamiento es importante.
  2. Un delegado dijo que cuando llegan los principiantes a menudo convertimos nuestra reunión en abierta. A veces se manifiesta alguna desunión cuando alguien habla de su problema principal y resulta ser algo diferente del alcoholismo.

El comité eligió a Peter O., de Irlanda, como coordinador, y a Martha v. A., de Holanda, como suplente.

Comité Trabajando con Otros 1998

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

El comité habló sobre los siguientes temas:

1. ¿Lleva A.A. de su país el mensaje a las conferencias y convenciones de profesionales? a) ¿Tienen una exposición para este propósito? b) ¿Qué otros medios utilizan para llegar a los profesionales?

  1. Varios países utilizan las exposiciones con el fin de llevar el mensaje a los profesionales, pero un país indicó que el aumento de las cuotas que cobran las organizaciones profesionales puede impedir el uso de las exposiciones en el futuro.
  2. Muchos países efectúan reuniones de información y distribuyen literatura de A.A. a los estudiantes y profesionales de derecho, enfermería y medicina.
  3. Un miembro dijo que en las mesas o puestos de información hay disponibles »tarjetas de contacto« para los profesionales que solicitan información adicional sobre A.A.
  4. Algunos países tienen reuniones o foros especiales. Un delegado informó que se invita a los profesionales a asistir a las reuniones abiertas que se efectúan al principio y al final de las convenciones de A.A. en su país.
  5. Varios países informaron que los custodios Clase A, como amigos de A.A., desempeñan un papel muy activo en llevar el mensaje y varios países dijeron que el asistir a las reuniones de profesionales ofrece la oportunidad de encontrar gente que puede servir como custodio de Clase A.
  6. En varios países se han creado boletines para los profesionales, videos, manuales y guías para facilitar información sobre Alcohólicos Anónimos y para apoyar a los comités de I.P. y C.C.P.
  7. Algunos países tiene Comités Trabajo con Otros, y varios países tienen comités de I.P. o C.C.P. Los delegados estuvieron de acuerdo en que los comités son esenciales para este tipo de servicio y, en general, fomentan la participación de los grupos por medio de sistemas de comité centralizados.

2. ¿Hay suficiente participación de A.A. en su país para llevar el mensaje a las instituciones correccionales o prisiones? a) ¿De qué formas se anima a los miembros de A.A. a participar? b) ¿Se ofrece a los presos de su país la oportunidad de compartir la experiencia, fortaleza y esperanza de A.A. por medio de la correspondencia?

  1. Aunque varios países informaron de que los miembros de A.A. que llevan el mensaje a las instituciones correccionales se muestran reacios a rotar a otros puestos de servicio, un delegado dijo que los procedimientos de seguridad de las instituciones parecen desanimar el hacer la rotación. Otro miembro dijo que el tener un sistema de comités había mejorado la comunicación y había ofrecido a los nuevos miembros oportunidades de llevar el mensaje a las instituciones correccionales o prisiones.
  2. Un delegado dijo que los A.A. que sirven en grupos de prisiones son antiguos presos y otro dijo que los oficiales de las prisiones no permiten a los antiguos presos servir en los grupos de A.A. de prisiones.
  3. Otro participante dijo que los antiguos delegados y custodios hacen uso de las mesas de trabajo para animar a los miembros de A.A. a participar y seguir motivados.
  4. Algunos países ofrecen a los presos la oportunidad de compartir la experiencia, fortaleza y esperanza de A.A. por medio de la correspondencia. No obstante, muchos miembros expresaron la necesidad del compromiso individual continuo y del buen apadrinamiento en el trabajo de correccionales.

3. ¿Se recalca la Tercera Tradición, el único requisito para ser miembro de A.A. es »querer dejar de beber« y la Quinta Tradición, el objetivo primordial de cada grupo de A.A. es »llevar el mensaje al alcohólico que aún está sufriendo«? Compartan experiencias y actividades sobre: el uso de la televisión, la radio y la prensa; reuniones de información pública; literatura, web sites como instrumento de información pública.

  1. El consenso general de los miembros del comité fue que en sus países se recalcan las Tradiciones Tercera y Quinta. La mayoría de los países efectúan reuniones de Tradiciones y un delegado informó de que la reciente traducción de Doce Pasos y Doce Tradiciones ha facilitado el estudio de las Tradiciones.
  2. Varios países utilizan los medios de comunicación de masas mientras que otros ha hecho uso limitado de la televisión para facilitar información sobre A.A. al público. Otros informaron que las emisoras locales de radio y las reuniones anuales con la prensa, así como las apariciones de los custodios Clase A en la televisión ofrecen oportunidades de recalcar las Tradiciones.
  3. La mayoría de los miembros del comité dijeron que las reuniones de información pública y los sitios web son instrumentos excelentes para facilitar información sobre A.A. Algunos delegados dijeron que muchos grupos usan el folleto »Problemas diferentes del alcohol« al trabajar con otros.

4. ¿Qué sectores de la población de tu país son difíciles de alcanzar? a) ¿Tienen folletos para llegar a las mujeres, a los jóvenes, a las minorías y a la gente con »necesidades especiales«? ¿Qué dificultades se les presentan?

  1. La mayoría de los miembros informaron de que suelen tener bastante éxito en alcanzar a todos los sectores de la población. Muchos delegados dijeron que en sus países tienen folletos destinados a las mujeres y a los jóvenes, y varios tienen el Libro Grande en braille y en casetes.
  2. Muchos delegados dijeron que suponía un gran reto el mantener en A.A. a los jóvenes y a las mujeres. Se informó de que normalmente las mujeres y los jóvenes llegan a A.A. pero se van después de un poco tiempo.
  3. Para un país sigue resultando difícil llevar el mensaje a las instituciones correccionales y para otros facilitar información sobre A.A. a los militares y a la policía también les presenta muchas dificultades.

5. Hablar de formas de llegar mejor a los nuevos que salen de las instituciones de tratamiento para ayudarles a quedarse en A.A.

  1. Algunos delegados dijeron que en sus países no hay instituciones de tratamiento. La mayoría dijeron que los programas de contactos temporales habían tenido éxito al unir las orillas entre las instituciones de tratamiento y Alcohólicos Anónimos. El parecer de la reunión fue que los comités deben facilitar información sobre A.A. a las instituciones de tratamiento.
  2. Se sugirió que los grupos deben asignar padrinos temporales y destacar la importancia de pertenecer a un grupo base.

6. La comunicación es la clave para trabajar juntos. Compartir experiencia y actividades sobre llevar el mensaje de A.A. por medio del trabajo con: a) los grupos de A.A.; b) los comités locales; e) las oficinas centrales e intergrupos; d) el servicio general.

  1. Muchos delegados dijeron tener relaciones de carácter informal en sus colaboraciones con los grupos de A.A., los comités locales las oficinas centrales/intergrupo y los servicios generales.
  2. En varios países, los grupos de A.A. llevan el mensaje por medio de los comités locales. Un delegado dijo que la comunicación es una calle de dos sentidos e informó de que se efectúan reuniones anuales de enlace en las que los comités regionales, los intergrupos y los R.S.G. se reúnen para compartir experiencia.
  3. Los comités y juntas de servicios generales normalmente coordinan las actividades a nivel nacional.

7. Compartir experiencia sobre la aplicación de los Doce Conceptos a la estructura de servicio de tu país.

  1. Un delegado dijo que los Conceptos son fundamentales al verse enfrentados con posibles controversias. La moderación al nivel de la junta puede evitar contiendas directas. Varios delegados dijeron que los Doce Conceptos se pueden aplicar al trabajo con otros dentro y fuera de la Comunidad. También se sugirió que se debe animar a los miembros de A.A. a estudiar los Doce Conceptos a todos los niveles de participación en el servicio.

El comité eligió como coordinadora a Barbara L., de Italia, y a Gudrun M., de Gran Bretaña, como suplente.

Comité Trabajando con Otros 2000

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. ¿Tienen en su país algunas dificultades en explicar cooperación pero no afiliación a) a los profesionales; b) a los trabajadores de servicio de A.A.?

  1. La mayoría de los países participantes han experimentado poca dificultad o ninguna en explicar la cooperación sin afiliación a los profesionales y a los trabajadores de servicio de A.A. Un delegado comentó que muy a menudo resultaba más difícil explicar la diferencia entre la cooperación y la afiliación a los trabajadores de servicio que a los profesionales. Otro delegado participó que la capacidad para explicar la cooperación sin afiliación a los profesionales suele ser obstaculizada por el hecho de que algunos miembros de A.A. no comprenden cuáles son las diferencias fundamentales. En un país esta falta de comprensión ha impuesto límites a la cantidad de miembros disponibles para compartir con los profesionales.

2. ¿Llevan los A.A. el mensaje a las conferencias y convenciones profesionales de su país? ¿Tienen una exhibición para este propósito? ¿Qué otros medios utilizan para llegar a los profesionales?

  1. Los miembros del comité hablaron acerca de llevar el mensaje a las conferencias y convenciones de organizaciones de profesionales en sus países y el uso de exhibiciones para este propósito.
  2. Algunos delegados dijeron que les ha resultado muy útil contar con la ayuda de custodios Clase A y amigos (no alcohólicos) de A.A. para llevar el mensaje de A.A. a la comunidad profesional. En un país, el trabajo lo realizan los individuos, y la literatura se utiliza principalmente para facilitar información sobre A.A. Algunos países dijeron que aunque están disponibles para facilitar información en las conferencias y convenciones profesionales, han tenido pocas oportunidades de hacerlo. Un país se sirve de los eventos regionales en que se celebran reuniones abiertas de A.A. para invitar a asistir al público en general y a los representantes de los medios de comunicación. La experiencia de otro país ha sido principalmente en las conferencias industriales efectuadas cada dos años.
  3. Un delegado dijo que en su país se tiene una exhibición creada específicamente con el fin de llevar el mensaje de A.A. a las reuniones de gente profesional.
  4. En muchos países los comités de C.C.P. llevan el mensaje a las conferencias y convenciones profesionales. En algunos países se han elaborado videos, literatura y anuncios de servicio público dirigidos específica mente a la gente profesional. En un país, los grupos e intergrupos locales organizaron seminarios y fueron invitados a dar charlas informativas a los estudiantes de las facultades de medicina.
  5. La mayoría de los delegados compartían la opinión de que el trabajo de llevar el mensaje comienza con pasos cortos y a menudo se tardan años en establecer y cultivar buenas relaciones. Fue el consenso de la reunión que el trabajo de C.C.P. es eficaz en plan personal e individual y que al hacer el trabajo de Paso Doce el contacto personal es siempre beneficioso. Un ejemplo de los frutos que pueden dar los esfuerzos para cultivar buenas relaciones es la oportunidad que un país tuvo recientemente de facilitar información sobre A.A. al ministerio de salud pública, a las fuerzas armadas, al cuerpo de policía, a las universidades, a los centros juveniles y compañías industriales.

Instituciones correccionales

1. ¿Hay en su país suficiente participación de A.A. para llevar el mensaje a las instituciones correccionales o prisiones? a) ¿Cómo se fomenta la participación de los miembros de A.A.? b) Una vez que los A.A. han empezado a participar, ¿cómo los mantienen interesados? c) ¿Se ofrece a los presos en su país una oportunidad de compartir la experiencia, fortaleza y esperanza de A.A. por medio de la correspondencia?

  1. Los miembros del comité hablaron sobre si había suficiente participación de miembros de A.A. en el trabajo de llevar el mensaje de A.A. a las instituciones correccionales o prisiones y cómo se fomenta la participación de los miembros de A.A. y se consigue que sigan participando.
  2. Un delegado comentó que había comités de correccionales que llevan el mensaje a las oficinas jurídicas públicas a donde llevan a los borrachos. Varios países informaron de que se efectúan reuniones de A.A. en casi todas las instituciones correccionales. A veces los grupos apadrinan a grupos de prisiones. En varios países, los miembros de A.A. estaban comprometidos a llevar el mensaje de A.A. a las instituciones. Por todo el mundo, se efectúan las reuniones de A.A. en una variedad de ámbitos correccionales, tales como las instituciones de alta seguridad, de baja seguridad, de largo y corto internamiento y también a los centros de detención. Varios miembros del comité estuvieron de acuerdo en que la rotación es importante para evitar que se formen relaciones de larga duración entre los A.A. de afuera y los que están encarcelados. Se comentó que esto ha causado problemas en varios países con el resultado de que se dejaron de efectuar las reuniones de A.A. La rotación contribuye a evitar el agotamiento así como las consecuencias de los errores y del mal criterio. Un delegado comentó que los procedimientos de seguridad de las instituciones parecen no favorecer la rotación. Otro miembro dijo que la rotación daba a los nuevos miembros la oportunidad de llevar el mensaje a las instituciones correccionales o prisiones. Todos los delegados estaban prácticamente de acuerdo en que una vez que los miembros de A.A. empiezan a trabajar en las instituciones correccionales, acaban participando con gran entusiasmo.
  3. Varios delegados dijeron que se anima a los presos a someter materiales a sus revistas locales de A.A. para la posible publicación de sus historias, preguntas o inquietudes. Un delegado dijo que era fácil el acceso a la institución correccional local y expresó interés en crear una oportunidad para que los presos puedan compartir su experiencia, fortaleza y esperanza por correspondencia. En otro país los presos comparten su experiencia, fortaleza y esperanza por medio del Servicio de Correspondencia de Solitarios. Otro delegado dijo que el grupo local compra literatura de A.A. para los tres grupos de prisión más grandes de su país y que los antiguos presos evitaban el trabajo de correspondencia porque no querían recordar sus experiencias de la prisión.

Información Pública

1. Favor de compartir experiencias y actividades relacionadas con: a) el uso de la televisión, la radio, la prensa; b) Internet y sitios web; c) Reuniones de Información Pública.

  1. Los delegados compartían la opinión de que el uso de la televisión nacional para propósitos de la información pública era limitado por lo costoso que es el tiempo de emisión. Algunos países informaron que para anuncios de información pública han utilizado emisoras locales y de cable que tienen un precio más módico. Se mencionó que cooperar con las emisoras de televisión presenta a los comités de información pública oportunidades para informar sobre las Tradiciones de A.A. Unos cuantos países han utilizado emisoras nacionales de radio, pero la prensa ha sido el medio principal por el que los A.A. han llevado el mensaje de A.A. al público.
  2. Algunos países tienen sitios web y otros pocos tienen capacidad para intercambiar correo electrónico. El comité hizo notar que los medios de comunicación electrónicos eran esenciales para comunicar el mensaje de A.A. a quienes buscan información sobre la Comunidad.
  3. Muchos países informaron que han invitado a la prensa a asistir a las »reuniones abiertas« que se efectúan durante sus conferencias nacionales, celebraciones de aniversario y reuniones regionales. Se informó que algunos grupos locales han formado comités que distribuyen literatura a las consultas de los médicos, hoteles, y dan presentaciones acerca de A.A. en las escuelas secundarias.

2. ¿Qué sectores de la población de su país son difíciles de alcanzar? ¿Tienen folletos especiales destinados a las mujeres, la gente joven, y las minorías?

  1. Varios delegados informaron que la afluencia de inmigrantes ha creado un sector nuevo de la población difícil de alcanzar. Durante la discusión, se dijo que algunas poblaciones eran fáciles de localizar, pero algunos países creían que eran poco eficaces para llegar al alcohólico que aún sufre.
  2. Todos los países tienen folletos especiales para las mujeres y la gente joven. Un delegado dijo que sus trabajos enfocados en los jóvenes han conducido a un aumento sustancial en la cantidad de jóvenes que asisten a las reuniones de A.A.

Instituciones de Tratamiento

1. Hablar sobre posibles formas de llegar con mayor eficacia a los principiantes que salen de los centros de tratamiento y ayudarles a quedarse en A.A. El comité habló sobre formas de llegar con mayor eficacia a los principiantes que salen de tratamiento y recalcó lo siguiente:

  1. Los comités de instituciones deben facilitar contactos de A.A. para ayudar a unir las orillas entre las instituciones de tratamiento y Alcohólicos Anónimos.
  2. El buen apadrinamiento al nivel de grupo es necesario para lograr que el principiante se quede en A.A.
  3. Facilitar información sobre A.A. y sobre los grupos a la institución de tratamiento local para que los principiantes puedan localizar las reuniones de A.A.
  4. Si es posible, facilitar transporte a las reuniones de A.A.
  5. Mantener contacto regular con los administradores de las instituciones de tratamiento y seguir informándoles sobre lo que A.A es y no es.

2. ¿Tienen los comités de instituciones de tratamiento de su país guías, boletines, vídeos o literatura nueva para explicar cómo llevar el mensaje a las instituciones de tratamiento?

  1. Todos los delegados informaron que tienen guías, boletines y literatura para ayudar a explicar cómo llevar el mensaje a las instituciones de tratamiento. Durante la discusión varios delegados expresaron las siguientes inquietudes:
  2. a. Los gastos de proporcionar literatura a las instituciones de tratamiento
  3. b. Hay dificultades en conseguir que nuevos trabajadores de servicio participen. La importancia de facilitar información sobre lo que A.A. hace y no hace.

El comité eligió como coordinador a Tomás H., de México, y a Prem K., de Sudáfrica, como coordinador suplente.

Comité Trabajando con Otros 2002

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

Cooperación con la Comunidad Profesional

1. ¿Qué se está haciendo en su país para informar a la Comunidad sobre la importancia de trabajar con profesionales?

  1. La mayoría de los países fueron de la opinión de que, en general, los miembros estaban bien informados sobre la importancia de alcanzar a los profesionales y apoyaban las iniciativas de hacerlo.
  2. Un delegado tenía como muestra un artículo de servicio con sugerencias para los miembros sobre cómo ponerse en contacto con los profesionales. En este artículo se mencionaba lo importante que era no sobrecargar a los muy atareados profesionales con demasiada literatura.

2. Intercambiar ideas sobre la cooperación con agencias públicas y privadas.

  1. La mayoría de los países estaban más o menos de acuerdo en que había una excelente cooperación entre A.A. y las organizaciones públicas y privadas.
  2. Un delegado dijo que recientemente varios custodios no alcohólicos de la junta de su país tuvieron la oportunidad de participar en un Foro Mundial sobre Dependencias y Sociedad. Los custodios no alcohólicos dieron presentaciones sobre A.A. como recurso para los profesionales, y también tuvieron una oportunidad de disipar las ideas erróneas referentes a A.A.
  3. En varios países la iniciativa principal de C.C.P. se enfoca en llevar el mensaje a todo tipo de escuelas y a todos los niveles.
  4. Un delegado dijo que se celebra anualmente un Foro Internacional al que se invita a los profesionales y se ha establecido una excelente cooperación con diversos ministerios gubernamentales, lo cual hace posible que A.A. tenga fácil acceso a las instituciones correccionales y de tratamiento.
  5. Un asunto que mencionaron varios delegados es la importancia de la no afiliación con las organizaciones ajenas, especialmente algunas entidades que utilizan el nombre de A.A. de una manera poco apropiada y para propósitos diferentes del objetivo primordial de A.A.
  6. Otro participante informó que, como consecuencia de los trabajos de sus custodios no alcohólicos y de sus comités, se habían puesto en contacto con más de 800 organizaciones en su país vinculando así A.A. con el sector público y privado. Había amplios contactos con gerentes, trabajadores y asistentes sociales por medio de presentaciones, mesas de trabajo y distribución de literatura. Recalcó la importancia de la literatura de A.A. como herramienta de C.C.P.
  7. En un país, A.A. está presente principalmente en las grandes ciudades y tanto los miembros de A.A. como los miembros no alcohólicos de la junta están haciendo esfuerzos por alcanzar a los profesionales en los pueblos pequeños.

Instituciones Correccionales

1. ¿Cómo podemos abordar con óptima eficacia a los administradores de las instituciones correccionales para enteramos de sus normas y política y para explicar a ellos nuestras Tradiciones y las formas en que A.A. puede cooperar?

  1. La mayoría de los miembros del comité informaron que se celebraban reuniones en las instituciones correccionales de sus países.
  2. En general, parece que en la mayoría de los países las instituciones correccionales cooperan con la Comunidad. permitiendo que A.A. efectúe reuniones adentro; pero parece se da la circunstancia universal de que los alcaides de cada institución establecen las normas.
  3. Varios países informaban sobre dificultades pasadas y actuales en llevar el mensaje a las instituciones correccionales y en establecer relaciones de cooperación con los profesionales de correccionales. Un delegado dijo que había acceso limitado a las prisiones de su país.

2. ¿Ha tenido su país alguna experiencia de llevar el mensaje de A.A. a los centros de detención juveniles? ¿Son los desafíos supuestos por llevar el mensaje a los reclusos jóvenes distintos de los supuestos por lIevarlo a los adultos?

  1. Muchos miembros del comité tenía poca experiencia en llevar el mensaje a los centros de detención juveniles por diversas razones. Un miembro mencionó que los menores están en instituciones por períodos de tiempo muy cortos; otro hizo notar que hay reglas muy estrictas que rigen el acceso a los jóvenes ofensores.
  2. Varios delegados dijeron que tenían programas bien organizados para alcanzar a los jóvenes en instituciones correccionales; aunque la mayoría asistían para salir de sus celdas o evitar trabajar y no para lograr la sobriedad.
  3. Un miembro añadió que en su país la mayoría de los nuevos miembros tienen entre 20 y 35 años de edad.

Información Pública

1. ¿Qué importancia tiene los medios de comunicación para llevar el mensaje de A.A.?

  1. Todos los países coincidieron en que los medios de comunicación son una herramienta extremadamente importante para llevar el mensaje de A.A.
  2. Algunos países han producido anuncios de servicio público para la televisión que han resultado ser muy eficaces. Dos países dijeron que sus Comunidades se sentían preocupadas por la posibilidad de que tales anuncios fueran promoción.
  3. En un país la televisión nacional ofreció espacio libre y esto planteó un problema a la Comunidad referente a la forma en que esto cuadraba con las Tradiciones.

2. Hablar de las experiencias que ustedes han tenido en sus países en lo referente a los comunicados de prensa acerca de A.A. y sus actividades.

  1. La mayoría de los países han utilizado comunicados de prensa aunque solo unos pocos los utilizan regularmente para comunicarse con los medios de comunicación. Algunos usos son:
  2. a. Informar a los medios de comunicación sobre la Tradición de anonimato.
  3. b. Anunciar eventos especiales, tales como el 50° aniversario de A.A. en un país o una convención que se va a celebrar.
  4. c. Anunciar el nombramiento de custodios de Clase A para la Junta de Servicios Generales.

3. Según su experiencia, ¿los miembros saben diferenciar entre identificarse como miembros de A.A. en las reuniones y romper su anonimato ante la prensa, la radio y la televisión? Cuando hay una ruptura de anonimato en su país, ¿qué se hace para darle seguimiento?

  1. La experiencia general de los miembros del comité fue que las rupturas de anonimato habían ocurrido en los medios de comunicación en alguna ocasión. Dichas rupturas se trataban de forma parecida: se llama la atención del miembro, o se le informa, sobre la importancia de la Tradición de anonimato y a menudo se ponen en contacto con el medio de comunicación en que tuvo lugar la ruptura de anonimato y se le suministra información sobre A.A.

Instituciones de Tratamiento

1. ¿Cómo se coordinan los trabajos de instituciones de tratamiento en su país?

  1. En general, la mayoría de los delegados dijeron que hay actividad positiva en las instituciones de tratamiento y los hospitales por medio del trabajo de comités bien organizados e iniciativas de miembros individuales.
  2. Se informó que en muchos países hay seguros de salud nacionales que ofrecen tratamiento y fondos para quienes sufren del alcoholismo.
  3. Un delegado dijo que al establecer un cierto tipo de tratamiento en un centro de salud, hubo la esperanza de que A.A. experimentaría un tremendo crecimiento; pero no fue así.
  4. Se informó que en un país no había seguros de salud nacional y debido a que las compañías de seguros privadas actualmente cubren muy poco tratamiento, los A.A han vuelto a trabajar con los borrachos activos.
  5. En varios países, se han establecido comités de tipo »unir las orillas« para ayudar a dirigirse a A.A. a las personas que salen de los centros de tratamiento o las instituciones correccionales.
  6. El comité recomendó unánimemente que todos los países vuelvan a recalcar a sus Comunidades el principio de que A.A. no vincula su nombre con ninguna institución ajena, privada o pública —A.A. coopera pero no se afilia—.

El comité eligió a Charlie B., de los Estados Unidos y Canadá, como coordinador, y a Goldie M., de Nueva Zelanda, como coordinador suplente.

Comité Trabajando con Otros 2004

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

El Comité habló acerca de los siguientes temas:

Cooperación con la Comunidad Profesional (C.C.P.)

1. ¿Hay profesionales no alcohólicos que sirven como custodios, miembros componentes de la junta de su país? ¿Cuáles son los requisitos profesionales y personales que se piden? ¿Cómo se seleccionan? ¿Qué necesidades de la Comunidad satisfacen? ¿Cuáles son sus especialidades profesionales?

  1. La mayoría de los países informaron que tenían custodios no alcohólicos, de Clase A, desde dos hasta siete. Son profesionales, eminentes en sus respectivos campos, que están familiarizados con A.A. y apoyan a la Comunidad.
  2. Los custodios de Clase A son de varias profesiones, hombres o mujeres de negocios, clérigos, oficiales de correccionales, abogados, médicos, enfermeras, militares, psiquiatras. En un país un miembro no alcohólico del personal de la O.S.G. sirve como custodio de Clase A.
  3. Los custodios no alcohólicos sirven a la Comunidad de muchas maneras. Hablan en nombre de A.A. ante el público en circunstancias en las que los. miembros de A.A. tienen que ser anónimos; informan a sus colegas profesionales sobre A.A., ofrecen oportunidades de compartir información sobre A.A. y aportan a la junta sus perspectivas especiales.
  4. En su búsqueda de custodios de Clase A, la mayoría de los países cuentan con los comités y grupos locales. Un país dijo que los custodios de Clase A también ayudan a identificar posibles custodios no alcohólicos para el futuro.
  5. En muchos países, es difícil encontrar profesionales dispuestos a servir a A.A. y en algunas juntas hay vacantes de Clase A.
  6. Un país consideró la posibilidad de publicar un anuncio en los medios de comunicación locales para solicitar curriculum vitae de posibles custodios de Clase A. Decidieron que los resultados no serían satisfactorios porque posiblemente no lograrían atraer a profesionales familiarizados con A.A. y que apoyen a la Comunidad.

2. ¿Qué se está haciendo en su país para informar a la Comunidad sobre la importancia de trabajar con profesionales?

  1. En varios países, se invita a los no alcohólicos a asistir a convenciones nacionales o locales o a reuniones de servicios generales, para así familiarizarlos con la Comunidad. Un país celebra reuniones de información pública en las que miembros de A.A. y gente profesional dan presentaciones; estas reuniones hacen posible cultivar relaciones con amigos profesionales.
  2. Un país informó que los miembros son muy abiertos en lo referente a ser miembros de A.A. y por eso pueden cultivar relaciones con amigos profesionales. En otros países, los miembros de A.A. son muy reservados en lo referente a ser miembros de A.A. y por eso se muestran reticentes a abordar a gente profesional.
  3. En algunos países, hay resistencia a dejar servir a la Comunidad a personas que no son miembros. La experiencia de un país indica que según va madurando la Comunidad, hay mejor aceptación de los custodios de Clase A.

3. ¿Ofrece sugerencias su país para establecer comités de C.C.P. e I.P. (Información Pública)? ¿Hay directrices o guías referentes a las actividades de los comités o de los individuos?

  1. Algunos países informan que se combinan los comités de cooperación con la comunidad profesional e información pública. Otros tienen dos comités separados para hacer este trabajo. Los comités de C.C.P. abren la puerta para los trabajos de I.P., instituciones de tratamiento y correccionales.
  2. Un país elaboró un plan quinquenal de iniciativas de I.P. que incluían la producción de un boletín de I.P., una convención nacional para quienes participan en compartir información sobre las actividades de I.P.

Instituciones Correccionales

1. ¿Cómo podemos abordar con óptima eficacia a los administradores de las instituciones correccionales para enteramos de sus normas y política y para explicar a ellos nuestras Tradiciones y las formas en que A.A. puede cooperar?

  1. Un país tiene un comité que se ocupa de cultivar relaciones con los administradores de las prisiones.

2. ¿Ha tenido su país alguna experiencia de llevar el mensaje de A.A. a los centros de detención juveniles? ¿Son los desafíos supuestos por llevar el mensaje a los reclusos jóvenes distintos de los supuestos por lIevarlo a los adultos?

  1. Un país informó que ha habido un cambio positivo de actitud respecto a llevar reuniones a los centros de detención juveniles pero todavía no hay reuniones.
  2. Algunos miembros del comité informaron que en sus países no han tenido mucho éxito al llevar el mensaje a los centros de detención juveniles, principalmente por dos razones-los miembros de A.A. que participan en el servicio son mucho más viejos que los presos y muchos jóvenes presos dicen que no se identifican con los alcohólicos cuya experiencia no incluye las drogas.
  3. Algunos países no tienen centros de detención juveniles.

3. Hablar de los desafíos y los éxitos al llevar el mensaje de A.A. a las instituciones correccionales.

  1. Debido a que en un país muchos de los miembros pioneros vinieron de las instituciones correccionales, los administradores de las prisiones tienen muy buena impresión de la Comunidad y permiten a A.A. el acceso a todas las instituciones.
  2. Muchos miembros del comité informaron que el acceso a las instituciones correccionales es imprevisible, ya que suele depender de la disposición del personal de las instituciones correccionales a dejar que se efectúen las reuniones. Las prisiones de un país son factorías de trabajo y es difícil programar las reuniones.
  3. En algunos países conseguir permiso de entrada supone dificultades. En muchos países se ponen restricciones de acceso a las instituciones a quienes tienen antecedentes penales. La necesidad de revelar información personal impide a algunos miembros solicitar permiso de acceso.
  4. En un país llevar el mensaje a las instituciones correccionales se complica por cuestiones de relaciones entre razas ya que la mayoría de los miembros de A.A. son blancos y, como reflejo de la demografía del país, la mayoría de los presos son negros.
  5. En muchos países hay violencia y actividad criminal en sus prisiones y esto pone impedimentos a los miembros de A.A. que llevan el mensaje a estas instituciones.
  6. Algunos delegados informaron que los presos celebran sus reuniones de A.A. sin depender de miembros de afuera.
  7. Un miembro del comité dijo que algunos presos que asisten a las reuniones de A.A. en prisión siguen manteniéndose sobrios y asistiendo a reuniones afuera.

Información Pública

1. ¿Qué importancia tienen los medios de comunicación para llevar el mensaje de A.A.?

  1. Todos los miembros convinieron en que los medios de comunicación son una herramienta vital para informar al público de lo que es A.A. y lo que hacemos.

2. Hablar de las experiencias que ustedes han tenido en su país en lo referente a los comunicados de prensa acerca de A.A. y sus actividades.

  1. Un país hace uso de comunicados de prensa para anunciar sus convenciones internacionales, nuevas publicaciones y la elección de un nuevo presidente de la Junta de Servicios Generales.
  2. Un participante dijo que se sugiere a los miembros de A.A. locales que se entrevisten con los editores de noticias locales y que les hablen de A.A.
  3. En un país, un programa popular de televisión del domingo por la tarde no quiso hacer un reportaje de A.A. porque les parecía necesario publicar los nombres y hacer ver las caras de los miembros de A.A.

3. Según su experiencia ¿los miembros saben diferenciar entre identificarse como miembros de A.A. en las reuniones y romper su anonimato ante la prensa, la radio y la televisión? Cuando hay una ruptura de anonimato en su país ¿qué se hace para darle seguimiento?

  1. En algunos países los miembros son muy reservados respecto a ser miembros de A.A. y como consecuencia son reservados al hablar con los profesionales mediáticos. La experiencia de varios países indica que los nuevos miembros que no se dan cuenta de la importancia de las Tradiciones de A.A. suelen ser los involucrados en las rupturas de anonimato.
  2. En algunos países se envían cartas anuales a las agencias mediáticas para agradecerles su cooperación en observar la Tradición de A.A. de anonimato ante el público.
  3. Al dar seguimiento a las rupturas de anonimato, las O.S.G. de varios países envían una carta al miembro cuyo anonimato fue roto y una a la agencia mediática que divulgó la noticia. Un país pide a los delegados locales que escriban solamente al miembro.
  4. En algunos países, el nombre completo de un empleado de la Oficina de Servicios Generales que es miembro de A.A. apareció en un informe sobre A.A. pero no se le identificó como miembro de A.A.

4. Discusión de Información Pública

  1. Menos de la mitad de los países representados utilizan anuncios de servicio público (ASP) para compartir información sobre A.A. con el público en general. Los costos de producción han puesto obstáculos al uso de esto anuncios en algunos países que quieren utilizarlos. Los países que deseen hacerla pueden utilizar los ASP para televisión de otros países que los producen, con modificaciones para que contengan información de contacto local. Las emisoras de televisión locales pueden ayudar a hacer estas modificaciones. Un país produce videos de ASP a bajo costo que se pueden modificar fácilmente y enviar por e-mail.

Instituciones de Tratamiento

1. Los trabajos de sus comités de instituciones de tratamiento ¿cómo coordinan los servicios en su país?

  1. La mayoría de los países coordinan los trabajos de llevar el mensaje de A.A. a las instituciones de tratamiento por medio de comités locales asociados con una oficina central o de intergrupo u otra entidad de servicio. Se anima a los miembros individuales a participar en estos comités en lugar de trabajar solos.
  2. Estas actividades se clasifican generalmente en tres categorías: empezar un grupo en una institución, procurar que haya uno o varios miembros disponibles para compartir información sobre A.A. con los profesionales y clientes de una institución, tener disponible a un miembro para responder a peticiones de hablar con un miembro de A.A. sometidas por clientes de una institución.

2. ¿Qué se hace para fomentar el interés de sus miembros en participar en los programas de »unir las. orillas«?

  1. Los delegados hablaron de los trabajos encaminados a alcanzar a los recién llegados cuando salen del tratamiento y estuvieron de acuerdo en que ayudar a estos miembros a encontrar un grupo base y un padrino es un servicio vital de A.A.
  2. Varios países tienen comités que ayudan a coordinar estos trabajos a nivel local. Algunos delegados informan que es útil tener una lista de miembros de A.A. dispuestos a ser contactos temporales para los recién llegados, especialmente en los casos en que se prohíbe por ley la divulgación de información sobre clientes de las instituciones de tratamiento.
  3. Muchos países dijeron que se puede llevar a los clientes de los centros de tratamiento a las reuniones en autobús y así se les ofrecen contactos de A.A. locales.

3. Hablar de las experiencias que han tenido en su país en lo concerniente a formas eficaces de conseguir que los administradores y el personal de los centros de tratamiento entiendan lo que significa nuestra unicidad de propósito.

  1. Los miembros del comité dijeron que suministrar literatura y hablar directamente con los profesionales de tratamiento acerca de las Tradiciones de A.A. es una actividad importante de A.A., especialmente para clarificar la unicidad de propósito de A.A. y la no afiliación con organizaciones ajenas. Es importante siempre comunicar información sobre A.A. a los profesionales y asegurarles que A.A. no está tratando de hacer su trabajo.
  2. Un delegado habló de un manual de trabajo publicado para los miembros de A.A. que partic!pan en este servicio. El manual de trabajo contiene cartas modelo que se pueden utilizar para iniciar los contactos con los profesionales de tratamiento.
  3. En algunos países, debido a que un gran porcentaje del personal de tratamiento están en recuperación, hay una buena comprensión de A.A. Un delegado dijo que el personal de tratamiento de su país no quieren saber nada de A.A. y los miembros están tratando de encontrar maneras de superar esta barrera.
  4. Un país propuso la idea de celebrar el 10 de junio, el Día de los Fundadores, a escala mundial. En ese país cada año los comités de I.P. efectúan reuniones públicas. Las emisoras de radio y televisión y los periódicos comunican información sobre A.A. y al día se le llama »Día de A.A.« Así se ha logrado con éxito compartir información sobre A.A. y ha servido para crear unidad dentro de la Comunidad. Otros dos países tienen actividades similares el día 10 de junio.
  5. Otros delegados dijeron que los grupos de sus países son autónomos en lo referente a la celebración del nacimiento de A.A. Un delegado dijo que para celebrar el aniversario del comienzo de A.A. en su país, se produjo una edición especial del Libro Grande. En otro país, un intergrupo organiza una convención. Los grupos de otro país celebran el 10 de junio asignando las contribuciones de la Séptima Tradición que se reciben durante las semanas alrededor de esta fecha a llevar el mensaje de A.A. por todo el mundo.

El comité eligió a María del Rosario F. de España, como coordinadora, y a Ángel José S., de Argentina, como coordinador suplente.

Comité Trabajando con Otros 2006

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

Llevando el mensaje mediante:

1. El apadrinamiento

  1. Un representante dijo que el apadrinamiento empieza con una persona que lleva el mensaje de A.A. a otra. De ahí se puede apadrinar a los A.A. en el servicio general por medio del cual pueden llevar el mensaje a los profesionales (médicos, enfermeras, jueces, etc.).
  2. Se dijo que el apadrinamiento personal e individual (uno a uno) funciona mejor cuando los hombres apadrinan a los hombres y las mujeres a las mujeres.
  3. Un delegado dijo que no se debe asignar padrinos
  4. Otro dijo que su país se ha beneficiado por el apadrinamiento de país a país. Otro delegado dijo que contribuir al Fondo Internacional de Literatura era otra manera de apadrinar o llevar el mensaje a otros países.

2. La comunicación

  1. Un custodio no alcohólico dijo que sería beneficioso para la Comunidad aprender a utilizar la World Wide Web para comunicar el mensaje de A.A. Dijo que los fabricantes de bebidas alcohólicas saben utilizar los medios de comunicación con gran eficacia.
  2. Un delegado definió trabajar con otros como trabajar con profesionales no alcohólicos. Dijo que este sector de la sociedad siempre ha contribuido al desarrollo de A.A. Cuanto más éxito tengamos en llevar el mensaje al profesional, tanto más crecerá A.A. La mayoría fue de la opinión de que es necesario hacer más para mejorar la comunicación con los médicos y otros profesionales.
  3. Otro delegado dijo que es importante comunicar a los principiantes las ventajas de participar en los servicios generales.

3. Auto-sacrificio: esfuerzo, tiempo y dinero

  1. La mayoría fue de la opinión de que es importante hacer un esfuerzo para llevar el mensaje de A.A. al alcohólico que aún sufre. Y contribuir con tiempo.
  2. Un delegado dijo que el autosacrificio es la clave para la supervivencia de la Comunidad en su país ya que allí escasea el dinero.

4. Correccionales y Tribunales

  1. Experiencias con la firma de pruebas de asistencia a las reuniones para presentar los tribunales.
  2. Un delegado dice que su país no tiene ninguna experiencia con firma de pruebas de asistencia.
  3. En algunos países se utiliza un sello del grupo en vez de hacer que una persona la firme.
  4. En un país los grupos recogen las tarjetas al comienzo de la reunión y no las devuelven hasta el fin de la reunión.
  5. En un país, no es común ir a las prisiones ni firmar las pruebas de asistencia.
  6. En otro país el ministerio de justicia no está lo suficientemente familiarizado con A.A. para enviar a las reuniones de A.A. a los borrachos que comparecen ante los tribunales.
  7. Un delegado dijo que en su país se utilizan las pruebas de asistencia para ayudar a la gente joven.
  8. En un país sólo se envían a agencias ajenas los casos de violencia doméstica.

5. Llevando el mensaie detrás de los muros

  1. La mayoría de los delegados habló de las dificultades de conseguir autorización de los ministerios de justicia para permitir llevar el mensaje a las prisiones a los A.A. que están dispuestos a hacerlo.
  2. Un delegado dijo que es necesario perseverar y tener paciencia al solicitar autorización para entrar en una prisión. En su país, se puede tardar un año en completar los trámites.
  3. Otro delegado dijo que en su país participan pocos miembros en el trabajo de servicio en prisiones; pero para quienes lo hacen, el trabajo resulta ser muy gratificador.
  4. Un delegado dijo que se envían a las prisiones ejemplares usados del Libro Grande.
  5. En otro país los A.A. se están reuniendo con oficiales de las prisiones que han discontinuado las reuniones de A.A.

6. Trabajo con profesionales de instituciones correccionales

  1. Los delegados de la mayoría de los países están de acuerdo en que es importante cultivar buenas relaciones de trabajo con los jefes de las prisiones a las que desean llevar el mensaje de A.A. El gobernador o jefe principal tiene casi un 100% de autonomía en cuanto a la decisión de autorizar a A.A. para llevar una reunión adentro.

7. ¿Cómo atrae A.A. a los jóvenes de su país?

  1. En la mayoría de los países no se utiliza ninguna estrategia específica o especial para atraer a la gente joven a A.A.
  2. Muchos delegados fueron de la opinión de que el verdadero problema está en conseguir que los jóvenes una vez llegados a A.A. se queden en el programa. Los jóvenes que han salido recientemente de las instituciones vienen a A.A. pero no se quedan.
  3. En un país muchos de los que se unen a A.A. tienen entre 20 y 35 años de edad. En muchos países se realizan trabajos de información pública en las escuelas. En la mayoría se dan presentaciones para los estudiantes y se distribuye literatura.
  4. Un delegado dijo que las cortes suelen enviar a A.A. a jóvenes que han cometido delitos de menor cuantía.
  5. Ya que muchos jóvenes acaban en el hospital después de una noche de beber, podemos hacer un mayor esfuerzo para suministrar información sobre A.A. a los hospitales (salas de emergencia).
  6. Podemos hacer más trabajo de información pública encaminado a suministrar información sobre A.A. a los clubs deportivos para jóvenes.
  7. Un delegado dijo que se está dando demasiado énfasis a atraer a poblaciones específicas (jóvenes, gays, negros, etc.)
  8. En un país se están produciendo DVD dirigidos a la gente joven.
  9. Un custodio clase A dijo que es importante entender en qué etapa del desarrollo mental se encuentran los jóvenes cuando se les quiere atraer y hacerlos sentir parte del programa de A.A.

8. Experiencias con las reuniones en línea de A.A.

  1. La mayoría de los delegados dijeron haber tenido poca experiencia de A.A. en línea en sus países.
  2. Un delegado dijo que en un país de África una reunión en línea condujo a la formación de una reunión presencial.
  3. Otro delegado dijo que las reuniones en línea son muy buenas para los A.A. que no pueden salir de casa, pero pueden tener un efecto perjudicial si se utilizan como sustitutos de reuniones presenciales fácilmente accesibles.

9. ¿.Somos demasiado anónimos o no somos lo suficientemente anónimos?

  1. La mayoría de los delegados compartieron la opinión de que en sus países muchos A.A. son demasiado anónimos en sus propios grupos.
  2. Un delegado informó que en su país el grado de anonimato es perfecto.
  3. Fue el consenso de los delegados que se puede hacer un mayor esfuerzo de información pública para procurar que el público en general esté familiarizado con A.A.

10. Cómo hacer frente a la lIegada a A.A. de nuevos miembros provenientes de instituciones de tratamiento

  1. La mayoría de los miembros del comité dijeron que en sus países las personas que llegan a A.A. provenientes de las instituciones de tratamiento no presentan ningún problema.
  2. Varios delegados informaron que en sus países se están cerrando los centros de tratamiento.
  3. Un delegado dijo que es necesario recordar a muchos principiantes provenientes de los centros de tratamiento que no han aprendido todo lo que hay que aprender sobre A.A. en los centros de tratamiento.

El comité eligió a Dorothy W., de los Estados Unidos y Canadá, como coordinadora y a Marylou C., de Europa de habla francesa, como coordinadora suplente.

Comité Trabajando con Otros 2008

El comité revisó la Composición, Alcance y Procedimientos y no hizo ningún cambio.

Diferentes formas de hacer el servicio en A.A.

1. Cooperación con la Comunidad Profesional

  1. Los miembros del comité reconocieron la importancia del trabajo continuo de C.C.P. Muchos creen que es necesario informar a sus miembros compañeros de la necesidad vital de hacer este trabajo y conseguir que otros miembros participen en el trabajo. Algunos delegados dijeron que el trabajo de C.C.P. tiene ahora una especial importancia porque muchos profesionales creen que el alcoholismo requiere principalmente la atención profesional o porque consideran A.A. como un competidor.
  2. Un par de países han tenido éxito con programas de I.P. y C.C.P. de varios años de duración, y otro país tiene planeada una gran campaña de I.P. Entre los varios elementos de dichos proyectos figuran: publicar una revista para profesionales; producir un paquete de C.C.P. que incluya un DVD para distribuir a todos los grupos de A.A. del país; producir programas regulares de radio y televisión en los que aparezcan miembros de A.A. Estas campañas han tenido como resultado mejores relaciones con los profesionales, más gente referida a A.A. y, en un país, la introducción de los Doce Pasos en el plan de estudios escolar.
  3. Los delegados hablaron de esfuerzos para alcanzar a profesionales de diversos campos, entre ellos, los negocios, el gobierno, los recursos humanos, la abogacía, los líderes comunitarios, la medicina, la política y la asistencia social.

2. Información Pública

  1. Un país ha designado octubre como el mes de información pública.
  2. En los países que tienen sitios web, estos sitios han llegado a ser una parte importante de los trabajos de información pública. Otros países están desarrollando sus sitios web.
  3. Un par de países hablaron de su experiencia con pancartas o carteleras que ofrecen información de contacto de A.A.
  4. Un par de países buscan soluciones a problemas que han surgido en los trabajos de I.P. y C.C.P. debido al uso de múltiples idiomas en dichos países.
  5. Un delegado dijo que se requiere que los estudiantes de medicina de tercer año tengan un cursillo informativo sobre A.A.
  6. Los delegados recalcaron la importancia de distinguir entre la atracción y la promoción.

3. Instituciones Correccionales

  1. Dos delegados dijeron que los comités de C.C.P. de sus juntas de servicio generales firman acuerdos con organizaciones gubernamentales que dan a los grupos locales más fácil acceso a hospitales e instituciones correccionales.
  2. Todavía es difícil en algunos países conseguir autorización para entrar en las instituciones correccionales. Un delegado dijo que los A.A. de su país consiguieron autorización recientemente para entrar en instalaciones correccionales y eso fue un adelanto importante para la comunidad local de A.A.

4. Instituciones de Tratamiento

  1. Algunos delegados dijeron que se ha reducido la financiación pública de las instituciones de tratamiento en sus países y por ello ahora se reconoce a A.A. como un recurso importante.
  2. Dos delegados hablaron de sus esfuerzos para ayudar a los pacientes a hacer la transición del tratamiento a la sobriedad en A.A. facilitándoles contactos de A.A. antes de que salgan de los centros.

Alcanzar a los alcohólicos en comunidades remotas e indígenas

1. Superar dificultades de largas distancias

  1. Para muchos países, llevar el mensaje a las comunidades remotas supone un desafío. En algunos lugares remotos, las reuniones en línea han sido de ayuda.

2. Superar diferencias culturales y de idioma

  1. A muchos países les ha resultado útil tener literatura escrita o grabada en los idiomas de sus comunidades indígenas, pero algunos dicen que les supone un desafío la traducción.
  2. Muchos delegados dicen que sus países han producido folletos con las historias de A.A. de gente aborigen o indígena, para ayudar así a llevar el mensaje a esta gente que a veces se ve muy afectada por el alcoholismo.
  3. Dos delegados dijeron que es difícil afianzarnos en varias comunidades de Centro y Sudamérica en las que el alcohol forma parte integrante de las culturas y religiones.
  4. Un país en el que hay varios idiomas oficiales ha creado nuevas entidades de servicio que corresponden con los confines establecidos por el gobierno para hacer posible una mayor participación por parte de quienes hablan otros idiomas.
  5. Los delegados de dos países dijeron que las convenciones celebradas para la gente indígena ha resultado muy útil para llevar el mensaje a esta gente y la junta de un país tiene un comité que está considerando la posibilidad de crear una oficina de servicio aborigen.

La estructura de servicio

1. ¿Cómo se está desarrollando la estructura de servicio?

  1. Varios delegados dijeron que la estructura de sus países no se está desarrollando.
  2. Una delegada dijo que las juntas de servicio de su país han hecho un inventario recientemente para ver cómo podrían mejorar los servicios.
  3. Otro delegado dijo que se ha establecido un plan de ocho puntos para asegurar un desarrollo sostenible de la Comunidad en su país.
  4. Varios delegados dijeron que están efectuando una reestructuración importante para así servir mejor a los grupos de A.A. y llevar el mensaje. Un país que había tomado como modelo para su estructura la de los EE.UU. y Canadá está cambiándola porque tienen una más pequeña población de A.A. y la antigua estructura le había resultado bastante engorrosa. Otros países están adoptando la estructura de los EE.UU. y Canadá porque creen que la creación de distritos les hará posible una mayor comunicación.
  5. El apadrinamiento de país a país ha ayudado a muchos países a crecer y desarrollarse.
  6. Los delegados coincidieron en la opinión de que la rotación mantiene la salud de la estructura de servicios y contribuye a su desarrollo porque les hace posible participar a los miembros nuevos.

2. El apadrinamiento en el servicio

  1. Los delegados dijeron que el apadrinamiento en servicio puede ser útil cuando hay poca gente interesada en participar en el servicio.
  2. El apadrinamiento en servicio es un concepto nuevo en muchos países. Un delegado dijo que la idea llegó a su país después de que se presentó en la 19ª Reunión de Servicio Mundial.
  3. Un delegado dijo que el apadrinamiento en servicio ayuda a asegurar la continuidad en los puestos de servicio.
  4. Un país ha añadido en su folleto sobre el apadrinamiento una sección que trata del apadrinamiento en servicio.

3. El liderazgo en el servicio

  1. Varios delegados dijeron que la formación de futuros líderes es importante para el desarrollo y la salud de A.A. y que dirigimos por el ejemplo.
  2. Un delegado dijo que en su país el liderazgo depende más de las ideas que de los miembros individuales.
  3. En un país se están creando distritos con la creencia de que así se ofrecerán más oportunidades para participar y se generará un nuevo liderazgo.

El comité eligió a Mathias P., de Europa de habla alemana, como coordinador, y a Johnny L., de Trinidad y Tobago, como suplente.

Copyright © 2010–2014 Reunión de las Américas, integrante de Servicios Mundiales de Alcohólicos Anónimos ®. Este sitio cumple con estándares web XHTML y CSS.